No se aceptan giros a la derecha

Resulta indispensable poner en caja a las grandes patronales que imponen sus condiciones al resto de la sociedad

 

Medio millón de franceses protestaron en distintos puntos del hexágono francés contra la nueva ley de seguridad interior y su famoso artículo 24 de “protección de imagen a las fuerzas de seguridad en situación de represión”. La reacción fue masiva y violenta como viene sucediendo desde los “Gillets Jaunes” (chalecos amarillos) en los últimos años. Varias decenas de policías fueron heridos como consecuencia de una lluvia de adoquines arrojada durante los enfrentamientos. La manifestación en Paris, donde se congregaron entre 150 y 200.000 personas, fue encabezada por una imagen de Diego Maradona, rebelde emblemático a quien se rendía homenaje en la lucha.

El proyecto presentado por la mayoría parlamentaria oficialista fue impuesto por los sindicatos policiales. La Alliance Police Nationale, sindicato creado en 1995,  tiene su base en la extrema derecha y es el principal inspirador de la ley. El mismo lunes la mayoría parlamentaria anunció que había retirado el artículo 24. El nivel de violencia de los enfrentamientos y la búsqueda de protección de las bases policiales para evitar la sanción pública de sus actos represivos explica los objetivos de orden y mano dura de la que llaman “République de l’ordre.” Días antes se habían publicado las imágenes de la golpiza a Michel Zecler, un compositor musical agredido el 21 de noviembre por cuatro policías en su estudio mientras le gritaban “negro sucio”.

 

 

Como el Che Guevara, Diego Maradona es emblema de los pueblos resistentes de todo el mundo.

 

El fuerte giro a la derecha intentado por el nuevo ministro del interior Gérald Darmanin y el jefe de la policía de Paris Didier Lallemant fue neutralizado por la enorme movilización popular. En París, como en Santiago de Chile, hay muchos manifestantes heridos en los ojos por la acción represiva. Enfrente se va naturalizando el uso de láser para neutralizar a los drones. Asimismo, una policía sindicalizada en varias representaciones (entre ellas las mujeres de los policías que se llaman a sí mismas “Mujeres de policías en cólera”) exponen con crudeza que los desbordes represivos no se solucionan con sindicalización. Esto que viene a cuento en nuestro país, donde el reciente alzamiento policial fue camuflado de reivindicación salarial y que no es sino un nuevo estadio del desarrollo de la crisis y un espejo de la post-pandemia que buscan unos y otros. En el caso de Emmanuel Macron, lo novedoso es el rol de los sindicatos policiales en su armado político. Cunden ejemplos de tácticas parecidas: en Perú se declaran en huelga los policías reclamando impunidad para sus jefes envueltos en hechos de corrupción. Francia y Chile con sus símiles en la represión a las protestas muestran el límite del poder cuando se basa en el ajuste y la represión.

 

 

Si no hay consumo no salimos a flote

El rápido ritmo que Alberto Fernández le imprime a sus decisiones políticas de fin de año refleja la necesidad de encender la economía con un mayor consumo basado en el crecimiento del poder de compra de la población. Objetivo prioritario es desmontar el giro a la derecha que viene del gobierno anterior: la hiperconcentración de negocios, desactivar las trampas cazabobos judiciales y lograr que los principales dirigentes sindicales se sienten justo a su lado y enfrente de los grandes empresarios. Son tiempos de medidas de presión de las grandes patronales.

Paolo Rocca llega al extremo de retirarse de la CAMARCO (Cámara de la Construcción) porque perdió la elección y  “necesitan otro espacio donde discutir sus problemas”. Desde su nuevo armado con las grandes empresas le reclama a Iván Szcech, nuevo presidente de la Cámara, por el apoyo a la ley de abastecimiento del Gobierno. Además lo cuestionan por centrarse en la obra de vivienda cuando no se hizo nada en ese sector en el último tiempo. Techint resiente la falta de avances en la obra pública cautiva donde supo echar sin piedad a los primeros trabajadores tras el decreto presidencial que prohibía despidos al comienzo de la cuarentena.

“Estamos un 7 por ciento por debajo del ciclo histórico. Los productores se están quedando con los granos pese a que el dólar pasó de 60 a 85 pesos y hubo menos retenciones, y la industria procesadora está en estos momentos con un nivel de uso de la capacidad instalada de 50 por ciento”. La radiografía es del presidente de la Cámara Argentina de la Industria Aceitera y Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, quien analizó las jugarretas que realizan los productores en una entrevista con El Destape sobre las nuevas normas para exportar productos agropecuarios.

