Los indios y los alemanes siempre pierden

Gary Cooper, un western doblado al español y una cuota de nostalgia

Sábado, 15,15. Estoy por hacer algo fuera de lo común. Voy a recostarme en la cama con mi tableta, decidido a ver un western. Su título dice Distant Drums. La última vez que la vi era un pibe y Tambores lejanos —así, en español— viste traje de luces en mi memoria, junto con El pirata hidalgoA la hora señalada.

El director (jerarquía sin importancia, cuando niño) Raoul Walsh resultó ser un especialista, responsable también de films como Camino de la horca con Kirk Douglas y de otra de mis por entonces preferidas: Murieron con las botas puestas, donde se luce Errol Flynn.

En los papeles principales laboran a actriz Mari Aldon —que no llegó a luminaria, que yo recuerde— y el inexpresivo Gary Cooper. (Sí, ese tipo que trabajaba de Gary Cooper.) Así se estilaba. Damas y caballeros de gran magnetismo físico que se comportaban igual en una de guerra que en una de misterio.

La cosa da comienzo con el teniente de marina Richard Tufts escribiendo en su diario que marcha al encuentro del capitán Wyatt, con un deber: atravesar casi toda la Florida, tierra de seminoles (esos que no tenían la piel muy roja y no andaban en pelota viva, como los sioux) para tomar una fortaleza donde estos almacenan su arsenal. Una epopeya para tan sólo cuarenta hombres.

Abro aquí un paréntesis para quejarme públicamente de los doblajes al español. Estoy a favor de escuchar la voz de los actores.

Continúo.

Como medio pote de helado mientras escucho frases que parecen importadas de la patria de los dramaturgos reflexivos y sin ingenio. Mientras tanto Gary Cooper sigue siendo Gary Cooper, con su temple recio y su modelo formativo para toda la América del Norte profunda.

La película desarrolla las maneras del género con muchacha enamorada y fiel explorador amigo, para que Raoul quede satisfecho.

Nunca olvidé la lucha final de nuestro héroe, el capitán Quincy Wyatt, con el jefe seminole, bajo el agua y a cuchillo.

En fin: en su género es buena. Volvió a entretenerme y jugó con mi nostalgia.

Listo.

4 Comentarios
  1. Ezequiel Estevez dice

    Los westerns me parecen aburridos…

  2. Luis Freitas dice

    Tengo 58 años. Vi Tambores Lejanos en Sábados de Súper Acción, en blanco y negro, por Canal 11. Y también coleccioné las figus -a todo color- de la peli. Gracias Indio por reflotar ese recuerdo.

  3. juliana dice

    cmo al nuevo horacio de este cohete, se agradece el valor agregado del pedacito de intimidad

  4. juliana dice

    como al nuevo horacio de este cohete, se agradece el valor agregado del pedacito de intimidad

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.