La dolce vita

El represor argentino Malatto se da la gran vida en Sicilia

 

El torturador argentino Carlos Luis Malatto, prófugo de la justicia, espera cumplir en los próximos meses sus 70 años a la orilla del mar en Sicilia, según revelaron dos periodistas del diario italiano La Repubblica, que lo encontraron disfrutando del sol en su casa. Malatto, acusado por homicidios y torturas, se escapó de la Argentina en 2011 con la ayuda de los camaristas mendocinos – que luego fueron condenados como un engranaje clave del terrorismo de Estado en la región de Cuyo.

Según publicaron los periodistas Emanuele Lauria y Giorgio Ruta, Malatto vive en la provincia de Messina, en el complejo turístico de Portorosa, atravesado por los canales donde amarran yates de lujo. Nada mal para el teniente del ejército del Regimiento de Infantería de Montaña 22.

Tiempo después de la reapertura de los juicios, Malatto quedó preso por cinco meses en el penal de Chimbas, una de sus zonas de influencia durante la dictadura. La Cámara Federal de Mendoza lo excarceló. Se fue a pasear a Chile y, de ahí, a Roma. La fuga de Malatto fue casi en simultáneo con la del camarista Otilio Romano, quien tuvo menos suerte y fue devuelto a la Argentina, juzgado y condenado.

Malatto dejó atrás, en Argentina, a su abogado Eduardo San Emeterio para recurrir a los servicios profesionales de otro letrado tanto o más experimentado en esos menesteres: Augusto Sinagra. Un poco mayor que Malatto, Sinagra es una de las caras de la ultraderecha italiana. Fue defensor de Licio Gelli, el maestro de la logia masónica Propaganda Due (P2), que tenía entre sus adherentes locales a Carlos Suárez Mason y a Emilio Eduardo Massera. De hecho, el sobreviviente de la ESMA Víctor Basterra declaró que fue obligado a falsificar varios pasaportes con la foto de Gelli.

Augusto Sinagra.

La ligazón de Malatto con Sinagra viene por recomendación de otro camarada del RIM 22, Jorge Antonio Olivera. Después de pasar a retiro, Olivera se recibió de abogado e iba al auxilio de Suárez Mason cuando en 2000 terminó detenido en el aeropuerto italiano de Fiumicino. Lo buscaba un juez francés por las torturas y la desaparición de Marie Anne Erize. Olivera fue defendido por Sinagra, que logró evitar la extradición a Francia y sacarlo de la cárcel en menos de dos meses, gracias a los documentos que el área de Inteligencia del Ejército argentino fraguó y envió por fax. Según publicó el director de este medio años atrás, quien se vanagloriaba de la “Operación Retorno” de Olivera fue el ex secretario general del Ejército Eduardo Alfonso, otro represor que supo gozar de los beneficios de la fuga y que fue excarcelado el año pasado por la Casación mientras espera un nuevo juicio por el asesinato de Antonio Domingo García.

Malatto tuvo su propio golpe de suerte en 2014, cuando la Cámara de Casación italiana rechazó la extradición sobre la base de que no estaban detallados los delitos en los que habría participado como integrante del Ejército. En junio de 2015, la embajada argentina le reclamó a las autoridades italianas por la extradición de Malatto y del cura Franco Revérberi Boschi, imputado en delitos de lesa humanidad en Mendoza y cuya extradición rechazó en 2013 la Cámara de Apelaciones de Bologna. Para fines de 2015, la fiscalía reiteró un pedido de extradición con respecto a Malatto, al que agregó nuevos elementos.

Marie Anne Erize. Crédito: Fondo Emilio Mignone.

En simultáneo, la organización 24marzo presentó una denuncia contra el represor en Italia por haber participado en, al menos, cuatro casos de desapariciones u homicidios. Entre ellos, los delitos contra Angel José Alberto Carvajal, Juan Carlos Cámpora, Jorge Alberto Bonil y Marie Anne Erize. El ministro de Justicia italiano Andrea Orlando ordenó ese mismo año que se procediera con la investigación.

Un día antes de cumplirse los 40 años del golpe de Estado, la madre y los hermanos de Marie Anne Erize fueron al Vaticano para reunirse con el Papa y se presentaron a declarar en la causa italiana. En Francia hay también un caso abierto por la desaparición de la chica en la que se lo investiga a Malatto. Por lo pronto, él sigue disfrutando de la costa siciliana.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. Carlos Jeanney dice

    Luego de pasar a retiro, Jorge Olivera se recibió de abogado…????????

  2. Silvia Fasano dice

    Es coherente…ya este medio publicó la relación entre los Macri y la mafia siciliana, por lo tanto la vinculación de un represor con Italia sigue un hilo conductor. Y nosotros, o a menos yo, que me la paso cayéndole a EEUU como la madre de todo los males. Parece que para ver los antecedentes hay que ir más atrás.

  3. Adhemar Principiano dice

    Las fuerzas armadas,deben desaparecer de la republica. La defensa de una Nacion, es la educacion, la cultura y la dignidad de la poblacion. La unica arma, es el SABER.

  4. carlos sanchez dice

    Los hijos de puta siguen vivos y sus parientes siguen engrosando las filas de las fuerzas armadas y no piensan cambiar su forma de pensar…!!!!!! y cuantos años van ya….?? x eso no hay comentarios siguen metiendo miedo y es para tenerlo jeje…!!!!!!!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.