La responsabilidad social, te la debo

Siguen los conflictos en la planta que Loma Negra tiene en Barker

 

Los trabajadores de Loma Negra Barker siguen en asamblea permanente dentro de la planta, a pesar de que el martes 11 la audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires dio por finalizada su intervención. La empresa envió a la planta a una escribana para notificar a los trabajadores que se hacían efectivos los despidos, colocando en la cartelera los nombres de los 24 trabajadores que quedaban. Por su parte, los obreros respondieron en decisión asamblearia seguir ingresando a la planta en sus respectivos horarios y turnos. La Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) a nivel nacional brindó el respaldo mediante una circular determinando “estado de alerta” y “quite de colaboración” en las plantas  bonaerenses.

Fue así que el jueves 13 de junio hubo quite de colaboración en las plantas de Barker, L’Amalí, Loma Negra, Sierras Bayas, Vicente Casares y Ramallo. AOMA nacional también comunicó un paro total de actividades por 24 horas a partir del miércoles 19 en las plantas ubicadas dentro de la provincia de Buenos Aires. Estas acciones llevaron a que el Ministerio de Trabajo de la provincia convocara a una audiencia el viernes por la tarde con la presencia de AOMA nacional, de la seccional Barker y de la empresa, abriendo un nuevo espacio de negociación debido a la acción de fuerza llevada adelante. La duda: dirimir si la lucha que la seccional viene sosteniendo desde marzo logrará con la participación de AOMA nacional sostener el piso de 200 trabajadores en planta y jornada laboral completa.

“El día miércoles se empezó a llamar a los trabajadores por sector y a decirles que estaban desvinculados de la empresa y que debíamos abandonar la fábrica. Nosotros permanecimos allí, sin cumplir ningún tipo de tareas. Llevamos 80 días con la fábrica parada”, cuenta Ramiro Peón, trabajador de la planta Barker y concejal de Unidad Ciudadana-PJ, que manifestó que el jueves durante el turno de la 6 de la mañana se les solicitó nuevamente a los empleados que no ingresaran. La empresa no obtuvo el resultado esperado porque los obreros se mantienen firmes en sus puestos de trabajo. “Seguimos con ausencia del Estado nacional y provincial que poco se han comprometido en favorecer a los trabajadores”, dice Peón.

Loma Negra comunicó su decisión de realizar los pasos legales correspondientes para el cierre definitivo de la planta. El titular de AOMA nacional, Héctor Laplace, fue convocado por el ministro de Trabajo Marcelo Villegas, quien le preguntó qué iba a hacer. La respuesta del Secretario General de AOMA fue que iban a realizar medidas de fuerza. “A nosotros los que nos mueve en esta instancia es tratar de poner la fábrica en marcha y de tener la mayor cantidad de trabajadores posible”, dijo Laplace a Radio Zero Barker sin precisar —porque no se lo preguntaron— si ese marco de negociación partirá de la base de 200 trabajadores como propone la seccional debido a la pérdida de más de 100 obreros.

Mailén Abuín ingresó a Loma Negra por medio de la Escuela de Educación Técnica de Benito Juárez, a través de un convenio entre la empresa y la institución, para realizar prácticas profesionales. A partir del 3 de enero se sumó a planta con un contrato por tres meses. “Soy la primer mujer operaria de Loma Negra planta Barker en 60 años”, dice. “Me desempeñé como operaria de laboratorio, cubriendo una vacante”. Antes de que se les terminara el contrato, a otros compañeros y a ella les llegaron telegramas de despido. Al preguntar en la oficina de Recursos Humanos a qué se debía la medida, la respuesta fue que la empresa no tenía en vista renovar contratos, aunque no le aclararon por qué los daban de baja antes de tiempo.

Mailén cuenta que en su sector hubo quienes se fueron jubilando o se retiraron por motivos personales y que la empresa tenía la decisión de no cubrir esas vacantes. El contrato por tres meses que culminó el 31 de marzo a raíz de la lucha obrera de AOMA Barker llevó a la empresa a conciliaciones y vino entonces la renovación generosa de su contrato por un mes. “Tanto mis compañeros de contratos a plazo fijo como yo estamos ingresando todos igual a raíz de que el martes en la audiencia el Ministerio dio libertad de acción a ambas partes. Hoy (por el jueves) arrancaron con los telegramas de vuelta, queda luchar”, dice la joven de 20 años.

 

Mailén Abuín, primera operaria de la planta Loma Negra en Barker. Mujer y joven, despedida.

 

Las prácticas a través del convenio escuela-empresa comenzaron en septiembre del año pasado y en noviembre Loma Negra seleccionó entre un total de 28 pasantes a 5, entre ellas Mailén. De esos 5, después de exámenes médicos quedaron 2. “Algo que me pasó era que no había baño de mujeres y en principio debí concurrir a un baño ubicado en enfermería, lejos del laboratorio donde me desempeñaba”, expresa Mailén, que no se queja del compañerismo de los trabajadores. “La empresa está hecha toda para hombres y fue un gran cambio para ellos. Cuando pregunté dónde podía ir al baño, ni ellos sabían”, dice. Abuín terminó el secundario y comenzó a trabajar en Loma Negra, su idea era continuar en la empresa porque “me gustaba lo que hacía, quería seguir aprendiendo, porque aprendí un montón de cosas, además de la lucha. Me gustaba mucho el laboratorio, tengo un nene de dos años y medio, terminé el secundario siendo mamá y lo que quiero es poder tener un trabajo estable y la empresa era una alternativa válida para mi vida”.

En el laboratorio donde se desempeñaba Abuín eran 2 por cada turno de los cuatro existentes. Su compañero fue trasladado a Catamarca, por lo que quedó sola en su turno a cargo del laboratorio. Quizá eso le permitió a la empresa ahorrarse en gastos y no tener que construir un baño para mujeres. Mailén estando sola podía usar el baño de laboratorio donde su labor era “realizar muestras de los molinos de cemento, muestras del horno, el clínker, de los camiones que salen de embolsadora”, enumera. “Nosotros estamos ingresando a fábrica pero como visitantes, no como empleados, ellos nos tienen desvinculados a nosotros. Llaman a reuniones para informar a los operarios pero a nosotros no nos tienen en cuenta”.

Mientras “la Fundación Loma Negra para el Desarrollo Sustentable tiene como Misión promover el desarrollo social, con foco en la juventud, en las regiones donde actúa la empresa”, según expresa en su página oficial, la misión de la transnacional brasileña Camargo Corrêa, dueña de Loma negra en Barker, ha sido poner el foco en la juventud como Mailén para despedirla, sin importarle que ha sido la primera operaria en la planta después de 60 años.

Si apelar a la responsabilidad social de Loma Negra en Barker es encontrarse con cemento, apelar a la acción por estos días de la gobernadora que se “preocupa y ocupa”, no ha sido más que encontrar su presencia a través de su fuerza policial. El martes 11 por la noche, el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) estuvo con sus móviles en la puerta de la fábrica, buscando intimidar.

 

 

Nada de eso lleva a los trabajadores nucleados en AOMA seccional Barker a bajar los brazos. Se resisten al cierre y la pérdida de trabajo que pretende Loma Negra y esperan que las nuevas negociaciones que vendrán con AOMA nacional y su presencia hagan posible aquello de que luchar tiene sentido.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Pedro Cachón schaab dice

    Estoy totalmente a favor ,de los obreros de Barker;mi total solidaridad con las familias que luchan por proteger su fuente de trabajo y a su vez,defender su pueblo para que no sea otro pueblo fantasma como tantos otros;…a no bajar los brazod!!!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.