El retroceso del gobierno con la absorción del 5% de aumento de jubilados a partir del aumento de marzo pone en evidencia que solamente con un sistema público solidario es posible reparar la vida de millones de adultos mayores y poner en manos de la política las decisiones que afectan su vida. El ex Vicepresidente Amado Boudou sigue pagando el precio de haber impulsado la estatización del sistema jubilatorio. La Corte apeló al arbitrario artículo 280 para convalidar los amañados procesos que lo condenaron en la causa Ciccone. Cuando impartir justicia es un juego de compensaciones mutuas entre los supremos sin importar el fondo de las causas los más vulnerables del sistema se dividen entre desesperanzados y rebeldes. Nunca una foto se parece tanto a la realidad; esta Corte es socialmente impresentable.

 

 

Maniobras de distracción con el salario

 

Una empresa en convocatoria de acreedores que aprovecha para embarrar la cancha.

 

La Cámara que nuclea a las aceiteras se niega a recomponer el salario de los trabajadores empujando sin sutileza a los sindicatos a la ejecución de un plan de lucha. Un centenar de empleados de la planta de soja de Buyatti SA se presentaron a trabajar pero encontraron con los portones de la empresa clausurados y denunciaron esta situación. La firma venía en concurso de acreedores desde hacía varios años y en medio de la demanda salarial armaron este lock-out patronal para meter más presión en la discusión. La familia Buyatti, del clan Vicentin, integró el directorio de esa ruinosa firma cuando se consumaron las maniobras de triangulación y vaciamiento.

Todo tiene que ver con todo. La medida de intervención de Vicentin por noventa días, tarde para resguardar el patrimonio, aportará algunas mínimas garantías entre tanto desmadre. El juez tomó la decisión ya que no conseguía información sobre la empresa con los tres veedores parciales nombrados. Una de cal y una de arena: el abogado Héctor Luis Vizcay, representante legal y miembro del Grupo Vicentin, fue citado por la Justicia, en carácter de imputado, en una causa en la que se investiga el ataque a trabajadoras de la Algodonera Avellaneda SA, ocurrido durante una huelga por mejoras salariales en agosto pasado.

El polo aceitero de San Lorenzo enfrenta dificultades crecientes y los trabajadores sufren las consecuencias. Este miércoles los nuevos directores de Vicentin estaban citados por la comisión bicameral de la provincia para responder cuestionamientos sobre la situación de la firma. Antes de la reunión el nuevo directorio dio a conocer una declaración en la que acusa al Banco Nación de “afirmaciones tendenciosas” dado que no es ni la justicia penal ni el juez del concurso (¿?!?) para afirmar que hay “maniobras de vaciamiento”. El paro de 48 horas lanzado el día lunes por la Federación de Trabajadores Aceiteros, que conduce Daniel Yofra, fue contundente mientras que el sindicato de San Lorenzo, en cabeza de Pablo Reguera, que no está federado, paralizó las plantas en el primer turno del jueves.

 

 

Hasta dejar la vida

El jefe de Obstetricia del Hospital Ramos Mejía de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Hakim, falleció de un infarto masivo del que sus compañeros no pudieron salvarlo, mientras marchaba hacia la sede del Gobierno porteño, en el marco de un paro y movilización de los trabajadores de la salud en reclamo de “salarios dignos” y el reconocimiento de la carrera profesional, entre otras demandas.

 

 

La muerte de un manifestante expone con crudeza la situación de los trabajadores de la salud.

 

 

Más de 60.100 profesionales de la salud se contagiaron de coronavirus y 362 fallecieron desde que se desató la pandemia, en marzo pasado, según datos oficiales del Ministerio de Salud brindados por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti. Pese a que los datos duros confirman el enorme stress traumático en la pandemia que pone en riesgo de vida a esos trabajadores, las autoridades porteñas siguen ignorando los reclamos del personal sanitario.

Télam consignó el fallecimiento de Hakim, “victima de un infarto”, a pocos metros de llegar a la sede del Gobierno de la Ciudad, en el barrio de Parque Patricios, donde se realizaba la protesta, en coincidencia con el Día del Médico. Trabajadores de los 34 hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE, seccional Capital), cumplieron un paro de actividades con movilización en reclamo de “salarios dignos” y del reconocimiento de la “carrera profesional”, entre otras demandas.

 

 

“No es como lo cuentan en Buenos Aires”

En Jujuy fue detenido en el marco de una manifestación sindical el secretario de interior del SEOM (municipales) Santiago Seillant. Por orden del jefe de policía un grupo de agentes lo arrastró hasta el móvil de la fuerza y lo depositó en la caja del vehículo fuertemente custodiado. La imagen viralizada en las redes se parece más a un secuestro de la dictadura que a una detención en democracia. Junto con él arrestaron al vocal del sindicato Ariel Wayar.

