La muerte en primera persona

La historia argentina en clave de fusilamientos, en un notable ensayo de Horacio González

 

Ayer se presentó en la Feria un nuevo libro absolutamente extraordinario de Horacio González: Fusilamientos, muerte en primera persona (Colihue, Buenos Aires, 2022). Leyéndolo a toda velocidad, no logro contener la respiración. Mucho habrá que decir de este notable ensayo, que pertenece por completo a la constelación del programa ético e intelectual desarrollado por el propio González en su libro Humanismo.

Durante la campaña electoral de 2019, González declaró que habría que constituir una narración histórica capaz de comprender la violencia política revolucionaria de los años ‘70. Según Guillermo Korn, prologuista del libro, González fue entonces “lapidado” en vida por los grandes medios de comunicación. Este “fusilado que escribe” se dio entonces a la tarea de pensar la historia argentina siguiendo la clave de los fusilamientos y de los intentos de comprensión que bien o mal los acompañaron en cada momento. Hasta llegar a la última dictadura, momento en el que el Estado Terrorista ya no fusila sino que destruye vidas de modo clandestino. Ahí los esfuerzos de comprensión correspondieron a Rodolfo Walsh, al que se suma el propio González, que se dedica a desmontar los modos de contar aquellos años a partir del procedimiento “pro-democrático” del “corte epocal”, que juzga los años ‘70 desde los valores de una época nueva (y “post-autoritaria”) que sería la actual.

González no acepta esta operación de “corte” y “reinterpretación anacrónica”, que despoja a aquella historia (y a aquellas muertes) de la comprensión necesaria, y ensaya una argumentación intelectualmente más fértil y audaz que consiste en considerar como persistentes ciertos elementos vitales –hablamos acá de resistencias populares y hasta de formas de contra-violencia– que no habría por qué sacrificar en el altar de lo “post-autoritario” (para complacencias de los poderes actuales) sino que más bien deberían ser “revisados en sus supuestos” de modo autónomo –respecto de los poderes lapidatorios que regulan los lenguajes reflexivos–, es decir por medio de escrituras vinculadas al continuo de las luchas. Tal es el proyecto de su Humanismo. En Fusilamientos, González conecta con Walsh de un modo estremecedor. Marcando el camino para pensar –ahora nosotrxs– cómo se han transformado los “modo de matar” luego del terrorismo de Estado y cuáles son los modos de comprensión necesarios.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí