Ni una palabra para los trabajadores

Unidad en los hechos contra nuevos y viejos ricos

 

Una impresionante ola de suspensiones en las terminales automotrices mantiene paralizado el corazón de la industria más dinámica del país. Con el anuncio de la empresa Renault de Córdoba ya son 7.000 los trabajadores suspendidos en las seis empresas terminales que existen en el país. Con índices económicos crecientemente agravados, con una cúpula cegetista presionada por sus propias bases, el mes de marzo, por definición fuertemente movido para los gremios y para las calles, los estridentes gritos presidenciales se asemejan a los de un espectador que asiste al derrumbe de la cuidada torre de naipes frente a sus propias narices.

 

Quieren que repitamos el discurso de la derecha

El titular de Suteba, Roberto Baradel, ratificó que “lamentablemente las clases no arrancan” producto del paro docente de 72 horas en el comienzo del año lectivo y sostuvo que esta medida de fuerza es responsabilidad del gobierno de Cambiemos que “sistemáticamente niega la paritaria nacional” y “solo se preparó para confrontar con los gremios” en vez de buscar una solución a la miseria dramática de sueldos por debajo de la línea de pobreza y de la mano de María Eugenia Vidal desvía la mirada ante la brutal crisis de infraestructura de las escuelas bonaerenses.

En un contundente acto en la Plaza de Mayo la secretaria general de Ctera Sonia Alesso puso en contexto la dramática situación de los docentes al comenzar el primero de los tres días de paro nacional. “Estamos aquí para decirles que aunque no quieran verlo, ni quieran escucharlo, nuestros pibes y pibas llegan con hambre a la escuela, que aumentó la pobreza, que no podemos ser indiferentes al dolor. Nos quieren callados, nos quieren arrodillados, nos quieren disciplinados. Atacan cada día a los docentes, no a sus sindicatos, a los docentes y a la escuela. A ellos les queremos preguntar: ¿Qué hubiera pasado sino luchábamos en la dictadura? ¿Qué hubiera pasado si olvidábamos a los más de 700 maestros y profesores desaparecidos y asesinados? ¿Quién estuvo junto a los papás y mamás defendiendo las escuelas de islas, las rurales? Nos quieren callados, quieren que nos sentemos como sujetos sumisos a repetir el discurso de la derecha sobre que la escuela está en crisis”.

 

Se trata de la educación. “Ni Una Menos”

“Decíamos en las marchas de los ’90: “No dejamos de enseñar, enseñamos a luchar”, y es cierto porque en la escuela enseñamos a defender nuestros derechos, los derechos de las y los trabajadores. La escuela no es un territorio donde enseñamos el discurso de los que son los dueños de todo, en la escuela enseñamos el valor de la libertad, de la decencia, del trabajo y el esfuerzo compartido. No seremos los que convalidaremos el desfinanciamiento de la educación pública para tender a su mercantilización y privatización, somos los que defendemos la Universidad y la Escuela Pública, a nuestros estudiantes y a nuestros investigadores. Y que vamos a estar junto a las compañeras este 8 de marzo en el Paro Internacional de Mujeres, juntas, plurales, diversas, defendiendo la Ley de Educación Sexual Integral, defendiendo a nuestras niñas y niños, diciendo que las queremos niñas, no madres, que las queremos en la escuela, que queremos otro destino para ellas, que junto a este colectivo mayoritariamente femenino, vamos a marchar en todo el país contra los despidos, el hambre y la miseria. Contra el femicidio de cada día, porque el: “Ni una mujer menos”, ya es un grito de las mujeres del mundo”.

 

 

Rosario enciende los motores

Tras la multitudinaria marcha del 27 de febrero en Rosario las voces de los dirigentes gremiales de la provincia resuenan harto elocuentes. Exigen Paro Nacional. Marcelo Barros, secretario general del Smata local exigió a la CGT “en forma urgente un paro general con movilización, ya que de otra forma las organizaciones marcharán a un paro regional”, la mayoría de las automotrices mantienen su personal con suspensiones rotativas, como la General Motors de Alvear. Antonio Ratner, secretario general de los municipales rosarinos, aseveró que “los ajustes del gobierno nacional ya no dan para más” y que se impone llamar a un paro nacional urgente”. Sergio Rivolta, secretario adjunto del gremio bancario aseguró que el pueblo argentino está harto del gobierno nacional y aseguró que la Bancaria seguirá movilizada hasta que la CGT lance un paro nacional. Marcelo Andrade, secretario general de los Recolectores se expresó sobre la CGT nacional: “Esta conducción está agotada”. Edgardo Arrieta, secretario general del sindicato de Dragado y Balizamiento, destacó la contundente movilización contra los tarifazos: “Cada vez hay más gente movilizada”. Jorge Perlo, de los Judiciales de la provincia de Santa Fe aseveró que “las movilizaciones son no solamente contra los tarifazos sino también contra los despidos y la falta de trabajo”. Walter Palombi, secretario general de los trabajadores del Correo afirmó que “cada vez somos más y en octubre quedará demostrado que el pueblo no quiere más a estos señores que solo gobiernan para ricos”. Marcelo Liparelli, secretario general de Sanidad, recordó que “los trabajadores están movilizados desde el día que asumió este gobierno”. Darío Quintanilla, adjunto de los telefónicos, aseguró que los afiliados pelean “contra las empresas, que se sienten amparadas para atropellar los derechos de los trabajadores”. Antonio Donello, secretario general de la UOM rosarina aseguró que los “trabajadores seguirán en la calle” y llamó “a los políticos a la unidad para derrotar a este gobierno en octubre”. En cinco meses los metalúrgicos de la seccional perdieron 800 puestos de trabajo registrado. Juan Chulich, secretario general de los camioneros y referente de Hugo y Pablo Moyano fue taxativo: “Somos víctimas de este gobierno y seguiremos en la calle alzando la voz de protesta contra los despidos y el empobrecimiento del pueblo argentino”. Oscar Pallé, secretario general del sindicato de trabajadores del Peaje recalcó que los trabajadores fueron muy dañados por las políticas de este gobierno.” A esta larga lista de importantes dirigentes medios nos referimos cuando señalamos reiteradamente que la presión en la CGT viene haciendo fuerza de abajo hacia arriba de manera arrasadora.

