La delgada línea roja del lobby inmobiliario

Vecinos del Correntoso vieron crecer un cráter en la ladera y oyeron el estruendo de las máquinas.

 

El fideicomiso Lago Correntoso integrado por un directivo del Club Boca Juniors, Nakat Murat, y un concuñado del presidente Macri, Artemio Rossi, entre otros, ya tiene ganado un lugar en el paisaje de Villa La Angostura. El territorio excede en mucho los límites de 87 hectáreas de campo con costa al lago donde pretende construir un loteo VIP a fuerza de palas cargadoras y martillo neumático. A la vez, relocalizó a la vista de todos los espacios del ejercicio del poder real en la zona, donde las canchas de golf pasaron a ser escenarios políticos de la especulación inmobiliaria, llevando a las instituciones de la democracia representativa a un papel ornamental. El tajo en el bosque de un kilómetro mostró una escalada en la práctica del capital privado, que ya no necesita ganar tiempo para generar consensos mínimos como en casos anteriores frustrados. Esta vez se impuso con la fuerza de los hechos consumados por fuera de toda ley y norma administrativa. Una calle pública que nace y muere dentro de un lote que no tiene proyecto técnico debidamente presentado, que no está aprobado en sus fases de urbanización de 21 lotes, caminería interna, hotel con vista al lago, marina y camino de descenso por el faldeo a la costa del Correntoso.

Ixofilmogen significa todas las vidas, una noción comparable a la idea de biodiversidad en la cosmovisión del pueblo mapuche. El ixofilmogen en este caso fue golpeado con crueldad en la porción del territorio ancestral llamado Pichunco, en la ladera oeste del cerro Filo Belvedere, por el proyecto de loteo y urbanización. La marca oficial de volteo, con el martillo forestal N°3, quedó marcado en unos poquísimos ejemplares de coihues y cipreses en pie, talados para abrir un camino de acceso al predio sin conexión vial e intacto hasta ahora. A través de la empresa Servicios Confluencia, el fideicomiso rompió roca, removió suelo, desmontó bosque y sotobosque andino-patagónico, alteró cursos de agua, golpeó la vida silvestre — ya casi no se escuchan pájaros. Con aprobaciones dudosas del Estado neuquino y del gobierno local, abrió mil metros de camino de cinco metros de ancho promedio sin respetar ninguna de las leyes provinciales (de bosque nativo, de medioambiente y forestal) y nacionales (de emergencia de los territorios indígenas, de bosques autóctonos), además de convenios internacionales.

 

Detalle del camino del Fideicomiso Lago Correntoso y el de Emanuel Ginóbili.

 

La composición del paisaje de los sectores dominantes en este rincón cordillerano le asigna a este mismo fideicomiso otro lugar no menos depredador. Roberto Cacault, diputado del Movimiento Popular Neuquino (MPN), partido que lleva mas de cincuenta años en el gobierno provincial, juega al golf con Carlos Alberto Rossi, propietario del complejo Ruca Cuyen golf & resort y uno de los propietarios del Fideicomiso Lago Correntoso, al que representó en gestiones ante el ministerio de Desarrollo Territorial y ante Catastro.

El fiduciario con cancha propia tiene en Cacault, ex intendente municipal en dos períodos, un vocero activo de sus intereses, lo que se vio en el plenario de concejales locales el lunes 23 y reflejó la prensa local. Las redes sociales y el archivo de prensa municipal ofrecen numerosa prueba del vínculo sostenido entre ellos. Golf en Ruca Cuyén es la preparatoria para los que acceden y/o se preparan para acceder al golf en el country Cumelén, donde la familia presidencial descansa, al igual que el presidente de Parques Nacionales, con residencia allí y directa responsabilidad en el monstruo inmobiliario que crece en su jurisdicción.

 

De izquierda a derecha: el diputado del MPN Roberto Cacault, Carlos Alberto Rossi del Fideicomiso Lago Correntoso y Pablo Schmukler, presidente Cumelén Country Club.

La trama local y el paquetazo del volcán Puyehue

Para esta investigación analizamos expedientes administrativos del proyecto del fideicomiso iniciados en 2011. Los revisamos hasta esta última semana. También vimos los dos proyectos en lotes linderos que completan y explican parte de la estrategia empresaria e institucional ante los inversores. Por eso llamó la atención que concejales argumentaran no haber podido acceder a ellos, cuando solamente por dos días estuvo en poder de la Fiscalía de la IV Circunscripción judicial que interviene en un legajo abierto a instancias de Rossi.

A la vez accedimos a testimonios que dan cuenta del modus operandi dentro de la Dirección de Bosques de la provincia, tanto en general con el capital privado como en particular ante este proyecto. La informalidad administrativa, impulsada básicamente a fuerza de llamadas telefónicas desde las oficinas centrales en Neuquén capital, desdibujaron el papel clave del consejo consultivo de la ley 2.780 de Bosque Nativo, que recién trató el caso en febrero de este año, cuando el camino estaba muy avanzado y cuyo dictamen de rechazo por unanimidad demora en darse a conocer. La trama político-institucional provincial y local en siete años pasó por distintos momentos, hasta que en 2015 el aparato de Estado se volcó a favor de resolver todo escollo legal con medidas sui géneris, según surge de nuestra lectura comparada de la tramitación en Bosques, Catastro provincial, Obras Particulares local y ordenanzas municipales.

