Alienígenas son ellos

La elección argentina y la sublevación chilena son las dos caras de la misma moneda

 

La Argentina irá hoy a las urnas para plebiscitar el desempeño del Presidente Maurizio Macrì durante los últimos cuatro años, al tiempo que centenares de miles de personas desafían el toque de queda y las armas de los militares chilenos para hacer evidente su rechazo al mismo modelo, que allí comenzó durante la dictadura militar de Augusto Pinochet y no se ha modificado pese a la alternancia en el gobierno de fuerzas de derecha e izquierda. Chile no conoció nada comparable con los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, entre 2003 y 2015. En la marcha del viernes en Santiago, el gobierno reconoció la asistencia de un millón de personas reales. Las imágenes épicas recorren el mundo. Hasta las Fuerzas Armadas debieron anunciar que suspendían el toque de queda en la Región Metropolitana, medida que siguió una hora después Piñera levantando el estado de emergencia y pidiendo la renuncia a todo su gabinete. Contra un pueblo en la calle no hay armas que valgan.

 

 

Esa imagen evoca la del cuadro célebre de Delacroix sobre las movilizaciones republicanas de 1830, la libertad guiando al pueblo, en defensa del parlamento y la libertad de prensa, amenazados por la monarquía restaurada.

 

Delacroix, la libertad guiando al pueblo, 1830.

 

La memoria del pueblo atesora y actualiza sus luchas. Sin que nadie lo haya propuesto, la multitud entona El baile de los que sobran, una canción del grupo Los Prisioneros que fue popular hace tres décadas en las protestas contra la dictadura:

Nos dijeron cuando chicos
Jueguen a estudiar
Los hombres son hermanos y juntos deben trabajar
Oías los consejos
Los ojos en el profesor
Había tanto sol
Sobre las cabezas
Y no fue tan verdad, porque esos juegos al final
Terminaron para otros con laureles y futuro
Y dejaron a mis amigos pateando piedras.

Los sucesos de esta semana de octubre marcarán la conciencia colectiva por mucho tiempo. En Chile, cuyo pueblo los protagonizó, pero también en otros lugares de la región, pocas veces tan comunicada. Se augura generosa circulación a este video filmado desde un departamento, que muestra la confraternidad entre los manifestantes y los soldados que tripulan un camión militar y entonan juntos consignas tan populares como Oh Oh Oh, el que no salta es un guaso maricón.

 

 

 

 

 

De las calles al cuarto oscuro

Lo que allí desbordó las calles, de este lado de los Andes se expresó en las urnas. Durante el cierre de la campaña, en Mar del Plata, Cristina, ahora candidata a la vicepresidencia, evocó los comienzos de la relación de Alberto Fernández, con ella y con Kirchner. El nexo se remonta a los últimos años del segundo mandato presidencial de Carlos Menem y a los intentos por construir una salida nacional y popular desde el peronismo, cosa que no fue posible porque el candidato era Eduardo Alberto Duhalde, quien no estuvo a la altura del desafío. Pero allí surgió el Grupo Calafate, que fructificaría dos años después, cuando estalló la convertibilidad durante la presidencia fallida de Fernando De la Rúa.

 

Alberto Fernández y Néstor Kirchner, en una foto trucada electrónicamente.

 

La foto real.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta semana, el ex senador Duhalde anunció que no iría a votar, porque la victoria del FdT era segura y un voto no hace diferencia. Kant y su imperativo categórico de validez universal no son lectura habitual en Lomas de Zamora. Pero ni siquiera la seguridad del ex senador que ocupó durante unos meses el Poder Ejecutivo a principios de siglo abre un margen de duda sobre los resultados de hoy. Carece de lógica suponer que en nueve semanas pueda imponerse quien perdió por nada menos que 16 puntos porcentuales.

Sin embargo, el triunfalismo no es buen consejero y todos los actos del gobierno saliente obligan a una actitud prevenida. Por ejemplo:

  • La creación de una fuerza electoral paralela de despliegue rápido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que la colocó bajo la dirección del secretario de Seguridad Eugenio Burzaco y su mano derecha, el Subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Federal, Darío César Oroquieta, alias El Cibercomando, y del Director  de Fiscalización y Resultados Operativos, Guillermo Cruz Yanzón. Esto viola la ley electoral, que coloca a todas las fuerzas bajo la conducción del Comando General Electoral, a cargo este año del general Carlos Alfredo Pérez Aquino. Una de las conquistas de la ley Sáenz Peña que rigió los primeros comicios libres hace más de un siglo fue el control del acto electoral por las Fuerzas Armadas, que también tenían a su cargo el empadronamiento de los varones y la emisión del documento que habilitaba a votar. Por supuesto, esto era antes del primer golpe de 1930, pero en cualquier caso, Bullrich y su Comando Operativo de Seguridad no tienen nada que hacer dentro de los lugares de votación.
  • La insistencia del Presidente y de su jefe de gabinete Marcos Peña Braun de que darán vuelta el resultado, cosa que no se sostiene en ningún dato objetivo verificable y no hay una sola encuestadora que lo considere posible.
  • La afirmación del candidato vicepresidencial Micky Vainilla de que el 12 de agosto las escuelas estuvieron «tomadas por La Cámpora, como se vio», a lo que atribuyó la pérdida de 5 puntos para su fórmula y reclamó «más presencia de fiscales y de personal de policía y gendarmería» para hoy.
  • La declaración de la heroína radical Elisa Carrió, de que a las 6 de la tarde se proclamarán triunfadores aunque no lo sean.
  • La aparición en otro operativo inverosímil de los cuadernos que el suboficial del Ejército Oscar Centeno declaró bajo juramento haber quemado, y sobre los que giró la principal operación contra Cristina, que ella desbarató al ceder el primer lugar en la fórmula.
  • El fastidio oficial ante el dictamen del fiscal electoral Jorge Di Lello, quien pidió la nulidad de las actuaciones contra Máximo Kirchner, Wado de Pedro y Andrés Larroque ante la incriminación del ex secretario de obras públicas José Bolso López,  por aportes que dijo haber hecho a La Cámpora para las elecciones de 2017. El más trascendente fundamento de Di Lello es que el fiscal Carlos Stornelli y el juez Glock no respetaron el derecho de defensa al no cumplir con el requisito de la ley del arrepentido que obliga a grabar la declaración.
  • La negativa de la Cámara Nacional Electoral a permitir que los apoderados informáticos de los partidos auditen los softwares de la empresa anglo-venezolana Smartmatic, encargada de la transmisión y la cuenta de votos en el escrutinio provisorio.
  • La alegada ignorancia sobre estos asuntos del subdirector de la Cámara, Gustavo Mason, y la afirmación, compartida por el Secretario del mismo tribunal, Sebastián Schimmel, de que no hay ninguna preocupación. Según Mason, porque sólo el escrutinio definitivo tiene valor jurídico. De acuerdo con Schimmel, porque Smartmatic le entregó en depósito el software e incluso «ha permitido, bajo condiciones muy restrictivas, que se haga una inspección del código fuente, algo que no se hizo en oportunidades anteriores. No es tal vez la solución óptima sobre todo por los tiempos, porque una auditoría de esta clase requiere tiempos mucho más extensos, pero la verdad es que ha habido una actitud de mayor apertura que en otras oportunidades».

