Las elites subdesarrollistas

Son tiempos de emociones fuertes en América Latina

 

El conflicto social, político, cultural, se ha extendido drásticamente por nuestra región. Fue la pobre y olvidada Haití la que inició un ciclo de luchas sociales al cual se sumaron Ecuador, Chile, Bolivia –no sólo las masas luchan, las elites también-, y que en el caso argentino se plasmó en el pacífico triunfo del Frente de Todos.

La globalización neoliberal ha sido impiadosa con América Latina. Le reserva a la región un lugar tan mezquino en la distribución de las riquezas mundiales, que su propuesta resulta insoportable para las mayorías que viven bajo las constantes restricciones y penurias que impone ese modelo político-económico-cultural. Sólo las minorías sociales logran imitar –y hasta superar a veces— los standards de vida de los países occidentales, y parecen estar sumamente satisfechas con los lugares subordinados y dependientes que sus países ocupan en el escenario global.

 

 

La elite boliviana no soporta el progreso

El golpe en Bolivia intenta destruir el esfuerzo más exitoso que se realizó jamás en ese país para poner en pie a su Estado, a su infraestructura, a sus capacidades productivas y extender al mismo tiempo condiciones de vida aceptables a la gran mayoría postergada de la población. Las impulsoras de ese verdadero crimen económico y social son las fracciones trogloditas de la élite boliviana, representadas por esa mezcla de lumpenización, corrupción y reaccionarismo evangélico que es el “Macho Camacho”. Fracciones que encontraron un claro freno a sus aspiraciones en los tiempos de Néstor Kirchner y Lula, y que vieron en Bolsonaro y Macri la vía libre regional para desplazar al gobierno popular de Evo Morales.

No hay que restarle méritos a los planificadores de golpes. La creatividad que despliegan, desde aquel golpe en 1953 a Mohammad Mosadegh —ese gobernante laico que nacionalizó el petróleo iraní—, hasta el golpe en Bolivia, no cesa de enriquecerse con nuevos recursos de manipulación social y combinaciones de actores, situaciones y discursos. En este caso, bastó desplegar grupos de tareas civiles, intensamente motivados tanto por razones ideológicas como pecuniarias, que se dedicaron a asaltar viviendas de funcionarios a los cuales se secuestró y golpeó, destrozar locales partidarios, quemar oficinas públicas, para que con la abstención de intervenir de la policía –Bolivia, zona liberada— y el prudente y amigable consejo de las Fuerzas Armadas al Presidente de… renunciar, se concretara el bendito “cambio de régimen”, tan necesario, como diría el Presidente Trump, para que triunfe la democracia.

El golpe contó con la solidaridad financiera de amigos de Chile, Brasil y Estados Unidos, que apostaron a la restauración del atraso y la miseria en Bolivia, para reconducir la riqueza boliviana hacia los bolsillos de las multinacionales, a las que la elite boliviana cobrará una comisión por sus servicios. La grieta boliviana, por supuesto, no puede reducirse a intereses materiales. Pero no cabe duda que la solidaridad golpista desplegada por toda la derecha latinoamericana no puede entenderse fuera de la comprensión compartida de estar todos en el mismo juego: ser los “Presidentes Encargados” de administrar las semi-colonias de la globalización.

 

 

La alegría no es brasileña

La simpatía del gobierno de Jair Bolsonaro por el golpe fue indisimulable. En algún sentido fue una reparación ante el mal trago de tener que liberar a Lula, un enorme líder popular sin cuyo encarcelamiento él no podría estar realizando la entrega del patrimonio del Brasil “al mundo”.

Lula parece haber salido recargado de la prisión. A sus años, y luego de sufrir el burdo confinamiento por parte de la Justicia brasileña, ha sacado las conclusiones pertinentes. El Poder Judicial brasileño fue funcional a dañar la democracia y el desarrollo del Brasil, afectando especialmente a grandes empresas que ese país supo construir. Pero la prioridad de la elite brasileña pareció ser: cualquier opción política antes que una modesta mejora distributiva. Ahora descubrimos también que había otra prioridad subyacente: cualquier impresentable antes que un gobierno que no acepta enajenar el patrimonio nacional.

En un cálido mensaje al Grupo de Puebla, Lula señaló: “Es importante que tengamos coraje para enfrentarlos, porque la elite latinoamericana es muy conservadora y no acepta la idea de un pueblo pobre subido a la escalera de las conquistas sociales”. Brasil y Bolivia, tan distintos en tantas cosas, sometidos a una misma lógica por sus elites. Ambas comparten sus pasiones por la desigualdad social y el subdesarrollo.

