Internas al rojo y blanco

Denuncias de aprietes con armas en los comicios de la UCR, autoproclamaciones e impugnaciones

 

En Lomas de Zamora, un dirigente provincial denunció que fue intimado con un revólver; debió irse de la escuela donde fiscalizaba y solo pudo votar acompañado por un comisario con dos patrulleros.

Las acusaciones de «patoteros y aprietes» referidas a otros correligionarios fueron posteadas nada menos que por el presidente de la UCR-PBA contra los integrantes de la lista a los que acababa de vencer en Mar del Plata.

En Exaltación de la Cruz denunciaron de intentos muy concretos por bajar una lista entera. En Ituzaingó, lograron bajar a la contrincante y se autoproclamaron ganadores, sin comicios.

En Bahía Blanca, la discusión previa fue tal que se presentaron tres listas por la conducción de un comité. Eso, en el contexto de un acuerdo bastante generalizado para que no hubiera internas, en pos de propender a una completa unidad.

 

 

 

Cada caso

 

Fabio Abraham, de Lomas.

 

 

En Lomas, Fabio Abraham relató en el programa Sin Retorno (AM 1260) que fue como fiscal general al colegio en que votaría, donde una decena de barrabravas o hinchas le impidieron ejercer sus derechos y hasta le mostraron un revólver para advertirle “vos acá no votás; te vas o salís muerto”. También Gabriel Pesce fue amenazado, además de que empujaron a Alejandra Sanjurjo y le pegaron de atrás a Diego Grafeuille, candidato a presidente. Dijo que el opositor Alejandro Trotta, de Evolución Radical, fue testigo pasivo del atropello, aunque de ese sector rescató al diputado provincial Pablo Domenichini, quien lo acompañó para que pudiese votar… tres horas después y custodiado por el comisario de Budge, que fue rodeado por diez barras que pretendían impedir que se llevasen a alguien detenido.

El relato de Abraham puede escucharse acá.

Como todo ocurrió delante de un centenar de personas, Abraham tomó nota de diez testigos dispuestos a declarar ante el fiscal.

El comisario le dijo a Abraham que se llevaría al principal agresor, pero le recomendaba que no se quedara en el colegio. Su lista quedó entonces sin su fiscalización general. Perdió la elección. Su lista 308 confirmó que impugnarán la escuela 95 de Cuartel Noveno.

En sentido contrario, la Lista 115 le observó la mesa de extranjeros. El flamante presidente electo, Alejandro Trotta, vaticinó un “cambio de rumbo” en el comité, declaró al programa radial Política del Sur (FM Urbe) que “con la llegada de Evolución, se intenta convocar a todos, generar unidad”.

Abraham se preguntó retórico: “¿Hablamos de la unidad a punta de pistola?”.

 

Alejandro Trotta, de Lomas.

 

 

No fue un caso aislado de “patotas y aprietes” en “el único partido bonaerense que va a elecciones”, como les gusta decir. Nada menos que el presidente del Comité Provincia de la UCR, Maxi Abad, posteó: «En la Unión Cívica Radical no hay lugar para los patoteros, los que hacen de la pobreza un negocio y del apriete un método».

Lo hizo minutos después de asegurarse la victoria de su candidato, Daniel Alberto Nuñez, en Mar del Plata, quien se sumó a las denuncias de su referente y tuiteó: «GANAMOS!!! Gracias a los correligionarios que acompañaron la lista 123. Hoy ganó el radicalismo y le pusimos un freno a quienes viven del clientelismo y el amedrentamiento».

En Exaltación de la Cruz, la oposición local denunció intentos por bajarle la lista mientras aprobaban sin más la del oficialismo. El médico Iván Gambra, a la cabeza de la Lista 123 Adelante Exaltación, una semana antes de los comicios le reconoció al periodista Carlos Saavedra, de la revista Época, que había presentado una lista con cinco personas sin la necesaria antigüedad de cuatro años, pero que, en lugar de permitirle subsanarlo, la junta electoral local, por disposición de M. Monsalvo y Teresa Massanti, “rechazaron la lista completa”. Y agregó: “Una vez que reemplazamos los candidatos observados, la Junta volvió a rechazarnos la lista”. Al tiempo que señaló que la lista 114 oficialista “lleva dos candidatos (el segundo vocal y el tercer suplente) que no reúnen la antigüedad, sin embargo, la Junta local la oficializó”. Gambra contó que estaba dispuesto a resignar la presidencia en pos de la unidad, como se hizo en 12 de los 15 distritos de su Segunda Sección, pero no fue aceptado. Aunque luego, le ganó a José Shmidt, en un inédito triunfo opositor. Todo eso sin más participación que la de trescientas personas sobre un padrón de 2035. Entonces, Gambra pasó a ser el sospechado de haber ganado “con apoyo municipal”.

 

Gambra, de E. de la Cruz. Foto: Revista Época.

 

 

Donde sí lograron bajar una lista fue en Ituzaingó, donde no pudieron compulsar Ricardo Sequeira y Linda Ortega. El colega Darío Albano de 1Medio en Morón posteó: “La UCR de Ituzaingó no tuvo internas (…) terminó con festejos de un lado y denuncias de proscripción del otro”.

