Larreta se embarró en la provincia

El jefe porteño llegó a Quilmes en el peor momento para su Alianza

 

Quilmes es el epicentro de los embates políticos a sólo una semana de las PASO. A mitad de camino entre las capitales federal y provincial, el distrito recibió la primera visita del alcalde porteño a territorio bonaerense desde que su ladero Diego Santilli se lanzó a la campaña. A la vez, una senadora de su espacio con pretensiones de llegar a la jefatura comunal quilmeña fue descubierta con una empleada doméstica pagada con fondos públicos. Todo en el terruño del cocinero mediático Martiniano Molina, que encabeza la lista de precandidatos a diputados provinciales.

 

 

Los jefes porteños, en Florencio Varela.

 

 

Horacio Rodríguez Larreta fue a Quilmes sin Santilli, quien recién se sumó a la recorrida en la lindante ciudad de Florencio Varela, para caminar por la peatonal céntrica. No fue al tercer distrito de la zona, Berazategui, donde el candidato Julián Amendolaggine espera recibirlo en una jornada menos ajetreada.

 

 

Larreta y Amendolaggine, precandidato en Berazategui.

 

 

Desde antes de bajar alConurbano, Larreta llamaba a votar a los candidatos de Santilli, como en este video en compañía de Marcos Biondo, presidente del ARI-CC:

 

 

 

 

 

Recién durante la noche, de regreso a sus aposentos porteños, se encontraron con la respuesta de la actual mandataria quilmeña, Mayra Mendoza:

 

 

Ni siquiera emitió un comunicado, se limitó a postear desde Twitter:

“Vos @horaciorlarreta, tu jefe mauriciomacri, tu socia @mariuvidal y tu empleado @YoSoyMartiniano dejaron el país, la PBA y a #Quilmes destruido. Tan desastroso fue que la ex gobernadora de la provincia no puede ni defender su gestión y se fue hacer TikTok a CABA (cringe)”

“… invertimos como nunca antes, más de $2 mil millones en el Plan Municipal para la Prevención del Delito. Cuando se fue, @YoSoyMartiniano no dejó ni las cámaras funcionando. Difícil momento pasaron los comercios con los tarifazos que ustedes autorizaron. Durante su gobierno perdimos millones de puestos de trabajo y cerraron más de 240.000 pymes…”

“Ahora se llamarán Juntos, cambiarán de domicilio, pero siguen siendo los mismos que endeudaron al país por 100 años. Los que fugaron 44 mil millones que les prestó el FMI, el mismo monto que le prestó a todos los países del mundo en el año de la pandemia”.

“… destruyeron todo y trabajamos para repararlo. Si tanto te preocupa lo que pasa en Quilmes, reconocé que la desigualdad en recursos del Conurbano respecto a CABA es una vergüenza. Gobernás el distrito más rico del país y gastas en plantas el presupuesto anual de nuestro municipio”.

 

 

 

Santilli quiso ser original en su recorrido por el conurbano pero, a poco de andar, su Santileta debió ser remolcada, lo que motivó expresiones jocosas en las redes, a las que se sumó Alberto De Fazio, encargado de la comunicación municipal quilmeña: “Santilli se quedó sin nafta”.

 

 

La senadora contratista

 

Senadora provincial Lorena Petrovich (Juntos).

 

 

María Lorena Petrovich ejerció el periodismo, militó mucho en Lanús pero se decía quilmeña porque vivía en este distrito donde su marido fue parte de la intendencia de Martiniano Molina. Su agente de prensa, Andrea Frade, también es de Quilmes, donde fue secretaria en el Concejo Deliberante. Ahora la comunidad se enteró de que Petrovich no vive en ninguno de esos municipios sino en Berazategui.

La novedad surgió a partir de la denuncia de una de sus empleadas en el barrio cerrado Iraola I, en Hudson. Allí, Gisela Mariel Montini, de 40 años, trabajó desde 2017 como niñera, hacía tareas de limpieza, cocinaba y cuidaba a la madre de la legisladora, según le relató a la periodista Belén Bartoli. A principios de 2021, cuando mostró un certificado médico por una “lesión en la columna”, fue despedida sin más.

La senadora intentó negarlo: “Sólo hacía trabajos de cadetería”, minimizó, a la vez que pretendió justificar que llevaba y traía cosas del Senado, pero la empleada remite al libro de entradas del barrio cerrado donde deben constar sus ingresos y egresos diarios.

