Las paritarias de la salud

Trabajo dictó la conciliación obligatoria entre FATSA y las cámaras empresarias

Este miércoles el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto por reclamos salariales entre la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa) y las cámaras empresarias de la actividad. La decisión de la cartera laboral llegó luego del anuncio de dos paros nacionales que iban a realizarse el jueves y viernes pasados. 

 

Sanidad consideró “injusta” y “desmedida” la conciliación aunque señala que la “acatará” durante los quince días del plazo a cumplir. Según el gremio que lideran Carlos West Ocampo y Héctor Daer las empresas patronales se “niegan a negociar la paritaria” y “no tienen ninguna propuesta”. 

 

La resolución dictada por el Ministerio intimó a  la Federación y a sus sindicatos adheridos “a dejar sin efecto durante” el período indicado “toda medida de acción directa” que estuviesen implementando o tuvieran previsto “prestando servicios de manera normal y habitual”. Y a las empresas “a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por las organizaciones sindicales”.

 

La respuesta del gremio en su comunicado fue contundente: “reclamamos al señor Ministro de Trabajo que inste con el mismo rigor legal a los empresarios a negociar de buena fe y aplique las sanciones que correspondan a quienes se nieguen a negociar”. Y agregaron “no vamos a tolerar una disminución del poder de compra de nuestros ingresos y vamos a impulsar todas las medida de acción sindical que resulten necesarias para alcanzar este objetivo”.

 

 

Javier Pokoik, Secretario Gremial de ATSA dijo “cuando las empresas patronales comienzan a ver el nivel de acatamiento que iba a tener la medida de fuerza que teníamos planificada ellos avisan un lock-out en el mismo momento que el Ministerio anuncia la conciliación”. Así afirmó que este fue uno de los motivos que les pareció de “muy mala práctica” para juntarse en la mesa a negociar. “Lo que hicieron las empresas fue no sentarse a negociar con el sindicato la paritaria” continuó. Según el gremio resulta “injusto” que no les permitan las medidas de fuerza mientras que la cartera laboral “no haya intimado a la cámara patronal al día del vencimiento”.

 

Mientras que las empresas no hicieron ninguna oferta el sindicato pide un 45% de recomposición para el año paritario. Este miércoles el Ministerio citó a una audiencia para continuar las negociaciones. “El estado, la sociedad y las empresas tienen que encontrarle la vuelta a esta situación. Estamos hablando de salarios no muy altos que alcanzan apenas para subsistir y que merecen recomposición después de haber puesto el cuerpo a una de las situaciones más graves que pasó la humanidad” opinó Pokoik.

 

Los empresarios argumentan la falta de recursos o de financiamiento para negociar la paritaria. De los convenios colectivos de trabajo vencidos se destacan el 122/72 sobre clínicas y sanatorios y el 108/72 respectivo a centros de diagnóstico. Sólo estos últimos alcanzan alrededor de ciento ochenta mil personas. Según la escala el salario de una enfermera o personal especializado en terapia intensiva es de cincuenta y cinco mil pesos.

 

El viernes los trabajadores se movilizaron bajo el lema “sin salario no hay salud”. En diálogo con Pokoik puntualizó que “nunca es agenda de debate público la salud y más que nunca se notó lo importante que es tener un sistema sólido y trabajadores dispuestos a poner el cuerpo con vocación”. Por ese motivo resaltó que “resolver esto es más que una discusión sectorial o de una puja de intereses mínimos. Estamos en medio de una pandemia y nos define como sociedad cómo se resuelve”.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí