“No quieren que estemos en la calle para asegurarse impunidad”

Cuando un hecho comienza a convertirse en práctica aparecen registros como estos: las organizaciones de prensa más importantes del país están elaborando y distribuyendo listados con los nombres de periodistas heridos durante la cobertura de la represión desatada en el Congreso y emitieron comunicados de repudio. Hubo un pronunciamiento de la cámara de empresarios nucleados en Adepa, del reactivado espacio de la Asociación de Corresponsales Extranjeros en la República Argentina (ACERA) y el Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) que exigió la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en conferencia de prensa.

“Exigimos la renuncia de la ministra Bullrich como responsable política de la brutal represión contra los manifestantes y trabajadores de prensa”, dijo Fernando “Tato” Dondero, secretario general del SiPreBA durante la conferencia de la que participaron dos fotógrafos heridos y representantes del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). “También repudiamos el cinismo del jefe de gabinete Marcos Peña, que adjudicó las heridas de los reporteros a los manifestantes: las balas de goma salieron de las armas de la policía. Esperamos su rectificación”. 

Allí estuvo Pablo Piovano, ex trabajador de PáginaI12 y hoy free lance. Su imagen con el cuerpo cubierto por los impactos de más de diez balas de goma fue una de las fotos emblemáticas de la represión del jueves. Piovano dijo, apenas pudo, que le habían disparado cuando lo vieron con su cámara: “Todo el discurso del diálogo no se corresponde con los balazos que recibí y que recibieron tantos compañeros”, explicó. “El riesgo a nuestra seguridad y nuestro derecho a comunicar está siendo lacerado. Se están apagando voces y de esa manera nos quieren disciplinar como fotógrafos, como reporteros gráficos”.

La comisión directiva de la Asociación de Corresponsales Extranjeros señaló en un breve comunicado que “no podemos permanecer indiferentes ante las situaciones de violencia de las que fueron víctimas colegas nuestros, con independencia de su origen, y por ello formulamos un llamado a las autoridades de la República Argentina a velar por el ejercicio pleno y seguro de nuestra profesión”. Desde la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) denunciaron la represión como actos de violencia destinados a los trabajadores de prensa “por parte de fuerzas de seguridad en los alrededores del Congreso de la Nación, mientras se producían manifestaciones», y se solidarizó con los agredidos. Además exhortaron “a las autoridades a investigar lo ocurrido e implementar las medidas adecuadas para evitar que estas agresiones se repitan”. 

La lista de heridos incluye hasta ahora a 17 personas entre los que hay fotoreporteros, camarógrafos y redactores de los principales medios de comunicación argentinos, de gráfica, agencias y televisión. Además de Piovano, hirieron a Federico Hauscarriaga, fotoreportero de ANRed e integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos; Leandro Teysseire de Página 12, Guido Rodríguez, camarógrafo de C5N, Pablo Cuarterolo y Marcelo Silvestro, reporteros gráficos de Perfil; Nicolás Fiorentino, periodista de Letra P que fue agredido por un empleado de seguridad de la Cámara de Diputados. La lista de ADEPA incluye también a Fabio Soria y Lucila Trujillo de C5N; Germán García Adrasti fotógrafo de Clarín; Luis Costantini, camarógrafo de Canal 9; Juan Cruz Clemente, Nicolás Munafó y Santiago Riva Roy de América TV; Jerónimo Mura y Fabio Soria del equipo de La Nación+, Lola Cardoner, cronista de Canal 9 y Diego Martínez que es fotógrafo de Tiempo Argentino. Un móvil de Crónica TV sufrió agresiones mientras transmitía en vivo y recibieron diversos daños los equipos de transmisión de C5N, América TV y Canal 9.

“Los vergonzosos episodios protagonizados por las Fuerzas no hacen más que confirmar el rumbo que comenzó a insinuarse con el ‘protocolo’ que pretendía encerrar a los reporteros gráficos en un ‘corralito’, apenas iniciada la gestión Cambiemos”, dijeron en un comunicado. Un protocolo que también incluyó la detención arbitraria de trabajadores de prensa en la marcha del 1º de septiembre, al cumplirse un mes de la desaparición de Santiago Maldonado.

Tomás Eliaschev, secretario de derechos humanos de SiPreBA, señaló que la violencia policial contra la prensa constituye un grave atentado a la libertad de expresión: “No quieren que estemos en la calle haciendo nuestro trabajo, cubriendo las manifestaciones, porque saben que de esa forma no puede asegurarse la impunidad”.

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Gilda dice

    Hola!

    Solo quería comentarles que quise postearlo en el Facebook y no me lo permiten, dicen que el artículo infringe sus reglas.

    Muchas gracias.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.