La base de la fortuna

El acaparamiento de tierras rurales y apropiación de bienes de la naturaleza en la Patagonia

 

En el proceso de acaparamiento de tierras rurales y apropiación de bienes de la naturaleza registrado en nuestro país a partir de los ’90, algunas trayectorias profesionales permiten identificar mecanismos que permean la esfera pública con los negocios privados. Un estudio de abogados con sede en Bariloche participó del núcleo de operaciones de compra-venta de tierras en la zona andina de Río Negro que están hoy en manos de capitales transnacionales, después de cambios en la propiedad. La trayectoria pública de una abogada de ese estudio dibuja en el territorio recorridos de inversiones y proyectos que dan cuenta de convergencias estratégicas de diferentes flujos de capitales, así como también de la acción estatal.

Ana María Trianes es integrante del estudio formado por su esposo José Luis Martínez Pérez en Bariloche. Ahora está radicada en Mendoza. En 1991, el matrimonio recibió en propiedad una parcela rural sobre la ruta nacional 40, entre El Bolsón y Bariloche, a pesar de que no reunían las exigencias de la legislación vigente. Desde entonces, Trianes aparece como propietaria de numerosas fracciones urbanas y rurales, así como en directorios de empresas de inversiones inmobiliarias. La diversificación de intereses incluyó tierras en el Alto Valle de Río Negro, estratégicamente ubicadas en relación a los yacimientos de hidrocarburos convencionales (cuenca neuquina) y no convencionales (Vaca Muerta).

Federico van Ditmar, holandés radicado de niño en la Argentina, abrió la puerta grande de las transacciones inmobiliarias en la Patagonia con la firma tradicional que lleva su apellido desde Bariloche. Junto a él, el estudio Martínez Pérez (MP) que tenía un pie dentro del Estado provincial como accionista de la Empresa Forestal Rionegrina SA (Emforsa) desde su creación en 1987. Emforsa fue usada para triangular operaciones con tierras fiscales que terminaron en manos de capitales extranjeros. MP fue el representante legal de Hidden Lake en su primera etapa en la región.

 

 

Mío, tuyo, nuestro

Distintas fuentes dicen que Trianes se divorció de Martínez Pérez. De ser así, no influyó para nada en el bloque compacto de negocios que integran, que se mantiene dinámico aunque replegado en la exposición pública. La Justicia ordinaria decidió no investigar su participación en varias operaciones de compra-venta de tierras fiscales; hace menos de tres años que sus nombres dejaron de estar en trámites judiciales abiertos, al menos difundidos por la prensa.

La pareja fue adjudicataria de una parcela rural en 1991, aun cuando su actividad era la del estudio y no agropecuaria en el lugar, como exige la ley de Tierras N° 279 que el ex gobernador y actual senador nacional Alberto Weretilneck pretendió modificar a fines del año pasado. Seis años después escrituraron a su nombre una segunda parcela en la zona andina, mientras avanzaba desde los organismos públicos el blanqueo de la documentación por la que despojaron a una familia mapuche de un centenar de hectáreas junto al lago Tricolor, a pocos kilómetros de El Bolsón.

Después de perder el campo de veranada sobre la cordillera y años de trámites, Elvira Iturra recibió la adjudicación de 118 hectáreas en medio del bosque nativo, cruzados por el río Azul y el arroyo Bonito. En pocos meses fue comprado por la pareja y escriturado a su nombre.

Cambiaron los gobiernos provinciales, pero las operaciones siguieron. Ya para 2000 y 2006 escrituran a su nombre y revendieron dos parcelas para Hidden Lake en la recta de El Foyel, donde Lewis pretendió construir la pista de aterrizaje privada que alcanzó a ser aprobada por la Nación. El año 2008 fue  intenso en operaciones en la zona andina, de acuerdo a la documentación disponible. Trianes escrituró a su nombre dos fracciones trianguladas por otros miembros del mismo estudio jurídico; las revendió a una firma de Burco Group International Real Estate Development y éste a Baguales Adquisitions SA, con las que el ex tenista Gastón Gaudio canaliza capitales qataries. El fiscal de Viedma Hernán Trejo no encontró delito en ninguna de todas esas operaciones.

Al mismo tiempo, Trianes formó en Bariloche una sociedad para acceder a la explotación de un puerto municipal sobre el lago Nahuel Huapi, compró un campo sobre el brazo Huemul en Parques Nacionales y realizó el loteo Los Nogales sobre la ladera del cerro Piltriquitrón en El Bolsón. Con van Ditmar y otros socios formó Sanin SA, que explota y exporta fibra de vicuña en Catamarca.

 

 

Patio trasero

Por décadas fue muy activa en el fuero local, años en los que compró cuatro parcelas que suman cerca de quince mil hectáreas ubicadas a pocos kilómetros al norte de General Roca, junto a la ruta nacional N°6. En 2005 dos personas de Bariloche mensuraron las tierras, que tres años después ya eran propiedad de Trianes.

Están ubicadas en el radio de expansión de la infraestructura de servicios a la explotación de los hidrocarburos convencionales y no convencionales. Hizo la compra años antes que se concretara el primer pozo con la técnica de fracking en la zona.

A fines del año pasado formó con un hijo y otros socios Bodegas Trianes SAS, en Chacras de Coria, Mendoza. Ocupa un cargo en el Colegio de Abogados de Bariloche. En algún tiempo fue cónsul honoraria de Brasil en la ciudad andina, cuando litigaba intensamente en casos en que solían ir juntos los negocios inmobiliarios propios y la representación legal.

Es parte de un selecto grupo de profesionales del espacio doméstico, que articulan con fluidez todo el dispositivo de la administración pública, el poder judicial y los distintos gobiernos provinciales con los capitales que compran tierras fiscales, sobre todo, en el caso de Río Negro.

Lleva un tiempo (com)probar en el territorio cuando son inversiones para sí, cuando para otros.

 

 

 

 

 

(Javier Grosso realizó la cartografía para este informe)

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

2 Comentarios
  1. Alejandro Meyer dice

    Buenas tardes, soy integrante de FIPCA, quienes llevamos adelante las Marchas por la Soberania al Lago Escondido ( tengo entendido que Horacio conoce a Julio Cesar Urien ). Me gustaria saber si pueden pasarme cuales serian esas parcelas que compro esta abogada y luego vendio a Lewis.
    Saludos

  2. David Chu dice

    Gracias por exponer a estos oportunistas y criminales (?) Que han empeorado la vida y el medio ambiente para las personas que viven en el norte de la Patagonia.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.