Bolsonaro no se limita a dañar a su país. Se ocupa con obstinación de atacar al Mercosur, proponiendo medidas para debilitarlo o eliminarlo abiertamente, como la reducción del arancel externo común a la mitad, o acelerar la implementación del acuerdo –ruinoso— con la Unión Europea. Romper el Mercosur sería su aporte a la desintegración regional y al debilitamiento de la soberanía de todos nuestros países. No en vano parte de su gabinete apuesta a una “asociación estratégica con Estados Unidos”. Pobres los viejos desarrollistas brasileños que soñaron con un país potente e integrado. El subdesarrollismo gobierna al Brasil del siglo XXI.

 

 

Chile de pie

En Chile, país constituido en modelo de toda la derecha latinoamericana, ha hecho irrupción un proceso social novedosísimo, en el cual sin una conducción precisa, un sinnúmeros de actores sociales –con un notable componente juvenil y femenino— expresan un rechazo contundente no sólo al modelo neoliberal legado por el pinochetismo, y continuado con prolijidad por un bipartidismo bien controlado, sino también a las propias prácticas represivas que lo caracterizaron, y que fueron eficaces hasta el presente.

Es tan potente y representativo el movimiento que está forzando a continuos retrocesos discursivos y comunicacionales del gobierno del multimillonario Piñera frente a los “alienígenas” –como los llamara su señora esposa— que protestan. El proceso de concentración de la riqueza y el ingreso fue fenomenal desde el golpe de 1973, y consolidó un modelo de dominación social estable que hizo las delicias de las potencias dominantes, que hasta premiaron a Chile con su ingreso al grupo de países “desarrollados” de la OCDE.

La inmisericorde elite chilena tendió a reprimir el conflicto, luego a disolverlo con cuatro monedas, y ahora a reconducirlo a través de una reforma constitucional amañada. Pero el proceso social que allí se ha puesto en marcha es de una significación que excede el horizonte intelectual de una eeelite para la cual el subdesarrollo prolijo es el summum de sus aspiraciones.

 

 

Administraciones neo-coloniales

Probablemente el caso boliviano sea el más grotesco, en cuanto a la colaboración entre reducidos intereses sectoriales internos y los intereses corporativos y políticos de los centros de dominación global. Pero dista de ser el único.

Sin demasiada dificultad se puede percibir la convergencia de los formatos institucionales convenientes para las elites locales con aquellos recomendados por las potencias dueñas de la globalización. Democracias formales, vacías de contenido popular, con sistemas bipartidistas en los que no se discuta el modelo concentrado, medios de comunicación en manos del gran empresariado, economía extranjerizada y desregulada y subordinación ideológica y cultural a los requerimientos de los países centrales.

Las elites locales parecen haber asumido las tareas de una administración colonial: destrucción del potencial económico local, debilitamiento de la estructura productiva, tecnológica y financiera, desaliento y desmoralización de la población local y promoción de la colonización intelectual y el adoctrinamiento colectivo en la lógica de la cultura corporativa.

El caso chileno ha sido el más acabado ejemplo de construcción de un modelo bipartidista que en lo sustancial preserva el dominio de pocas familias y aún menos grupos económicos sobre las palancas fundamentales de la economía y de los flujos y canales de captación masiva de renta.

La fallida experiencia macrista argentina presenta todos esos elementos de lógica semicolonial, y sólo así se explica el daño programado en todos los terrenos. Fue capaz de conducir a un país con un extraordinario potencial a una situación de fragilidad extrema. Una ocupación extranjera no lo podría haber hecho mejor.

 

 

Si es privado, es bueno

La lógica neoliberal ha penetrado en las más diversas capas de la sociedad latinoamericana. Sin embargo, cuando se observa el estado de subdesarrollo de la región y el triste papel que desempeñan los liderazgos empresariales, no se entiende el prestigio de lo privado. O se puede entender, en el contexto de la deserción en la disputa ideológica de los grandes partidos populares y del control hegemónico de los medios por fuertes intereses privados.

Casi todos los países de América Latina presentan una situación desesperante en materia de medios: hay casi unanimidad ideológica de un neoliberalismo conservador pro-norteamericano, que exhibe sin pudor su control monopólico sobre la información y sobre la comunicación social. Gobiernos progresistas –y que no pretendían construir ningún socialismo de siglo XXI— como Lula, o Correa o Cristina, se vieron sometidos a brutales campañas de desprestigio y desinformación por los medios derechistas. La región es sin duda alguna el imperio indisputado de las fake news y de la desinformación orientada.

