Mafia en puerto

De la Autostrada del Sole al puerto de Buenos Aires

 

Desde la década de 1950 hasta la crisis del petróleo de 1973, Italia tuvo un desarrollo económico sin precedentes en su historia. En este contexto, en Calabria se empezaron a construir casas, escuelas, edificios modernos de varios pisos, hospitales, bancos, iglesias, universidades, cementerios, acueductos, barrios enteros, la Autostrada del Sole (que une Salerno con Reggio Calabria y que tiene sugestivamente el mismo nombre que la Autopista del Sol construida en parte por SIDECO en Buenos Aires) y el puerto de Gioia Tauro. Este es el mayor puerto calabrés. Está situado en la provincia de Reggio Calabria y es uno de los puertos más importantes de Europa. Noveno a nivel continental, por el volumen de operaciones, y sexto en la cuenca del Mediterráneo. Se trata del tercer puerto de transhipment (movimientos de cargas de una nave a otra, sin pasar por tierra) de toda Europa y mueve unos tres millones de containers por año. Fue construido y está controlado aún hoy por familias ‘ndranghetistas: Mazzaferro, Ursini y Commisso. Los Commisso también son conocidos como famiglia Macrì. Cuando en los ’70 mataron a Zu Ntoni Macrì (es decir el Tío Antonio Macrì), se modificó tanto el nombre como los negocios, según relatan Antonio Nicaso y  Nicola Gratteri en el libro Fratelli di sangue. (Cosenza, Luigi Pellegrini Editore, 2006).

Gioia Tauro es la puerta de ingreso calabresa a Europa para droga, armas, trata de personas provenientes de África, etc. El diario italiano L’Espresso, citando unos cables de WikiLeaks, dice que “según la diplomacia estadounidense, la situación del puerto calabrés es clara: ‘Controlado por la mafia y usado como puerta de ingreso de drogas y armas puede volverse aún más peligroso’”. Esa mayor peligrosidad tendría que ver con el tráfico de armas químicas.

 

 

 

 

Los puertos tienen un lugar estratégico dentro de las ambiciones mafiosas porque toda mafia tiene un componente mercantil. Los puertos son lugares necesarios para el business de la droga, que por lo menos en Italia arranca y se amplifica entre las décadas de 1960 y 1970. La red del tráfico de estupefacientes se pudo desarrollar porque las mafias en la década de 1950 en Italia habían entramado una red tupida y un mercado paralelo respecto del monopolio de Estado relativo al tabaco. Esa red de cigarrillos truchos, más baratos respecto de aquellos vendidos por el Estado, pero indistinguibles en términos de sabor, envoltorio y marcas, era conocido como “tabacchi lavorati all’estero”.

El contrabando de droga es incomparable con otros rubros (legales e ilegales) de la economía criminal. La lógica del contrabando de estupefacientes funciona a nivel global y mueve volúmenes de dinero inimaginables, pero sobre todo en efectivo. Esa parte de la economía mafiosa puso a jugar a las familias (especialmente a las ‘ndranghetistas) en los mercados internacionales para hacerse de la merca(dería), importarla y traficarla en Italia y desde allí moverla hacia toda Europa.

La ‘ndrangheta hoy es un holding financiero que cruza economía legal y economía criminal. En la década de 1990 empezó a dominar el mercado de la cocaína a nivel mundial y estableció acuerdos con socios extranjeros, desde la mafia turca a los carteles colombianos. Pudo hacerlo gracias a su solidez criminal, porque tiene familias en todo el mundo –se trata de la primera mafia globalizada: la inmigración la ha internacionalizado– pero también porque tiene asegurado el control de una parte del puerto de Gioia Tauro, un nudo crucial del contrabando de estupefacientes. Recuerdo que en ese puerto, en enero de 2017, fueron secuestrados cincuenta y cinco kilos de cocaína procedentes de la Argentina, por un valor estimado de once millones de euros, lo que demuestra que hay una red dialógica entre el sistema portuario argentino y Gioia Tauro.

Las PASO destaparon un problema político de una gran magnitud en la Argentina, porque fueron mucho más que un termómetro de la política nacional. Nos mostraron que el gobierno de la Alianza Cambiemos implosionó con estruendo tanto a nivel nacional como de la provincia de Buenos Aires, y que la propia fortaleza amarillo-patito (CABA) está en estado de disputa real.  En este contexto epocal de descuentos, pre 27 de octubre, las fuerzas cambiemitas pusieron en marcha la “operación traspaso”. Esto es: del puerto de Buenos Aires a la órbita de la Ciudad. Una movida de esta índole permite conjeturar que Cambiemos está especulando con retener el gobierno de la Ciudad, un territorio de poder que le es “natural” –el PRO nació en el distrito porteño–, aunque sea para protegerse luego de la hecatombe. Pero permite conjeturar algo más: el deseo de controlar cual monopolio el puerto de Buenos Aires, contrabando y merca(dería).

La operación implica un negocio inmobiliario de grandes dimensiones, una suerte de Puerto Madero 2.0, un proyecto urbanístico relacionado con el llamado Distrito Quartier, y además la empresa “modelo” que podría encargarse de la totalidad del servicio de carga y descarga de containers podría ser la PSA de Singapur. “Quien actuó como presentador de la empresa y la aproximó a las autoridades fue Nicky Caputo, en su doble rol de cónsul honorario de Argentina ante Singapur, y representante de los negocios de empresas de Singapur en Argentina. En esa doble función, concretó reuniones de representantes de PSA con funcionarios argentinos en ambos países interesando a ambas partes en un acuerdo” escribió el periodista Raúl Dellatorre. Nicky es  “el hermano de la vida”: amigo, socio comercial, contratista y miembro de la mesa chica del Presidente. Fue compañero de Macri en el colegio Newman desde primer grado y fundaron su primera empresa en 1983. Dicho de otro modo, Caputo es el eslabón de la lógica familiar presente en la cultura ‘ndranghetista. Al respecto, un apunte conclusivo: con motivo de la detención del boss Rocco Morabito en Uruguay, Enzo Ciconte –un reconocido historiador italiano que se ocupa de criminalidad organizada– dijo que si se quiere detener a un mafioso hay que buscarlo en un puerto.

 

* Universidad Nacional de General Sarmiento/CONICET
--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

3 Comentarios
  1. Ana Núbile dice

    ¡ Qué combo ! ¿ Cómo el macrismo se iban a perder el gran negocio de la droga ? Nada que les haga ganar plata van a dejar de hacerlo. Lo que venga. Interesante lo de los mafiosos Macri en Calabria, que se cambiaron el apellido.

  2. LUIS HORACIO dice

    Dejen de joder con puerto bs.as., desde que regalaron puerto madero ya fue. Hay que darle manija ya a puerto la plata, y asi consolidar la gobernación del compañero axel kissilof

  3. Pelusa dice

    Indispensable las ínvestigaciones de Rocco para avanzar en el conocimiento y comprension del enemigo que enfrentamos

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.