La amenaza

Un dirigente rural del ARI de Carriò amenaza con un alzamiento contra las retenciones, que llama saqueo

 

Juntos por el Cambio ya tiene planes para convertirse en oposición virulenta y esmerilar al Presidente electo Alberto Fernández, aún antes de que asuma. Se trata de la máscara Campo + Ciudad, donde militantes y funcionarios de la Alianza Juntos por el Cambio que en diferentes ciudades del país acompañaron a Macri en la denominada marcha del millón ahora se declaran en alerta ante una posible suba de las retenciones. “Se genera un movimiento que por ahí no tiene fin. Y eso es ser protagonista del cambio. Vamos a estar parados en una posición constructiva pero defendiendo los valores. Y no vamos a ceder un centímetro en eso”, explica el ministro de transporte Guillermo Dietrich en un video que se comparte en la cuenta de Facebook de Campo + Ciudad.

“No somos un partido político, así que no podemos atribuirnos el rol de oposición. Pero sí nos posicionamos como atentos observadores de cualquier gobierno. Especialmente de uno que, en el pasado, se caracterizó por la voracidad fiscal y el atropello a las libertades ciudadanas”, se presentan desde su cuenta en Twitter. Ahí señalan que: “C+C se formó de cara a la masiva marcha del #19O, con intención de nuclear a muchísimas personas que querían sumarse desde el interior, descentralizar la movilización, apoyar desde cada punto del país”. Habiendo perdido las elecciones, ese espacio se prepara para representar a su núcleo duro y para intentar sumar a sectores medios despolitizados.

 

 

Ayer sábado 23, en la ciudad de Córdoba, «productores agropecuarios y otros actores que integramos C+C nos reunimos en mesas de trabajo destinadas a generar propuestas y coordinar posturas de cara a los próximos cuatro años”. Asistieron unas 200 personas de todo el país, cuenta Sebastián Quiroga de Campo + Ciudad. Quiroga es vicepresidente de la Coalición Cívica ARI del Departamento San Javier- Córdoba.  La representación de Campo + Ciudad “no es sólo la franja amarilla del mapa (refiere a las provincias donde Juntos por el Cambio ganó), vino gente de otras provincia, como Salta, Jujuy, Formosa, Santiago del Estero, San Juan, La Pampa; Chaco; Misiones; Corrientes”, dice el organizador y difusor.

 

Sebastiàn Quiroga con Elisa Carrió.

 

“En lo particular estoy dentro del grupo porque por mi profesión me dedico a hacer marketing digital y aporté a la difusión de todos estos videos y toda esta movida para contactar gente en todo el país”, cuenta Sebastián Quiroga, que es licenciado en telecomunicaciones. Remarca que no es su militancia partidaria opositora la que lo hace estar en el grupo. Uno de los videos que se encargó de difundir desmiente eso mismo que se encarga de remarcar una y otra vez al expresar: “No somos oposición a nadie ya que no somos un partido político, ni enarbolamos banderas partidarias”.

 

 

Las imágenes que aparecen en el video son de algunos puntos de los más de 200 que hubo en todo el país donde la gente salió el 19 de octubre en apoyo a Macri. “Si te fijás, en ninguna está Macri como protagonista. Este video fue un poco en agradecimiento a todos aquellos que salieron hace un mes a las rutas y plazas”, explica Quiroga. Más que agradecimiento, el video busca marcarle la cancha al Presidente electo Alberto Fernández antes de su asunción. Sobre la participación de organizaciones agrarias en Campo + Ciudad, remarca que no hay “ninguna en particular, más allá de que muchos de los productores que están en toda esta movida pertenecen a asociaciones”.

 

 

Deconstrucción

Para la socióloga María Pía López, lo que expresa el video es preocupante. La lucha articularía a las grandes ciudades adversas al peronismo o el actual Frente de Todos —por ejemplo Córdoba y la ciudad de Buenos Aires— en alianza con los sectores agropecuarios. “Cuando dicen Campo + Ciudad están tratando de forjar esa alianza que trasciende el interés sectorial inmediato, que es el que habían puesto en juego con las retenciones, y diciendo que esas retenciones pueden ser el punto de articulación con otros sectores que no sean afectados por ese sistema impositivo, como la población de las grandes ciudades”.

Un punto preocupante y perverso es para la ensayista que el video termine con la expresión Nunca Más, «que es la fundación misma de la transición democrática en  la Argentina. Sobre esa legitimidad de decir Nunca Más al terrorismo de Estado construimos acuerdos institucionales y políticas públicas. Que tomen ese Nunca Más para calificar como gesto autoritario el cobrar impuestos es muy grave”, señala. María Pía López recuerda que Macri, a través de la alianza Cambiemos, “ya intentó hacer esa operación diciendo que había que pasar del Nunca Más que habíamos construido en el ’83 al Nunca Más a la corrupción. Ahora aparece esta resignificación y son resignificaciones complejas, porque lo que están haciendo no es sólo por lo que afirman sino por lo que desplazan. Y lo que desplazan es el pacto democrático en Argentina”, concluye.

