La trastienda de un asado

El avance de la medicina privada en la pandemia de Neuquén

 

El gobierno de la provincia de Neuquén resolvió que toda la zona sur tendrá como centro sanitario de cabecera una clínica privada de San Martín de los Andes (SMA) para los casos que requieren internación con terapia intensiva por Covid-19. La pandemia encontró a la clínica Chapelco en mejores condiciones de infraestructura y capacidad instalada que el hospital público zonal, para atender la demanda de unos 80.000 habitantes del área que comprende la zona sanitaria cuarta.

La crisis sanitaria expone el modelo estructurado por el Movimiento Popular Neuquino (MPN) durante y con el neoliberalismo, que supone la desinversión sostenida en el sistema público, el drenaje de recursos estatales a la actividad privada y la creación de un mercado de salud con perfil local, entre otros elementos vertebradores. La crisis política se advirtió en las últimas semanas en conflictos que deben ser analizados en el proceso iniciado en los ’90 en Neuquén, que dejó hueco el discurso del anterior modelo sanitarista centrado en la atención primaria de la salud.

Los casos de Covid-19 en el eje Zapala-Las Lajas-Loncopué, con familias enteras alcanzadas y pérdida de vidas, muestran la ausencia de conducción clara por parte del ministerio de Salud que se recluye en el silencio. Esa misma conducción impuso, sin ningún tipo de anuncio oficial de las autoridades sanitarias, que Clínica Chapelco SA, en alianza con el grupo Cemico SA, centralicen las internaciones por coronavirus de pacientes de Villa La Angostura (VLA), Villa Traful, San Martín de los Andes, Junín de los Andes y Las Coloradas. Varios días después el nivel central lo ratificó.

La falta de información clara por parte de Andrea Peve, Ministra de Salud, obligó a los intendentes a asumir la crisis ante las poblaciones locales, primero en Zapala y dramáticamente ahora en Loncopué. El jefe comunal de Villa La Angostura parece querer anticiparse a un escenario más complejo y salió a informar el plan sanitario de emergencia que no explica Peve.

El surgimiento, crecimiento y posición actual de la clínica Chapelco puede ser entendido como una materialización de las políticas neoliberales en la reconfiguración del territorio cuyo ícono es Vaca Muerta –el área de hidrocarburos no convencional— y la expansión de la frontera inmobiliaria devorando tierra productiva rural, bosque nativo y territorio mapuche-tehuelche.

 

 

Zona Sanitaria IV, sur de Neuquén.

 

 

 

 

Hospital débil, clínica fuerte

Cuenta la leyenda que seis médicos de pueblo decidieron montar consultorios privados. Crearon el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (Cedit) SA. Con esa plataforma presentaron un proyecto que consiguió financiación para la clínica que inauguró una primera parte en 2016 y dos años después la infraestructura que ahora centrará los casos de Covid-19 por decisión del gobierno provincial.

 

 

El ex gobernador Jorge Sapag inaugura primera etapa de la clínica, 2016.

 

 

En esta emergencia, la prensa local reflejó el protagonismo creciente de la clínica. Primero atendió e informó sobre el primer caso positivo de una mujer, que finalmente falleció. Luego sorprendió al informar la internación del primer caso sospechoso de Villa La Angostura, después descartado, que dejó en falsa escuadra a la jefatura de la Zona Sanitaria IV, al director del hospital público y al comité de crisis local que integra el intendente Fabio Stefani (MPN), entre otros. En pocas horas el panorama se despejó: el director del hospital de San Martín de los Andes anunció que todos los casos por coronavirus se atenderían en la clínica por contar con las únicas salas con camas de terapia intensiva y respiradores.

Las debilidades estructurales del hospital cabecera de zona volcaron la decisión del gobierno en favor de la clínica que tiene en Gustavo Di Leo, médico de San Martín de los Andes, a uno de sus actores más dinámicos. Di Leo nos otorgó una entrevista abierta para precisar los términos del acuerdo con el Estado para la intervención del grupo privado en la emergencia, así como del desarrollo del proyecto propio.

 

 

Inauguración de 2018. Gobernador Omar Gutierrez con Di Leo y la ex intendenta de San Martín de los Andes.

 

 

No fue necesario firmar un convenio específico con el Estado provincial para poner a disposición de la Cuarta Zona Sanitaria la capacidad instalada de la clínica, especialmente las siete (7) camas de terapia intensiva con respirador. Se le da continuidad al vigente. El acuerdo prevé la reconversión del establecimiento a la demanda de la emergencia dispuesta por los gobiernos nacional y provincial. El discurso en favor de la articulación público- privada entendiendo que “la salud es una sola”, resulta disonante con la resistencia corporativa que desató la pretensión del Ministro Ginés González García de declarar de interés público la infraestructura sanitaria privada.

