La respuesta histérica

Un ex director del ministerio de Salud de Israel describe la respuesta al virus como histérica

 

—Usted ha descrito la respuesta global al coronavirus como histeria. ¿Puede explicarlo?

Yoram Lass: Es la primera epidemia de la historia que se acompaña de otra epidemia: el virus de las redes sociales. Estos nuevos medios han lavado el cerebro de poblaciones enteras. Lo que se obtiene es miedo y ansiedad, e incapacidad de mirar datos reales. Ahí están todos los ingredientes para la monstruosa histeria.

Es lo que en ciencia se conoce como retroalimentación positiva o efecto bola de nieve. El gobierno tiene miedo de sus bases. Por lo tanto, implementa medidas draconianas. Las bases ven esas medidas draconianas y se vuelven aún más histéricas. Se alimentan entre sí y la bola de nieve se hace más y más grande hasta que alcanza un territorio irracional. Esto no es más que una epidemia de gripe, si te interesa mirar los números y los datos, pero las personas que están en estado de ansiedad son ciegas. Si estuviera tomando las decisiones, trataría de dar a las personas los números reales. Y nunca destruiría mi país.

—¿Qué nos dicen los números, en su opinión?

Lass: La mortalidad por coronavirus es un número falso. La mayoría de las personas no mueren por coronavirus. A esas muertes registradas simplemente se les cambia la etiqueta. Si los pacientes murieron por leucemia, metástasis de cáncer, enfermedad cardiovascular o demencia, les asignan coronavirus. Además, la cantidad de personas infectadas es falsa, porque depende de la cantidad de pruebas. Cuantas más pruebas se hagan, más personas infectadas aparecerán.

El único número real es el número total de muertes, de todas las causas de muerte, no solo por coronavirus. Si observas esos números, verás que cada invierno obtenemos lo que se llama una tasa de mortalidad excedente. Es decir, durante el invierno mueren más personas en comparación con el promedio, debido a epidemias de gripe estacionales regulares, que a nadie le importan. Si se observa la onda de coronavirus en un gráfico, parece una espiga. Coronavirus viene muy rápido, pero también desaparece muy rápido. La ola de influenza es poco profunda ya que tarda tres meses en pasar, pero coronavirus tarda un mes. Si se cuenta el número de personas que mueren en términos de exceso de mortalidad, que es el área bajo la curva, verá que durante la temporada de coronavirus, hemos tenido un exceso de mortalidad que es aproximadamente un 15% mayor que la epidemia de gripe de 2017.

En comparación con ese aumento, las medidas draconianas son de proporciones bíblicas. Cientos de millones de personas están sufriendo. En los países en desarrollo, muchos morirán de hambre. En los países desarrollados, muchos morirán de desempleo. El desempleo es la mortalidad. Más personas morirán por las medidas que por el virus. Y las personas que mueren por las medidas son las que se ganan el pan. Son más jóvenes. Entre las personas que mueren por coronavirus, la edad promedio es a menudo más alta que la esperanza de vida de la población. Lo que se ha hecho no es proporcionado. Pero la gente tiene miedo. A las personas se les lava el cerebro. No escuchan los datos. Y eso incluye a los gobiernos.

—¿El aislamiento tiene algún efecto positivo en la seguridad de las personas?

Lass: Cualquier experto razonable, es decir, cualquiera que no sea el profesor Ferguson del Imperial College, que hubiera aislado a todos cuando tuvimos la gripe porcina, le dirá que el aislamiento no puede cambiar el número final de personas infectadas. Solo puede cambiar la tasa de infección. Y la gente argumenta que al cambiar la tasa de infección y «aplanar la curva», evitamos el colapso de los hospitales. Le he mostrado los costos del aislamiento, pero este fue el argumento a favor. Pero miren a Suecia. Sin aislamiento ni colapso de hospitales. El argumento para el aislamiento se derrumba.

—¿Por qué algunos países han sufrido mucho más que otros por Covid-19?

