La realmente pesada herencia

Vamos a lograr un país con soberanía política, independencia económica y justicia social

 

Me parece necesario que la sociedad mantenga presente la herencia pesada que Mauricio Macri le dejó a nuestro Gobierno.

Durante ese cuatrienio:

  • Se perdieron 240.000 puestos de trabajo.
  • La desocupación creció al 10,9% y según varias consultoras a más del 12%.
  • La deuda externa que en el 2015 era del orden del 4% del PBI, ascendió a casi el 100%.
  • El poder adquisitivo del haber jubilatorio perdió el 20%.
  • La pérdida del poder adquisitivo del salario llegó al 17%.
  • Se destruyó la mitad del patrimonio del Fondo de Garantía de Sustentabilidad a través de continuos negociados e inversiones. El organismo dilapidó el 48,5%.
  • La inflación creció un 300%.
  • La Base Monetaria (billetes y monedas en circulación, cheques cancelatorios y depósitos de bancos en cuenta corriente del BCRA) creció un 170%, de $ 612.400 millones el 15 de diciembre de 2015 a $ 1.655.187 millones ($ 1,66 billón).
  • El valor al público de la nafta premium tuvo en cuatro años un recorrido similar al del dólar, desde los $14,65 por litro a $61,54 (+320%).
  •  En el caso de la electricidad subió en promedio 1.283% desde diciembre de 2015.
  •  El gas domiciliario, aumento de 3.556% para una provisión de 1.000 metros cúbicos.
  •  Cerraron 24.505 Pymes lo que representó una contracción de 4,3%, según cifras de la Administración Federal de Ingresos Públicos

Pero quedarnos en lamentar todo lo que destruyó el país el anterior gobierno no soluciona nada, y esto lo tiene muy claro el gobierno de Alberto y Cristina.

Desde que asumió Alberto no ha hecho más que trabajar en pos de mejorar la situación calamitosa en la que quedó nuestro pueblo y buscar el camino del crecimiento y la igualdad. Esta es la función que tiene que tener un buen gobierno, mejorarle la calidad de vida a nuestros ciudadanos, y no recomendarles que es bueno acostumbrarse a ser felices viviendo en la incertidumbre. Incertidumbre de si al día siguiente van a tener trabajo o los van a estar esperando en la puerta para anunciarles con la policía que fueron despedidos, o no saber si les van a poder garantizar la comida a sus hijos, o si van a destinar gran parte de su salario a pagar tarifas delirantes. Dudo que sea factible ser feliz viviendo en esa incertidumbre.

Como ejemplo, me parece importante destacar la implementación de la tarjeta alimentaria que llegará a casi 4 millones de personas. Esta política no sólo beneficiará a las personas a las que se les adjudica, sino también al pequeño y mediano comerciante, a la agricultura familiar y a productores, ya que ese dinero otorgado necesariamente va a reactivar el consumo y la producción y así al empleo.

Trabajando para frenar la inflación se relanzó Precios Cuidados, apuntando a recuperar referencias claras de precios y artículos, representando las características del consumo de las familias. En cuanto a la recomposición salarial, el gobierno dispuso un incremento para la mayoría de los trabajadores de $ 3.000 con el sueldo de enero y de $ 4.000 a partir de febrero hasta que cada sector resuelva mediante paritarias el incremento salarial.

Para preservar el empleo existente, resolvió implementar la doble indemnización.

También se implementó una moratoria para las pymes que consta de un plan de pagos de hasta 120 cuotas para las obligaciones tributarias y aduaneras; la condonación parcial de intereses y total de multas, entre otras medidas.

El trabajo que nos toca en la reconstrucción es muy arduo, pero estoy convencido que con nuestro gobierno vamos a hacer todo para lograr un país con soberanía política, independencia económica y justicia social.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

2 Comentarios
  1. Pedro Moricz dice

    Me honro en integrar la «mafia laboralista» que, según el Newman boy, encabeza el Dr. Recalde.- Siempre he seguido con gran simpatía y respeto su actuación en todos los ámbitos. Un pobre sinvergüenza como mostró ser Macri nunca le llegó a los talones a Héctor.

  2. Alberto dice

    Tengamos fe aunque a veces cueste.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.