Di Leo precisó que todo el complejo consta de 26 camas de internación, incluyendo las 7 Unidades de Cuidado Intensivo (UTI). En caso de ser necesario y si Salud requiere, pueden instalarse equipos de respiración asistida con oxígeno para todas ellas, así como la opción de transformar las habitaciones dobles en triples. A la vez, indicó que cuenta con dos ambulancias de alta complejidad (UTIM) para traslados, pudiendo reforzar con otras que trabajan en distintas ciudades de Neuquén y Río Negro, para lo que es vital la alianza con Cemico.

Aseguró que en una primera etapa no será necesario que el hospital derive personal a la clínica, pero que en caso de profundizarse la emergencia está contemplado que se realice. No todos los pacientes podrían requerir terapia intensiva y podrían recibir asistencia mínima de máscara de oxígeno para lo que se cuenta con las cuarenta (40) camas del hospital y se dispone de las instalaciones del Ejército, entre otros recursos. En los posibles escenarios proyectados, explicó que si bien Aluminé está dentro del área de referencia de Zapala, eventualmente podría absorberlo San Martín de los Andes.

La tarea de epidemiología continúa a cargo de la Zona Sanitaria, que es la responsable del rastreo con las familias de las cadenas de contagio y detección de casos asintomáticos. Todas las pruebas de laboratorio para Covid-19 se hacen en el laboratorio central de Neuquén. La provincia también asumió la compra de todos los insumos. Ahora repusieron stock, después de un momento que “hubo faltante de todo”. El oxígeno, un insumo clave, se compra en Buenos Aires.

“Como empresa no es el mejor escenario —dijo—. Aunque la atención de todo paciente sospechoso de coronavirus lo paga salud pública, con o sin obra social”.

 

 

 

Del consultorio al grupo económico

En 2000 el Cedit solicitó un crédito al Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (IADEP), quien pidió una evaluación de factibilidad económica sanitaria a la cartera de Salud. El doctor Daniel Manoukian, responsable del área de Planificación y Gestión Económico Sanitaria (P&G), emitió un dictamen que si bien no lo rechazó abiertamente advirtió que el proyecto no especificaba el monto total de financiamiento requerido. Consideró fundamental consultarle al Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) ya que los ingresos proyectados “estarán directamente influidos por la atención de pacientes con cobertura social por parte de la obra social provincial, por lo tanto se requerirá, para garantizar su supervivencia que el ISSN la incorpore como efector”. En ese momento, Junín y San Martín sumaban poco menos de 11.000 afiliados.

El gobernador Jorge Sapag aprobó un crédito IADEP de cinco millones de pesos en 2005, que en 2018 eran ocho, según las declaraciones del gobernador Omar Gutiérrez en la inauguración oficial de la clínica. Di Leo aseguró que cancelaron el crédito del IADEP y que pagan puntualmente otro del Banco Nación. “Empezamos la obra con el dólar a 3 pesos y una estimación del orden de los diez millones de dólares. A la inauguración llegamos con el dólar a 16 pesos”, explicó al consultarle por el monto total de inversión que tiene muchas diferencias en los materiales de archivo. El IADEP acumula numerosas denuncias penales por irregularidades en los créditos y una cartera de incobrables.

 

 

2018. El gobernador Gutierrez recorre la Clínica Chapelco durante la inaguración.

 

 

A la par, el Cedit consiguió todas las autorizaciones necesarias de los gobiernos municipales. En 2009 consiguió que el proyecto sea declarado de interés público municipal, con la sola oposición de Ana Ambrogi, concejala por Unión de los Neuquinos (UNE), partido provincial creado en su momento por ATE-CTA. Al año siguiente se aprobó el estudio de impacto ambiental del complejo; en 2011 el Concejo Deliberante autorizó la obra de construcción de la clínica.

La viabilidad económica del complejo requería la sobreprestación, especialmente en internación y al ISSN; y que no se hiciera el nuevo hospital público de San Martín de los Andes, según el análisis de distintas fuentes. Existe transferencia de recursos vía el ISSN y el PAMI (con 3.000 afiliados en San Martín de los Andes), ambos mercados de usuarios cautivos. Una farmacia local indicó que las ventas para ambas obras sociales representan el 70% de la facturación regular, lo que confirma el peso que tienen en el mercado de la salud.

Cedit se formó en Neuquén bajo la presidencia de Di Leo. En 2014 consiguió un convenio con el PAMI para afiliados de Villa La Angostura, San Martín de los Andes y Junín; al año siguiente logró la ampliación del radio de cobertura para Plottier, Centenario y Neuquén capital; y para 2017 sumó Zapala y Loncopué. A la par, fue tomando forma Clínica Chapelco SA que se constituyó en 2016 en ciudad de Buenos Aires, con los médicos Germán Gabriel Spinozzi, Susana Torres y Claudia Dawidowicz como socios. En ese momento, Di Leo figuró como director titular pero no como accionista; sí su esposa Susana Torres.

La pandemia encontró a este grupo en plena expansión. En marzo inscribieron en Buenos Aires Atención Domiciliaria SMA SAS, con un objeto social amplísimo que incluye además de las obvias de la salud, financiera, agropecuaria, inmobiliaria y de energía. La integra Di Leo con Ariel Ignacio Carballeira.