 

 

Tres poderes. Dos clases. Una justicia laboral.

Tras el intento de despidos masivos en la agencia Télam y la dura resistencia de los periodistas nucleados en Sipreba y Sitrapren, la situación se agrava nuevamente. El gobierno se vio obligado a retrotraer los despidos por decisiones de la justicia laboral y ahora todo su empeño está puesto en dar vuelta esos fallos de primera instancia. A través de su principal operador en el fuero laboral, un vilipendiado abogado laboralista patronal, Juan José Etala (h), han empezado a presionar a los jueces de la Cámara Nacional del Trabajo para que desestimen la primera instancia que reinstaló en sus puestos de trabajo a centenares de periodistas de la agencia pública. Al mismo tiempo la semana pasada se inició una serie de indagatorias contra trabajadores de Télam imputándolos de haber participado en asambleas en la sede de la agencia durante el conflicto del año pasado. El Sipreba concentró a las puertas de la Cámara Nacional del Trabajo de Lavalle al 1500 levantando el clamor por una “Justicia Laboral Independiente”. Después de la concentración, los delegados de la Agencia Télam junto a directivos y abogados del Sipreba fueron recibidos por el presidente del organismo judicial Luis Catardo, que escuchó la denuncia de intromisión del Ejecutivo en el fuero. La reunión con Catardo fue bien ponderada por el sindicato de prensa, donde evaluaron como una buena noticia que la máxima autoridad del fuero laboral se involucre, o al menos se anoticie, de las denuncias gremiales.

 

 

La justicia viene llegando

Tras años de espera y de demora el titular del juzgado federal N°4 Marcelo Bailaque ordenó 42 indagatorias a los responsables de la represión a los trabajadores metalúrgicos de Villa Constitución. El antecedente cercano del juicio a la “Ford” genera fuertes expectativas a los familiares de las víctimas, a los sobrevivientes, y a toda la población villense que desde la época de Isabel Perón y el “Brujo” López Rega, hasta el final de la dictadura, vivieron todas las consecuencias del terrorismo de Estado. El 25 de marzo comenzarán las primeras indagatorias y tanto la UOM local como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) serán parte querellante en este juicio. El caso Acindar es el ejemplo más demostrativo de la responsabilidad empresaria durante el terrorismo de Estado. El presidente del directorio de la empresa era José Alfredo Martínez de Hoz y el 24 de marzo de 1976 renunció a ese cargo para asumir como ministro de Economía de la dictadura genocida. Acindar representa el perno de la bisagra que existió entre aquel empresariado y aquellos dictadores.

El discurso de apertura de Mauricio Macri, presuntamente dirigido a ordenar las pocas sesiones ordinarias que habrá a lo largo de 2019, será recordado por muchos años. No se trata de una pieza de oratoria extraordinaria (ni mucho menos) y no fue una cuidada puesta en escena. No es el discurso del rectorado de Heidegger. Es, más vale, la penosa mueca de una declaración de guerra contra los propios fantasmas. A lo largo de nuestra corta historia como país normal la existencia de la apertura de las sesiones ordinarias del parlamento fue la prueba de la existencia de la democracia misma. Las dictaduras pasaban de largo esta fecha y actuaban en consecuencia.

Ni una palabra se le escapó a MM sobre el trabajo de los argentinos o mejor dicho sobre su crisis esencial. El humor presidencial que trasmitió en su intervención el orador es la prueba de su doble pertenencia: un presidente electo por el voto ciudadano compelido a ser reelecto a como dé lugar. Por eso viene a cuento la sutil reflexión del irreemplazable Teodoro Boot: “La unidad electoral es no solo la unidad posible sino la deseable: la discusión de las formas y características de la Nación es posterior a la posibilidad de existencia de la Nación que hoy se encuentra muy seriamente en riesgo. El grupo gobernante no es Cambiemos, ni siquiera el PRO, sino una cofradía de viejos y nuevos ricos que, tanto a fines del siglo XIX como luego del XX, surgieron y engordaron a expensas del Estado y la expoliación de sus recursos naturales. Desde los Alzaga, Anchorena, Braun, Braun Menéndez, Menéndez Behety, Blaquier, Duhau, Roca, Martínez de Hoz, Bulrich, hasta los más modernos Macri, Caputo, Stanley, Lewis, Mindlin, Cabrera, Lopetegui, Dietrich, Dujovne, por nombrar algunos. Estos nuevos ricos imitan y reproducen los mecanismos de los viejos ricos hasta la caricatura”.

 

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.