IDEA DE TRABAJO

La dirigencia empresarial lanzó su plan de empleo: comer y descomer

Este viernes el Presidente de la Nación, Alberto Fernández asistió al 57° Coloquio de IDEA y dió el discurso de cierre donde les pidió a los empresarios que sean los primeros trabajadores. A la vez, dijo que el “primer gran problema que Argentina debe enfrentar con decisión es terminar con la desocupación creando empleo genuino. Este año, la edición del congreso celebrado en Costa Salguero tomó como eje la generación de valor y de trabajo de calidad. En relación a esto, la dirigencia empresarial lanzó al inicio del evento su plan de empleo con tres ejes que estructuran un proyecto que busca generar su agenda propia. La propuesta presentada retoma de manera análoga la estructura de la reforma laboral que el macrismo intentó aprobar en 2017.

 

En el último mes, la agenda del gobierno nacional estuvo marcada por la reconversión de los planes sociales a empleo. Ese fue el punto que Fernández eligió en su discurso cuando se refirió a que la asistencia del Estado no puede ser el remedio para la falta de empleo. De hecho, definió a los subsidios como sólo un paliativo para sobrellevar la pobreza. Y frente a cientos de empresarios afirmó que el único remedio es la inversión privada que asocia el capital al trabajo para lograr un desarrollo sostenible en la sociedad.

 

El establishment -que se quejaba por la impuntualidad presidencial- también valoraba que Fernández se haya hecho presente. Es que los antecedentes marcan que Cristina Kirchner, nunca asistió al evento y Néstor Kirchner solamente fue en su primer año de mandato. Durante el almuerzo, los empresarios -a quienes el mandatario les dejó claro que no hay margen para la reforma laboral que anhelan- criticaban las comparaciones que Fernández había esbozado con los países nórdicos. “No es cierto que los trabajadores con mayores derechos se vean incentivados a ser despedidos” dijo el Presidente cuando realizó la comparación entre países que generó fastidios entre los CEO.

 

Entre fajitas mexicanas, sushi y la mesa dulce, los pedidos de los empresarios que resonaban pivoteaban en la baja del déficit fiscal, el acuerdo con el FMI y el sostenimiento del ministro Martín Guzmán al frente de la cartera de Economía. “Nuestra decisión de encontrar un rápido acuerdo con el FMI es absoluta. Pero un rápido acuerdo no puede conducirnos a un mal acuerdo” leyó Fernández en su discurso. La recomposición salarial no quedó afuera de la hoja de ruta de Fernández. Desde el 2016, el ingreso de los trabajadores registra una caída que ya supera el 20%. “El crecimiento también nos enfrenta a una triste puja distributiva” dijo y agregó que “recomponer el salario real es una obligación que tenemos como sociedad”.

 

El coloquio que cerró el Presidente, había comenzado el miércoles por la mañana con la transmisión de un video que oscilaba entre un diagnóstico del  mercado de trabajo y las propuestas laborales de las empresas que a continuación explicaría Santiago Bulat, economista jefe de IDEA, de 27 años . “Para cambiar se necesitan respuestas rápidas, a través de una propuesta integral en tres planos: régimen laboral de emergencia; mejoras tácticas para el sistema actual y cambios institucionales para adaptarse a las nuevas demandas del mercado laboral” expuso.

 

Santiago Bulat

 

Las características centrales del régimen de emergencia consisten en reducir las cargas patronales con énfasis en poblaciones específicas (sólo válido para aumentos de nómina de personal) e instauración de un blanqueo laboral con eliminación de pasivos asociados. Además de beneficios por un plazo de tres años y decrecientes, con mayor fomento de la población joven. También incluyen un nuevo esquema temporal para desvinculaciones que “reduzca la incertidumbre en el costo de las indemnizaciones” y “desincentive la industria de los juicios laborales”. Aquí el paper, que detalla las principales ideas, describe que “el costo de la indemnización dependerá del tamaño de la empresa”.