El destrozo empezó en marzo del año pasado en una zona incomunicada, con escasa población cercana, en los límites del ejido municipal boscoso. Desde la costa de enfrente, vecinos del barrio Villa Correntoso empezaron a ver crecer un cráter en la ladera y avisaron a concejales del PRO. Además, escucharon el estruendo de las máquinas y la caída de ejemplares de unos 200 años promedio y de entre 37 y 42 metros de altura; el agua propaga el sonido y dio su alarma. Al mismo tiempo observaron que distintas especies de aves empezaron a anidar en ese sector de la costa obligadas a migrar por el impacto de las máquinas pesadas y el aserradero portátil que aprovechó madera nativa durante meses, muy preciada en el mercado de la construcción.

 

Varios ejemplares de quintral de maqui sobreviven florecidos, colgados en el talud.

 

A principios de 2011 el fideicomiso inició un expediente con reglas de juego que cambiaron a su favor tras la erupción del Puyehue el 4 de junio. Al año siguiente el mismo arquitecto, para el mismo fideicomiso, inició otro expediente en la misma oficina pública para el mismo lote: el 21-F-2011-4529 por la que se tramita el camino de acceso principal, la construcción de viviendas para el personal y una bajada y marina sobre la costa. El paquetazo de resoluciones y ordenanzas aprobadas por el Puyehue le habilitó al fideicomiso nuevas condiciones que poco después la reglamentación de la ley 2.780 de bosques nativos acotó durante años, hasta que en 2015 encontraron la salida por arriba, vía el ministerio de Desarrollo Territorial.

El 5 de agosto de 2011, exactamente dos meses después de la erupción, el Deliberante aprobó por mayoría la ordenanza 2.471 avalando un plan de obras públicas y nuevas reglas reflexibilizadas para nuevos desarrollos privados. El llamado plan de obras públicas era una simple enumeración genérica del pliego de las demandas conocidas de obras de infraestructura y servicios; no un plan en sentido estricto. Respecto de los proyectos privados, reconoció que su aprobación quedaba sujeta a «su encuadre dentro de lo dispuesto por la ley de bosques nativos, y/o sus modificaciones y/o decretos provinciales que se emitan debiendo cumplir con la normativa medioambiental regulada por la juridicción provincial». Además declaró de interés municipal ocho proyectos, entre ellos la urbanización lago Correntoso y la ampliación costanera, legitimando siete resoluciones previas del Ejecutivo, entre ellas el proyecto en las 87 hectáreas del área Pichunco.

Finalmente, el lobby en dos direcciones, hacia arriba y hacia dentro: autorizó al intendente Ricardo Alonso, al frente de una gestión vecinalista agonizante por una emergencia que lo superó absolutamente, a que le pida al gobierno de Jorge Sapag que «emita disposiciones y/o reglamentaciones necesarias» para el paquete de obras; a la vez, que el intendente «exija a sus dependencias el pronto despacho de todos los expedientes de obras particulares que se encuentren en trámite».

El 25 de noviembre, a días de dejar el gobierno en manos de Cacault para un segundo período, Alonso firmó el convenio urbanístico con Rodrigo Andrés Segovia (empresario ligado a Cerro Bayo SA) como apoderado del fideicomiso. Tiene tres anexos con documentación técnica muy imprecisa, que la ONG Alerta Angostura pidió en su momento. El primer anexo es sobre «infraestructura de acceso playa Correntoso», que no consigna en ninguna parte dónde estaría emplazada, ni describe el lugar, ni indica la nomenclatura catastral del sector previsto. El plan de obra hablaba de cien días para 2012. El anexo II devela, de a poco, las intenciones del plan original incumplido: la primera etapa del camino principal para el segundo semestre del 2011, incluyendo obras de puentes y tramitaciones ante recursos hídricos; y que el club náutico en realidad es un hotel sobre la costa.

Varios ejemplares de quintral de maqui sobreviven florecidos colgados en el talud de varios metros del camino abierto. Su existencia habla, a la vez, de dos especies tan nativas como él que viven en comunión: el picaflor rubí lo poliniza y el monito de monte (un marsupial) dispersa la semilla en sus heces.

Luego del primer impacto de dolor, numerosos profesionales y técnicos se sumaron a la acción de la comunidad mapuche Paisil-Antreao en la necesaria tarea de relevar los daños provocados, documentar sus alcances ante la negligencia de las instituciones del Estado que debieran fiscalizar al capital privado y generar condiciones para que la propia naturaleza restablezca el equilibrio vulnerado del ixofilmogen.

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios
  1. […] presidencial Zoraida Awada, la hermana pensante. Sus operaciones inmobiliarias fueron expuestasaquí, aquí y aquí por la periodista de El Cohete Susana Lara. Rossi es […]

  2. […] presidencial Zoraida Awada, la hermana pensante. Sus operaciones inmobiliarias fueron expuestas aquí, aquí y aquí por la periodista de El Cohete Susana Lara. Rossi es vínculo además con una […]

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.