Las 50 muertes de Cosme Fulanito

Una apasionante investigación judicial que no tiene nada de investigación y mucho menos de judicial

 

Al señor Cosme Fulanito se lo acusa de 50 homicidios. La denuncia contra Cosme Fulanito empieza con una auditoria que hace el Registro Nacional de las Personas. Lo sorpresivo es que las cinco personas que son auditadas por el registro, resultan estar vivas. Todo un problema para la acusación.

Mientras tanto Clarín y La Nación aseguran que las 50 personas están muertas. Incluso un programa líder de investigación periodística hace un gran programa señalando que una de esas cinco personas solía ir habitualmente a cierto café. Y que hace varios meses que no se lo ve tomar cafés en ese lugar. La conclusión es evidente: la persona está muerta. Sino seguiría yendo al bar que le gusta a tomar café. El conmovedor relato del dueño del bar, declarando que extraña horrores a su otrora cliente habitual, impacta fuertemente en la conciencia de una parte de la sociedad. Que se horroriza con la ausencia de varios meses del señor que siempre iba a ese bar. Claramente si dejó de ir a ese café, solo cabe concluir que está muerto.

Los abogados de Cosme Fulanito le piden al juez que investiga la denuncia por homicidio de 50 personas, que por favor requiera al Registro Civil los certificados de defunción de las 50 personas que supuestamente había asesinado Don Cosme.  El juez contesta que si tiene que pedir los 50 certificados de defunción, dado que algunas de esas personas vivían realmente lejos del juzgado, la causa se demorará mucho tiempo. Y la sociedad reclama Justicia ya mismo, agrega el juez, no sin razón.

La causa avanza y es elevada a Juicio Oral. Los jueces de la Cámara de Apelaciones y los de la Cámara de Casación comparten el criterio del juez que investiga. El reclamo de justicia de la sociedad por los 50 muertos no puede esperar que se pidan los 50 certificados. En todo caso, que los pidan durante el juicio oral.

En la previa del juicio oral, la defensa de Cosme Fulanito pide nuevamente que le dejen certificar si los 50 muertos están realmente muertos. Y otra vez el tribunal dice que demostrar que si los supuestos muertos están vivos llevará mucho tiempo. Y que el juicio hay que hacerlo lo más rápido posible. Así que deniegan esa certificación.

Mientras tanto aparece un testigo arrepentido que cuenta en otro programa de TV cómo fue parte del asesinato de las 50 personas y dice que hasta apretó alguna vez el gatillo. Explica que no tiene pruebas, pero tampoco tiene dudas de que Cosme Fulanito asesinó a esas 50 personas. Porque incluso él mismo ayudó a matarlos.

Un tiempo después aparecen los abogados del testigo arrepentido y cuentan cómo fue que el señor arreglo su declaración para acusar a Cosme Fulanito. Y que así logro quedar en libertad por delitos que sí había cometido. Supongo que se trata de un testigo tan arrepentido como desesperado. De hecho, hasta declaran que una abogada le enseñó al testigo algunas técnicas de asesinato que el señor desconocía. Para que pueda contar algo mínimamente verosímil.

Además el Estado se constituye como representante de los 50 muertos. Y le reclama a Cosme Fulanito una verdadera fortuna en carácter de indemnización. La tremenda coincidencia es que el Estado le reclama al tribunal que produzca la misma prueba que había pedido la defensa de Cosme Fulanito. Que se certifique que las 50 personas están muertas.

Leyendo esta historia todos me dirán, acertadamente, que es una locura hacer un juicio por homicidio sin certificar si las personas están vivas o muertas. Es tan disparate como someter a alguien a un juicio por la realización de obras, sin auditar esas obras.  Y hace unos días acá en Palermo, en Recoleta y en Belgrano, escuché unas pocas cacerolas batiéndose para que ese juicio se haga igual.

Porque teniendo el odio, ¿quién necesita las pruebas?

La Corte Suprema recibió una serie de recursos de la defensa de Cosme Fulanito, donde le plantearon que don Cosme estaba por ser sometido a juicio sin que hubiera podido siquiera certificar si las personas de cuyo asesinato es acusado, estaban vivas o muertas. Porque no le habían dejado producir nada de la prueba. La Corte Suprema dijo: “Caramba, qué cosa rara” y pidió los expedientes. Y entonces vino la furia. Los titulares de los diarios gritaban: “Buscan la impunidad de Cosme Fulanito”.

