Los cantores y las cantoras nacionales

Tipos y tipas que son Gardel

Esto empezó fácil. Cuando pensaba el lanzamiento del Cohete se me ocurrió acompañar la nota con la música que escuché mientras la escribía, cosa que no podía hacer cuando era un hombre de papel (entre paréntesis, título de una novela de mi padre) pero que es muy fácil en este chiche nuevo con el que me divierto desde hace seis meses. Así, te fui presentando a mis grandes amores, Pau Casals, Rosalyn Tureck, Fred Astaire, Tony Bennet, Horacio Salgán, entre ellos. Pero después se me fue complicando, porque empecé a contarte la historia de cada elección y fui derivando hacia cualquier lado según las asociaciones que se me iban ocurriendo.

La semana pasada Fernando Birri me llevó a Bola de Nieve. No me bastó un día y también empecé la nueva semana con Bola. Cuando sus boleros empezaron a empalagarme me pregunté si era el cantor nacional de Cuba, qué papel jugaba en su música y su cultura. Me parece que cualquiera que haya estado alguna vez en Cuba sabe que nadie puede disputarle ese trono a Benny Moré. También es muy conocido en México donde llegó con el Conjunto Matamoros, se casó con una mexicana, lanzó su carrera solista y se quedó varios años. Pero para los cubanos es insuperable.

 

 

¿Y cada país tiene un Gardel, que lo simbolice y lo represente? Me parece que sí, y eso no tiene que ver con la calidad musical de cada cual, tema en el que me cuidaré de entrar porque todas las opiniones son respetables, sino porque el pueblo los ha elegido, y es probable que no trasciendan más allá de su país. Llegando a ese punto me acordé del casete de Alejo Durán que me copió García Márquez después de una farra en la que escuché por primera vez a un jovencísimo Carlos Vives. Lo que yo debía hacer era escuchar a Alejo Durán, me dijo como parte de una clase sobre el vallenato, que no es el balleno joven sino la música del Valle.

 

 

Pero también hay cantoras nacionales. En Perú ese rol es de Lucha Reyes y sólo puede disputárselo Chabuca Granda. Chabuca es conocida en todo el mundo porque era blanca, de clase media y viajó mucho. Como su apodo lo indica la Morena de Oro venía de otro lado de la sociedad, solo vivió 37 años y la pelea entre herederos e interesados hizo pasar muchos años sin que se reeditara su obra, popular como el anticucho o el picarón. En México Juan Gelman me llevó a una gran disquería y me dijo que eligiera algo, que quería hacerme un regalo. Pensé que tal vez allí había nuevas ediciones y me las llevé muy contento. Hasta que descubrí que era una homónima mexicana. De modo que esto es un desagravio y un homenaje a la desgarradora y única Lucha Reyes.

 

 

Por más que estas cosas salgan del hemisferio derecho, también me pongo larguero. Pero son puro placer, y al que no le gusta que lo las escuche. Así llegué a Violeta Parra, que tuvo una posteridad más afortunada que Lucha Reyes, y es la voz indiscutible de Chile.

 

 

De allí seguí viaje a Brasil, donde también reina una donna, la maravillosa Elis Regina, aquí a duo con el compositor nacional, Antonio Brasileiro o Tom Jobim.

https://www.youtube.com/watch?v=XPqbaamZGG4

Volví hacia el Norte, donde nadie discute a Louis Armstrong y busqué el tema que más me conmueve de su repertorio: Black and Blue que introdujo la discriminación racial como tema en el entonces incipiente mercado de discos. Te pongo tres versiones. La que amo es la primera, grabada en 1929 y que Ken Burns incluyó en el cierre de un capítulo de su serie Jazz.

 

 

La segunda está subtitulada en inglés para que te enteres de qué habla.

 

 

La última incluye una traducción en castellano, que pierde la magia del original Black and Blue porque no usa la bella ductilidad de nuestra lengua donde ser y estar no son un único verbo.

 

 

Cada uno de ellos es Gardel para su pueblo. Se me escapó esta frase sin pensarlo porque estos apuntes los escribo al correr del teclado y no los corrijo demasiado, pero lo explica todo. Puedo poner punto final sin temor a dudas. Y termino con el que a 83 años de su muerte, que se cumplen el domingo 24 de junio, sigue siendo Gardel para los argentinos.

Te juro que no lo hice a propósito. Terminé la frase anterior y me pregunté si no estaríamos cerca del aniversario. Cerca no. Justo.

De yapa, un Gardel del tambien inigualable Menchi Sábat.

 

 

 

 

11 Comentarios
  1. Walter Cazenave dice

    Gracias por la belleza de las músicas. En un todo de acuerdo ¿Algo de los grandes músicos y poetas de nuestro folklore?

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.