Por cierto que sólo el escrutinio definitivo tiene validez legal, pero lo sucedido en Bolivia muestra que la instalación de sospechas sobre el resultado la noche de los comicios, provoca reacciones nacionales e internacionales perturbadoras del proceso político, en vistas a lo que viene después de las elecciones.

No es un buen indicio que el gobierno argentino, que no tiene información propia confiable sobre el proceso electoral boliviano, reclame junto con Brasil, Colombia y Estados Unidos que se realice una segunda vuelta. en sintonía con el secretario general de la OEA, nunca tan subordinada en el último medio siglo al gobierno de Washington como bajo la conducción de Luis Almagro. Evo los invitó a auditar el escrutinio, pero hasta el cierre de esta edición no habían respondido.

El eje que Macrì formó con Moreno, Piñera, el colombiano Ivan Duque y el brasileño Jair Bolsonaro está debilitado, pero no es de despreciar, entre otras cosas porque tienen un hermano mayor que fuma.

 

Moreno, Duque, Bolsonaro, Piñera y Macrì: ¿Y ahora qué hacemos?

 

En la tarde del viernes y ante la insistencia de los apoderados frentistas, los jueces de la Cámara,  Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, comunicaron a la ministra Bullrich que también el teléfono rojo debía «quedar bajo responsabilidad exclusiva del Comandante General Electoral», ya que eso es lo que dispone el artículo 6° del decreto 233/19. Aún así, Jorge Landau y los demás apoderados del PJ pidieron a la junta electoral de la Capital que dictara una medida cautelar ordenando al gobierno que desarme el dispositivo anunciado, que es ilegal aunque se coloque bajo control del Comando Electoral.  A última hora del viernes se reunió la junta, integrada por los presidentes de las cámaras de apelaciones en lo contencioso administrativo (Jorge Morán) y en lo civil (Beatriz Alicia Verón) y por la jueza con competencia electoral en la Capital, María Servini. «Ante la gravedad de la situación y la posibilidad de que se se pudiera obstaculizar y aún llegar a frustrar la libre realización de los comicios el tribunal entiende que debe reiterar del modo más enérgico y contundente la vigencia del orden electoral que no puede ser alterada por presuntas normas cuyo órgano emisor se desconoce, así como del ámbito del que emanan». Las negritas corresponden a la Junta Electoral. Su resolución explicita que cualquier interferencia de fuerzas, brigadas u otros grupos, ordenadas por autoridades ajenas a aquellas previstas en la legislación electoral, hará responsables a quienes las ejecuten de las sanciones previstas en el artículo 139 del Código Electoral Nacional». No son sanciones, sino penas de prisión de 1 a 3 años. Son las que corresponden a quien:

  • a) Con violencia o intimidación impidiere ejercer un cargo electoral o el derecho al sufragio;
  • b) Compeliere a un elector a votar de manera determinada;
  • c) Lo privare de la libertad, antes o durante las horas señaladas para la elección, para imposibilitarle el ejercicio de un cargo electoral o el sufragio:
  • d) Suplantare a un sufragante o votare más de una vez en la misma elección o de cualquier otra manera emitiere su voto sin derecho:
  • e) Sustrajere, destruyere o sustituyere urnas utilizadas en una elección antes de realizarse el escrutinio;
  • f) Hiciere lo mismo con las boletas de sufragio desde que éstas fueron depositadas por los electores hasta la terminación del escrutinio;
  • g) Igualmente, antes de la emisión del voto, sustrajere boletas del cuarto oscuro, las destruyere, sustituyere o adulterare u ocultare:
  • h) Falsificare, en todo o en parte, o usare falsificada, sustrajere, destruyere, adulterare u ocultare una lista de sufragios o acta de escrutinio, o por cualquier medio hiciere imposible o defectuoso el escrutinio de una elección:
  • i) Falseare el resultado del escrutinio.

Esto mide la gravedad de los delitos cuyos preparativos emprendieron Bullrich, Burzaco y el Cibercomando.

Las negritas de la Junta.

 

 

Gritos y susurros

Los gritos y rezos de Macrì en sus últimos actos proselitistas y sus acusaciones a quienes votan otra alternativa reverberan en dos audios que circularon en Chile, uno de la primera dama, Cecilia Morel de Piñera, y otro del más poderoso empresario del país, Andrónico Luksic.

La mujer, que admitió la autenticidad de sus palabras, considera a los pobladores que protestan como “alienígenas”, parte de una “invasión extranjera”. Afirma que se proponen cortar la cadena alimentaria y tomar el aeropuerto y propone “disminuir nuestros privilegios y compartir con los demás”. Ningún dato real avala las acusaciones de la esposa presidencial.