En casi toda América Latina existe una situación de fuerte censura, si se la entiende como la privación de información relevante a la población, a partir de una definida intencionalidad político-ideológica.

Pero con un matiz particular: no es realizada por el Estado, como se enseñaba en los vetustos manuales de educación democrática de la Guerra Fría, sino por poderosos medios privados concentrados. Hoy los medios de Bolivia, a toda máquina, intentan mostrar la indemostrable riqueza de Evo Morales, sus millones de euros en el Banco del Vaticano, su estilo de vida fastuoso. No importa que no sea cierto. Ya con otra fake news –el hijo que nunca tuvo— le hicieron perder el plebiscito. En Chile, las manifestaciones de los jóvenes secundarios no tenían prácticamente reflejo en la prensa del régimen.

En la Argentina,  si los principales medios se hubieran limitado meramente a informar sobre la realidad institucional —la misión que en otras épocas tenía el periodismo—, el gobierno de Mauricio Macri no se hubiera sostenido en el poder. Ejercieron y ejercen la censura que, como es privada, estaría bien.

En el caso del golpe en Bolivia también lo privado es hermoso. Parece que los grupos de ataque organizados que protagonizaron el envión más violento del golpe, si son privados, no constituyen acciones ilegales con estilo fascista. Ya no serían acciones típicas del terrorismo de Estado, ya que están financiadas por el sector privado, sino espontáneas reacciones de la ciudadanía frente al autoritarismo de Evo. Si las bibliotecas las quema la ciudadanía republicana, bien quemadas están. Los métodos nazis, si son privados y blancos, son democracia.

 

 

Bolivia y Chile

Los sucesos de Chile y Bolivia nos conmueven profundamente. Son situaciones sociales extremas, que encierran fuerte sufrimiento y que nos muestran dos rumbos completamente diferentes. En Chile un terremoto que conmueve los cimientos de un asentado régimen de dominación, y en Bolivia la desestabilización orquestada de un proceso que estaba sacando al país de la postración secular.

Pero la significación global es muy diferente. Chile es el símbolo, es el norte, es el santo y seña de toda la derecha regional, y es su punto de convergencia ideológica con Estados Unidos y la Unión Europea. Es el modelo de Macri, pero también de Espert y de Gómez Centurión. Es la quintaesencia de la dictadura hecha virtud cívica: grandes negocios para las elites locales, silencio y resignación social y prestigio internacional basado en el alineamiento orgánico con las potencias occidentales.

Claro que el ejemplo boliviano se estaba volviendo peligroso, en la medida que destruía la biblia del racismo y la colonialidad que existe en toda nuestra región. El mejor gobierno de la historia del país lo protagonizaban los indios y los izquierdistas. Y funcionaba, y Bolivia crecía, y mostraba mejores datos macroeconómicos y sociales que los países administrados por las elites educadas con la literatura ficcional de la globalización.

La derecha regional queda vacía de propuestas positivas: su modelo político exitoso se va desmoronando al calor de una marea popular que encierra en sí misma el rechazo contundente y la incertidumbre de la novedad política. Le queda sólo el cuco propagandístico de “no ser Venezuela”, lugar al que ninguna fuerza progresista propone llegar.

En tanto, empieza a proliferar el modelo de los “Presidentes Encargados”: a falta de mayor talento político de las elites regionales, el Departamento de Estado designará los respectivos administradores semicoloniales. Siempre habrá ciudadanos disponibles para tan prestigioso rol.

 

 

Lecciones para argentines

También aquí tenemos nuestra propia elite, con sus pocas y malas ideas. Su mezquindad y su falta de compromiso con la Nación. Sus negocios de corta mira. Con sus medios de distorsión de la comunicación social. La que acaba de impulsar, apoyar y  protagonizar el catastrófico gobierno de Mauricio Macri.

El gobierno que asumirá el 10 de diciembre será portador de una lógica productiva y social ajena al modelo semicolonial que proponen las potencias atlánticas para la región, y seguramente estará sometido a todas las políticas de desgaste, desprestigio y desestabilización que con tanta maestría se vienen utilizando en toda la región.