Por eso, Luciano Sívori, abogado de Montini, demanda el pago de una “indemnización por despido” ya que “Petrovich la dejó sin obra social y sin ART, porque la ART no le reconoce su trabajo en la casa, porque se supone que cumplía funciones en el Senado según el recibo de sueldo”.

 

 

Escándalo y después

Montini habló en el programa Política Del Sur, de Radio Urbe: “Fui al Senado a firmar contrato y después a hacerme los estudios médicos para el alta laboral”. Relató que comenzó sus tareas en septiembre de 2017 con 77.000 pesos de sueldo: “Primero iba hasta Quilmes; después Petrovich se mudó a un country en Hudson; viajaba todos los días, tenía horario de entrada pero no de salida”.

 

Una casa en Fincas de Iraola. Gentileza: Revista Zona Inmobiliaria.

 

 

“Quedaba extenuada, teniendo en cuenta que una casa de un country no es para nada pequeña (…) Tras hacer estudios, se detectó que tenía una hernia de disco”. La senadora se negó a responder a sus reclamos durante tres meses, hasta que le dijo que no fuese más porque había dado de baja el contrato senatorial, por el cual su empleada cobraba con tarjeta de débito.

En mayo, Montini envió una carta documento a Petrovich para cobrar su indemnización. “Me dio la sensación de que cuando ya no le servía y era como un estorbo me despidió. Yo a eso lo tomé como un abandono, un maltrato hacia mí, un desprecio personal. Espero que reflexione y aunque sea se comunique con mi abogado. Yo estoy muy mal por eso, no me gusta esta exposición, pero no me quedó otra, fue muy injusto lo que hizo conmigo después de cuatro años de trabajar con ella”.

 

 

¿Quién es?

En 2017, cuando contrató a su empleada multifunción y ya entraba en su segundo año como senadora, Petrovich presentó una declaración de bienes en la que juró ser dueña de un vehículo con un valor fiscal de más de 200.000 pesos; acciones en un fondo común de inversión por más de un millón y un par de cajas de ahorro por más de un cuarto de millón de pesos y otro cuarto de millón de dólares. En 2018 y 2019 actualizó los valores. Las declaraciones pueden ser corroboradas en este sitio.

Petrovich fue reelecta en 2019 para una de las tres bancas del partido del Cambio por la Tercera Sección Electoral, junto con Claudia Rucci y Walter Lanaro. Preside la Comisión de Transporte, Puertos e Intereses Marítimos, y es la vicepresidente de la Comisión de Libertad de Expresión a cargo de Franco Bagnatto (Juntos), a cuya reunión del último jueves faltó.

Esta era la gente que criticaba a Victoria Donda por ofrecer un contrato que no llegó a formalizarse. En este caso sí se hizo. Más lejos en el tiempo, el jardinero José Benito Passo denunció que Fernando De la Rúa lo hacía cobrar como empleado público mientras trabajaba en su quinta de fin de semana de Pilar. Se abrió una causa que se demoró por años hasta que el denunciante superó sus 80 años y fue declarado incapacitado para comprender el proceso.

En la segunda Alianza, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca (hijo de un sindicalista) tenía como doméstica en su quinta a Sandra Heredia, quien denunció que fue nombrada en un sindicato intervenido en una causa muy cercana a su empleador. A la hora de su despido, sin causa ni indemnización, sólo recibió un audio al celular con una orden y un insulto: “Sandra, no vengas más. Sos una pelotuda”.

Con tales antecedentes, sus pares republicanos intentan despegarse.

Desde el programa Ya Es Hora, que emite radio Infocielo en la capital provincial, le preguntaron a Aldana Ahumada si era tan fácil que dispusieran de sus contratos, pero la correligionaria de bloque evitó comprometerse.

Lo mismo han hecho otros integrantes de su alianza partidaria. El más encumbrado de su armado, Walter Lanaro, no respondió la consulta de El Cohete a su celular.

Sólo María Eugenia Vidal, quien ejerció la Gobernación en el mismo período que Petrovich ocupaba su banca en el Senado, la respaldó ante las cámaras de A24: “Le creo aunque no tenga toda la información de lo que pasó. Ella ha dicho que no es así, que esta persona no prestaba servicios domésticos en su casa, que trabajaba desde el Senado haciendo tareas administrativas y cadetería, y se puso a disposición de la Justicia».

La respuesta vino otra vez desde el Municipio de Quilmes, a cargo de quien también fuera senador provincial:

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí