Los nueve tiburones

La estafa con el servicio público de gas

 

El lunes 1° de abril, la estafa energética del régimen neoliberal obsequiará a la ciudadanía su enésimo tarifazo del gas. Detenerse en el porcentaje de incremento no importa a esta altura del partido, cuando ya son cientos de miles los usuarios comerciales e industriales fundidos por la tarifa, cuando son millones de hogares los empobrecidos energéticamente, imposibilitados de pagar o acceder a este servicio público esencial desde hace más de un año.

Pocos indicadores desnudan tanto como la expansión del servicio para cada una de las licenciatarias de distribución, la estafa energética, que provocó un inédito perjuicio patrimonial, social y humano a los más de 42 millones de compatriotas por parte de un conjunto de empresarios socios/parientes del Poder Ejecutivo Nacional.

 

Repaso al sector

Nueve licenciatarias de distribución se reparten alrededor de 8,4 millones de usuarios residenciales pertenecientes a las provincias con acceso a este servicio público (Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones no están integradas a la red; lo mismo para ciertas regiones de distintas provincias). En orden de importancia:

1) Metrogas

Es propiedad de YPF. En 2018 concentró un 27,4% del total de usuarios residenciales en el país, el 60% en la capital federal.  El resto en once partidos del conurbano bonaerense.

2) Gas Ban.

Pertenece a la española Naturgy (ex Gas Fenosa). Concentró un 19,1% de los usuarios residenciales totales en 2018. Abastece a partidos del norte de la provincia de Buenos Aires. (1)

3) Camuzzi Pampeana.

Propiedad de Alejandro Macfarlane y Jorge Brito. Concentró el 15,3% de los usuarios. Abastece el interior de Buenos Aires (excluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires) y La Pampa.

4) Gas del Centro.

Propiedad de Nicolás Caputo, concentró el 8,3% de los usuarios residenciales del país en 2018. Abastece a las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca.

5) Litoral

La sociedad controlante es TIBSA Inversora (subsidiaria de Engie, ex Suez Energy). International Power S.A. (Engie) controla el 70% de TIBSA y Techint (vía su petrolera Tecpetrol) el 30% restante. Concentró el 8,3% de los usuarios residenciales totales en 2018. Abastece al noroeste de la provincia de Buenos Aires y a la provincia de Santa Fe.

6) Camuzzi Sur

Propiedad de Alejandro Macfarlane y Jorge Brito. Concentró el 7,4% de los usuarios residenciales del país en 2018. Abastece a las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

7) Gas Cuyana.

Propiedad de Nicolás Caputo, concentró el 6,7% de los usuarios residenciales del país en 2018. Abastece a las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis.

8) GASNOR.

Propiedad de Cartellone Energía y Concesiones S.A., conjuntamente con fondos de inversión de origen desconocido, capitales españoles y chilenos. Concentró el 6,2% de los usuarios residenciales. Abastece a las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero.

9) GASNEA.

La última información disponible atribuye la propiedad de esta licenciataria a un hermano del gobernador de Salta, Alejandro Urtubey. Concentró en 2018 el 1,2% de los usuarios residenciales a nivel nacional. Abastece a Entre Ríos. Es importante mencionar que, de no haberse saboteado la construcción y terminación del Gasoducto del NEA, esta distribuidora estaría hoy abasteciendo con gas de red también a las provincias de Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa.

 

Resultados y hallazgos 2016-2018

En la tabla que sigue ilustramos los resultados de acuerdo al procesamiento de la información suministrada por el ENARGAS, publicada en su portal oficial, sección Datos Operativos. Figuran en cada columna la cantidad de nuevos usuarios residenciales incorporados en un período de tres años (enero del primero a diciembre del tercero, inclusive) y en el área de concesión de cada distribuidora. Los colores señalan para cada empresa y período los peores registros (rojo y sus tonalidades), los registros medios (amarillo y sus tonalidades) y los mejores (verde y sus tonalidades). En la última columna, finalmente, la variación entre los tres años de gestión neoliberal y los tres años inmediatos anteriores (2013-2015).

 

 

Las diferencias respecto del período anterior (2013-2015) fueron de:

Metrogas: -47%. En otras palabras, con Macri incorporó casi la mitad de usuarios.

 Gas Ban: -23%. (2)

3) Camuzzi Pampeana: -45%.

4) Gas del Centro: -39%.

5) Litoral: -29%.

6) Gas Cuyana: -30%.

7) GASNOR: -33%.

8) GASNEA: -30%

9)  Camuzzi Sur: fue la única que mejoró su performance en relación al período anterior (2013-2015): 1,6%, o 660 usuarios nuevos adicionales. Esta excepción obedece a la pesada herencia: el Gasoducto Cordillerano-Patagónico, iniciado en 2014 y concluido en 2018, luego de superar injustificadas demoras y la intención de paralizarlo durante la gestión macrista.

Durante los tres años de gestión macrista, ocho de las nueve distribuidoras registraron una expansión en su red de gas domiciliaria mucho más baja respecto del período inmediato anterior (2013-2015). En seis de ellas se verificó además en este período la menor incorporación de usuarios residenciales de su historia.

Esos tres años son el segundo peor período en expansión de la red domiciliaria luego de 2001-2003.

El período 2007-2009 marcó un máximo en expansión de la red domiciliaria en seis distribuidoras de las nueve, por supuesto, en ausencia de tarifazo y desregulación, así como en presencia de fuertes subsidios y precios del gas en pesos, en función de costos argentinos.