Además de gobernar bien, el gobierno encabezado por Alberto Fernández no deberá ser ingenuo. En esta Latinoamérica no siempre triunfa el bien. Es más: hacer un buen gobierno, un gobierno para todes, puede ser peligroso para sus protagonistas.

Por eso, al triunfo popular habrá que defenderlo, con mucha inteligencia y con mucha firmeza, de las fuerzas del fracaso y de la mezquindad.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

15 Comentarios
  1. JOE AUBERGINE dice

    https://www.pagina12.com.ar/232095-vaca-muerta-libre-giro-de-divisas-y-retencion-cero-para-las-

    «El proyecto de Nielsen para blindar la exportación de hidrocarburos
    Vaca Muerta: libre giro de divisas y retención cero para las petroleras»

    Si tenes alguna duda
    de quien pagará la fiesta
    Albertito te contesta
    y Cristina observa MUDA.
    Mientras el obrero suda
    las polillas PROronistas
    que ganaron en las listas
    de NESTOR y DE CRISTINA
    se reparten La Argentina
    entre RICOS y MACRISTAS.

    Entendiste Jubileta
    que el aumento PROmetido
    te lo dan como a De VIDO:
    más años a agua y galleta.
    Vos serás la PROvoleta
    en el asado de Alberto
    al fin sos como el globerto
    que votó pa’hacer el cambio.
    Te dejarán en Marambio
    en bolas y el culo abierto.

    Ansina son las PROmesas
    de los PRO y de los MASSITAS
    Pa’l que trabaja: las cuitas
    para el rico: las riquezas.
    Empiezan con las tibiezas
    con que empieza el cagador
    te dicen: a lo mejor
    quizá, PROnto, sin embargo,
    que el primer trago es amargo
    y que el segundo es PIOR.

    Ansí es la vida señor.
    te apostilla el poderoso.
    y «albertito» se hace el oso
    sin mostrar ningún rubor.
    Mientras te piden valor,
    sacrificio y más aguante
    se llevarán por delante
    el pais y tu futuro
    si pensás que hoy está duro
    esperáte el lustro entrante

    Mientras hablan del ajuste
    que no te van a aplicar
    no se cansan de planear
    como ocultar el embuste.
    Es que son «gente» de fuste
    a la hora’e PROmeter
    pero en el tiempo de hacer
    se encuentran que la guitarra
    solo sirve pa’la farra,
    pa’la conga y pa’joder.

    Te dirán que es muy temprano
    pa’empezar a darte cuenta
    que esperés días; noventa
    y que te engrasés el ano.
    Que disfrutes del verano
    y que esperes el invierno
    esperando que el eterno
    dé de nuevo el beneficio
    del gas que subió Mugricio;
    porque NIELSEN dá de MANO.

    Ansina que ya sabes
    si antes votaste a Mugricio
    y despues del estropicio
    votaste mal otra vez:
    Sos argentino ¡Pardiez!
    y por lo tanto una breva
    que esgrime su voz maleva
    cuando se trata’e rugir
    pero se pone a mugir
    cuando lo pones a prueba.

    Entregarán Vaca MUERTA
    despues el agua y el suelo
    y te darán de consuelo
    una canasta de oferta.
    Mientras Arroyo te alerta
    del hambre en el conurbano
    el ispa cambia de mano
    antes que asuma el Alberto
    Si no despertás; MAMERTO
    PROparate pal AFANO.