Lass: Por ejemplo, se puede comparar Italia con Israel. En el Medio Oriente, este virus no está funcionando realmente. Hay dos razones. Una es que hay una población muy joven, y la otra es que el clima es diferente. En la latitud de 50 grados, que es Europa, y 40, que es el noreste de Estados Unidos, el virus es mucho más viable. Italia tiene la población más vieja del mundo, aparte de Japón. Los italianos también son grandes fumadores y personas muy sociables: siguen abrazándose y besándose. Si nos fijamos en los números, en 2017, 25.000 italianos murieron por complicaciones de la gripe. Ahora mueren unos 30.000 por coronavirus. Es un número comparable. No hay que arruinar un país por números comparables.

—¿Cómo ha sido en Israel?

Lass: En Israel, tenemos dos capas de miedo. La histeria es similar al resto del mundo. Sin embargo, tenemos un Primer Ministro que ha sido resucitado por el coronavirus al agregar otra capa de miedo. No creo que haya otro Primer Ministro que haya hablado sobre el coronavirus en términos de la Peste Negra medieval, el Holocausto y el fin de la humanidad de esta manera. ¿Boris Johnson mencionó la Peste Negra? No lo creo. Esa es la situación especial en Israel.

—¿Cómo se compara el coronavirus con las pandemias pasadas?

Lass: Si nos fijamos en la década de 1950, tuvimos la gripe asiática. En la década de 1960, estaba la gripe de Hong Kong. Estas fueron peores que esta pandemia. Además, miren la historia de la gripe porcina en 2009, que comenzó exactamente igual que el coronavirus. Un nuevo virus se originó en México. No había vacuna, así que fue muy aterrador. Se extendió por todo el mundo. Infectó a mil millones de personas. Un cuarto de millón de personas murieron. Pero no hubo cierre, ni Ferguson, ni nada. La gente estaba mucho más interesada en la crisis económica que golpeó un año antes en 2008. No tuvieron tiempo para prestar atención a estas tonterías.

—¿La pandemia terminará pronto?

Lass: El virus, como el virus de la gripe, se está despidiendo de Europa occidental. Lo mismo en el Medio Oriente. En los Estados Unidos, aún no lo sabemos, por lo que deberíamos hablar dentro de un mes. Pero nada puede justificar esta destrucción de la vida de las personas.

 

* Publicado en Spike Online

 

 

 

5 Comentarios
  1. Emiliano Bisciotti dice

    Está mal utilizada la terminología «histérica» o por lo menos está siendo usado si significado popular, no quiero desnerecerlo, pero para el psicoanálisis, porque de el se trata cuando se habla de histeria, más precisamente la enseñanza lacaniana, la histeria/historia se eleva a un discurso…por ende no solo está mal utilizada la histeria cómo algo que «está demás» «respuesta exagerada»..es machista ese uso, pero bueno..también está mal usado la reacción..»respuesta»
    Ahora si..salvada esta aclaración… Voy a lo que me atrajo de la nota.. El título
    Estoy de acuerdo esta pandemia ,lleva a una reaccion, pero si algo no hace la histeria, el discurso histérico, es que está sea en forma de respuesta… Todo lo contrario.. esa reacción es primordial a ella
    La histeria, interpela..

  2. Liliana dice

    Pienso no es inocente el vocabulario que usa, por ejemplo «medidas draconianas» o «experto razonable» y la aplicación que les da a esas expresiones. Por otra parte el cálculo que hace de «exceso de mortalidad» comparando con años anteriores no es correcto porque no toma en cuenta que este año no es igual a años anteriores, no toma en cuenta para este año la disminución de muertes por accidentes de tránsito, de trabajo, de otras patologías respiratorias que se ven significativamente disminuídas.
    Les agradezco al cohete la posibilidad de leer este reportaje.

  3. Pablo Grigera dice

    Sentido común y científico ( y nada de corrección política, bien israelí). El punto final del CoVi2 inevitable , como el de influenza y otros, será la dispersión en toda la población con generación de inmunidad masiva de mayor o menor extensión/intensidad en el tiempo. Proceso que ya posiblemente está a full. Mientras tanto, y esperando por vacunas efectivas y seguras que posiblemente tardarán en aparecer, la tarea es seguir mejorando el sistema sanitario público y gratuito para todo/as.

  4. Monica dice

    No entiendo bien lo que Lass refiere, se que en todas partes están esperando una segunda vuelta al relajar el cuidado. No creo que tengamos que relajarnos ni minimizar el efecto del virus.

  5. Eddie Soliman dice

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.