LO PEOR Y LO MEJOR

La música que escuché mientras escribía

 

Un amigo reenvía desde Estados Unidos el comentario que recibió de un conocido. «El mundo pende de un hilo delgado y ese hilo es la elección entre un partido controlado por milmillonarios y un partido controlado por milmillonarios fascistas. Y necesitamos que ganen los milmillonarios no fascistas». Ese fue el deprimente cuadro que se  vivió a partir de la noche del martes 4, cuando empezaron a contarse los votos en favor de Donald Trump y Joe Biden. Ayer las cadenas de televisión proclamaron a Biden, en un país federal donde no hay una justicia electoral nacional, pero Trump lo apeló ante la justicia de los estados donde Biden se impuso con los votos adelantados por correo.

Preferí refugiarme en la música de Louis Armstrong, que te invito a compartir, con pocas palabras de mi parte. Nueva Orleans, donde nació en 1901, fue una de las pocas ciudades de Louisiana donde los milmillonarios fascistas no pudieron cantar victoria, islote celeste en un océano rojo. Satchmo y Trump, lo mejor y lo peor de ese país.

Para empezar, esta versión del conmovedor tema Black and Blue, grabada en 1929. Habla del lecho solitario, frío y duro, en el que se siente apenas como un pedazo doliente de carne y desearía estar muerto. O el diablo lo quisiera muerto. Hasta los ratones le escapan, todos se ríen de él, se burlan y lo desprecian. Por dentro se siente blanco, pero de nada sirve porque no puede ocultar lo que muestra su cara. No tiene ni un amigo. Su único pecado está en su piel y se pregunta qué hizo para ser tan negro y estar tan triste. Es dudoso que hoy se aceptara esa idea de sentirse blanco por dentro, pero entonces fue el primer manifiesto musical antiracista, en la peor crisis económica, recién superada este año, pandemia de por medio.

 

 

 

 

Lo que sigue es la única filmación disponible de aquellos años fundacionales. Fue grabada en 1933 en Dinamarca.

 

 

 

 

El Museo que conmemora al músico, encontró hace poco la única filmación de Armstrong durante una grabación en estudio, de 1959.

 

 

 

 

Los dos temas que siguen reproducen el arte de Armstrong con la mayor fidelidad posible. Están tomados del disco metálico que se usó para sacar las copias en discos de pasta, por lo que no tienen la fritura típica de aquellos 78rpm de goma laca.

 

 

 

 

Acá un revoltijo de versiones de distintas épocas y en cualquier orden. Alrededor del minuto 38 y hasta el 45 hay una joya: una pizza con el inglés George Shearing al piano, Jack Teagarden en el trombón, Gerry Mulligan en saxo alto, Gene Krupa en batería y Lionel Hampton en vibráfono. Y en los minutos finales un dúo de trompetas y canto con Dizzie Gillespie.

 

 

 

 

Mi preferida es la versión de uno de los grandes temas de Hoagy Carmichael (Old Rocking Chair) que grabó con el trombonista y también cantante Jack Teagarden. Satchmo y Big T. celebraron en las décadas de 1940 y 1950 una hermandad musical de las más felices. Después siguen con el clásico Basin Street Blues.

 

 

 

 

Viajaron juntos a Nueva Orleans, que quiso homenajear a Armstrong, pero el alcalde de esa ciudad segregada no permitió que músicos blancos y negros compartieran el escenario. Fue la última vez que Armstrong visitó su ciudad natal.

También encontré unos fragmentos de ambos juntos en el show de televisión de Gary Moore, que se emitió en las décadas de 1950 y 1960, y una filmación en color, en la que también cantan su Old Rocking Chair, en el festival de Newport de 1958, para un público blanco según lo que se ve.

Esta otra copia de la misma actuación es mejor y permite ver la impresionante química entre los dos. El loco de la batería es Danny Barcelona, al que Armstrong presentaba como filipino, aunque nació en Hawai, esa diversidad racial contra la que se estrelló Trump.

 

Y para terminar, Adios Muchachos, filmado durante su presentación en Buenos Aires en 1957, a la que tuve el privilegio de asistir.

 

 

 

Por más que Biden esté a pasos de la meta, tampoco es seguro que cuando leas esto ya sea seguro quién será el Presidente del mundo en los próximos años. Pero mientras tanto, quién nos quita lo escuchado.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

6 Comentarios
  1. Irene dice

    Para recordar resistencias de nuevas/viejas generaciones . Y los pibes recién empezaban .
    https://thebeatlespy.wordpress.com/2015/09/11/concierto-en-el-gator-bowl-en-jacksonville/

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.