 

 

El supuesto Luksic defiende el toque de queda contra “los comunistas de mierda que quieren destruir la democracia” e incluso fustiga a los militares que intentaron dialogar con “esta chusma de mierda”. La voz de quien dice echar de menos “a los antiguos militares, que si había que disparar disparaban” habla al mismo ritmo del verdadero Luksic (quien afirma que es una falsedad) y con parecido jadeo. “Este es un país de tontos, de ignorantes”, dice. El presunto Luksic afirma que todo lo que sucede está armado por Nicolás Maduro y el comunismo internacional. Desde el diario argentino Clarínel columnista Miguel Wiñazki agregó otro rostro al enemigo: el «narcoanarquismo», definido como «una sombra que propicia caos, detrás de consignas pseudo izquierdistas». Nada menos.

 

 

 

La pregunta que surge luego de escuchar estas voces, es quiénes son los alienígenas. ¿Ellos o nosotros?

 

La felicidad

La posición de Piñera fue tan desmesurada que hasta el encargado de seguridad en Santiago, general Javier Iturriaga, lo desmintió: «Yo no estoy en guerra con nadie», dijo. A la hora de levantar las medidas de emergencia, el Ejército precedió al gobierno, lo cual también podrá tener consecuencias posteriores.

El economista de Harvard Jeffrey D. Sachs, director del Proyecto del Milenio de las Naciones Unidas, tiene una interpretación distinta a la de Piñera, el presunto Luksic, Micky Vainilla y Patricia Bullrich. No piensa que la rebelión chilena sea responsabilidad de cubanos y venezolanos empeñados en desestabilizar a los países de Sudamérica para fortalecer al gobierno de Maduro en Caracas. Por el contrario, la analiza en conjunto con las movilizaciones masivas que también se produjeron en países fuera del alcance del chavismo, como Francia y Hong Kong (y luego de su artículo, también en El Líbano). Asesor especial del Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Sachs atribuye lo sucedido a la combinación de una sensación de injusticia con la percepción de que están ocluidos los canales de movilidad social ascendente, en ciudades que han sido propuestas como modelo de éxito económico. En este debate se anotan también el periodista argentino-estadounidense Andrés Oppenheimer, quien considera que las protestas de Chile son del Primer Mundo, y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, para quien la situación es mucho mejor que en la Argentina, porque allí se discute cómo distribuir el crecimiento, que aquí no existe.

El ingreso per cápita de París supera los 60.000 dólares por año, en Hong Kong ronda los 40.000 y en Santiago es de unos 18.000 dólares. Todos los años el Foro Económico Mundial publica un Informe sobre la Competitividad Mundial. En el de 2019, Hong Kong ocupa el tercer lugar, Francia el 15° y Chile el 33°, el primero de América Latina. Es decir, están entre los mejores alumnos del modelo propuesto por los grandes capitales y los organismos financieros internacionales que los representan. La pregunta es por qué esos países que según las normas convencionales son ricos y competitivos estallan de ese modo. Desde 2012, Sachs es uno de los responsables de un Informe sobre la Felicidad en el Mundo, que ordena las percepciones sobre la felicidad de los ciudadanos de 156 países del mundo, entrevistados por Gallup, una de las primeras encuestadoras, con 84 años de experiencia. Las personas responden si están satisfechas o descontentas con la libertad que tienen para elegir qué hacer con sus vidas, sobre estos ejes:

  • expectativa de vida,
  • generosidad,
  • solidaridad social,
  • libertad y
  • corrupción,

a las que asignan una calificación que oscila entre 10 (que corresponde a la mejor vida posible) y 0 (la peor).

Las percepciones sobre la libertad personal para elegir el curso de la propia existencia no coinciden con los indicadores de producto bruto per cápita. En los ejemplos elegidos por Sachs, Hong Kong ocupa el noveno lugar en el ranking de Producto Bruto per cápita, pero el puesto 66 entre los países con mayor libertad de elección personal sobre la vida a seguir; Francia está en el puesto 25 de la primera lista, y en el 69 de la segunda. Y Chile ocupa las posiciones 48 y 98 respectivamente.

Las cosas son aún más complejas. Para una de las principales instituciones conservadoras del mundo, la Fundación Heritage, que tuvo un rol decisivo durante los primeros gobiernos neoliberales, el de Margaret Thatcher en Gran Bretaña y el de Ronald Reagan en Estados Unidos, Hong Kong es el país con mayor libertad económica del mundo. La Fundación no oculta que se refiere a libertad de mercado y de movimiento de capitales, que considera clave para el progreso de las naciones. Sachs no llega a decirlo pero es transparente que la libre circulación de capitales (que el FMI y las calificadoras de riesgo ponen como condición ineludible a todos los países para prestarles o calificarlos en forma positiva) es incompatible con la felicidad del pueblo.

Aquellos residentes jóvenes urbanos de Hong Kong, Paris y Santiago de Chile que no nacieron ricos, añade Sachs, desesperan de encontrar un trabajo decente y una vivienda accesible. Los precios de la propiedad en Hong Kong están entre los más elevados del mundo en relación con el salario medio y Chile tiene la mayor desigualdad entre todos los países de la OCDE. Debido a los altos precios de la vivienda, la mayoría de la gente es expulsada de los distritos comerciales del centro y para ir al trabajo depende de vehículos propios o del transporte público, lo que explica el malestar por el aumento en los precios de la nafta y/o del boleto.

En un claro mensaje para su propio país, Sachs advierte que allí también se incuba una grave crisis por la desigualdad y el bloqueo al ascenso social, como en Hong Kong, París y Santiago, y hay una inquietante ola de suicidios y de asesinatos masivos, al mismo tiempo que una desigualdad sin precedentes y un colapso de la confianza en el gobierno.

Los tres gobiernos se sorprendieron por las protestas ante acciones aparentemente modestas como la ley de extradición y los aumentos de combustibles y de transporte público. Para Sachs esto muestra la desconexión de los gobernantes con el pueblo. Pocos días antes del estallido, Piñera decía que su país era un oasis. Según los parámetros de Sachs, tampoco es sorprendente que las medidas clásicas de bienestar adoptadas por Piñera no hayan aplacado las protestas, porque no afectan la percepción popular de injusticia, el sentimiento de vulnerabilidad financiera y la desconfianza en el gobierno. En una muestra contundente de la internacionalización de Capusotto, Piñera también pidió perdón por no haber previsto lo que sucedería y, tal como Macrì aquí, dijo que había escuchado y que daría respuesta a las demandas. Pero ninguno de ellos se acerca a las conclusiones de Sachs: “Cada sociedad debe tomar el pulso de su población y prestar atención a las fuentes de descontento social y desconfianza. El crecimiento económico sin justicia ni sustentabilidad ambiental es una receta para el desorden, no para el bienestar. Es necesaria una mayor oferta de servicios públicos, mayor redistribución del ingreso de los ricos a los pobres”.

Así les contestan las estudiantes chilenas, de decisiva participación en la pueblada:

 

 

 

 

La opinión de la embajada

La embajada de Estados Unidos en Santiago distribuyó entre residentes de esa nacionalidad un boletín sobre los acontecimientos producido por la agencia de seguridad e inteligencia G4S Corporate Risk Services. Afirma que la retórica presidencial “contra la violencia y la delincuencia sólo puede reducir la probabilidad de una solución pacífica, ya que los manifestantes han incrementado el alcance de sus demandas”. Pese a la suspensión del aumento en el pasaje de subte, “las protestas continúan con mayor vigor, impulsadas por la previa disconformidad por la desigualdad, el costo de vida y la salud pública. Según datos de la OCDE, Chile encabeza la desigualdad de ingresos entre sus miembros. Mientras las Fuerzas Armadas continúan patrullando las calles de la Capital, los manifestantes incrementaron sus ataques a la propiedad, quemando y saqueando múltiples supermercados que estaban abiertos”. Al prever lo que podría ocurrir, el informe dice que “con la reciente condena de los manifestantes por parte del Presidente de Chile, es improbable que se alcance pronto una solución pacífica. La declinante clase media y sus ciudadanos más pobres se han cansado de un obsoleto Modelo Chileno que ha beneficiado en forma desproporcionada a los ricos. A menudo el peso de los múltiples problemas económicos ha recaído sobre la clase trabajadora. Los funcionarios que están en la calle trabajan por la paz y el orden, pero se necesita un diálogo abierto entre los manifestantes y los políticos. No se avizora que decline la proliferación del vandalismo y los saqueos que plagan la ciudad. Si el horario del toque de queda fuera más estricto, las manifestaciones violentas no harían más que incrementarse”.

 

 

 

Aquí no

Una de las preguntas más insistentes de estos días ha sido por qué el ostensible malestar de la sociedad chilena no se canalizó por la vía electoral o, a la inversa, qué ocurrió para que en la Argentina el descontento se haya expresado en la conformación de una alianza que se impuso por enorme diferencia en las PASO de agosto y es amplia favorita para hoy.

Con todas las diferencias que hay entre las sociedades a ambos lados de la Cordillera, como los respectivos movimientos de derechos humanos y la diferente profundidad de los procesos de Memoria, Verdad y Justicia, no es aventurado decir que la democracia chilena está viviendo su 2001, es decir el repudio colectivo a las políticas seguidas por los gobiernos de los distintos partidos que sucedieron a la dictadura. Los doce años de gobierno del kirchnerismo; la disposición del peronismo a reunificarse frente al adversario común; el sindicalismo, que desde las bases resistió las políticas de despojo de derechos; los movimientos sociales que organizaron y canalizaron el descontento para que no se agotara en estallidos anárquicos; el movimiento de mujeres que se constituyó en una nueva actriz política, son algunos de los elementos a tener en cuenta. Y también la visión estratégica de Cristina, que desde el primer día promovió esa unidad, sin ambiciones personales, con una lucidez que descolocó a propios y ajenos y reconfiguró la escena nacional en términos incontrolables para el gobierno.

Lo que venga no será fácil, pero Macrì ya fue.

 


La música que escuché mientras escribía

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

31 Comentarios
  1. Adriana dice

    MIRE SEÑOR Andronico, si usted piensa que su opinión tiene algun peso, esta bien equivocado. Usted puede hacerse oir porque es rico y en su caso, eso es poder. Pero usted no es mas que un pobre tipo, con un razonamiento sumamente limitado. Ni siquera puede situarse historicamente, se quedó pegado con la época ilegal de los militares que le permitío amasar la fortuna que hoy tiene. Nunca sabrá lo que significa lo que es la justicia, ni los derechos humanos. No me gusta despreciar a las personas, pero con usted no puedo evitarlo. Usted solo sabe bociferar pues se da el derecho de alzar la voz. Usted es despreciable.

  2. Luis Juan dice

    Estimado Horacio:
    Sencillamente brillante análisis. Una digresión, si me permite.
    Napoleón Bonaparte escribió “Máximas y Pensamientos” y, allí, coincidía con sus apreciaciones:
    Nada es más difícil de embridar que un pueblo que se ha sacudido las albardas.
    No es posible detener a los pueblos una vez lanzados.
    Aunque lo diga Maquiavelo, las fortalezas no valen lo mismo que el favor de los pueblos.
    SOBRE LORD CASTLEREAGH
    Míster Pitt dominó toda la política europea, tuvo en sus manos el destino moral de los pueblos y abusó de ese poder. Incendió el mundo y pasará a la historia como Eróstrato, entre llamas, lamentos y lágrimas. Él fue el causante de las primeras chispas de nuestra revolución; luego, de todos los obstáculos que se opusieron a la voluntad nacional; y finalmente, de todos los horribles crímenes derivados de ello. Esta conflagración universal de veinticinco años de duración, las numerosas coaliciones que la mantuvieron, el trastorno y la devastación de Europa, los ríos de sangre de los pueblos que fueron su consecuencia, la aterradora deuda de Inglaterra, que ha pagado todo ello, el sistema pestífero de los empréstitos que doblega a los pueblos y el malestar universal reinante hoy, todo se debe a él. La posteridad reconocerá esas cosas y le señalará como se señala un auténtico azote. Llegará un día en que este hombre tan elogiado en sus tiempos sólo será el genio del mal.
    No es que yo lo considere atroz; ni siquiera dudo de que estuviese convencido de obrar bien: la Noche de San Bartolomé tuvo también sus partidarios convencidos, el Papa y los cardenales entonaron un Te Deum, y entre esa buena gente podrían encontrarse, con absoluta certeza, algunos de buena fe. Así son los hombres, su razón y sus juicios. Pero lo que la posteridad reprochará, sobre todo, a míster Pitt será la repugnante escuela que dejó tras de sí, el maquiavelismo insolente de la misma, su profunda inmoralidad, su frío egoísmo y su desprecio por la suerte de las personas o la justicia de las cosas.
    Pero sea como fuere, por admiración real o por puro reconocimiento, o bien, incluso, por simple instinto y mera simpatía, míster Pitt fue y sigue siendo el hombre de la aristocracia europea. En efecto, en él hubo algo de la personalidad de un Sila. Su sistema consiguió el sometimiento de la causa popular y el triunfo del patriciado. En cuanto a míster Fox, no hay que buscar su modelo entre los antiguos, pues es él quien podría servirles de dechado, y no hay duda de que, antes o después, su escuela deberá regir el mundo. El momento de la muerte de míster Fox fue una de las fatalidades de mi carrera; si hubiese seguido con vida, los asuntos habrían tomado un giro muy diferente, la causa de los pueblos se habría impuesto y habríamos establecido un orden nuevo en las cosas de Europa.
    En Fox, el corazón daba calor al genio, mientras que en Pitt el genio secaba al corazón. Oigo, no obstante, a un gran hombre que me pregunta cómo yo, siendo todopoderoso, no actué como Fox. A las personas de buena fe les respondo que, en ese punto, no hay nada comparable. Inglaterra tiene la posibilidad de obrar en un terreno cuyos fundamentos se hunden en las entrañas de la tierra; mis cimientos sólo estaban asentados aún sobre arena.
    Inglaterra reina sobre cosas ya establecidas; sobre mí pesaba la gran carga, la inmensa dificultad de establecerlas. Depuré una revolución haciendo caso omiso de las facciones decepcionadas. Había reunido en haces todo el bien disperso que era necesario conservar, pero me vi obligado a cubrirlo con mis brazos nerviosos para salvarlo de los ataques de todos.
    Lord Castlereagh, discípulo de míster Pitt y que, tal vez, se cree igual a él, no es, en el mejor de los casos, más que su remedo simiesco: no ha cesado de seguir adelante con los planes y conjuras de su maestro contra Francia.
    Su pertinacia y su obstinación han sido, quizá, sus auténticas y únicas cualidades. Pero Pitt abrigaba grandes propósitos: en él, el interés de su país iba por delante de todo lo demás, tuvo genio, fue un creador, y desde su isla, como punto de apoyo, gobernó a los reyes del continente e hizo que actuaran a su gusto. Castlereagh, en cambio, sustituyendo la creación por la intriga y el genio por los subsidios e interesándose muy poco por su país, no cesó de utilizar la influencia y el crédito de esos reyes continentales para asentar y perpetuar su poder en su isla.
    Me han dicho que en la propia Inglaterra se le considera modelo de inmoralidad. Comenzó con una apostasía política que, aun siendo muy común en su tierra, deja no obstante siempre una mancha indeleble. Inició su carrera bajo las banderas de la causa del pueblo y se convirtió en un hombre del poder y la arbitrariedad. Si se le hiciese justicia, debería ser execrado por los irlandeses, sus compatriotas, a quienes traicionó, y por los ingleses, pues destruyó sus libertades internas y sus intereses externos. Gobierna todo lo demás y domina incluso al príncipe recurriendo a las intrigas y la audacia.
    Amparándose en una mayoría creada por él mismo, está siempre dispuesto a combatir en el Parlamento contra la razón, el derecho, la justicia y la verdad con una desvergüenza extrema. Ninguna mentira le resulta penosa, nada le detiene, todo le da igual: sabe que dispone siempre de los votos que aplaudirán y legitimarán cualquier propuesta. Ha tenido la desfachatez de presentar ante el Parlamento como hechos auténticos cosas que, según sabía perfectamente, habían sido falsificadas, que quizá hizo falsificar él mismo, y esas leyes sirvieron, no obstante, para dictar el destronamiento de Murat.
    Durante nuestra lucha, Inglaterra se vio animada por dos sentimientos poderosos: su interés nacional y su odio contra mi persona. La violencia de uno, ¿debería haberle hecho olvidar el otro en el instante del triunfo? ¡Los ingleses pagarán caro ese momento de pasión! Pasarán milenios antes de que se presente una ocasión semejante para el bienestar y la verdadera grandeza de Inglaterra. Volviendo a Castlereagh, ¿se trata de ignorancia o de corrupción? Según su propia opinión, ese lord Castlereagh distribuyó con nobleza los despojos entre los soberanos del continente y no reservó nada para su propio país. Pero ¿no teme que se le reproche haber actuado más como empleado que como socio de esos soberanos? Ha donado territorios inmensos: Rusia, Prusia y Austria han adquirido una población de millones de personas.
    ¿Dónde está el equivalente en el caso de Inglaterra? Y, sin embargo, este país había sido el alma del éxito y había corrido con todos los gastos. Ya está recogiendo, en realidad, los frutos del agradecimiento del continente y de los errores o la traición de su negociador: los gobiernos siguen mi sistema continental y reprueban o excluyen el producto de las manufacturas inglesas.
    Pero lord Castlereagh se mostró de hecho como el hombre del continente. Aunque era el dueño de Europa, satisfizo a todo el mundo y sólo olvidó a su país. Las actas vulneraban de tal modo el interés nacional, se oponían de tal manera a las doctrinas de Inglaterra, mostraban hasta tal punto el carácter de la inconsecuencia, que no se entiende que una nación prudente se haya dejado gobernar por semejante loco.
    Lord Castlereagh se basa en la legitimidad, que pretende convertir en norma política, aunque podría minar los fundamentos del trono de su propio señor; y, no obstante, reconoce a Bernadotte en contra del legítimo Gustavo IV, que se inmoló por Inglaterra. Reconoce al usurpador Fernando VII en detrimento de su venerable padre Carlos IV. Proclama con los aliados, como si fuera otra base fundamental, el restablecimiento del antiguo orden de cosas, la reparación de lo que denominan daños, injusticias y depredaciones políticas, el retorno, en fin, de la moral pública, y sacrifica la república de Venecia, entregada a Austria por él, y la de Génova, donada al Piamonte. Engrandece a Rusia, su enemigo natural, dándole Polonia; despoja al rey de Sajonia a favor de Prusia, que no puede proporcionarle ningún socorro; arrebata Noruega a Dinamarca, que, más independiente que Rusia, podría ofrecerle la llave del Báltico, para enriquecer con ella a Suecia, arruinada por la pérdida de Finlandia y las islas del Báltico, enteramente sometidas a Rusia. En fin, violando los primeros principios de la política general, olvida, a pesar de hallarse en una situación de omnipotencia, restablecer la independencia de Polonia, entregando así Constantinopla y poniendo en peligro toda Europa.
    ¿Es ése el ministro de un gran pueblo libre encargado de imponer el respeto a las naciones extranjeras? No, se trata de un deseo de los reyes del continente que, a instancias suyas, modela a sus compatriotas para que sean esclavos. Es el eslabón, el conducto por el cual se derraman sobre el continente los tesoros de Gran Bretaña y se importan a Inglaterra todas las doctrinas nocivas llegadas de fuera.
    Para el pueblo inglés es una gran desgracia que su ministro dirigente haya ido a negociar personalmente con los soberanos continentales; es una violación del espíritu de su Constitución. El orgullo inglés sólo ha visto que su representante acudía para dictar leyes; pero hoy, cuando los acontecimientos le demuestran, en cambio, que lo único estipulado son inconvenientes, falta de consideración y pérdidas, los ingleses tienen motivos para arrepentirse.
    De hecho, es cierto que lord Castlereagh habría podido obtener cualquier cosa, pero lo sacrificó todo por ceguera, por incapacidad o por perfidia. Sentado en el banquete de los reyes, parece haberle ruborizado dictar la paz como un comerciante y se permitió tratarla como un señor. Venció su orgullo, y podemos creer que tampoco sus intereses salieron perdiendo. Sólo su país sufrió por ello, y seguirá sufriendo mucho y por largo tiempo.
    La deuda es el gusano que roe a Inglaterra, es la cadena de todos sus problemas, pues es la que obliga a imponer una fiscalidad tan enorme, unos impuestos que encarecen los productos de alimentación, de donde deriva la miseria del pueblo, el elevado precio del trabajo y el de los objetos manufacturados, que no se presentan ya en los mercados de Europa con la misma ventaja. Inglaterra debe combatir por tanto, cueste lo que cueste, a ese monstruo devorador, necesita atacarlo desde todos los frentes a la vez, abatirlo con medidas tanto negativas como positivas, es decir, mediante la reducción de sus gastos y el aumento de sus capitales…
    Pero basta con que alguien diga una palabra en ese sentido para que toda la aristocracia se levante en armas, salga a luchar y triunfe; porque en Inglaterra es ella la que gobierna; y se gobierna por ella. La aristocracia recurrirá a su máxima habitual: si se alteran lo más mínimo los fundamentos antiguos, todo se vendrá abajo, máxima que las masas repiten tontamente, haciendo así que cualquier reforma se detenga y todo abuso se mantenga, crezca y pulule.
    Pero también es cierto que, a pesar de un conjunto de detalles odiosos, caducos e innobles, la Constitución inglesa presenta, no obstante, el singular fenómeno de un resultado afortunado y bello, y ese resultado, con todos sus beneficios, es lo que vincula a la multitud, temerosa de perderlos. Ahora bien, lo que genera ese resultado, ¿es la naturaleza condenable de los detalles? Al contrario, lo empaña; y brillaría mucho más si aquella máquina magna y hermosa se desentendiese de sus ideas parasitarias.