Pero el origen real de la furia –y también de la preocupación— no era la opinión de los que están convencidos que Cosme Fulanito es un asesino. Porque los procesos judiciales son cuestiones de hechos, leyes y pruebas. No de fe ni de convencimiento. Y en el caso de Cosme Fulanito, lo que no hay es precisamente pruebas. Los que con toda discreción pusieron el grito en el cielo fueron los jueces y fiscales que habían permitido el avance de esa causa sin permitir prueba ni defensa. Aunque era una parte de la sociedad la que clamaba que el juicio se haga igual, por debajo de la mesa y a media luz, eran los jueces y fiscales los que le decían a la Corte Suprema que si controlaba el proceso llevado contra Cosme Fulanito, estarían todos en problemas. Reales problemas.

Y hay que señalar que la Corte Suprema ha venido haciéndose la distraída durante tres años y medio sobre los muchos juicios por homicidio donde los muertos gozan de buena salud. Pero supongo que como Cosme Fulanito mide bien en las encuestas, de repente la Corte Suprema despertó un poquito de su larga, casi interminable siesta. Que se parece a la del fauno, pero mucho menos divertida.

Eso es lo que pasó, ni más ni menos. La causa de las obras de Vialidad Nacional ha sido mal investigada. Por jueces y fiscales que han hecho un trabajo pésimo. Pero no parece haber sido un error. Quisieron hacer mal su trabajo. Porque desde diciembre de 2015 a esta fecha, han trabajado con ahínco en perseguir a Cristina Fernández de Kirchner y no en comprobar y mucho menos probar si es culpable.

Y como le pasa a Cosme Fulanito, ningunas de las instancias superiores que deben controlar cómo actúan los jueces de instrucción controló nada. De hecho, y entre nos, creo que colaboraron fuertemente para que esa persecución sucediese. E hicieron invaluables e inconfesables aportes.

Hicieron todo eso con la anuencia silenciosa y dormida de la Corte. Que dejó que sucediese. Y que tampoco controló nada. Hasta hace unos días. Cuando intentó avisar que se había despertado.

La causa de Vialidad incluye más de 50 obras diferentes. Solo hay un informe hecho por Iguacel, cuando era director de Vialidad en 2016. En ese informe que sólo alcanzó a 5 obras de las totales investigadas, no aparecieron sobreprecios. Pero lo más relevante es que el informe presentado por Iguacel dice textualmente que en las sólo 5 obras auditadas “no se observan deficiencias constructivas de relevancia, como así tampoco tareas que hayan sido certificadas sin ejecutarse, salvo en algunos casos puntuales, que fueron detallados en cada obra”. Y agrega: “Los desajustes de certificación de obras observados no se consideran relevantes en relación a la magnitud de las respectivas obras”.

En pocas palabras, más allá de una serie de irregularidades administrativas, que sin duda debieron haber sido investigadas, no aparece a ciencia cierta que existan obras que fuesen certificadas sin haber sido realizadas; y las que fueron hechas, están bien hechas. Es como si a Cosme Fulanito le hubiesen certificado que las personas que supuestamente estaban muertas, en realidad están vivas. Tal vez eso merezca otra investigación, digamos que Cosme Fulanito no los mató, pero les gritó y los trató mal. Pero homicidio no es el delito por el cual acusar a Cosme. Ni estas obras de Vialidad han sido pagadas sin haber sido construidas. Porque, como  lo vio el mismo Iguacel, hechas están.

El Poder Judicial no ha permitido que la defensa de Cristina Fernández proponga nuevas pruebas, o nuevas auditorías sobre la totalidad de las obras. Menos aún ha permitido que se comparen los precios de estas obras con los precios y tiempos de ejecución de otras obras efectuadas por otras empresas. Así como a Cosme Fulanito lo acusan de homicidio porque una de sus supuestas víctimas dejó de ir a su café habitual sin dejarle probar si por casualidad va a otro café, así mismo pretenden juzgar a Cristina Fernández por la causa Vialidad. Así de ridículo, y así de real.

Y no quiero dejar de contar que uno de los testigos estrella es Leonardo Fariña. Que está siendo investigado en otro juzgado por haber mentido. Una abogada ha declarado que fue ella la que le explicó lo mínimo de obra pública que  necesitaba saber para declarar. No en cualquier causa. En esta causa. La de Vialidad.

Pero no quiero dejar de señalar una curiosa cuestión. Vialidad no solo hizo una denuncia penal. Inicio además una acción civil contra Cristina Fernández. Y en esa acción civil para poder probar el daño reclama la siguiente medida de prueba: “Copia de los Convenios celebrados por la DNV con todas las Provincias (período 2004-2015) para la ejecución de obras en todas las Provincias y montos ejecutados».

Algo similar a lo pedido por la defensa de Cristina Fernández. Porque curiosamente, tanto el acusador como la acusada coinciden en un punto: no se puede probar nada si no se compara con el resto de las obras ejecutadas. Y yo me pregunto entonces, ¿sobreprecios en relación a qué?

Podría seguir contando lo absurdo de esta causa, pero me tengo que ir a Ferro a un acto. Pero sí quiero contar esto. Hace muchos años yo era la abogada de Héctor Timerman en una causa donde lo acusaban de haber hecho un acuerdo espurio con los iraníes para garantizarles impunidad por AMIA. Durante el período en que se firmó ese acuerdo, quien buscaba que los iraníes pudieran declarar ante el juez argentino que investiga AMIA era el secretario general de Interpol, Ronald Noble. Que cuando se enteró de la acusación contra Cristina Fernández y Héctor Timerman salió rápidamente a desmentirla  y se ofreció a declarar. Hasta la fecha, el Poder Judicial no llamó a declarar a Noble, que es un testigo clave. Aun sin su declaración, elevaron la causa a juicio oral. Sin pruebas. Y Héctor Timerman se murió acusado de una causa absurda, sin que este Poder Judicial le reconociera derecho a defensa.

Yo no soy juez y no puedo afirmar la culpabilidad o la inocencia de nadie. Ni la de Cosme Fulanito. Pero puedo afirmar que sin pruebas no se puede juzgar. Y si se juzga sin pruebas, es un juicio aparente que se hace para dar aspecto de legalidad a lo que es por completo ilegal.

El derecho a defensa claramente incluye la posibilidad de probar lo que decís. Sin prueba no hay defensa posible. Sin defensa posible no hay proceso legal válido. Sin proceso legal válido no hay Justicia. Y sin Justicia, todo lo que hay es horrible.

 

42 Comentarios
  1. Luis Juan dice

    Estimada Graciana:

    A propósito del odio, si me permite una pequeña digresión, cito textualmente las palabras de Noam Chomsky, extractadas de su libro: Las intenciones del Tío Sam.

    – La actitud de Israel hacia Hamas ha evolucionado con el paso de los años. ¿Al principio les favoreció, no?

    – No solamente les favoreció, trataron de organizarlos y motivarlos. Israel estuvo apoyando activamente a los fundamentalistas siónicos en los comienzos de la Intifada. Si había una huelga de estudiantes en alguna universidad de la Franja Oeste, el Ejército israelí a veces llevaba al lugar en autobús a fundamentalistas para romper la huelga.

    Sheikh Yaseen, un maníaco antisemita de Gaza y líder de los Fundamentalistas islámicos, estuvo protegido durante largo tiempo. Les gustaba. Yaseen proclamaba a voz en grito: «matemos a todos los judíos». Es algo que se repite en la historia. Ya hace 70 años Chaim Weizman decía: «el peligro para nosotros son los árabes moderados, no los extremistas»

    Es importante señalar lo terriblemente incompetentes que son los servicios secretos cuando tratan con personas y asuntos políticos. Los servicios secretos cometen los errores más groseros, de la misma Forma que los «expertos».

    En una situación de ocupación o dominación, el ocupante, el dominante, tiene que justificar lo que está haciendo. Sólo hay una manera de hacerlo, convirtiéndose en un racista. Hay que denostar a la víctima.

    Una vez que te has convertido en racista rabioso en defensa propia, ya has perdido la capacidad de comprender lo que está pasando.

    Estados Unidos siguió el modelo al pie de la letra en Indochina. Nunca pudieron comprender la situación, hay excelentes ejemplos en los archivos. Y aquí el FBI hace lo propio, cometen los errores más increíbles, por razones similares.

    – En una carta a The New York Times, el director de la Liga Contra la Difamación Abraham Foxman, escribía que el Gobierno de Rabin «estaba demostrando sin ninguna ambigüedad su compromiso con el proceso de paz» y asumiendo su papel de tirar del carro. «Israel es la última parte que tiene que demostrar su deseo de paz» añadía. ¿Cuál ha sido la verdadera actitud del Gobierno laborista de Rabin?

    – Es perfectamente cierto que Israel quiere la paz. También la quería Hitler. Todo el mundo quiere la paz.

    La cuestión es en qué términos.

    El Gobierno de Rabin, exactamente como se predijo, endureció la represión en los territorios ocupados.

    Esta misma tarde he estado hablando con una mujer que ha pasado los dos últimos años en Gaza desarrollando una labor humanitaria y de vigilancia de los derechos humanos. Ella cuenta lo que todo el mundo sabe, todo el mundo con cerebro, que tan pronto como Rabin accedió al poder la cosa se puso mucho peor. EI es el hombre de mano de hierro.

    Ciertamente el Likud tiene mejor «prensa» en los territorios ocupados que los laboristas. La tortura y los castigos colectivos acabaron con Beguín. Sólo hubo un breve período negro cuando Sharon estuvo al frente, pero con Beguín las cosas mejoraron. Cuando los laboristas llegaron de nuevo al poder en 1984 volvieron a comenzar los castigos colectivos y la tortura, y un poco más tarde empezó la Intifada.

    En febrero de 1989 Rabin les dijo a un grupo de dirigentes de Paz: Ahora que las negociaciones con la OLP no significaban nada, eran un pretexto para permitir ganar tiempo y aplastar definitivamente a los palestinos. Y los aplastaremos, dijo, los reduciremos a ceniza.

    No ha sucedido.

    Sí ha sucedido. la Intifada estaba apagada, muerta y Rabin la ha vuelto a prender con su propia violencia.

    Ha continuado con los asentamientos en los territorios ocupados, exactamente como habían vaticinado los que tenían los ojos abiertos. Aunque hubo un cierto parón ampliamente publicitario, estaba claro que era un fraude. Foxman lo sabía. Estoy seguro que lee la prensa israelí.

    Lo que detuvo Rabin fueron parte de los planes más delirantes de Sharon. Éste se dedicaba a construir casas por todas partes, incluso en lugares adonde no iba a acudir nadie, y que el país no podía financiar.

    Rabin diseñó un plan de asentamientos más racional. Creo que la cifra correcta es de 11.000 nuevas viviendas.

    Los laboristas tienen una política más racional que el Likud, y ésa es una de las razones de por qué EEUU ha preferido siempre a los laboristas. Los dos hacen lo mismo, pero éstos lo hacen más tranquilamente, sin tanto alboroto. Son más modernos en sus orientaciones, sintonizan mejor con la hipocresía occidental. También son más realistas. En lugar de tratar de establecer siete zonas de asentamientos apuestan por cuatro.

    Pero el objetivo es el mismo, instalar asentamientos que dividan Palestina. Conectarán los asentamientos judíos mediante una bueno red de carreteras que rodeen los pueblecitos árabes de las cimas de las colinas.

    Se quieren asegurar que ninguna autonomía local se convierta en el embrión de un Estado independiente.

    Todo esto está sucediendo y EEUU continúa apoyándolo. (Como se ha encargado de decir claramente Rabin en Washington durante la firma de los acuerdos de paz, de su paz. No habrá nunca un Estado)

    – Críticos del movimiento palestino han apuntado que lo que ellos llaman «Intifada», el hecho de que haya palestinos matando otros palestinos, pudiera justificar el control israelí y deslegitimar las aspiraciones palestinas.

