Las cloacas de la imaginación

El relato de la obra pública en cloaca y gas

 

El gobierno de Cambiemos a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires admite que bajó el salario real, la inflación vuela, hay recesión, solo controla el dólar por los préstamos del FMI y la tasa al 60 % del Banco Central, aumenta la desocupación, cierran pymes e industrias y crece la pobreza, pero igual pretende que es un gobierno exitoso porque ha hecho “mucha obra”.

Macri golpea el cemento de Puerto Madero. Una obra digna de Suecia, o de un país que tiene resueltos los problemas de cloacas, infraestructura educativa y productiva y se da el lujo de gastar 800 millones de dólares de fondos federales para mejorar el tránsito de una parte pequeña de su ciudad más rica.

El Gobierno se jacta de que la gestión es buena porque, dice, hicieron rutas, mejoró la seguridad y redujeron el déficit de cloacas y acceso a la red de gas natural. Vidal cuenta emocionada cómo ella se ha sacrificado para reducir el déficit de cloacas.

¿Es verdad o, como chabacanamente dice Macri, es “sarasa – sarasa”?

Algunas notas periodísticas ponen de manifiesto que lo de las rutas a nivel nacional y la seguridad en la provincia es sarasa.

En este último caso, es coherente con lo que se advierte. Si fuera verdad que se “combate a las mafias y el narcotráfico” debería haber mafiosos de peso presos, y, fundamentalmente, se habrían desbaratado los sistemas de blanqueo del dinero negro. No se ven muchos mafiosos, grandes narcos ni financistas lavadores detenidos.

Queda entonces ver si, como dice emocionada Vidal, la proporción de hogares que ahora están conectados a la red cloacal y de gas natural ha variado significativamente.

La publicidad de Cambiemos refiere a poco menos de 800.000 personas conectadas a la red de cloacas. Suena grandilocuente. Serían unos 250.000 hogares. Que se hayan conectado al caño no significa que ese caño no estuviera ya instalado por el gobierno anterior. Más allá del número absoluto, lo relevante es si aumentó o disminuyó el porcentual de hogares conectados a la red cloacal.

Si no varió es porque las obras solo acompañaron el crecimiento demográfico.

Y eso es lo que ocurrió según los datos de INDEC en los centros urbanos. Los números del INDEC bajo la dirección de Todesca informan que la variación es nula.

Se trata del informe de “Indicadores de condiciones de vida. Hogares”. Toma un total de 31 aglomerados urbanos. Consigna datos relevados en el segundo semestre de 2016 y en el segundo semestre de 2018. Es decir, abarca una parte sustancial de la gestión Macri.

Según los técnicos, cuando hay déficit de cobertura es correcto medir el indicador de la manera que lo hace INDEC, y no como lo publicita Cambiemos con un número sin relacionarlo con el crecimiento de la población.

Según el cuadro que publica INDEC el total de hogares aumentó de 8.874.497 relevados en el segundo semestre de 2016 a 9.171.637 en el segundo semestre de 2018.

Veamos dos rubros que nos interesan:

Desagüe del inodoro a la red pública (cloacas).

En el segundo semestre de 2016 no accedía el 29,9 % de los hogares y sí accedía el 70,1 %. En el segundo semestre de 2018 accede el 70 % de los hogares y no accede el 30 %. No se verifica ningún cambio significativo.

Gas de red.

En el segundo semestre de 2016 no accedía el 28,6 % de los hogares, y sí accedía el 71,4 %. En el segundo semestre de 2018 accede el 70,4 % de los hogares y no accede el 29,6 %. La variación acá es de un punto porcentual de aumento del déficit.

Salvo que lea mal las publicaciones de INDEC, el gobierno de Macri no redujo el déficit de acceso a la red cloacal y de gas natural.

La publicidad electoral sobre este asunto es engañosa en tanto induce a pensar que sí lo hicieron. El discurso político de Vidal, que afirma haber reducido la pobreza porque aun cuando cayó el poder adquisitivo la gestión Cambiemos resolvió parte de la pobreza estructural proveyendo acceso a las redes de cloacas y gas natural, es falso.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Luis dice

    Los ciudadanos Argentinos están demasiado angustiados por saber cómo harán para vivir con tantas abrumadoras cuentas de luz, gas, teléfono, Sube, colegio, alimentos, medicamentos, etc, etc, etc. Por tal motivo, no procuramos informarnos correctamente de constatar la veracidad de los anuncios de Spots publicitarios que este Gobierno anuncia con respecto a mejoras de condiciones de vida, sea red cloacal, red de gas, asfalto, mejora edilicia en colegios, hospitales, etc, etc.
    Gracias a que hay información correcta que destruyen las mentiras de cambiemos, es que, quién lee o quiere solicitar informarse, puede evaluar la realidad, que, como ya estamos acostumbrados, siempre se miente y falsean los datos. Pero hay institutos manejados por este Gobierno, que contradicen los datos que nos quieren vender los mentirosos que hoy Desgobierna a este país.
    Sin embargo, la verdadera información no llega a todos los Argentinos, con lo cual, sería interesante que el día del debate entre Fernández y Macri, debate obligatorio, se lo ponga en ridículo, una vez más, al cínico de Mauricio, y que el pueblo se quita la vende de odio, y se descubra la realidad de hoy.
    Se mintió en todo durante la campaña del 2015, lo mismo con la del 2017, razón por la cual hoy gobierna un grupo de inútiles que cometieron una estafa, una asociación ilícita que se reunió y planifico como se debería engañar a los votantes para que ellos accedan al poder.
    El pueblo les creyó. Los voto y así estamos.
    Que me pasaría a mí si con un grupo de amigos planeamos la construcción de un complejo de viviendas en base a mentiras? Sin tierra, sin construcciones, solo promesas. Nos quedamos con parte del dinero, y decidimos, como excusa: » Y Pasaron cosas».
    El resto de las reflexiones corren por cuenta de cada uno.
    Yo, particularmente, no olvidó, y castigo con mi voto a quien me quiso engañar. Gracias a Dios, mi experiencia, mi intuición, hicieron posible no equivocarme al sufragar en el 2015/17.
    Espero , y no importa a quien vas a votar, pero no pecas nuevamente y le des otra chance a quien te mintió tanto, te trato de inútil, y encima te endeudó por cien años. Si veinte años no es nada, esto es 5 veces más, no te parece mucho!!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.