«Por un error de tipeo del último vocal no avisaron, a 6 días de la elección, que la boleta no estaba en condiciones», según subió a redes el concejal @ChristianMeske candidato a vicepresidente por la Lista 83.

En Bahía Blanca, el distrito más poblado de la sexta sección, las tensiones se extremaron hasta presentar tres listas. Ganó el concejal Pablo Daguerre, de Adelante BA, quien se impuso a algunos seguidores de Protagonismo Radical y de Evolución que no cerraron trato antes con él.

 

 

Pablo Daguerre, el ganador en Bahía Blanca.

 

Estos son los casos más notorios en un partido que reniega de la violencia y cultiva el diálogo, al punto que desde los niveles más altos se recomendó hacer listas de unidad para evitar confrontaciones y llegar mejor armados a una futura pulseada con el PRO por las candidaturas en 2023, donde Maximiliano Abad pretende ser el postulante a la gobernación.

Para ello, acordaron el reparto de puestos proporcionales en el Comité Provincia y en la Convención para Gustavo Posse (Protagonismo Radical, en alianza con Federico Storani más Juan Manuel Casella) y Martín Lousteau (Evolución).

No aceptaron la recomendación de unidad en 31 de los 135 distritos bonaerenses.

 

 

 

Sección por sección

En las ocho secciones electorales hubo confrontación.

En 4 de los 24 de la 1ª (16,66 %): General Rodríguez, Hurlingham, Pilar y Navarro.

En 3 de los 15 de la 2ª (20 %): Exaltación de la Cruz, Pergamino y San Pedro.

En 10 de los 19 de la 3ª (52,63 %): Almirante Brown, Berazategui, Berisso, F. Varela, La Matanza, Lobos, Lomas de Zamora, Magdalena, Presidente Perón y Punta Indio.

En 3 de los 19 de la 4ª (15,8 %): Chivilcoy, General Pueyrredón y General Viamonte.

En 5 de los 27 de la 5ª (18,5 %): Chascomús, General Paz, Necochea, San Cayetano y Villa Gesell.

En 3 de los 22 de la 6ª (13,63%): Bahía Blanca, Olavarría y Tres Arroyos.

En 2 de los 8 de la 7ª (25%): Azul y Bolívar.

En la 8ª: La Plata.

Como se aprecia, el mayor porcentaje de compulsa se dio en la 3ª sección, el Conurbano sur, la de mayor densidad poblacional del país, donde el peronismo en su etapa kirchnerista nunca perdió.

La otra sección importante es la capital provincial. En La Plata, la entente de Martín Lousteau, Evolución Radical, se quedó con la conducción del Comité para Pablo Nicoletti, quien le ganó con el 61 % al diputado (mc) Sergio Panella tras una altísima participación: 6.700 afiliados, acorde a la población de la ciudad, pero también a un gran incentivo de movilización que no se apreció en distritos del Conurbano muy poblados, como La Matanza, donde participaron unas 1.700 personas, o Lomas (que le sigue en cantidad de habitantes), en la que participaron poco más de 2.300. En ambos enormes distritos de la 3ª ganó Evolución, como también en Lobos y Varela (aunque allí, Ramiro Albornoz logró dividir a los sectores en disputa para sumar adeptos de todos los lineamientos). También se quedaron con los tres distritos con internas en la 7ª y otros dos en sendas secciones.

 

 

 

Un mapa engañoso

El Comité Provincia subió a su web un mapa donde se adjudican para Abad el control de un centenar de los 135 distritos, mientras que le atribuyen 23 presidente a Lousteau y 12 a Posse. Varios de los participantes de la contienda del domingo respondieron ante El Cohete que esa imagen es “engañosa”, puesto que en muchos casos, la titularidad de los Comités de distrito quedó en manos de alguien alineado con Abad en Adelante Buenos Aires (ABA) pero porque hubo acuerdos entre todos o casi todos los sectores en pos de la unidad. Eso implica que la conducción partidaria está repartida y, en algunos casos, dejaría en minoría a los miembros ABA.

 

 

 

 

 

 

Notas

El cuadro que sigue pretende aportar más precisión. Aquí se tomaron solo los 31 distritos con internas. Se sombreó con los mismos criterios de color los tres que tienen presidentes del possismo; la decena que corresponde a Evolución y, los restantes 19, con dirigentes de ABA aunque con el blanco que suma todos los colores, lo que se corresponde de mejor modo con el espíritu que primó en los armados.

En los casos en que la cantidad de votantes es estimativa, se debe a que el Comité Provincia no suministró información desagregada por distritos. Los datos fueron tomados de la prensa local, que no siempre reflejó los detalles de ciudades donde solo participaron unos pocos cientos de vecinos (aunque en varios se señaló que la cantidad de asistentes era menor que en 2021).

Los porcentajes fueron redondeados para facilitar su lectura. Donde la suma no es exacta, se debe a que hubo votos en blanco o recurridos (en General Viamonte, alcanzaron un 6,3 %).

A los fines del diseño, no se incluyó una tercera columna para las tres listas de Bahía Blanca, aunque se calcularon los 188 votos a Fabián Val de la Lista 115. Otras particularidades para tener en cuenta: en Hurlingham, según datos de El Desafío Semanario, el resultado se saldó por 20 votos; en Berazategui se dio el diferencial más grande del domingo pasado.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí