Las amistades peligrosas

El escándalo del encubrimiento: la esposa de Barbaccia, colaboradora de Garavano.

 

Se abrió un nuevo episodio en el escándalo del juicio AMIA. Primero fue el cambio de alegato ordenado por el ministro de Justicia, Germán Garavano. Luego la renuncia de la abogada Mariana Stilman, el comunicado furioso de Elisa Carrió y la acusación por nepotismo, amiguismo y  encubrimiento a Garavano y al operador presidencial en la justicia y empresario del juego Daniel Angelici. Y ahora llegó el turno de las redes. «¿Barbaccia no es el esposo de Silvina Rivarola?», se preguntaron. «Intima de Germán Garavano».  En realidad la historia no es sólo esa.

 

 

Barbaccia es el fiscal José Barbaccia, uno de los acusados del juicio. La Unidad Fiscal AMIA del Ministerio Público Fiscal alegó en el juicio y solicitó penas de entre 6 y 13 años de prisión más inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos para casi todos los imputados, entre ellos para los ex fiscales Eamon Mullen y Barbaccia. Y sólo pidió la absolución de Jorge “El Fino” Palacios. Luego le tocó el turno de hacer lo suyo a la querella de la Unidad Especial de Investigación AMIA del Ministerio de Justicia a cargo del radical Mario Cimadevilla. La instrucción del secretario radical a los abogados era replicar las mismas penas solicitadas por la fiscalía, pero —se sabe— a último momento el ministro de Justicia intervino designando al abogado José Console, miembro del Tribunal de Disciplina del Club Boca Juniors y funcionario del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, quien modificó el alegato y solicitó la absolución de Mullen y de Barbaccia, así como del policía experto en escuchar a las víctimas. Todo esto a pesar de encontrarse inhabilitado para representar al Estado.

Luego llegó el episodio Carrió. Y las redes, entonces, recordaron el nombre de la consorte de Barbaccia. Silvina Rivarola O´Connor es efectivamente esposa del fiscal José Barbaccia, pero también es la titular de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N°7 de la Ciudad de Buenos Aires, cargo que concursó cuando Germán Garavano era el Procurador porteño. Sin embargo, desde febrero de 2016 Rivarola O’Connor se encuentra todavía más cerca del ministro porque hace uso de una licencia por ejercicio transitorio ahora en el cargo de Directora de Coordinación y representación Nacional ante Organismos Internacionales de la Unidad de Información Financiera (UIF), que depende del mismo ministro Garavano.

En la audiencia que se celebró el día jueves 8, los abogados querellantes de los ex policías bonaerenses, Memoria Activa y la fiscalía pidieron al abogado José Console que aclare si se encontraba o no habilitado para actuar. El abogado Juan Manuel Ubeira, que representa a las querellas de los ex policías, también solicitó que se expidan copias del alegato del ministerio de Justicia para remitir a la Comisión Internacional de Derechos Humanos, organismo ante el cual se encuentra denunciado el Estado argentino por las irregularidades en la investigación del atentado.

Disposición-SCA-43-16-Lic.-ETOC-RIVAROLA

 

Aquí una clase magistral de Rivarola en Stanford. Septiembre 2015. Donde en tono de arenga política puso en duda que la entonces presidente CFK fuera abogada, y si lo es se olvidó de todo lo que estudió, y la acusó de manipular a la justicia para conseguir la impunidad de lo que llamó corrupción rampante en su gobierno.