  3. Augusto Parma dice

    Tengamos fe de que vamos a ganar. Gente pudiente que hace 3 años era impensado que votaran algo que tenga que ver con el kirchnerismo, esta vez lo van a hacer. El voto de nuestros contrincantes es una apuesta al odio, no a la construcción. Y en base al odio no se puede lograr nada sólido ni duradero.

    PD: Denuncien anormalidades que notemos en nuestras boletas.

  4. Daniel ANGEL LLorente dice

    Esta nota es la mejor descripción que se podía hacer en este día. Brillante Horacio. No hay márgen para otra cosa que un contundente triúnfo del Peronismo esta noche en las urnas, imaginemos esperar un balotage con esta dramática situación social, económica y financiera. Nadie saldría beneficiado, ni el pueblo,ni la Embajada, ni los acreedores, ni los deudores, ni los que se van, ni los que llegan.Se necesitó Resistencia, Construcción y Paciencia. Espero que los Alienígenas que son ellos, o los Andrónicos lo entiendan de lo contrario el pueblo en la calle y organizado hará tronar su escarmiento.

  5. Daniel Angel LLorente dice

    Lo mejor que se podía haber escrito en este día. Brillante Horacio. No hay márgen en nuestro país para otra cosa que un triúnfo contundente del Peronismo, tan solo imaginémos un mes más con esta dramática situación social, económica y financiera esperando un eventual balotage.Nadie se beneficiaría de una situación semejante,ni el pueblo, ni la embajada, ni los acreedores ni los deudores, ni los que se van, ni los que llegan. LOS PUEBLOS NO SE SUICIDAN Y SI NO HARÁN TRONAR EL ESCARMIENTO. Gracias a lo que enumera en la nota Horacio será por las buenas, espero que los alienígenas que son ellos o los Andrónicos lo entiendan, de lo contrario será por las malas.

  6. Alfredo Santiago Iglesias dice

    MB…

  7. Carlos M dice

    Es posible que Chile este viviendo su 2001, un enfoque novedoso. Pero la realidad Argentina es que, sí el que gane hoy (y todo parece indicar que será el FdT) no arregla con premura la situación social y económica, nosotros vamos a tener una segunda vuelta del 2001 que será un 2020 o 2021.

  8. Hector Firpo dice

    Macri y Piñera 2 almas gemelas y prontuarios similares. Estos no son gobiernos liberales, son. Gobiernos de ladrones, por eso los pueblos se rebelan. Lamentablemente muchos cerebros están apolillados gracias a los medios hegemónicos amparados por EEUU que no va a parar hasta convertir a Sudamérica en una colonia para robarse todo lo que puede aun a costa de sumergir en la pobreza a la mayoría de sus habitantes. EEUU es una epidemia que ya se expandió por casi todo el el mundo. La única manera de curarnos de esa lacra es resistiendo y tratando de abrir las cabezas que aun no entienden cuales son los verdaderos objetivos de los ricos.

  9. Pedro dice

    Horacio: Al final del video se observa que es un teatro, si en Chile los actos escolares se hacen en un teatro esta bueno, nosotros aca solamente tenemos salón de actos en algunos colegios y en la mayoría los actos los hacemos en el patio del colegio, cuando no llueve.

    1. Sandokan 47 dice

      No ese acto se llevó a cabo en Madrid, no en Chile. Los niños seran hijos de emigrados Chilenos.-

  10. Alicia dice

    @su_hidalgo parace ser la autora de la foto que ilustra esta nota. Necesario reconocerla.

  11. Juan dice

    EXCELENTE texto.
    Hoy culmina la etapa electoral y EMPIEZA LA ETAPA POLÌTICA.
    Hasta el 10/12 o antes (cuando asuma AF) serà de conflicto en escalada. DEBERÀ SER DE MUY FUERTE LUCHA POLÌTICA contra el enemigo en retirada (incluyendo a eeuu)
    Luego vendrà la ETAPA DE GOBIERNO …en las condiciones que se encuentren.

    Y DEBERÀN SEGUIR LAS DOS ACCIONES POLÌTICAS: GOBERNAR Y DAR LA LUCHA POLÌTICA.

    VIVA NÈSTOR CARAJO!!!!

    L O M J E

  12. Ezequiel dice

    Chile está viviendo su 2001 ! Brillante, sencillo y contundente. HLVS !

  13. MATIAS SLUtz dice

    Hola Horacio, buen dia
    Disculpame, pero quedo pendiente la publicacion del listado completo de blanqueadores del 2016.
    Cuando pensas que podremos conocer los nombres y montos de los que se acogieron??
    Gracias y saludos

  14. Silvana Lanchez dice

    Una nota para leer y re leer! El Cohete es el único medio que logró expresar el pensamiento de quienes luchamos en las calles todos los días, resistiendo estos cuatros años a este gobierno oligarca, misógino y antipatria. Lo leemos y comentamos en familia cada domingo y en el trabajo el lunes es agenda de discusión y sugerencias de lectura. El final de esta nota particularmente el análisis de los dos países es impecable. Me emocione con el sonido del piano de Leonardo, una delicia. Gracias!

  15. Hugo dice

    Hugo

    «actriz política», extraordinario. Borges llama «magias parciales» a esos aciertos que conforman un texto más amplio.

  16. Miguel freidias dice

    emocionante esas jovencitas chilenas hasta las lagrimas. pareciera de otras épocas. gracias Horacio por tanto, tu columna los domingos me sitúa siempre en el medio de los acontecimientos mas importantes de nuestro país y región.

  17. Andrea dice

    El mandato de libertad de movimiento de capitales (su desarraigo) está en el centro de la destrucción de la política. 1) niega una soberanía política en un territorio 2) conlleva el mandato de los movimientos migratorios (desarraigo) como medida compensatoria (persiguiendo los capitales), muchas veces para transformarse en trabajadores no votantes en otras tierras (sin poder político) 3) estos capitales desarraigados encuentran refugio en las guaridas fiscales, fundamentales para no cumplir con las obligaciones impositivas 4) para sostenerse necesita la construcción de roles polarizados: el que cuida su propio interés v el que se sacrifica, acreedor v deudor, el organizador del discurso v los llamados al silencio, etc etc. Excelente nota.

  18. Franco dice

    Gracias Horacio, información, analñisis, coherencia y un poco de militancía, como desde el 83 ( cuando te descubrí) espero que llegue el día domingo para entender un poco lo que nos pasa todos los días. Gracias Horacio

  19. Gilgamesh dice

    «entre otras cosas porque tiene un hermano mayor que fuma» es sublime. Gracias Perro!

  20. CRISTINA dice

    Como siempre IMPECABLE Horacio.
    Lamentable es, la infiltración de la derecha y su política «liberal-neoliberal-.conservadora-represora» que pretende instalarse definitivamente en Latinoamérica para hacer de ella una «factoría de productos y servicios que solo consumirán ellos»…..Y mas lamentable aun, es el funcional a este plan, vendiendo a sus conciudadanos ..entregándolos al peor castigo: la humillación y el esclavismo.
    Los que tenemos algunos años, y estamos de este lado, podemos dar cátedra al respecto, porque fuimos víctimas justamente de esos manejos inmorales desde finales de los 60, y nos hemos opuesto, aún, «obsequiando» nuestra propia vida en el intento de dar vuelta la taba….Algunos somos sobrevivientes del PRN, y tenemos la obligación MORAL, (palabra en desuso), de despertar conciencia.
    Nuevamente gracias.

  21. F3R dice

    Siniestro el audio de Luksic. Ese discurso tan Leuco.

  22. roberto dice

    Extraña y paradójica situación que vivimos los venezolanos,de Venezuela.
    Hasta ayer nomás no teniamos papel higienico para limpiarnos el cooler,era repetida esa falsedad con saña en todas partes,
    Y de pronto hay somos financista de todas las rebeliones populares de America Latina desde Honduras a Chile la misma y repetida mentira,dicha por los mas encumbrados hombres del latrocinio a dichos pueblos como el angelito de Luksic,pero peor aún la desacreditada O.E.A. repitiendo la cantinela de los vientos huracanados del chavismo,´´financiando´´la destrucción de una tremenda democrácia como la shilena o la ecuatoriana.
    De pronto esos señores dedicados a la quiromancia ,tambien llamada economía aprenden algo de como ser un increíble país que pasa de la noche a la mañana de muerto de hambre a financista económico……..

