La gorra, de adentro y de afuera

Hay que convivir con el virus, pero también con ‘la gorra’ que llevamos dentro y con la de afuera

Recién estamos aprendiendo. Tenemos que convivir con el virus, pero también con el estigma, el miedo, con ‘la gorra’ que llevamos dentro y con la que está afuera.
Tenemos el lujo de tener a alguien como Sabina Frederic al frente del Ministerio de Seguridad. Pero no alcanza.
Tenemos que trenzar redes también por abajo.
Recién leo el testimonio de Virginia Messi, que es la periodista responsable de policiales del diario Clarín: salió a pasear su perro —algo permitido por las actuales normas— y un policía de mala manera le pidió documentos, se le acercó sin respetar los dos metros de distancia y antes de dejarla ir le advirtió: “Ya estás anotada. La próxima vez te llevo a la Comisaría”.
En otro posteo leo: “Los chicos que me traen verdura agroecológica no se animaron a hacer las entregas por miedo a que la cana les robe la mercadería.
Y en otro más cuentan: “Una piba paseaba al perro por la cuadra de casa. Al rato pasó un patrullero y por autoparlante gritó en altavoz: ‘Das vergüenza, volvé a tu casa’. Seguido todos los vecinos insultando a la piba y celebrando al policía”.
Uno más: “En mi barrio un policía prepoteó a los gritos pelados sin necesidad a un pibe de 16 años (que no se resistía ni le discutía). La gente que estaba en la cola del super lo felicitaba. El miedo está sacando lo peor de la gente”.
Les propongo que reunamos testimonios de abusos policiales, que estén chequeados, que les haya pasado a ustedes o que sepan fehacientemente que sucedieron. Escenas de violencia institucional que NO tienen que suceder. No tenemos por qué dar nombres pero sí ubicación geográfica. Podemos transformar esos testimonios en una nota periodística que ponga esto también en agenda. Virginia Messi y Claudia Cesaroni van a leer estos posteos. Tal vez otrxs periodistas interesadxs en trabajar también este tema.
El virus va a pasar. El poder que le demos a la policía no se va a ir tan fácilmente.
Ser cuidadosxs, respetar y hacer respetar las normas, no tiene por qué transformarnos en delatores seriales de nuestrxs vecinxs.

 

 

 

* Publicado en el Facebook de Cora Gamarnik

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. hugo dice

    ok.nombraste 3 casos dentro de una fuerza que tiene 80000 hombres,si eso vale como referencia los 15 nombres publicados por la corrupcion con los fideos y el aceite tambien deberian serlo.no comparto

  2. angel dice

    En estos momentos hay que ser solidarios y respetar la cuarentena. El que no lo cumpla, se esta cagando en el projimo. Que problema que tiene el progresismo para aplicar la autoridad!!!
    Por supuesto que eso no implica tolerar abusos

  3. Juan dice

    No estoy de acuerdo… Por primera vez, las ffss están cumpliendo una función noble, y están arriesgando su vida y la de sus familias. Si querés, decime «gorra»; no me importa. Estoy harto de ver gente paseando mientras aumentan los contagios. Un grito o una cagada a pedos tampoco es «abuso», si lo que está en juego es salvar vidas. Yo propondría reunir ejemplos de pavos que violan la cuarentena y nos ponen en riesgo a todos… en este momento, son los que más me preocupan. Saludos

  4. norberto dice

    GRANDE CORA…!!!!!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.