Los gritos del silencio

Las comparaciones de Cristina, la reacción de Bonadio y el silencio cómplice de siempre

“El sistema no castiga a sus hombres: los premia. No encarcela a sus verdugos: los mantiene”.
Rodolfo Walsh, «¿Quién mató a Rosendo?»

 

Fuimos testigos de una medida singular del juez federal Claudio Bonadío que, sin leer el contrato que supuestamente firmó Cristina Kirchner con la empresa que editó su libro Sinceramente, dictó una medida cautelar.

Es una decisión difícil de comprender, ya que normalmente los jueces analizan los documentos y luego resuelven. Aquí fue al revés. La Justicia, tan lenta en general, esta vez fue demasiado rápido.

Cristina, por su parte, hizo un balance con un video que difundió por las redes sociales a pocos días de que empiece el primer juicio oral que la tendrá por protagonista. Expresó que la administración de Mauricio Macri colonizó la justicia. Su opinión sonó a un “ellos fueron peores que nosotros”. Casi un slogan de campaña. Demasiado poco.

El ministro de Justicia Germán Garavano no se quedó atrás y le respondió también con un video por las redes sociales.

Hoy como siempre la Justicia se parece más a un botín disputado por distintas facciones que a un poder independiente.

El 30 de abril, mientras se desarrollaba una manifestación frente a la Embajada de Venezuela, un policía disparó gases a metros de un manifestante y, de acuerdo con las imágenes, sin razones aparentes que justifiquen esa conducta. Hasta ahora no se conocieron acciones de la Justicia relacionadas con ese hecho impactante. Claro, en ese caso los responsables eventuales serían parte del oficialismo. Ya sabemos que los jueces buscan cobijo en el gobierno de turno y que en esos casos hay que esperar al recambio de autoridades para conocer la palabra judicial.

Durante toda esa semana se especuló con la decisión de los jueces de la Cámara Federal de Mar del Plata sobre la continuidad del juez Alejo Ramos Padilla en el caso D’Alessio. Sin que nadie se ruborice, la discusión pública giró en torno a la eficacia de las presiones del gobierno sobre los magistrados para mudar el expediente a Comodoro Py.

La Corte Suprema, las asociaciones de jueces y fiscales, el Consejo de la Magistratura, las agrupaciones de abogados y las universidades no abrieron la boca.

La reacción del silencio fue similar frente a las declaraciones de Jorge Christian Castanon, ex pareja de la mujer del fiscal Carlos Stornelli. Castanon puso en boca de la actual pareja del fiscal un supuesto diálogo con el Presidente Macri que, por lo demás, presenta una llamativa coincidencia con una fecha clave: el día en que el representante del Poder Ejecutivo solicitó ante el Consejo de la Magistratura la destitución del juez. Según Castanon, la pareja del fiscal le avisó que eso iba a pasar.

Mientras el gobierno disfruta de las decisiones judiciales que investigan supuestos hechos delictivos del gobierno anterior y resiste aquellas que rozan sus intereses, toda la dirigencia, sin grieta que valga, naturaliza con el silencio el funcionamiento de una Justicia demasiado ligada históricamente al gobierno de turno, demasiado acostumbrada a recibir presiones que nadie desmiente, demasiado tolerante con excesos policiales del gobierno de turno y demasiado cómoda con el confortable silencio de quienes deberían alzar la voz.

Así el camino se presenta oscuro.

 

 

Publicado en el blog #Dosjusticias
7 Comentarios
  1. Ph1 dice

    La impunidad de las clases dominates no difiere sustancialmente del que se ha practicado sistemáticamente en la Argentina desde el comienzo de su historia. Hay multitud de ejemplos que así lo prueban. Solo para mencionar algunos pocos de los más conocidos:

    • “No ahorrar sangre de gauchos”
    • Exterminar sistemáticamente a los indios y a los afrodescendientes.
    • La “conquista” del “desierto”
    • El genocidio paraguayo
    • Las masacres de obreros en la Patagonia
    • Los asesinatos en masa en las huelgas de Vasena
    • Los explotados en el campo, ingenios azucareros, yerbatales, y quebrachales.
    • La ley de residencia (antes nos llamaban “la chusma ultramarina”; después, “cabecitas negras”)
    • La Liga Patriótica
    • El fraude patriótico
    • La Unión Democrática
    • El “aluvión zoológico”
    • Julio Cortázar se exilia en Paris por que no soporta la voz (incomparable) de Alberto Castillo.
    • Ernesto Guevara se va a hacer la revolución a otra parte, porque no soporta al peronismo (después se aviva y entiende)
    • Jorge Luis Borges (por favor no confundir con el “novelista” preferido de Mauricio Macri y del Rey de España, José Luis Borges) con su anti peronismo exaltado nos hacía recordar que “La naturaleza no regala la virtud” (Séneca)
    • La “feminista” Victoria Ocampo hace campaña en contra del voto femenino.
    • La “sufragista” Alicia Moreau de Justo se “enfermaba”, “justo”, cuando había que votar.
    • Las bombas en el subte y en las manifestaciones peronistas (Irónicamente, una estación de SBA lleva el nombre de uno de los terroristas que fabricaba las bombas)
    • El bombardeo a la Plaza de Mayo
    • Los comandos civiles
    • La “revolución libertadora”
    • Ernesto Sábato festeja con champán la caída del “régimen”
    • La destrucción sistemática de decenas de miles de objetos de equipamiento para hospitales y centros de atención social, porque llevaban el escudo de la Fundación Eva Perón, entre ellos pulmotores que después hubo que importar de urgencia para atender a los niños enfermos en la epidemia de poliomielitis de 1956.
    • La destrucción con tanques de guerra de la Ciudad de los niños.
    • Bombardear y luego demoler la residencia presidencial por que allí había muerto Eva Perón.
    • “Viva el cáncer”
    • Patear, trompear, escupir, manosear, orinar, secuestrar y esconder el cadáver de Eva Perón (¿Cuál es la diferencia con patear y escupir e incluso matar a un “negro de mierda”, por parte de la “gente como nosotros”?)
    • La “junta consultiva”
    • La anulación de la Constitución Nacional de 1949 (todavía la única legitima) por medio de un bando militar.
    • El decreto 4161/56
    • Los fusilamientos de junio de 1956, estimulados por algunos “políticos”, como aquel individuo insignificante que proclamaba a los cuatro vientos que había que fusilar porque a él “se le había acabado la leche”
    • Los planes económicos del “ingeniero” Alsogaray, Federico Pinedo, Rodrigo, Martinez de Hoz, Alemán, Sourrouille, Cavallo, (siguen las firmas).
    • La noche de los bastones largos
    • La masacre de Trelew
    • La masacre de Ezeiza
    • Las AAA
    • Los desparecidos, los torturados, los asesinados, los exiliados, los maltratados, los humillados, los olvidados, los expulsados sistemáticamente del “sistema”
    • Los muertos en Malvinas y el olvido de los veteranos de la guerra.
    • Cortarle las manos al cadáver de Juan Perón.
    • Rematar el patrimonio nacional al peor postor
    • Los asesinatos de Kosteki y Santillán
    • Los muertos de De la Rua.
    • Los pobres de siempre.
    • Los inundados
    • Los que jamás tendrán acceso a la tierra.
    • Los que durante décadas no pudieron trabajar ni estudiar
    • Muchos etcéteras.

    ¿A cuántos condeno la “justicia” por estas atrocidades?

  2. clo dice

    Siempre que leo Justicia , cuando debira leer PODER Judicial, se me hace bastante difícil aceptar que un gobierno , sea el turno que le toque , logre romper la trama corporativa que ese poder, que nadie elige y al que se llega casi vía sanguinea, como las monarquias , se dejen presionar. Otra cosa es que el acciones del PODER judicial puedan agradar, favorecer a los gobiernos elegidos, generalmente los poderosos. Hay jueces probos , pero que alguien señale alguna década de nuestra historia , o años, o meses donde esos jueces probos tuvieron el poder judicial a su cargo.
    Para nada de acuerdo con la nota : no son los gobiernos , ni los bonadios , ni los llermanos , ni los ramos padilla Son sus privilegios , lectura del Martin Fierro falta hace.

  3. Leticia dice

    Catalina, no recuerdo la existencia de presos politicos en el gobierno anterior. Vos si??????

  4. Patricia Lilián López dice

    Es cierto cada palabra de Catalina. Con gran esfuerzo escuché la conferencia de prensa de Masa y no aludió al terremoto judicial que tiene como centro al Juez Ramos Padilla, y el tema que es un escándalo a , que todas luces solo se trata en un canal de tv, y algunos diarios y que que ni siquiera hoy ya está en primera plana. Como dice Catalina el camino se presenta oscuro….

  5. Jorge Ramírez dice

    Justicia Legítima lo intentó. La democratizacion de la justicia también fue un buen intento. Mempo propone reformas fondales.
    Conservamos los proyectos en baño María esperando el momento.
    Tu pesimismo es excesivo.

  6. Laura dice

    Sí, son todos iguales. amiga: toda la dirigencia está acostumbrada a y es demasiado tolerante con. Ayer no más estuvimos en ATE Capital en una jornada (más) en defensa de lxs presxs políticxs, y contá cuántas acciones hubo en estos años gritando ruidosamente contra este poder judicial de mierda. Cristina, Milagro, Boudou, D’Elía, Zannini, De Vido y tantxs más, perseguidxs, en cana, enfrentando la mafia judicial y sus mandantes, pero a vos te parece que TODA la dirigencia se calla o que suena demasiado poco lo que a vos te suena así. Una nota muy boluda y/o jodida cuya consagrada ilustración no la redime, aunque, admito, llamó mi atención.

    1. Antonio dice

      Excelente respuesta. Pensé lo mismo. ¿Cuantos presos políticos huboe en los gobiernos K?

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.