La preparación del 24 S

La confluencia de las resistencias parciales aumenta su poder de presión y legitima sus formas de conducción

 

El estado de movilización contínua, que se ha profundizado en estos últimos días, hace pensar en un cambio de etapa y en el comienzo de una nueva fase del desarrollo de la crisis, generada por el gobierno pero que ahora no logra controlar. Las apariciones públicas de las principales figuras del Ejecutivo, lejos de generar tranquilidad, espantan. La timba financiera está más controlada por los especuladores inescrupulosos que por funcionarios de ese mismo tenor moral. Las respuestas del ministro Dujovne dan cuenta de un estado de cosas que más se asemeja a un repliegue que a una ofensiva. Hasta el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, definió a sus colegas peronistas diciendo que algunos de ellos están más cerca de Macri que de Perón. El golpe palaciego en la Corte da cuenta de la profundidad de la intromisión del Poder Ejecutivo y su estrategia de perpetuar el estado de cosas más allá del mandato presidencial.

Mientras tanto, Mauricio Macri insiste en que la crisis se debe a que los argentinos nos venimos equivocando desde hace setenta años. No hay dudas de que se refiere al primer gobierno de Juan Domingo Perón. Recordando que en campaña inauguró una estatua a “ese gran argentino que se supo conquistar a la gran masa del pueblo”, rodeado de conspícuos peronistas, nos hace pensar que el problema no es el General sino la gran masa.

Según reza el himno partidario, la clave está en que “supo conquistar” con políticas públicas y consagración de derechos. El correctivo, en efecto, pasaría por achicar los presupuestos de salud, educación y desarrollo científico, y aumentar el de las Fuerzas Armadas y de seguridad. Un proceso de masas como el del ’45, el más importante de nuestra historia reciente, sería superado por un sermón de pastor laico en boca del Presidente.

Justo enfrente está el escenario de la calle, que esta semana se mostró muy movida. El martes, convocada por el Frente Milagro Sala, las Organizaciones Sociales de ambas CTA y la Confederación de Cooperativas de Trabajo, dos ollas populares por cuadra fueron instaladas desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, exhibiendo con crudeza el hambre en pleno centro porteño. El protocolo de seguridad de Patricia Bulrich no se inmutó. La aparición pública del viejo MTA en los ’90 supo ser con una olla popular en Plaza de Mayo. Los aguerridos cocineros aún recuerdan en sus dorsos los garrotazos que les propinó la Federal del menemismo. No estamos hablando de un brote de misericordia sino de la pérdida de iniciativa política del gobierno en retirada.

El hecho político más importante desde la óptica de los trabajadores fue la reunión que se llevó a cabo entre el llamado  Frente Sindical para el Modelo Nacional integrado por el moyanismo, el viejo MTA, La Corriente Federal y algunos sindicatos de mucho peso como el Smata de Pignanelli, la Federación de Municipales del “Cholito” García y ambas CTA. El objetivo central de este frente sindical es la reconstitución de una representación orgánica de la clase trabajadora que esté a la altura de las exigencias de esta etapa. Ello conlleva la urgencia de enfrentar este ajuste y esta política de destrucción de los derechos laborales que se simbolizan en la decisión de convertir al Ministerio de Trabajo en una Secretaría, “Rémoras de la Década Infame”, al decir de los distintos oradores. Se coincidió en la necesidad de anunciar en forma conjunta un plan de acción que incluya la convocatoria a marchar a Plaza de Mayo el próximo lunes 24 de septiembre, garantizar el paro general del martes 25 y preparar junto a todos los sectores sociales en lucha la gran movilización nacional cuando a fines de noviembre se reúna el G20 en nuestro país. Se está planteando una convocatoria en todas las provincias siguiendo el ejemplo del paro de San Lorenzo de la semana última donde participaron la CGT y las CTA; también se señaló la movilización de Córdoba del viernes 7 o el paro de Rio Negro, todo ello como ejemplo de lo que se pretende desarrollar en octubre para culminar en una acción nacional unitaria. Entre el 21 F y el 24 S hay una acción permanente que está dando un gran paso hacia la unidad orgánica del movimiento obrero.

El miércoles el paro general de ATE, con gran cantidad de cortes, expuso nuevamente el drama de miles de empleados públicos que están siendo despedidos. La numerosa marcha culminó frente al Ministerio de Hacienda. A diferencia de años anteriores, los ministros y secretarios que echan trabajadores no están abriendo ningún canal de negociación. Sólo cuando la protesta excede los límites de una manifestación de repudio y se transforma en una lucha persistente que impide el funcionamiento de las áreas correspondientes comienzan las tratativas. El caso más resonante los protagonizó la semana pasada ATE Capital en Agroindustria. El más cerril de los ministros, acostumbrado a gestionar trabajo esclavo en sus campos entrerrianos, tuvo que aceptar una negociación. El martes en el Congreso se propuso una mesa de discusión para las reincorporaciones, con supervisión de una comisión integrada por representantes de cada bloque. Importante también fue que 18 gobernadores le pidieran a  Rogelio Frigerio por la reincorporación de los despedidos. Similar característica tuvo la ocupación del Astillero Rio Santiago por parte de los trabajadores, que incluyó a personal directivo y se mantuvo hasta la firma de un acta acuerdo en la que se comprometen a suministrar los insumos necesarios para terminar los trabajos en desarrollo y abrir el lunes una mesa de negociación para tratar todas las cuestiones salariales sin resolverse. Este triunfo fue tonificante para los desgastados obreros que vienen bregando para evitar el cierre de la fuente de trabajo.