 

El documento apunta a “mejores tácticas para el sistema” para presentar la federalización activa del Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (SECLO). Las propuestas de los empresarios están específicamente destinadas a disminuir las defensas legales de los trabajadores, que mencionan como “litigiosidad”. Así establecen la  imposibilidad de iniciar reclamos judiciales luego de pactada y liquidada la indemnización; la modificación del régimen de multas laborales, con método de cálculo homogéneo y hasta un programa de lo que denominan “modernización de convenios colectivos de trabajo”.

 

El último eslabón que estructura la reforma pone énfasis en las “nuevas demandas” del mundo laboral. Por un lado, direccionado hacia un programa de  capacitaciones como esquema de ingreso al empleo con una asignación estímulo por parte del estado. Y por el otro, IDEA marca su posición sobre las regulaciones del trabajo independiente con “la reformulación del monotributo” para desalentar la “subfacturación” y el “enanismo fiscal”. 

 

Los ejecutivos también revelaron su postura frente al debate acerca del futuro del trabajo y las nuevas demandas del mercado laboral. Para esto pretenden crear una figura laboral de la cual aún no dan detalles, pero que se aproxima a la de un trabajador autónomo económicamente dependiente. Esta posición es lejana a la que expresan las organizaciones de trabajadores -el caso más conocido es el de aplicaciones digitales- quienes buscan ser reconocidos como empleados a causa de la subordinación económica, jurídica y técnica que tienen con las plataformas. 

 

“Economía popular”

 

Por primera vez, fue parte del programa de la agenda ejecutiva la modalidad informal que se ha dado en llamar “economía popular”. Su resorte directo fue en plan laboral que se presentó al inicio de la jornada. El proyecto establece “la formalización activa” de sus trabajadores a través de la “unificación del monotributo social y promovido” con el reconocimiento de actividades de baja escala. Por otra parte, los movimientos sociales participaron en dos paneles centrales del coloquio.

Alexandre Roig, Presidente del Directorio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), participó del debate “El empleo, el camino hacia una Argentina sostenible” junto a Paula Altavilla, Vicepresidente 2° de IDEA y Jorge Solá, Secretario de prensa y comunicación de CGT. Otro de los lugares fue para Gildo Onorato, Secretario Gremial de UTEP, quien debatió junto a Alejandra Ferraro, Directora de IDEA, sobre integración de la economía popular. 

 

Papa Francisco

 

Previo a que comenzara la exposición del Secretario Gremial de UTEP, se proyectó un video del Papa Francisco enviado desde el Vaticano. “Quiero saludar este espacio de diálogo que se han propuesto IDEA y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular” comenzó. “El trabajo expresa y alimenta la dignidad del ser humano, le permite desarrollar las capacidades que Dios le regaló” continuó. Además sostuvo que “los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria, no se puede vivir de subsidios”.

Onorato, dijo que “hay que diferenciar entre empleo y trabajo”. Para eso distinguió que “el empleo necesita un empleador” y el trabajo “no necesariamente”. Reconoció que el monotributo social podría ser un instrumento, pero asimismo pidió acceder al “crédito productivo” y no al bancario. También se pronunció sobre los planes sociales y manifestó que las personas “no necesitan subsidios” y que exigen que el trabajo de la economía popular “sea reconocido”. 

Roig, transitó el mismo sendero y puntualizó que “el punto central” es el de crear crédito productivo. Partió de un diagnóstico sobre la desorganización productiva y manifestó que “la realidad concreta de nuestro tejido laboral” es un país con “menos crédito productivo” y eso requiere una “nueva institucionalidad financiera” que se “complemente con crédito no bancario del sector cooperativo”.

 

Ordenar el mercado

 

El ministro de Economía, Martín Guzman, también participó del Coloquio por medio de una entrevista grabada, en la que expresó que la política del gobierno es “ordenar el mercado de trabajo” para “generar nuevos empleos”. Guzmán utilizó la oportunidad para decirle a los empresarios que “la prohibición de despidos es algo coyuntural y no permanente”. 

