La chozna de Donda

Ni la hija, ni la nieta, ni la bisnieta

 

La diputada Victoria Donda escribe que le preocupa el futuro de su hija de cuatro años, que “ya está endeudada hasta su madurez”. Es cierto que los chicos vienen madurando cada vez más lento en los últimos tiempos, pero considerar que la niña alcanzará su madurez recién a sus 104 años tal vez sea un tanto exagerado. Sin embargo, Donda no es la única que se queda corta al momento de calcular cuánto nos afectará la deuda contraída por el gobierno de Macri. Muchos otros respetados opinadores han mencionado que esta deuda compromete el futuro de nuestros hijos y nietos… y ahí se quedan. Lo que ocurre es que el sentido común o el cálculo mental intuitivo, necesariamente se quedan cortos ante el escándalo nunca antes visto de lo que representa en verdad una deuda como ésta. El hecho es tan grave y tan enorme, que ni siquiera hemos podido procesarlo en su verdadera magnitud.

Repasemos entonces cómo afectará realmente esta deuda a la familia de Donda, para comparar la crudeza de los hechos con el modesto panorama que nuestra imaginación tiende a estimar: podemos suponer que dentro de 25 años, ya cerca de sus 30 (le damos tiempo, por este asunto de la madurez tardía) la hija de Donda tiene su primera hija, que será, obviamente, la nieta de Donda. Llamémosle Matilda. Recién habría transcurrido para entonces un cuarto del periodo total por el que se emitió la deuda. Supongamos ahora que 30 años más tarde, es decir, dentro de 55 años a partir de hoy, y también a sus 30 años, Matilda, la nieta de Donda, tiene su primera hija (la bisnieta de Donda), que podría llamarse Abigail. Podemos imaginar que Abigail, a diferencia de su madre y su abuela y su bisabuela, comienza a tener hijos un poquito más temprano, ya a sus 25 años, y así, dentro de exactamente 80 años, nacería la chozna de Donda, que podría llamarse Luna.

Pues bien, cuando Luna, la chozna de Donda, cumpla 20 años, tal vez aun no del todo madura emocionalente pero sí emancipada legalmente y mayor de edad, recién ahí habrían pasado 100 años desde hoy, y aun entonces, la pobre Luna deberá hacerse cargo de pagar las últimas cuotas de la deuda que nuestro Presidente contrajo hace unos pocos meses.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

9 Comentarios
  1. Esteban dice

    La revolución es la única salida. Toda la militancia y análisis político debe estar orientada a la revolución nacional y popular. Todo lo demás es rendirse ante el enemigo. Creen conciencia revolucionaria y dejen de aceptar pasivamente todo está mierda. Sino son tan cómplices como los del gobierno. Dejen de bajarle el precio a la gente de mi país. Patria o muerte. Ustedes que analizan y son parte de lo mismo. Revuelvan el guiso. Instruyan al pueblo en como revelarse. Basta de complicidad. Vencer o vencer. No sirve la aceptación pasiva de la situación actual. San Martín despertate, Juana, Güemes, Che, Di Giovanni, etc. Despertate LPM.

  2. Edgardo dice

    EL PROBLEMA MÁS QUE LA DEUDA ES RECONOCERLA, LA VOTARON SIN LEERLA EN DIPUTADOS, VIOLANDO LA LEY, PORQUE ES RESPONSABILIDAD DE LEERLA AL MILÍMETRO CADA ARTICULO Y ASÍ LO EXSIGE ESTA Y EN SENADORES ES UNA TRANSA CON LOS GOBERNADORES Y SON POCOS LOS QUE LES IMPORTA LA NACIÓN.

  3. Carlos dice

    Me parece de cualquier manera un mal de menos envergadura q otros, tiene más un valor simbólico, de sumisión y cipayismo y no económico, es mas grave la sumisión al fmi, ese préstamo de 100 años muestra el grado de compromiso y entrega a los buitres, es un prestamo claramente político….

  4. lujan dice

    pedrito…, no entendés mucho. Sin odios ni rencores. Con los brolis mi viejo, con los brolis…

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.