La música que escuché mientras escribía esta nota

Después no me digas que te hice llorar

Carmen Guarini me mandó el link a un documental que presentará el 2 de agosto sobre Fernando Birri. Más adelante te mostraré un trailer y después del estreno en cines el propio documental, que vale la pena. En una gran escena filmada en el rancho que hacia fin del siglo pasado Birri se construyó junto al río, en Rincón, de su Santa Fe, Fernando trata de recordar una canción de un pianista y cantante cubano, por una frase sobre la pasión que le resuena. Intenta varias veces pero no recuerda ni el nombre, ni la música ni la letra. Carmen rompe la tensión colocando de fondo la tremenda versión de No puedo ser feliz, grabada por Bola de Nieve. Antes de la revolución cubana, Bola venía todos los años a Buenos Aires, donde actuaba en el auditorio de una de las radios de entonces, creo que era El Mundo, en Suipacha 555, donde hoy están los restos de Radio Nacional. Sus temas humorísticos hubieran bastado para justificar la fama que lo acompañó en toda América Latina. Pero sus desgarradoras canciones de amor son superlativas y no pude resistir la tentación de sumergirme una vez más en ellas. Empezá escuchando la que perduró en Fernando Birri y después seguí por donde quieras, incluyendo un breve documental sobre su vida y obra. Después no me digas que te hice llorar, porque fueron Bola de Nieve y tu propia historia. ¿O me vas a decir que no tenés a nadie imposible de olvidar, con quién seguirás un diálogo silencioso hasta el último día?

 

18 Comentarios
  1. ELEONOR GIMÉNEZ dice

    ALBERTO, QUE TENES CONTRA EL MARTINI Y BOLA DE NIEVE ?. ALGUNA VEZ ESTUVISTE 50 O 60 AÑOS DE TU
    VIDA ENCONTRANDO Y PERDIENDO TEMAS Y COSAS PARA DECIR DE LOS CUALES DEPENDE LA MINÚSCULA EXISTENCIA ?

  2. Maruja dice

    Gracias Horacio.Mientras viajó en cohete ya cuento con una selección(musical).Por favor hace lo posible para que no me falte.

  3. Esther sosa dice

    Me encantó Horacio.con el último párrafo me hiciste recordar en forma inmediata,me hiciste recordar ese diálogo….
    Gracias por tu pasión.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.