    – Volvamos la mirada al movimiento sionista. Ha habido una gran cantidad de judíos muertos a manos de otros judíos. Han matado a colaboradores, traidores y a gente que creían que eran traidores. Y no estaban bajo las extremas condiciones que sufren los palestinos. Como han apuntado muchos israelíes, los británicos no eran estupendos, pero eran verdaderos caballeros comparados con nosotros.

    La Intifada comenzó a convertirse en un proceso autodestructivo bajo una tremenda represión, y las ejecuciones escaparon a todo control. Empezó a ser una manera de dirimir viejas rencillas y los gángsteres mataban a quien se les antojaba. Al principio estuvo perfectamente disciplinada, pero se convirtió en algo caótico, de asesinatos indiscriminados, algo que encandila a los israelíes. Así pueden señalar lo locos que son los árabes.

    – Los israelíes son una peligrosa vecindad.

    – Cierto. Ayudan a que cualquier cosa se convierta en algo peligroso.

  2. CARPOA dice

    Terrible , pero no es novedad,quién acompaño el «processo» kafkiano al que fué sometido Lula,sabe que esto no es cosa de estos delincuentes vestidos de jueces y fiscales,es el plano del Tio Sam.
    Igual,exactamente igual ,pruebas inexistentes ,testigos a favor descartados (googlear Tacla Durán y entenderán),etc ,etc.
    En fin ,lo que nos debemos jurar ,es que no habrá ningún tipo de compasión.
    Debemos ,acusarlos,procesarlos,probar,y condenarlos ,SOLO ASÍ TENDREMOS ALGUNA GARANTÍA DE QUE NO SE REPETIRÁ.

  3. jose b . delgado dice

    exelente aclaracion del tema judicial.se debera seguir con los jueces y fiscales ,que actuaron en dichas actuaciones,los ciudadanos

    de a pie como recuperamos la justicia.

  4. Cecilia dice

    Graciana querida, sos una genia. Excelente tu «cuento» más claro imposible. Te admiro profundamente. Cuidate mucho

  5. Carlos dice

    Estimada Graciana, interesante tu aporte. Creo que en el caso de Cristina y tomando tu ejemplo no podría ser ella la acusada de homicidio. Esto lo ha explicado muy claramente Verbitsky, ya que no tenía el control sobre estas obras. Te pido si podés sintéticamente explicar en qué elementos se sustenta la denuncia y la acusación sobre Cristina y los demás acusados.
    Gracias por tu claridad y dedicación en la defensa de los derechos del pueblo.

  6. María Mónica Ostrovsky dice

    Excelente! Gracias por contar de manera simple aquello que algunos lo hacen para embarrar la cancha según sus propios intereses.

  7. Victoria dice

    Kafkiano.

  8. Pedro dice

    Excelente Dra. Peñaflor el paralelismo, con el ejemplo y la realidad. Con estos Jueces todos estamos en “Libertad condicional”, sin justicia solo tenemos asimetrías, la doble vara, entre unos y otros, -persecución- y buscar la acusación mediática.-

    1. Carlos dice

      Impecable como siempre, Graciana.

  9. JOE AUBERGINE dice

    El que duda siempre mira
    las dos partes a la vez
    ¿El abogado y el juez
    son verdad o son mentira?
    Aquel que tañe la lira
    sabe que cuerda tocar
    también sabe en que lugar
    la nota suena distinta.
    En la justicia es la tinta
    lo que el reo ha de tomar.

  10. Sorru de Ternalpa dice

    Desde que Cambiemos se hizo cargo de la Argentina, todos los Códigos fueron reemplazadas por uno solo: la Ley de Lynch. Estamos en Mississippi, 1890. Un chiquilín negro va por la calle sumido en sus cavilaciones y una mujer blanca cree que le ha echado una mirada amistosa. A la noche, extraños frutos cuelgan en la suave brisa del Sur.

  11. Maria Angelica Ciravolo dice

    excelente Dra,la re bancooooooooooooooooooooooooooo

  12. karina dice

    excelente como siempre Dra. Graciana….nada que agregar.

  13. Claudio A. Rapoport dice

    Como siempre, excelente nota, Dra. Peñafort.