Con Cemico tiene una alianza estratégica, definió Di Leo, por lo que se interpreta que la firma con asiento en Neuquén capital no participa en el paquete accionario. En cambio, estos días trascendió que Cemico asumió el gerenciamiento de la clínica. En ese caso, resta saber si aportará mejor capacidad de gestión empresaria o su vínculo fluido con la administración Gutiérrez, especialmente en la coyuntura de libre disponibilidad de fondos directos aprobados por la ley de emergencia provincial.

 

 

Nuevo hospital demorado

Después de importantes movilizaciones populares y reclamos de los estatales por los menos desde el 2002, el ex gobernador Jorge Sobisch anunció la creación de un hospital en 2005 como parte de su candidatura a Vicepresidente con Mauricio Macri. Debieron pasar diez años para que se adjudicara la obra de construcción del nuevo hospital que superará al actual en complejidad, no sólo en metros cuadrados. Servipec SA y CN Sapag conforman la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que recibió un primer fondo inicial del gobierno nacional, pero su avance está demorado. Los más optimistas dicen que para fin de año estará lista una primera parte, que permitirá ir equipándolo para una relocalización por etapas.

 

 

Demorado: San Martin de los Andes. Obra Hospital Dr Ramón Carrillo.

 

 

“No hay ningún sistema público que pueda resistir solo” esta pandemia, sintetizó Di Leo, que jamás confrontó públicamente con el sistema estatal, todo lo contrario, según coincidieron numerosas fuentes consultadas. Las condiciones actuales del hospital merecen un desarrollo propio que excede este informe.

A diferencia de otras jurisdicciones, algunas características hacen a Neuquén más vulnerable al Covid-19 en la visión de Di Leo:

  • la matriz hidrocarburífera con extranjeros de los países de riesgo o en contacto directo con ellos por la dinámica de las empresas operadoras trasnacionales;
  • la dinámica del flujo de turismo durante buena parte del año;
  • la vecindad con Chile y los lazos sociales sólidos; y,
  • una porción de trabajadores de alta montaña y centros de esquí que hacen contratemporada en el Hemisferio Norte, hoy convertido en zona de alto riesgo.

 

 

2018. El coordinador de la Unidad Médica Presidencial de Macri, Aldo Peruzzo, en la inauguración de Chapelco.

 

Ninguna hipótesis ni descripción hemos tenido de ningún vocero de gobierno, que sigue ofreciendo dos comunicados oficiales al día con un cuadro con números que poco dicen ni de las víctimas ni del comportamiento del virus en el territorio. Al parecer, el grupo Cedit/Clínica Chapelco ha sabido brindar respuestas políticas-sanitarias antes y con la pandemia, cuando la administración pública se plagó de burócratas autoritarios y se degradaron profesionalmente las líneas medias de conducción sanitaria. A la vez, construyó un consenso favorable en amplios sectores de la población local defensora del hospital público que, de todos modos, usan sus servicios. Y, además, creó lazos favorables con distintas y sucesivas gestiones de gobiernos municipales, provinciales y nacionales.

El éxito del modelo de esta clínica es, tal vez, una respuesta sanitaria para una zona donde el macrismo se impuso en las últimas elecciones.

 

 

 

4 Comentarios
  1. Pedro Zubizarreta dice

    El capitalismo es un sistema intrínsecamente perverso, que pone al desnudo claramente un problema colectivo como la epidemia actual. La mejor medicina es la pública, bien financiada y libre de intereses de lucro privado. Pedro Zubizarreta (ex-médico neuquino MP1301)

  2. Pedro Zubizarreta dice

    El capitalismo es in sistema intrínsecamente perverso. La mejor salud es la pública sin interposición de intereses de lucro privado. Pedro Zubizarreta

  3. MARISA dice

    NO ME MOLESTA LA INICIATIVA PRIVADA, LO QUE NO PUEDO CONSENTIR ES QUE EL GOBIERNO TENGA INTERESES PERSONALES EN ESA CLINICA EN DETRIMENTO DEL HOSPITAL PUBLICO. LA CONSTRUCCION DE ESE HOSPITAL SUPERREQUERIDO DESDE HACE 15 AÑOS, FUE BOICOTEADA REINTERADAS VECES Y A TRAVES DE VARIOS GOBIERNOS TODOS DEL MPN, EN FAVOR DE LA INVRSION PRIVADA. EL HOSPITAL ES SEMIPRIVADO DESDE HACE MUCHOS AÑOS YA QUE TODO LO QUE SE REQUIERE HACER DE IMAGENES O ESTUDIOS COMPLEJOS, SE DERIBA A LA CLINICA O LOS DEMAS CONSULTORIOS QUE SON DE LA MISMA EMRESA, POR LO QUE PARA EL HOSPITAL NO TENDREMOS NUNCA ESPACIO, INFRAESTRUCTURA, O TECNOLOGIA SIN CONTAR CON EL PERSONAL IDONEO Y CAPACITADO COMO SE REQUIERE.

  4. Delia dice

    Osea que un emprendimiento privado recibe apoyo primero que un hospital público…

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.