Los trabajos del 17

La nueva ministra Raquel Kisner no asistirá a ninguno de los actos sindicales de mañana

 

La salida de Claudio Moroni de la cartera laboral estaba anunciada. La fecha pactada era para el mes de noviembre, pero el recambio general en el gabinete de Alberto Fernández anticipó su retirada. Raquel Cecilia Kismer, alias Kelly Olmos, fue una designación “puramente” del Presidente. La expectativa del moyanismo, la CTA y de la Corriente Federal versaba sobre el nombramiento de una persona “más vinculada con el ámbito gremial”. El pedido del movimiento obrero es que la nueva Ministra tenga una intervención “más activa” en los conflictos sindicales en comparación con la experiencia previa en Trabajo.

Esta semana, Kismer dejó el cargo de vicepresidenta del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para desembarcar en Alem 650. Durante el menemismo, la economista, ocupó el cargo de concejala de la ciudad de Buenos Aires y en el año 1997 asumió como legisladora porteña. A la vez, fue consejera nacional del Partido Justicialista y coordinadora de la Comisión de Financiamiento del Desarrollo de los Equipos Técnicos del PJ nacional. En su paso más reciente por la administración pública, lideró la Secretaría de Asuntos Municipales del Ministerio de Interior de la Nación entre el 2007 y 2009. 

La elección del Presidente esquivó los deseos de las centrales obreras. La Corriente Federal y Camioneros impulsaban al asesor de SMATA Julián Domínguez. La CGT aclaró que no había dado a conocer una opción propia, pero que la designación  le resultaba “sorprendente” ya que desconoce su recorrido en “el ámbito de las relaciones laborales”. La CTA que conduce Hugo Yasky manifestó que esperaban ser consultados, pero la pregunta nunca llegó y comparte la preocupación de la CGT. Fernández se ocupó de precisar que las designaciones se realizaron sin consulta con la vicepresidenta CFK.

Un día después de que Moroni se despidiera de las y los trabajadores del Ministerio, Camioneros tuvo su segunda reunión de la paritaria que concluyó en un cuarto intermedio hasta este miércoles por falta de acuerdo. Mientras que el gremio pedía un 131% de aumento, los empresarios ofrecieron 81%. Al cierre de esta nota, se pudo saber el resultado de otra de las negociaciones claves para el Ministerio. 

 

Aceiteros cerró su paritaria.

 

 

La Federación Aceitera en conjunto con SOEA San Lorenzo, alcanzaron un acuerdo con los representantes patronales de las cámaras CIARA, CIAVEC y CARBIO, logrando un aumento anual del 98%. Con esta suba el sueldo básico alcanzará los $221.760 desde este mes y tendrá una revisión adicional en el mes de diciembre. Días atrás, Daniel Yofra, había opinado sobre la asunción de la nueva Ministra. “No sé si la Ministra de Trabajo es de transición o si vino para hacer una buena gestión, hacer eso es atender los intereses del movimiento obrero porque plata para los empresarios siempre hay”, dijo en declaraciones radiales en el programa “Pasaron Cosas”.

Kismer ratificó a los secretarios de primera línea de Moroni:  Marcelo Belloti, de Trabajo; Leonardo Di Pietro, de Empleo y Luis Bulit Goñi, de Seguridad Social. La comunicación oficial indica que retomarán “la agenda habitual del ministerio”, lo cual indica que en tanto política laboral no sorprendería una gestión sin grandes cimbronazos. 

 

 

 

 

El secretario de la CGT, Pablo Moyano y Mario  Manrique, responsable gremial de la CGT y secretario adjunto de SMATA, mantuvieron una reunión con el Ministro de Economía, Sergio Massa. La conversación tuvo lugar en la previa del viaje al encuentro anual del FMI que finaliza hoy en Washington. Los pedidos de los sindicalistas, se reiteran con lo ya solicitado en otras oportunidades a Alberto Fernández y a CFK. Esto es el levantamiento de los topes y universalización de las asignaciones familiares, corregir las escalas del impuesto a las ganancias y la entrega de una suma fija para los sueldos por debajo de la línea de pobreza. Massa respondió que las medidas están en evaluación y que espera poder transmitirles novedades a su regreso del viaje a Estados Unidos. 

En paralelo, la nueva Ministra mantuvo una reunión con el Presidente de la cual se conoció que el mandatario le ratificó que “la prioridad” de su “gestión” será “defender los puestos de trabajo y el poder adquisitivo del salario de las y los argentinos”. Más tarde Kismer afirmó que “como militante política” se “formó toda la vida para asumir responsabilidades” así esperaba “hacerlo de la mejor manera”.

 

 

 

 

Mañana el movimiento obrero realizará distintos actos y movilizaciones en ocasión del 17 de octubre. Por un lado, el sector de los gordos e independientes de la CGT, llevará a cabo un acto en la sede de Obras Sanitarias. Mientras que el moyanismo, la CTA y la Corriente Federal marcharán a la Plaza de Mayo. Ni la ministra ni el Presidente asistirán a ninguno.

Más de cien organizaciones gremiales, sociales, políticas, empresariales y de los derechos humanos afines a la Vicepresidenta se movilizarán bajo la consigna de “unidad nacional por la soberanía con justicia social” a la Plaza de Mayo. “El 17 de octubre a las 16 horas ratificaremos el pacto democrático de 1983 condenando la persecución y el intento de magnicidio contra nuestra Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”, leyeron en un comunicado en la conferencia de prensa realizada en la biblioteca del sindicato de camioneros. 

 

 

 

 

La mesa chica de la CGT decidió que el Día de la Lealtad será celebrado en un acto en el predio de Obras Sanitarias. Héctor Daer fue el impulsor de esta propuesta, luego de que desistiera de encabezar un acto en Tucumán con presencia del Presidente Alberto Fernández. Los Gordos esperan que el club de Núñez (que sólo puede albergar a 4.700 personas) sea colmado por dirigentes sindicales entre delegados e integrantes de Consejos Directivos. 

Mañana la CGT lanzará un espacio de volumen político que sirva como impulso para incidir en políticas públicas y en el armado electoral que se avecina. “Están acostumbrados a que nos movilicemos, nos invitan a ser una fuerza de choque y no a pensar desde nuestras ideas”, dijo un sindicalista a cargo del evento. Y agregó que “están ante la menor cantidad de diputados sindicales en años”.  Sindicales quiere decir de ellos. A Yasky, Palazzo o Siley no los cuentan. 

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí