La bandera arriada

De la resistencia social al furcio presidencial

Los trabajadores de Luz y Fuerza de Córdoba continúan con su plan de lucha consistente en asambleas sorpresivas de dos horas por turno y trabajo a convenio. Esta metodología impacta fuertemente sobre la conducción de la empresa. Ya han dejado trascender que desistieron de la vía del Ministerio de Trabajo de la provincia para modificar el convenio colectivo y que lo harán en el ámbito pertinente que es el Ministerio de Trabajo de la Nación. Tampoco es seguro que avancen en ese sentido. También manifestaron extraoficialmente estar dispuestos a retrotraer los cinco despidos causados desde el comienzo de este conflicto. Mientras tanto, han contratado por el término de seis meses a dos empresas que toman el estado de los medidores de electricidad. Quiere decir que, junto a los toma estados de la EPEC, dos empresas contratistas realizarán la misma tarea.

La consultora Quantum contratada por el gobernador Schiaretti para realizar el estudio sobre la empresa entregó borradores que están circulando con la intención de elaborar un proyecto de ley que significaría el desmembramiento de la estructura estatal de producción y distribución de energía en la provincia de Córdoba. El proyecto aún no ingresó a la legislatura, lo cual mantiene el estado de alerta y asamblea permanente en el sindicato local.

Los trabajadores del astillero Rio Santiago continúan movilizados ante la parálisis de la actividad y las palabras del presidente Macri de que “hay que dinamitar ese astillero”. Los puestos de trabajo en juego, más el largo proceso de recuperación en lo que va del siglo han generado un sentido de pertenencia en los trabajadores que harán de esta resistencia un conflicto destinado a permanecer en el tiempo.

Por su parte, los despedidos de Télam tuvieron su primer logro. El día martes fueron citados a una audiencia informal en el Ministerio de Trabajo donde estuvieron  presentes las tres representaciones sindicales y, tras ratificar los despidos, los responsables de la agencia anunciaron reuniones por separado con los tres sindicatos. El miércoles marcharon a la quinta de Olivos en el momento en que se realizaba la conferencia de prensa del presidente Macri. La sala de prensa de la residencia presidencial tiene ventanas que dan a la calle y estaban abiertas por lo que los despedidos actuaron de telón de fondo y algunos colegas le plantearon el tema al primer mandatario. Respondió con evasivas pero no los hizo reprimir para escarmiento ni mandó cerrar las ventanas. Este gesto fue paralelo al mostrado por los representantes de la agencia en la audiencia que se desarrolló en simultáneo a la conferencia presidencial con cada organización sindical; en ese encuentro manifestaron voluntad de rever algunos casos. Otra ventana abierta. Los hechos siguen demostrando la validez de la estrategia seguida por los representantes de los trabajadores en su plan de lucha.

El subte vuelve a ser noticia a partir de que el gobierno de Rodríguez Larreta apelara el fallo de la justicia que le ordenaba sentarse a negociar el convenio con los metrodelegados. La decisión activó el plan de lucha con apertura de molinetes y paros parciales que había sido suspendido por la justicia y escrupulosamente respetado por los trabajadores a instancia de sus representantes. Es llamativo que la contundencia de las medidas, en cuanto al acatamiento, se manifiesta también cuando el mandato sindical es normalizar las tareas. Es el mismo fenómeno que habíamos verificado en los docentes bonaerenses, cuando se les pidió discutir con los alumnos en las aulas. El valor de esta disciplina sindical radica en el blindaje logrado que le impide a las patronales montar provocaciones que lleven al descontrol y la división de los huelguistas. La urgencia oficial por resolver estas luchas y mostrar un panorama confiable ante la opinión pública y el FMI es uno de los pantanos no previstos en los que se están metiendo las autoridades. La extensión de los conflictos generados se sigue prolongando en el tiempo y se superponen, aumentando el clima de zozobra.

La Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval (FEMPINRA)  liderada por Juan Carlos Schmid, se manifiesta por medio de un acampe ante el pedido de la empresa Terminales del Rio de la Plata de un procedimiento preventivo de crisis y el envío simultáneo de 160 telegramas de despido a parte de su personal. El líder cegetista asegura que se trata de una maniobra de concentración empresarial para eliminar competencias en la actividad portuaria y monopolizar definitivamente la operación en manos de una sola firma. Otro conflicto en el corazón de la ciudad capital que se perfila como largo y profundo, porque los portuarios suelen soportar huelgas prolongadas y la actual dirigencia no tiene antecedentes de entregar conflictos.

El paso del gradualismo al shock trajo aparejada no solamente una recesión más profunda sino también la acumulación de problemas. No alcanza con la invisibilidad mediática, que el gobierno paga cada vez más cara, sino que el malhumor generado por la decepción de quienes creyeron en sus promesas amenaza con confluir con quienes resisten organizadamente las políticas de ajuste. Cuando los sectores medios estafados confluyen con los trabajadores que luchan, se generan fenómenos como el recordado en la síntesis de “piquetes y cacerola, la lucha es una sola” del no tan lejano 2001. Las luchas de resistencia, edulcoradamente llamadas “conflictividad social”, son los signos vivos de que la sociedad no está soportando la medicina que se le pretende aplicar. A este escenario conduce precipitadamente el gobierno nacional luego de seis meses de haber perdido la iniciativa. Diciembre y la represión para imponer a los viejos la reforma previsional fue el comienzo del final. No hay datos de la realidad objetiva que permitan suponer que la economía le va a devolver la sonrisa a Mauricio Macri. Mientras el Presidente afirma que en medio de la tormenta supo “arriar las velas” su otro yo, el que le supura todo el tiempo verdades silenciadas, asegura haber “arriado las banderas”.

 

 

 

 

1 comentario
  1. Oscar D'Avino dice

    Sólo con resistencia férrea se les podrá doblegar.Estos íntrusos tienen todo planificado.La fuerza del conjunto de la sociedad es la que podrá poner fin a la entrega del país.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.