  14. Silvia Prado dice

    Excelente Graciana. Gracias por tu clara y detallada comparación y/o explicación!!!!

  15. Sergio Gustavo Mendez dice

    Excelente y muy didáctico Doctora.
    Gracias por dar luz.

  16. Ri1277 dice

    Perfecto Graciana. Y? Q hacemos? Q puede hacer Beraldi? Estas hienas cebadas van a querer hincar el diente.

  17. martin palero dice

    Excelente nota, gracias Graciana!!!

  18. rolando dice

    Excelente nota.

    Aguante Cosme Fulanito !!

  19. Eduardo dice

    Y cierta razon tiene Alberto Fernández cuando dijo..¡¡ Varios jueces tendran que dar muchas explicaciones,por esta barbaridad ¡¡¡ ,yo agregaria.. HAY Q HECHARLOS A PATADAS POR EL CULO …

  20. Cosme Fulanito dice

    La gorda tortillera está histérica porque le van a meter presa a la mafiosa de su jefa. Creeo que las chicanas legales pueden tapar unaa verdad más evidente que su sobrepeso.

  21. Chunita dice

    Mis felicitaciones graciana,lo explicas tan fácil todo,que es Impresionante, lo vacíos de justicia que estamos,y la alienacion y el odio,mezclado con ignorancia de la gente que solo quiere venganza,no justicia y me recuerda al poema primero vinieron x mi vecino etc etc, Necesitamos Justicia,reclamo Justicia

  22. Mònica dice

    Què bien escrita, Graciana! Es un placer leerte

    1. Edith Campos dice

      Excelente «novela» policial!!!!!!

  23. José de B dice

    Graciana, sos lo más, como persona, como profesional, siempre con los mismos principios de honradez humana y técnica, mí admiración es eterna, quiera Dios tengas un lugar preponderante en el futuro Gobierno de Fernández-Fernandez tu relato impecable, como siempre

  24. Atilio Bianchi dice

    Graciana, te lo explica con precisión académica y con lenguaje didáctico. No entiende lo que están haciendo en Inodoro Py el que no quiere.

  25. Helida López dice

    Primera vez que leo a mi comprovinciana. Me quedo deslumbrada por su estilo que me ha abierto otras huellas en mi cabecita curiosa.
    Gracias también a todos los otros aportes que respaldan el artículo y denuncian esta etapa bochornosa del poder judicial que ha dejado una vez más, expuesto desnudo al rey.

  26. marcelo domínguez dice

    Se parece al caso Dreyfus. En «La isla de los pingüinos» Anatole France hizo algo parecido a lo que aquí presenta Graciana. Recomiendo releerlo. Incluso algún personaje que aparece en este fragmento de la novela que refiero se queja de la insensate búsqueda de pruebas, que lo único que hace es embrollar la cuestión importante.
    saludos.
    md

  27. Alicia Inés Maxuach de Díaz dice

    En el derecho argentino la íntima convicción no existe, afortunadamente, y creo que en el brasileño tampoco, por eso es aberrante el fallo contra Lula

  28. gerardo sendero dice

    Aparte de esto, Graciana, quien contrató las obras fue el gobierno de Santa Cruz, el cual NO estaba ocupado por ningun Kirchner desde mucho antes que se adjudicaran las obras.
    Y el gobernador que las firmó, que yo sepa, ni siquiera estuvo acusado.
    Muy bueno tu relato

  29. Pablo Eguía dice

    Necesitan pruebas, no lapidaciones. Mientras sigan intentando sólo lo segundo, demuestran sólo la inocencia de los acusados.

  30. jorge dice

    Ademas recordemos el caso de lula en brasil, donde ,sin prueba alguna de que fuera dueño de la propiedad, el juez reconoce la falta de esa prueba ,pero lo condena por su supuesta «intima conviccion». En el caso vialidad, es posible que 3 jueces compartan alguna «intima conviccion» que los dispense de atender a alguna prueba.

  31. Alejandro dice

    Vi una película hace muchos años que se llamaba: » todos estamos en Libertad Condicional». Estos tipos dan miedo a los que no sabemos mucho del derecho.

