La ola feminista llegó a H.I.J.O.S.

Participarán como Hijas en el Encuentro plurinacional feminista de octubre

 

A 24 años de la conformación de la Red Nacional de H.I.J.O.S. (Hijas e Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), en el encuentro realizado el 17, 18 y 19 de agosto en Chaco se conformó un espacio de género dentro de la agrupación, se impulsó la incorporación de la perspectiva de género entre los puntos básicos y un grupo decidió marchar en el Encuentro de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans de La Plata con la bandera de Hijas. 

“H.I.J.O.S., como bien se sabe, es una sigla que implica hijas e hijos y no es una sola palabra en masculino”, dice Lucila Puyol, militante de la regional Santa Fe, abogada de Derechos Humanos y de Género. Muchas mujeres de la organización militan de forma paralela en el activismo feminista y dentro de organismos de Derechos Humanos, de ellas surge la iniciativa de incorporar la agenda de género y de los feminismos dentro de la agrupación.

El encuentro realizado en Chaco incluyó temario de género por primera vez en la historia. Se debatió la inclusión de la perspectiva de género entre los puntos básicos de H.I.J.O.S., que en relación a la metodología estipulan que la organización es horizontal y que se trabaja con voluntad de consenso.

“Somos un organismo de DDHH, no podemos estar afuera de lo que está pasando con el feminismo”, dice Lucía García Itzigsohn, integrante de la agrupación en La Plata y periodista feminista. El ingreso de estas problemáticas incluye un abanico de temas que van desde el tratamiento interno de las expresiones del machismo dentro de la agrupación (mediante protocolos, por ejemplo) hasta la discusión de la violencia sexual como delito específico en el marco de los crímenes de lesa humanidad.

“Hay un mito muy presente todavía —dice García Itzigsohn— de que en los ’70 había igualdad entre los varones y mujeres compañeros”. La revisión del papel de las mujeres dentro de las organizaciones es otra de las intersecciones pendientes entre la memoria del Terrorismo de Estado y la agenda de los feminismos. «Además de militar, cuidaban a los hijos, cocinaban, había una sobrecarga antes que un cambio de rol», agrega la periodista.

“Existen varones comprometidos, que lo han incorporado como igualdad, justicia, DDHH, otros que les cuesta más tiempo y otros que no les parece. Lo cierto que en la plenaria todos los que se manifestaron lo hicieron con la convicción de que es una deuda hacia las compañeras mujeres y que es muy importante incorporar la perspectiva de género como parte de la lucha por los DDHH”, reconoce Lucila Puyol, lejos de la lectura que sugiere que hablar de violencia específica contra mujeres podría restarle valor al sufrimiento de los varones.

Respecto a la violencia sexual, es uno de los principales temas que las hijas de H.I.J.O.S. llevarán al Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans, que tendrá lugar en La Plata el 12, 13 y 14 de octubre. “Queremos llevar un tema tan actual como los delitos sexuales y específicamente los delitos sexuales en el marco del Terrorismo de Estado, que han sido delitos tan específicos contra nuestras madres y sus compañeras”, dice Puyol. Para ello propondrán un conversatorio sobre DDHH y feminismo. «Los delitos sexuales no son lo mismo que la tortura, aunque son parte de los tratos crueles e inhumanos —sostiene Lucía—, pero esto en los jueces no termina de cuajar».

“La violencia sexual es un arma de guerra”, reflexiona Lucía García Itzigsohn, “se usó el cuerpo de las mujeres para cobrarse entre los varones, como dice Rita Segato”. Por otro lado, dice la periodista, “las mujeres que más atentaban contra el modelo establecido eran las guerrilleras, había un plus de violencia, desafiaban más lo establecido, por eso había que disciplinarlas”.

“Queremos estar presentes en el Encuentro, la mayoría hemos estado con otras organizaciones o con grupos de amigas y no como Hijas”, dice Lucila Puyol. Y por primera vez en la historia de H.I.J.O.S. y de los Encuentros una bandera que las representa marchará junto a otras cientos de banderas. “Queremos estar presentes con esa identidad, nos consideramos herederas de las Madres y las Abuelas con sus pañuelos blancos y por eso queremos estar con una bandera que nos identifique a todas las Hijas”, agrega.

La lucha de las Madres y las Abuelas conformó un piso para las luchas posteriores, “sin la lucha de ellas por desnaturalizar la violencia es impensable Ni Una Menos”, dice Lucía. «Las Madres y las Abuelas no son feministas, en el sentido clásico, pero cuestionan lógicas patriarcales», sugiere. Para ella, los juicios de lesa humanidad y las condenas a genocidas que frenaron “la impunidad que generaba tanta violencia”, son un punto a la masacre, un piso sin el cual son impensables movimientos sociales posteriores.

Si bien una parte del movimiento feminista actual reconoce el linaje de sus luchas en las Madres y las Abuelas, “la lectura de género en relación de nuestras Madres y Abuelas de Plaza de Mayo aún no ha llegado a las Hijas de nuestra agrupación”, dice Puyol. La creación del espacio de género señala el camino de lo que viene. “Personalmente, creo que ellas sin saberlo han sido feministas y han sido unas grandes hacedoras —por sobre todas las cosas— de la historia de este país”, aclara la abogada.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.