  2. Delia Tedin dice

    Buenísima tu nota Ricardo . Gracias

  3. Luis Juan dice

    Estimado Ricardo:
    Impecable análisis, que comparto letra por letra.
    Una digresión:
    En el libro “Las tropas norteamericanas y la geografía del saqueo: América Latina, Mercosur y Paraguay en la mira” (biblioteca.clacso.edu.ar) del año 2005, podemos leer en el capítulo 1, bajo el título “La construcción de una ideología imperial”, lo que Philip S. Golub, refería:
    “…Pero un siglo más tarde, al comenzar un nuevo período de expansión y de formalización del imperio estadounidense, el de Roma es el espejo lejano pero ineludible de las élites de Estados Unidos. Desde lo alto de la unipolaridad adquirida en 1991 y reforzada luego del 11 de septiembre de 2001 por una movilización militar de dimensiones excepcionales, Estados Unidos, encandilado por su poderío, se afirma hoy y se muestra abiertamente como una potencia imperial. Por primera vez desde el fin del siglo XIX, el desencadenamiento de la fuerza se ve acompañado de un discurso explícito de legitimación del imperio.”
    “Charles Krauthammer, editorialista de The Washington Post y uno de los ideólogos más visibles de la nueva derecha estadounidense, afirma: “Es un hecho que desde el imperio romano ningún país tuvo tanto dominio cultural, económico, técnico y militar”. Ya en 1999 Krauthammer había escrito: “Estados Unidos se yergue sobre el mundo como un coloso (…). Desde que Roma destruyó Cartago, ninguna otra gran potencia alcanzó las cimas a las que nosotros llegamos”. Para Robert Kaplan, ensayista y mentor de George W. Bush en política internacional, “al igual que la victoria de Roma en la Segunda Guerra Púnica, la victoria de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial transformó la nación en potencia universal”.”
    “El imperio romano se convirtió también en la referencia obligada de autores situados más al centro del abanico político. Joseph S. NyeJr., rector de la Kennedy School of Government en la Universidad de Harvard y Secretario de Estado para la Defensa durante el gobierno de William Clinton, comienza su último libro de esta manera: “Desde Roma, nunca había existido una nación que eclipsara tanto a las demás”. Paul Kennedy, renombrado historiador, conocido por su tesis de los años ’80 referida a la “sobre-extensión imperial” de Estados Unidos, va aun más lejos: “Ni la Pax Britannica (…) ni la Francia napoleónica (…) ni la España de Felipe II (…) ni el imperio de Carlomagno (…) ni siquiera el imperio romano, pueden compararse” a la actual dominación estadounidense .Y agrega más fríamente: “Nunca existió semejante disparidad de poder” en el sistema mundial.”

    “En síntesis, en Estados Unidos, tanto los medios muy ligados al poder como los escasamente vinculados a él, concuerdan en que el país “goza actualmente de una preeminencia muy superior a la de los imperios del pasado, aun los más grandes”. Más allá de su aspecto descriptivo, la reiteración de la analogía con Roma, al igual que la ubicuidad de la palabra “imperio” en la prensa y las revistas especializadas estadounidenses, son la prueba de que se está construyendo una nueva ideología imperial.”

    ““Argumento a favor de un imperio estadounidense”: tal es el límpido título de un artículo de Max Boot, editorialista del Wall Street Journal, en el cual afirma: “No es por casualidad que Estados Unidos (desarrolla actualmente) acciones militares en numerosos países donde ya habían hecho campaña generaciones de soldados coloniales británicos (…), en zonas donde fue necesaria la intervención de los ejércitos occidentales para sofocar el desorden”. Según Boot, “Afganistán y otros territorios en ebullición imploran actualmente (a Occidente) que imponga una administración extranjera idónea como la brindada antaño por esos ingleses confiados, vestidos con pantalones de montar y cascos coloniales”.”

    “Otro ideólogo de derecha, Dinesh D’Souza, investigador en la Hoover Institution, célebre hace algunos años por defender teorías sobre la inferioridad “natural” de los afro-estadounidenses, estima en un artículo titulado “Loa al imperio estadounidense”, que los ciudadanos de ese país deben finalmente reconocer que el mismo “se ha transformado en un imperio (…), el imperio más magnánimo que el mundo haya conocido nunca”.”

    “A las voces de esos publicistas sulfurosos de la nueva derecha se agregan las de universitarios como Stephen Peter Rosen, director del Instituto de Estudios Estratégicos Olin de la Universidad de Harvard. Rosen afirma con un desapego científico magnífico que una “entidad política que dispone de un poderío militar demoledor y utiliza ese poder para influir sobre el comportamiento de los otros Estados no puede sino denominarse imperio (…). Nuestro objetivo -prosigue- no consiste en combatir un enemigo, dado que no existe ninguno, sino en conservar nuestra posición imperial y mantener el orden imperial”.”

    “Un orden, como señala otro profesor de Harvard, totalmente “diseñado en beneficio (exclusivo) de objetivos imperiales estadounidenses”, y en el cual “el imperio suscribe a los elementos del orden jurídico internacional que le convienen (por ejemplo, la OMC), a la vez que ignora o sabotea los que no le convienen (el protocolo de Kyoto, el Tribunal Penal Internacional, el tratado ABM)”.”