  32. Lea dice

    Graciana, como tú bien sabes, los Poderes Judiciales around the World (y aquí también) sólo funcionan como custodios del status quo, protectores de los poderes de turno (y si no, veníte por las provincias), condenadores de ladrones de gallinas, fuente de negocios para unas élites privilegiadas exentas de todo límite (hasta de pagar impuestos). Si eso no se cambia, lo que queda, como dices, es horrible. Y de verdad lo es.

  33. Myriam dice

    Sos una grossa! Es tan gratificante leerte y admirar el modo de contar la realidad! Tenés mi admiración eterna. Gracias

  34. ML dice

    Como dice M, sin tus relatos Graciana, que domingos de porquería y con la realidad actual para llorar, leyendote nos dormimos con una sonrisa imborrable y soñando con la justicia que andas buscando siempre.

  35. Hector dice

    Lo único que falta es nombre y apellido de los jueces, porque estoy suponiendo varios delitos y se registran en páginas de Internet, para en un futuro accionar.

  36. Elida de Bianchetti dice

    Una vez mas Graciana, gracias, piba sos lo mas!

  37. Ricardo Alberto Comeglio dice

    Lo que más me produce asombro, Graciana, es que hay una Ley, la N° 11.658, que es por la que se creó la Dirección Nacional de Vialidad, que en su art. 2° dice:

    «Art. 2.° – La Dirección Nacional de Vialidad funcionará con la autonomía que le acuerde esta ley, pero el Poder Ejecutivo podrá intervenirla cuando las exigencias del buen servicio lo hicieran indispensable, con cargo de dar cuenta de inmediato al Congreso.
    Será una institución de derecho público, que tendrá capacidad para actuar privada y públicamente de acuerdo a lo que establezcan las leyes generales de la Nación y las especiales que afecten su funcionamiento, siendo sus miembros responsables personal y solidariamente, por los actos del directorio, salvo expresa constancia en actas de quien estuviera en contra de sus resoluciones.»

    ¿Y ésto que significa? Nada más y nada menos que es legalmente imposible otorgarle responsabilidad alguna al Presidente de la Nación Argentina por cualquier cosa que tenga que ver con la actuación de la Dirección Nacional de Vialidad, sino no tiene el más mínimo sentido haber dictaminado por el Congreso de la Nación esa AUTONOMÍA funcional y esa responsabilidad personal y directa a sus Directores.

    El sólo hecho de acusar a CFK es un claro acto de PREVARICATO que obliga a denunciar tanto a los fiscales como a los jueces que la pongan en ese banquillo de los acusados, dado que hay una ley, esta que menciono, N° 11.658, que determina claramente la irresponsabilidad operativa del Presidente de la Nación por hechos derivados de actos celebrados por la Dirección Nacional de Vialidad.

    Espero con ansias los procesos judiciales contra esos fiscales y jueces para que luego de un proceso justo donde se les impute el referido PREVARICATO, sean cesados en su cargos.

    1. Lujan dice

      Contundente Comeglio. Pero… -y perdón por el exabrupto- esta casta judicial y el propio ejecutivo se cagan en la leyes violando sistemáticamente el Estado de Derecho en Argentina.

    2. Marcelo J. Tull dice

      Así es, Sr. Comeglio. Hace poquito Peñafort hablaba de no tomar represalia o venganza. Coincido en no salir a cazar brujas, pero creo (creemos, me atrevería) que, si se llega al poder con F.F. y una vez encauzado el país, habrá que comenzar a hacer una limpieza y desinfección urgente y a fondo para transformar a la justicia en Justicia otra vez. Y deberá haber acusaciones formales, juicios políticos a destajo, y los legisladores, jueces y fiscales y mediáticos deberían desfilar como corresponde sin prisión anticipada, grabados y con sus abogados, para que se defiendan de las acusaciones por todas las infamias pergeñadas. Los Santoros, Larratas, Majules, Etchecopares, Feinmann (el sorete, no José P.), Bonadíos, Extorsionelli, Alonsos, Demencia Carrio y tanto personaje nefasto, todos juntos a explicar POR QUÉ (si es que se atreven). Y comenzar también a facilitar los juicios civiles, para que paguen ($$$).

  38. M dice

    Y sin tus notas mis domingis serian unaporqueria

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.