En simultáneo con esta acción, la Avenida 9 de Julio estuvo ocupada entre el Obelisco y el Ministerio de Desarrollo Social por una multitud de manifestantes de organizaciones sociales que realizaron una permanencia con ollas populares. La concentración fue convocada por la CTEP, la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie, el Frente Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha y culminó al mediodía con un acto en el que hablaron los representantes de todas las organizaciones convocantes.

El Gobernador de Córdoba Juan Schiaretti tiene grandes dificultades en el ámbito del degradado Ministerio de Trabajo de la Nación para derogar las conquistas convencionales y avanza con políticas de hechos consumados hacia la tercerización de la empresa energética provincial. Una reciente encuesta encargada por el sindicato da cuenta que el 70 por ciento de los cordobeses están a favor de una EPEC estatal e integrada y en contra de la privatización. En la sede sindical se realizó el anunciado plenario de organizaciones que movilizaron el viernes 7. La decisión adoptada fue adherir al paro activo de 36 horas con movilización para el 24S. También en ese plenario fue repudiada la decisión de la conducción nacional de ATE en cabeza de Hugo Cachorro Godoy de retirar la licencia gremial a Pablo Micheli, principal referente de la CTA Autónoma.

El paro de 24 horas convocado por el Frente de Unidad Docente de la provincia de Buenos Aires y la UTE de Capital Federal culminó el jueves 13 con una masiva marcha desde el Ministerio de Educación al Congreso de la Nación. La noche anterior, la comunidad educativa y el mundo sindical se conmovían por el secuestro y tortura de Corina De Bonis, docente del CEC 801 en la localidad de Moreno, y animadora de las ollas populares que funcionan en esa localidad en las escuelas que permanecen sin clases, por la emergencia de seguridad a raíz de la explosión que costó la vida a una vicedirectora y a un auxiliar no docente hace poco más de un mes. Corina había sido víctima de amenazas hace unos días y las mismas tenían que ver con las ollas populares que los docentes están sosteniendo con apoyo de la comunidad de Moreno. Tanto la manifestación convocada por CONADU, CTERA y SADOP, como la marcha en la localidad de Moreno fueron masivas: más de 60.000 personas entre el Congreso y el Ministerio de Educación. En Moreno la respuesta al secuestro de Corina De Bonis fue la mayor de las que se vienen realizando. Los comunicados de repudio de muchos sindicatos y otros colectivos se hicieron escuchar estos últimos días ante el silencio oficial, incluso los Curas en Opción por los Pobres y los Cristianos para el Tercer Milenio.

En los últimos días se verificó el cierre de cinco fábricas de diferente rubros como la láctea Williner de la localidad de Suardi (Santa Fe), la embotelladora Comahue en la provincia de Neuquén, la productora de té Casa Fuentes en Misiones, la fábrica de zapatillas Gaelle en la localidad de Avellaneda, la empresa salteña Santiago Saenz cerró su planta la Fármaco de Pacheco y, como corolario, la automotriz General Motors de Alvear suspenderá alternadamente a 1.500 trabajadores hasta febrero de 2019. El continuo despido de trabajadores del Hospital Posadas, más la renuncia en solidaridad de todo el equipo de Cirugía Infantil, llevó a los representantes del Sindicato de los Médicos de la Provincia de Buenos Aires a calificar esta política como “genocidio sanitario”.

La próxima semana ingresará finalmente el proyecto del presupuesto del ajuste al Congreso de la Nación. Su tratamiento será un termómetro que desnudará el resto político que le queda al Poder Ejecutivo para seguir negociando con el Fondo Monetario Internacional el adelanto de partidas para cerrar las cuentas del año entrante. La pulseada entre el oficialismo y la oposición estará condicionada por la presión que ejercerá esta multitud de protestas que va  paulatinamente ocupando las calles y cuyo punto más alto será el paro general del 24 y 25 de septiembre.

Cuando las resistencias parciales encuentran su camino de confluencia, su poder de presión se multiplica y legitima las formas de conducción que se van plasmando en la lucha misma.

 

 

 

2 Comentarios
  1. VICTOR BYRNES dice

    Ojala desembocara en algo como un cordobazo,pero quizas imvadido por el pesimismo como estoy,no veo que eso vaya a ocurrir.Me encantaria ser desmentido por la realidad, saberme sin ninguna capacidad adivinatoria para lee la realidad, pero feliz.

  2. Manuel Nieva dice

    Como en los 60/70 la acumulación de los conflictos encuentran su cause para desembocar en cordobazoss, Viborazo y puebladas como la de Animana, la Gallareta y Guillermina en Sta. Fe en los 60 y 70.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.