    “El hecho de que la idea misma de imperio esté en desfasaje radical con la concepción tocquevillista que tradicionalmente los estadounidenses tienen de ellos mismos -como excepción democrática entre las naciones modernas- no parece ser un obstáculo infranqueable. Quienes aún tienen escrúpulos (son cada vez menos) agregan a las palabras “imperio” y “hegemonía” los adjetivos “benévolo” y “suave” Robert Kagan del Carnegie Endowment, escribe, por ejemplo: “la verdad es que la benévola hegemonía (benevolent hegemony) ejercida por Estados Unidos es beneficiosa para una gran proporción de la población mundial. Es, sin dudas, un mejor arreglo que todas las alternativas realistas”.”

    “En busca de una seguridad que espera obtener por la sola fuerza de las armas más que por medio de la cooperación, Estados Unidos actúa solo o en coaliciones circunstanciales, de forma unilateral y en función de intereses nacionales muy estrechamente definidos. En lugar de atacar las causas económicas y sociales que favorecen la reproducción permanente de la violencia en los países del Sur, los está desestabilizando aun más al enviar sus fuerzas armadas. Que el objetivo de Estados Unidos no sea la conquista territorial directa sino el control de esos países no cambia mucho las cosas: los imperialistas “benévolos” o “dubitativos” no son por ello menos imperialistas.”

    “Si los países del Tercer Mundo deben someterse y padecer una nueva era de colonización o de semi-soberanía, Europa deberá conformarse con un estatuto subordinado dentro del sistema imperial. En la visión estadounidense nacida de la unipolaridad obtenida en 1991 y reforzada luego del 11 de setiembre, Europa, lejos de ser una potencia estratégica autónoma, será una zona dependiente, desprovista “de la voluntad y de la capacidad de defender su paraíso (…); (cuya protección) depende de la voluntad estadounidense” de hacer la guerra. Europa se encontrará inserta en una nueva división del trabajo imperial vertical, según el cual “los estadounidenses hacen la guerra, mientras que los franceses, los británicos y los alemanes controlan las zonas fronterizas, y los holandeses, los suizos y los escandinavos sirven de auxiliares humanitarios”. Actualmente, los “estadounidenses tienen tan poca confianza en sus aliados (…) que, a excepción de los británicos, los excluyen de cualquier actividad que no sea el trabajo policial más subalterno”. Zbigniew Brzezinski, quien concibió la “Jihad” antisoviética en Afganistán, ya había articulado una idea análoga hace algunos años. Según él, y muchos otros estrategas estadounidenses, el objetivo de Estados Unidos “debe ser mantener a nuestros vasallos en estado de dependencia, asegurar la docilidad y la protección de nuestros tributarios, y prevenir la unificación de los bárbaros”. Como es su costumbre, Charles Krauthammer dice las cosas aun más crudamente: “Estados Unidos ganó la Guerra Fría, se puso a Polonia y a la República Checa en el bolsillo, luego pulverizó Serbia y Afganistán. De paso demostró la inexistencia de Europa”. Ese desprecio explica en gran parte las fuertes tensiones que sacuden las relaciones transatlánticas desde el 11 de setiembre.”

    “La opción imperial condenará a Estados Unidos a consagrar el tiempo de hegemonía que le queda -sea cual fuere- a construir murallas en torno de la ciudadela occidental. En síntesis, como todos los imperios que lo precedieron, Estados Unidos, verdadero “Extremo Occidente”, estará ocupado, de acuerdo con la expresión del escritor sudafricano John Michael Coetzee, “por un solo pensamiento: ¿Cómo hacer para no extinguirse, cómo hacer para no morir, cómo prolongar su época?”

  4. Furli dice

    Algunos compañeros/amigos lectores, están proponiendo algo así como el «asalto» al Palacio de Invierno! Nada de esto se desprende de la excelente nota de R.A. aunque son válidas todas sus advertencias. Empezaron con las denuncias de supuestas pertenencias al RAP/NED sin demostración de las certezas debidas, y más allá de nuestras diferencias y precupaciones por los apoyos de muchos de ellos al Régimen del latrocinio aún vigente, Macri se encargó de demostrar que en su «modelito» ellos no estaban invitados. Hoy volvieron al campo popular, esperemos que nos acompañen por el largo camino que debemos emprender, no pidamos ejemplaridad a toda la «política»en un País donde la emplaridad es un bien mas bien escaso, ni hagamos un ADN permanente de ellos, recordemos eso sí su pasado, para estar atentos…..y hagámoslo con nuestra presencia en las calles, apoyando lo bueno y enfrentando lo que no nos guste, como el mismo Alberto se empeño en remarcar!