El 20 de noviembre se conmemoró el Día de la Soberanía Nacional. Aquel nacionalismo territorial expresado por Rosas junto a estancieros bonaerenses, frente a la invasión internacional de los ríos argentinos por parte de la escuadra de guerra anglo-francesa, podía ser anticolonialista y al mismo tiempo conservador. Años después, cuando el imperialismo británico se instaló con sus ferrocarriles, bancos y puertos, los estancieros de la Pampa húmeda abandonaron toda posición nacional porque sus privilegios los garantizó el imperio. Hoy ofrecen la identidad falsa Ciudad + Campo en nombre del país, estando en “alerta”, a lo que puede venir y llaman “saqueo”. La reconstrucción del país es con todos, como señaló Alberto Fernández, pero hay sectores que ya le están marcando la cancha para decirle que no quieren que sea con ellos.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

14 Comentarios
  1. Pablo dice

    Muy Buena Nota!! Sigan Asi!!

  2. Luis Juan dice

    Estimado Fernando:
    Una digresión, si me permite:
    Alguna vez, sería interesante ver a las democracias, con todas las garantías constitucionales y los debidos procesos, reprimir (sin balas de plomo, sin balas de goma, sin pistolas taser, sin carros hidrantes y demás despliegue de artillería) a las fuerzas del statuo quo que atentan contra ella.
    Si uno toma en consideración que un grupo de golpistas que representan a las elites económicas puede hacer renunciar un presidente, instalar uno funcional a sus necesidades y reprimir salvajemente al pueblo y transformarse en dictadura, para luego resultar aplaudido y felicitado por el supuesto Estado más democrático del mundo; uno podría pensar que, resultando un gobierno legítimo, utilizando la constitución y los debidos procesos judiciales, sin reprimir a nadie, pero llevando a juicio a los instigadores de la desestabilización democrática, copartícipes de todos los males que aquejan al pueblo; debería resultar no solo aplaudido por todos los gobiernos democráticos que se precien de tal, sino que éstos, además, impulsarían ante los organismos internacionales la postulación de dicho país, como modelo a seguir a nivel mundial.
    Pero así, lamentablemente, no funciona el juego.
    El juego, parece inventado por los grandes jugadores, en especial aquellos que digitan el tablero internacional, para que “el toma todo” de la perinola, sólo pueda salir si el que la hace girar tiene el visto bueno de los dueños del juego. Ni siquiera, el supuesto equilibrio en el “Todos ponen” es una opción permitida que involucre a la clase privilegiada. Los verdaderos gobiernos democráticos, transparentes y apegados a derecho, deben contentarse con el “Toma uno” o a lo sumo el “Toma dos”; pero en general, por esas cuestiones del azar, casi siempre la perinola cae en “Pon uno” o “Pon dos”.
    El juego, a su vez se encuentra validado por el Poder Judicial, partidos políticos supuestamente democráticos, las iglesias y un sinnúmero de intereses concretos o beneficiarios que, disfrazados de independientes periodistas, académicos de prestigio y demás eufemismos, ocupan la escena mediática (en medios hegemónicos que, obviamente, tienen los mismos intereses), explicando la cuadratura del círculo.
    Hay, desde luego, otros actores en dicho juego, que aparentemente nada tienen que ver, pero, actúan en salvaguarda del debido proceso del juego (cuyos sueldos paga el pueblo democrático, pero que ellos no representan, sólo son garantías de que las reglas del juego se cumplan): Fuerzas Armadas, Policiales y de Seguridad en su conjunto.
    La verdadera democracia, no debería resultar un juego.

  3. Eduardo Ernesto Garay dice

    El «campo» se equivoca. Si piensan repetir las movilizaciones de la 125 erran de cabo a rabo. En aquella oportunidad lo que hizo la gente fue ir a las concentraciones en contra de una posición muy dura del gobierno de entonces. Aquella táctica de «ni un paso atrás» con la 125 resultó chocante para las mayorías que se perfilaba como opción de poder. Esa posición que tuvo que terminarla el vicepresidente Cobos marcó una oposición a lo que se vió como autoritarismo.. Luego las aguas fueron cambiando su curso y se empoderó lo que se llamó el kirchnerismo, pero fue posterior a la muerte de Néstor Kirchner. Ahora el «campo» quiere reeditar esa épica, pero la gente aprendió que los intereses del XAMPO es proporcional al HAMBRE que padece. Conozco mucha gente nueva después de las elecciones de agosto que está dispuesta a hacer lo imposible para que no vuelvan nunca más el neoliberalismo. Podrán hacer y armar todas las operetas sedicionas en la Argentina, pero no saben que somos muchos también que estamos al fin de la vida y tuvimos aquella gran experiencia de los años 60 y 70 donde pusimos la vida en juego como lo marca la historia de nuestro país del siglo 20. NUNCA MÁS NEOLIBERALISMO.

  4. Lujan dice

    Se comparte; uno nunca sabe Malvón, y agreguemos depuración del aparato judicial instalado.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.