  23. Néstor O. Gozza dice

    Hay miles de candidatos en las diferentes listas que no saben (ni les interesa) fiscalizar el comicio tan siquiera en una escuela. Cuando las candidaturas vuelvan a ser genuinas, la fiscalización dejará de ser un problema, y hasta onerosa. Se debilitó el sistema para dejarlo a merced de «inversionistas» mediante reglamentaciones tan absurdas como la paridad sexista. Es la mejor democracia que el dinero puede comprar; y la más expuesta a brisas autoritarias y vientos imperialistas.
    https://mentirlealpueblo.wordpress.com/

  24. Augusto Parma dice

    Muy buena nota. Se nota el empeño exhaustivo del autor. Diversa, concisa y concatenada. Este Cohete a la Luna es un producto de calidad suprema: Buenas notas, imágenes y videos que amenizan y ejemplifican lo escrito, excelente trabajo de corrección ortográfica (en tres años nunca detecté una falta ortográfica o de sintaxis), y las animaciones del diseñador gráfico, impresionantes. 10 puntos en todo.

    1. Pablo Chami dice

      Sí, Horacio, Macri ya fue, o mejor, lo despedimos hoy. Pero la gran batalla es contra el neoliberalismo. Que cada tantos años vuelve con diferente disfraz para seducir ingenuos.

  25. Ricardo Alberto Comeglio dice

    ¿Cuál sistema económico puede comenzar por contemplar al hombre como individuo? Ninguno. Por lo tanto cada individuo del grupo no se siente del todo bien, porque lo importante es el grupo y no cada integrante del mismo. Si al grupo le va bien se nos hace creer que nos está yendo bien a cada uno de nosotros, lo cual no es veraz.
    ¿Eso nos satisface? ¿Qué le pasa al que no quiere o no puede pertenecer al grupo? Es un individuo y, como tal, no está cubierto por la economía, ya que ésta sólo ha sido ideada para grupos.
    Estamos en un período histórico semejante a aquél previo al de la Revolución Francesa. ¿Será necesaria una vez más la guillotina? Las oligarquías no aprendieron la lección y vuelven con todo su esplendor. La humanidad reeditará momentos que se creían superados. Una lástima, pero es la verdad.
    El hombre en solitario fue fuerte hasta que tuvo que lidiar con una familia.
    La familia en solitario fue fuerte hasta que tuvo que lidiar con una tribu.
    La tribu fue fuerte hasta que tuvo que lidiar con otras tribus.
    Las tribus amigas fueron fuertes hasta que tuvieron que lidiar con un grupo de tribus rivales.
    Las sociedades tribales fueron fuertes hasta que tuvieron que lidiar con sociedades tribales de otros lugares.
    Las naciones fueron fuertes hasta que tuvieron que lidiar con otras naciones.
    Los estados fueron fuertes hasta que tuvieron que lidiar con otros estados.
    Las zonas regionales de integración fueron fuertes hasta que tuvieron que lidiar con otras zonas regionales.
    El mundo humano jamás fue fuerte porque no llegó nunca a ser uno sólo.
    La globalización no funcionó porque no englobó ciudadanos empoderados sino corporaciones empoderadas.
    Lo que siempre funcionó fue aquello que surgió desde el poder del individuo, no desde el poder de sus organizaciones, sea cual sea la que se considere.
    Los imperios no consiguieron poder sino sólo cuando le pertenecía a los ciudadanos comunes.
    La razón que tiene la existencia de un Trump en USA es la misma que he delineado más arriba y representa un llamado de atención a quienes creen que las corporaciones podrán vencer.
    No lo harán por ser débiles o porque los individuos son más fuertes, sino simplemente porque no es un sistema que funcione.
    Ya está demostrado.
    Por eso fracasó tantas veces y lo seguirá haciendo.
    Un hombre solo puede caer más rápido que una corporación, pero se levantará mucho más rápido también y hasta me animo a decir que, como mínimo, se levantará y eso es mucho más de lo que se puede decir de una corporación que se cae.
    Por lo tanto no se trata de ideología, teorías sociales, económicas o matemáticas, sino simplemente de biología.
    Trump es la respuesta biológica del factor humano que busca su camino natural.
    Trump no es importante, ni siquiera relevante, sino que simplemente es un factor biológico de determinación secuencial de la vida.
    Es la respuesta a algo que no funciona y él en sí mismo no necesariamente debe funcionar bien para que sirva, ya que el sólo hecho de manifestarse es el elemento que necesita la biología humana.
    Nada más.
    Puede incluso hasta no existir más de aquí en adelante, no va a importar pues ya se manifestó y es lo que importa.
    Los hitos que marcaron épocas fueron sólo eso, manifestaciones biológicas para la corrección.
    Trump es uno más.
    Si no hay forma de que las mentes serenas, sagaces y alejadas de lo meramente coyuntural, logren visualizar ésto, tardaremos más en corregir lo que hay que corregir y harán falta más factores Trump, pero si alcanzamos a unir los cerebros realmente evolucionados e inteligentes, haremos de Trump sólo un hito que lo permitió, aún cuando no sea excluyente que siga existiendo.
    Espero que las etapas del presente duelo por la época que terminó sean lo más cortas posibles, así llegamos rápido a la aceptación y nos ponemos todos a hacer un mundo mejor para el ser humano y no tan importante para las organizaciones, corporaciones o entidades que actualmente nos rigen.
    Señores, fin de época.
    ¿Cuánto van a tardar en aceptarlo?
    No me hagan esperar mucho por favor.
    Evolucionen.

  26. jose luis dice

    gracias maestro¡

  27. jose luis dice

    Gracias maestro pasa esta ignominia usted fue de aquellos fiat lux

  28. Darío dice

    Esa última línea, Horacio: me hizo caer la ficha de la trascendencia histórica de lo que está por ocurrir hoy. Gracias.

    1. Pablo Chami dice

      Sí, Horacio, Macri ya fue, o mejor, lo despedimos hoy. Pero la gran batalla es contra el neoliberalismo. Que cada tantos años vuelve con diferente disfraz para seducir ingenuos. Ni

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.