    1. Eduardo dice

      Respecto a la pertenecía a la RAP ( Red de Acción Politica con supuesto financiamiento NED según muchas investigaciones periodísticas ), en la página de la ONG o lo que sea, se listan 54 integrantes del Partido Justicialista entre ellos Omar Perotti, Juan Urtubey, Kosiner, Snopek, Llaryola, Leonardo Gioja, Negre de Alonso, Marcelo Sain, entre los más conocidos. También se listan 11 integrantes del Frente Renovador como Arroyo, Alejandro Grandinetti, Julio Zamora, etc.
      Están sus fotos con indicación de nombres, cargos y pertenecía partidaria.
      Sólo hay hay que ingresar al sitio de la organizacion, lo que no implica ningún asalto al Palacio de Invierno. Allí se los define como Políticos RAP.

  5. marce dice

    ¡Excelente! Lo voy a utilizar como bibliografía de estudio para estudiantes del profesorado que -como todxs- están inmersas en la desinformación porque es clarísimo y esclarecedor.

  6. Germinal dice

    Latinoamérica está en guerra, en una guerra no convencional y, por tanto, no declarada, emprendida por EEUU. Los acontecimientos ocurridos en Bolivia deberían espabilar a los responsables de la futura administración de gobierno en Argentina, para la que “el hambre y la deuda” pueden llegar a ser, visto lo visto, el menor de sus problemas. La idea de “vienen por nuestros recursos” está abandonando el plano de lo abstracto y comenzando a materializarse en el de lo concreto. La táctica del Lawfare resultó ineficaz para alejar a los dirigentes populares de su competencia por el poder político, por consiguiente, se abre una nueva etapa en la metodología imperialista, más cruda, menos solapada. Los actores judiciales y mediáticos que ocuparon el escenario en el primer acto de este drama, darán paso a nuevos actores para la representación del segundo acto. Las fuerzas de seguridad tomarán un rol protagónico en la Argentina que se viene. Naturalmente alineadas con la derecha, y educadas por el Imperio, serán las encargadas de generar la inseguridad y el caos, con agentes orgánicos que no intervienen eficazmente ante los desmanes producidos por agentes inorgánicos que operarán mediante falsos positivos (acciones de falsa autoría). Un revival de los métodos utilizados a comienzos de los ’70 para detener los avances populares.
    ¿Cómo se contrarresta esta operación? Hay que remover cúpulas y hasta cuadros intermedios, refundar la inteligencia con miembros probadamente leales, rastrear las vías de financiamiento, desconocer a la OEA, convocar a la movilización permanente del pueblo, establecer alianzas estratégicas con Rusia… Cualquier cosa menos ser tibio y dilatorio. El segundo día de mandato ya puede ser tarde.

  7. Marcos dice

    Según Agustina Paz Frontera, en este mismo resumen «…el difícil territorio de las posiciones feministas sobre el golpe en Bolivia», el uso del «feminismo» para socavar sociedades.

    Álvaro García Linera en Telesur advertía sobre las feministas, los autonomístas y los ecologistas en Bolivia.
    Mencionado también en «El onegísmo inútil».

    El “oenegismo”, enfermedad infantil del derechismo
    Álvaro García Linera
    01-08-2011

    Sobre el papel de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) en Bolivia y su financiamiento
    Álvaro García Linera
    19-08-2015

  8. cristobal dice

    Brillante Ricardo !!! Abrazo desde Campana !!!

  9. elsa usandizaga dice

    Aronskind caracteriza la situación política y social de Bolivia y Chile con precisión plantado como observador critico argentino. Gracias, y muchas!
    El desafio que tenemos por delante es grande….acompañar al nuevo gobierno, con un respaldo incuestionable, en la calle, como nos muestra Chile, desde el primer dia, desde la primera medida a favor del pueblo?
    Pero tambien, nos muestra Chile, que hay que defender las metas populares… criticar muestra propia «inteligencia» respecto de la lucha en Argentina….Va a ser dificil pero sera fascinante si esto se convierte en una tarea colectiva!!

  10. Néstor dice

    La defensa de la política tiene que ser masiva y omnicomprensiva. Y no es casual ni mucho menos que también tenga que serlo la política de defensa.

    Ya es hora de organizar nuevas FFAA. Y adrede no escribo «de nuevo las», y sí escribo «nuevas». Un 1952 boliviano es imperioso, mejorado, corregido y ampliado. Así evitaremos un 2019 boliviano.

  11. Eduardo dice

    Se inicia el ciclo de los golpes duros.
    El repliegue del Imperio fallido siempre es sobre las democracias y los pueblos de nuestra Latinoamérica.
    La derrota en Siria es a Vietnam, lo que el golpe a Evo es al golpe a Salvador Allende.
    Pienso que tratarán de hacerle comer a Alberto el sapo de la reestructuración de la deuda y luego lo voltearán .
    Estimado Aubergine, estoy de acuerdo. Y los nombres que enumeras son efectivamente poco confiables. Arroyo, por ejemplo figura como integrante de la RAP junto a muchos pro ( Red de acción política ), financiada por la NED. Algo que Todos deberían explicar…
    Muy pesimista … HAY QUE ENDURECER LAS POSICIONES NACIONALES Y POPULARES y atacar el circuito del dinero offshore … urgente !
    Nacionalizar banca y comercio exterior. Después de Bolivia, el contexto ha cambiado… radicalmente.

    1. JOE AUBERGINE dice

      Mire es simple el «KICI» obligó al desgobierno de HEIDI a dar marcha atrás con el descuento d e los miércoles del BAPRO.. descuento que pagaba un 30% el banco y un 20% el vendedor.. y la PROvincia y municipios recaudadban un 50% en impuestos escalonados y AFANOsos. O sea: los que venían a ponerte plata en el bolsillo; TE LA SACAN.. … Lo más lindo que ya lo habían adelantado en C5N sus econoPROgres briIllantes y farsantes.. y que callaron al darse cuenta de que iba contra su discurso.. ASÍ será todo.. fíjese que en lugar de hacer compras masivas de PROductos de 1era necesidad y repartir entre los «hambrientos».. les llenarán las tarjetitas para que canbalacheen en super chinos y extranjeros.. que se llevarán el 50 o 60 % de la tarjetita…. o sea reducirán la ayuda a los Hambreados a LA MITAD.. Claro que Arroyo es del RAP y el que escriba que dice que las pruebas no están; debería meterse en la página respectiva y buscarla por el mismo. O más simple ver ADN en C5N yasumir que es un charleta como los que PROmeten agua y te dan arena.. A ver si a los idiotas hay que PRObarles su idiocia para que la verdad sea verdad..

  12. JOE AUBERGINE dice

    Ayer escuchaba en C5N a la mujer de Massita.. actuar para la gilada..(mientras nos recorda el papel brillante de su PROgenitor chorro y menemista en la década infame y PROronista) no me olvido que la banda renovadora(Massa, mendicurro, arroyo etc etc que hoy brillan en la banda de TODOS ELLOS) fue la que votó a mano alzada el endeudamiento y el pago a los buitres, el saqueo jubilatorio y todas las leyes de Macri y los chorros del PRO.. Hoy leo, en el pasquín de los ladrones magnétticos de papel prensa, que los exportadores ofrecen un shock de dólares a cambio de beneficios fiscales…..shock que sería vendiendo lo que tienen embolsado y se les está pudriendo y llenando de aflatoxinas en los silos bolsa.. Despues de ver la runfla armada con tipos como Arroyo que votaron a mano alzada las leyes saqueadoras y hambreadoras de MACRI o ver al cochino Navarro y al PROrsico que mandaron votar por Macri aunarse a los grititos afrancesados del piquetero que decía que CRISTINA era igual a MUGRICIO.. Se que nos van a GARCAR… Paramos con Delía y Moreno a la cabeza; en el 2008 el mismo golpe que le dieron a EVO (montados en la 125) los oligarcas con industriolandia de Mendicurren y el almuerzo de Vilma y la izquierda en Barrio Norte y la Rural….. esta vez no va a haber golpe.. porque el golpe son los mismos que ahora cementarán el saqueo que ellos votaron y PROpiciaron mientras la «Izquierda»votaba «BLANCO MACRI».. ¡Amalhaya! y estos te quieren hacer creer que SON EVOS ySi claro; malEVOS
    Cuando ves el CIRCO que hacen con el Hambre mientras se acarician sus obscenos vientres repletos de soretes que pagaron a 100 dólares por cabeza.. junto a personajes diestros y siniestros sabes lo que debés esperar.. el brete del matadero…

    Cuanto más viejo te hacés
    y asumís mirar pa’atrás
    discernís la voz mendaz
    que te acaricia otra vez.
    Y pasas de ser un pez
    a ser un pobre pescado
    que sabe que es estafado
    pero no tiene otra opción.
    Hoy de nuevo el colofón
    es ver de afuera el ASADO..

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.