Entre 2007-2009 se incorporó la mayor cantidad de usuarios residenciales de la historia, con un máximo de 611.705 nuevas conexiones. En 2016-2018 la incorporación fue de 320.293, es decir, la mitad.

En tiempos de supuesto “congelamiento tarifario” y “crisis energética” se verificó tanto el segundo mejor período en expansión de la red de gas domiciliaria (2010 y 2012), como el tercero (2004 y 2006).

Resultados y hallazgos año 2018  

En la siguiente tabla figuran en cada columna la cantidad de nuevos usuarios residenciales incorporados por año y en el área de concesión de cada distribuidora. Los colores señalan para cada empresa y período los peores registros (rojo y sus tonalidades), los registros medios (amarillo y sus tonalidades) y los mejores (verde y sus tonalidades). En las últimas dos columnas, la variación interanual para 2018, como su contraste con el último año de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

 

 

El 2018, tercer año del período macrista en estudio y año pleno de aplicación del tarifazo, fue el segundo peor de la historia en incorporación de nuevos usuarios residenciales luego de 2002; con una caída del 20% en relación a 2017 (89.870 vs 112.739), ubicándose un 37% por debajo de 2015 (89.870 vs 143.658).

El desmejoramiento en la cantidad de usuarios incorporados se profundizó de año en año: 117.684 en 2016;  112.739 en 2017 y 89.870 en 2018.

Los tres primeros años de gestión de Cristina Fernández de Kirchner superan ampliamente los tres primeros años de gestión neoliberal en incorporación de nuevos usuarios residenciales.

Al discriminar por distribuidora, se advierte que en 2018 las primeras tres empresas en cantidad de usuarios (Metrogas, Naturgy y Pampeana) registraron fortísimas caídas interanuales.

Comparando 2018 con 2015, ocho de las nueve distribuidoras (excepción de Camuzzi Sur) empeoraron su incorporación de usuarios domiciliarios.  es decir que ninguna de las licenciatarias de distribución hizo valer los mayores y siderales ingresos y ganancias derivados de los nuevos cuadros tarifarios en una proporcional expansión de su propia red.

El 22 de mayo de 2018, en el plenario de la Cámara Alta por el proyecto de ley en revisión que declaraba la emergencia tarifaria en los servicios públicos, la directora general de Camuzzi, María Tettamanti, expresó su preocupación. «Creemos que no tiene que ser aprobado… porque esto va a llevar al momento en el que teníamos crisis energética… durante los últimos quince años donde no se podían cubrir los costos, donde no podíamos hacer expansiones en los sistemas. Las distribuidoras no tenían las tarifas suficientes para llevar el gas a esos lugares. [Ahora] Se va a subsanar, para eso tenemos los planes de inversión, [aunque] tienen que entender que llevan su tiempo».

La política energética del régimen neoliberal es una estafa,  por el masivo empobrecimiento energético del pueblo argentino, y porque las ganancias empresarias no sólo no han derramado en la expansión de la red de gas domiciliaria como cabría esperar dada la magnitud y velocidad de aplicación de los incrementos. Sucede, paradójicamente, que llegan a ubicarse incluso muy por debajo de los valores alcanzados en tiempos de supuesta “crisis energética”, con dos agravantes : primero, ocho de las nueve distribuidoras registraron una expansión en la red de gas domiciliaria durante los tres años de gestión macrista mucho más baja que entre 2013-2015; y segundo, de las ocho que empeoraron entre 2016 y 2018, en seis de ellas se verificó la menor incorporación de usuarios residenciales de su historia. ¿Y el dinero del tarifazo?

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. Agustin dice

    Excelente nota. Hay datos!!!!

  2. Pedro A. Barrera dice

    Muy buena informacion. Tambien sería importante conoser quienes y como es el negocio de la exportacion de gas a Chile

  3. luis armando romero dice

    Nada dice el comentarista sobre los barcos de gas que llegaban al puerto y con muy «buen precio» -para los que lo contrataban – ni del desabastecimiento de los Kirchner -que no sabemos si fue adrede para implementar la importación -; el precio «bueno» era para los habiantes de la CABA y la Prov incia, en el interior para conseguir la «garrafa social» -igual que el combustible (nafta y gas oil)- había que hacer largas colas y si no ir al «mercado negro» para conseguir una «garrafa social» mas barata. No hay Estado serio que brinde los servicios «gratis» – salvo Venezuela que ya no tiene para vender petróleo porque debe que pagar a China y Rusia, DOS ESTADOS IMPERIALISTAS. Nuestra población es «HARAGANA» -son todos músico, percusionistas para tocar el bombo y el redoblante, ya que no usan su aliento ni para tocar una flauta – y los famosos comerciantes industriales y de la pequeña empresa, sólo producen cuando tienen las tarifas de los servicios públicos subsidiada, no son capaces de producir para el propio abastecimiento y para la exportación como hacen los CHINOS. Hoy hay mas del 60% de la capacidad instalada sin producir, porque el mercado interno «no tiene plata » -ver los indices de ocupación de las vacaciones + del 100% – así son los primeros productores de la INFLACIÓN y los primeros en DETERIORAR NUESTRA MONEDA, SÓLO PIENSAN EN U$D- . ¿Porque no se alienta a la producción de los famosos comerciantes industriales y de la pequeña y mediana empresa a producir y exportar sin impuestos, a ellos no les interesa porque no saben competir? ; sólo le interesa el Mercado Interno porque no tienen competencia, son todos CORPORATIVISTAS.

  4. alberto dice

    Muy buena y necesaria información.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.