 

A la vez, desarrolló que el principal problema que atraviesa el país son las inconsistencias macroeconómicas que se generaron con el endeudamiento en moneda extranjera. Aunque caracterizó que actualmente “estamos en situación diferente”. Y que la economía se encuentra “asentándose”. Ya que “es menos heterogénea y tiene problemas acuciantes que hay que atacar”.

 

“Lo que tenemos es una dinámica macroeconómica positiva porque las exportaciones crecen” continuó. Según el ministro para que el mercado pueda sostener el crecimiento hay que generar divisas con aumento de exportaciones y sustituir importaciones de gas y energía. De otra manera, cuando la brecha es de expectativas de devaluación es que empiezan a aparecer comportamientos diferentes. “Nosotros no vamos a empujar ningún salto devaluatorio” enfatizó Guzmán.

 

Otro de los panelistas invitados al evento fue el ex viceministro de economía durante la gestión de Axel Kicillof y Director Ejecutivo de PXQ, Emmanuel Álvarez Agis. “Me tocó implementar una reforma laboral y todas fracasaron, inclusive la que me tocó protagonizar” pronunció. Agis explica que el problema laboral es la falta de demanda de empleo que deriva del problema macroeconómico. 

 

Emmanuel Álvarez Agis

 

Aseguró que “transformar planes sociales en empleo cuando no hay demanda de empleo” deriva en la “falta de crecimiento económico” y esto en la “inestabilidad macroeconómica que arrastramos desde hace varios años”. Sobre el proyecto de indemnizaciones austríaco que impulsa el textil Teddy Karagozian, Mochila Argentina, dijo que “estamos tratando de importar modelos económicos que no funcionan para el nuestro”. 

 

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, estuvo a cargo de la apertura de la segunda jornada del coloquio. Frente a un salón con muy poca gente y a primera hora de la mañana expresó que “un país no crece con planes sociales sino con trabajo genuino” en relación directa a los convenios que firmó el gobierno las últimas semanas para compatibilizar unos y otro. Sobre el diálogo entre empresarios, sindicatos y el estado dijo que “no es problema sentarse a una misma mesa Estado, empresarios y sindicatos a pesar de que, a veces”, los gremios son denostados diciendo que ponen palos en la rueda.

 

Este miércoles el Presidente, Alberto Fernández, recibió a un grupo de empresarios en la Casa Rosada quienes le solicitaron eliminar la doble indemnización. Del almuerzo participaron Marcelo Mindlin, Javier Madanes Quintanilla, Brito, Alejandro Simón, Juan Martín de la Serna, Hugo Eurnekian, Bulgheroni y De Narváez. Sobre la posibilidad del levantamiento manifestó que “se está evaluando” y como toda medida de emergencia “tiene una temporalidad”.

 

Matías Kulfas, Ministro de Desarrollo Productivo.

 

Madanes Quintanilla, CEO de ALUAR, opinó que “el Presidente fue claro: hablar de ese tema sin la representación sindical no es factible, y dio a entender que por ahora no es posible”, mencionó en una entrevista realizada por la periodista Cyntia García. A la vez fue específico en que “se trata de un tema para retomar una vez solucionada la crisis sanitaria y con la presencia de los gremios”. 

 

Empresarios más afines al macrismo comentaron que hay problemas “desde rigidez en la contratación e incertidumbre en la desvinculación” a causa de “la industria del juicio”. Entonces, explican que en un marco de “mucha inestabilidad y estancamiento, la tasa de expansión de empleo es baja y encima es muy informal por los costos asociados a la entrada y a la salida”. Lo que vincula a las indemnizaciones lo catalogan como un tema “que preocupa a un porcentaje del empleo formal de las empresas medias o medias grandes” porque no es una preocupación “de un kiosko o de un restaurante chicos” dicen.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí