Macri y el círculo de la violencia

Del gato al macho

 

El 47,66% cosechado por la fórmula doble Fernández frente al 32,09% de la Alianza Cambiemos evidencia un mensaje hacia estos cuatro años de gobierno de Mauricio Macri: la sociedad quiere salir del círculo de la violencia. La primera reacción del todavía Presidente ante la derrota fue mandarnos a dormir y al día siguiente echarnos la culpa y hasta amenazarnos. El discurso del macho golpeador, patrón de estancia blanco, encarnado en Macri. Del gato al macho.

¿Te amenaza y te dice que sin él no vas a poder? ¿Te dice que si se vuelve loco te puede hacer mucho daño? ¿Menosprecia tus decisiones? ¿Te dice que nadie te quiere y que él vino para cuidarte? ¿Te dice que si volvés con él ahora sí vas a estar bien a pesar de que en los años de relación no hizo más que dañarte? ¿Es agobiante con sus injurias? ¿Muestra enojo porque querés una nueva relación? ¿Con sus acciones te priva de tus propios recursos? ¿Te dice mirá cómo me ponés? Estamos todxs ante un macho agresivo que ejerce violencia psicológica, simbólica y económica. Y como sabemos, un macho no es un caso aislado, opera en pacto, es parte de un sistema planificado para ejercer violencias.

La conferencia de prensa de Mauricio Macri después del resultado de las PASO —que demostró un masivo rechazo a su gobierno Ceomachista— ratifica aquello que los feminismos populares vienen señalando hace tiempo: el “feminista menos pensado” nunca lo fue. Aunque lo apoden GATO, estamos ante un macho que poco tiene que ver con los tiernos felinos.

La reacción de Macri ante los 15 puntos de diferencia que pueden terminar con las posibilidades políticas de su partido revelan el rostro de patrón de estancia blanco, que no respeta la determinación del pueblo ni, por tanto, la democracia.

La falta de reacción ante la crisis, la demora en convocar a una reunión de gabinete entrada ya la tarde y con la devaluación del peso subiendo acelerada, parecen ser un castigo al pueblo que dijo que no. Una respuesta a la desobediencia de no elegir.

El terrorismo y la extorsión fueron también recursos de los que se valió en su discurso después del Albertazo, después de la celebración en las calles por el resultado en las urnas.

Su discurso es réplica de las historias de violencias machistas que mujeres, lesbianas, travestis, trans, maricas, conocemos de cerca en nuestros espacios domésticos, laborales, interpersonales. Los círculos de violencia machista en los que muchas nos vimos inmersas y decidimos romper en algún momento. Aquellos frente a los que nos plantamos cuando dijimos Ni Una Menos.

Si la deuda es un pacto de caballeros, la inestabilidad política, la crisis financiera, económica y social que atraviesa la Argentina es consecuencia de ese acuerdo que beneficia a unos pocos.

Aliado primero con “los mercados”, es decir, amigos suyos a los que permitió y alentó especular con los fondos y recursos argentinos. Una manada saqueadora sin marco legal que se lo impida. Hoy vuelve a aparecer el “pacto de caballeros” del que habló en su momento el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el pacto es amenaza y los caballeros son CEOs con cuentas en el exterior y capacidad para devaluar la moneda en una hora.

No es una relación interpersonal. Es el Presidente de un país. ¿El alcance masivo de esas características son la definición de heteropatriarcado o de neoliberalismo? Para que quede claro, lo de Macri no es patológico, es un agente del programa económico que quedó revelado en una escena de treinta minutos ante la prensa.

La analogía con la violencia machista aplica también para encontrar puntos de fuga a esta crisis. De las violencias machistas no se sale sola, de un gobierno como el que propone Cambiemos, tampoco. Ya lo demostraron las urnas el domingo y no cabe dudas que en octubre el mensaje será el mismo: no es no.

 

 

 

Foto: Mariano Sánchez
--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

2 Comentarios
  1. Chuck B dice

    Roberto, hermano, tene cuidado con esa tendencias lelo-machirulas.
    No querrás decir que el feminismo tiene patas cortas!
    Por esa línea vas terminar criticando a Litita, o peor, a Margaret Thatcher, mujer exitosa si las hubo…

    Dear Latfem: Reconozco que desde este lado de la cerca del género nos merecemos muchas críticas, pero bueno, algunos tipos decentes hubo de vez en cuando. Por ejemplo Frederick Engels, que al explicar cómo la sociedad matriarcal se trasformó en patriarcal, de alguna manera invento el feminismo materialista científico.
    Y por la misma línea, el historiador inglés Eric Hobsbawn (otro tipo!) dice en uno de sus últimos escritos (Uncommon People; Chapter 17: Revolution and Sex.) algo que viene muy al caso: por los dos últimos siglos los ‘libertarians’ dentro de los movimientos revolucionarios han sido derrotados por los puritanos. Porque? porque ciertos aspectos de disidencia cultural son meros síntomas, pero no fuerzas revolucionarias en si.
    Y tomando como ejemplo unos graffiti notables de mayo del 68 (e.g., prohibido prohibir!), Eric H. dice: “the more prominent those phenomena are, the more confident we can be that the big things are not happening. Shocking the bourgeois is, alas, easier than overthrowing him.” (Mas fácil escandalizar al burgués que desposeerlo.)
    Volviendo a Macri y su violencia machirula, tal vez la línea separadora no sea la del género: los tipos tenemos que liberarnos junto a las mujeres, no ellas por un lado y nosotros por el otro (con perdón por ser tan obvio!).
    Además, juntos va a ser más divertido. (Al Hada Buena, la Pato y a Lilita se las dejamos a Macri y Micky Vainilla que las cuiden….)

  2. roberto dice

    Creo haber entendido(hoy ando medio lelo)que la articulista hace una analogía entre Macri y la violencia machista.
    Ahora me gustaría que me diera alguna pista a la forma de gobernar de la sra. María E. Vidal o de una de sus ministras estrellas,la sra. Patricia Bulrrich.
    Tiene eso algo que ver con el hetero patriarca machismo fascismo neoliberalismo,del gobierno o son sólo manchas femeninas(que no feministas) en dicho desgobierno ? Aclareme que estoy oscuro……

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.