 

Los municipales jujeños protestan por los “salarios esclavistas” de Morales.

 

 

Según la dirigente Milagro Sala, “la Tupac (su agrupación de referencia), acompañaba sin banderas partidarias a Nando (Acosta) y otros dirigentes de los empleados públicos; la gente estaba recaliente por la falta de pago de sueldos; desarmaron el hospital de campaña y le deben tres meses a los médicos y a los enfermeros.” Sala acotó que “estaban también los familiares de las mujeres víctimas de femicidas y autoconvocados vecinos que están en queja contra la empresa Cannava que dirige el hijo de Gerardo Morales”. Al respecto, denunció que a los pequeños productores de la Finca El Pongo los desalojaron “directamente a la calle para darle la tierra al hijo de Morales ahí nomás, para que meta marihuana. Bueno, eso es Jujuy —agregó—, de eso tiene que despertar Alberto Fernández porque le levanta la mano en Buenos Aires, le llena de plata y el tipo viene acá cada vez más soberbio, se lleva a todo el mundo por delante y dice que tiene la banca de Alberto.”

Sobre la realidad cotidiana que se vive en la provincia, Sala señaló: “Los compañeros se enteraron que venían funcionarios nacionales y la gente se largó a esperarlos en Perico a decirles que la película no es como la cuenta el gobernador, es otra. La triste realidad, es que la gente se está muriendo de hambre, que no hay trabajo, que avanza el narco con Morales”.

Jujuy presentó el primer producto de cannabis medicinal de la empresa provincial que dirige Morales hijo. Milagro Sala lleva más de 1.780 días encerrada por orden de jueces venales. Ella y sus compañeros se han solidarizado con el detenido Seillant. El referente del Frente Sindical por el Modelo Nacional (FreSiMoNa) y secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, repudiaron la represión y exigieron el cese de la persecución. Con similares conceptos se expresaron Hugo Yasky de la CTA de los Trabajadores y la Intersindical de Derechos Humanos.

 

 

Vienen las fiestas y no hay plata

La UOM ha firmado con gran retraso un acuerdo salarial que le permite a su categoría más baja apenas aproximarse al costo de la canasta básica. Un 35% de incremento de la siguiente manera: 25% a partir del 1º de enero y 10% sobre esa base de cálculo a partir del 1º de febrero lo que hace un total sobre los salarios básicos de aumento del 39,6 %. Con respecto al mínimo global de referencia, desde el 1º de enero pasa a ser $40.000 y a partir del 1º de febrero pasa a ser de $44.000. La semana que viene comienza la negociación con la Cámara de Industriales Siderúrgicos, históricamente la negociación más difícil. El reproche interno es el tiempo transcurrido sin negociar y el semestre que pasó sin recomposición salarial ni retroactivo.

Un paro de SiPreBA por 24 horas en la prensa escrita, decidido por el Plenario de delegades, se realizó en los medios nacionales del AMBA: Clarín, Olé, Página/12, NA, Diario Popular, El Cronista, Perfil y Ámbito Financiero como parte del plan de lucha nacional de la FATPREN, en reclamo por una recomposición salarial que alcance la canasta básica.

En el diario Clarín, principal empleador de la actividad, el paro “tuvo un alto nivel de adhesión. Demuestra el valor y el empuje que nos da estar con todo el gremio, así como el enorme cansancio que tenemos por el maltrato constante por parte de la empresa, la cual quiso apaciguar nuestra lucha con una mejora irrisoria a la paritaria”, sostuvo la delegada Clara Uranga. El delegado Juan Manuel Lazzarino, de Diario Popular, señaló: “Ahora es la paritaria entre FATPREN y ADIRA, pero esto sigue con la participación en la discusión sobre la pauta pública y tiene que terminar con SiPreBA como único representante en el distrito”.

 

 

Todo el gremio acompañó la medida de los grandes medios nacionales de la prensa escrita.

 

Parte de la jornada y del plan de lucha nacional fue la Asamblea General Nacional organizada por FATPREN. Un toque de atención para el ministerio de Trabajo, que debe definir el otorgamiento de la personería gremial que permanece secuestrada por la vieja UTPBA, antiguo sindicato de la actividad sin vida real.

 

 

 

Poner en caja a las patronales

La vacunación comienza ya en Rusia y en Inglaterra y en las próximas semanas en Estados Unidos y en el resto de Europa. La pandemia empieza su cuenta regresiva y cuando las aguas bajen la crisis se verá en su verdadera dimensión. El nuevo orden mundial reflejará la relación de fuerzas en pugna en cada país y en cada región. Un fuerte debate espera al movimiento obrero. La reducción de la semana laboral sin pérdida salarial ya está instalada en muchos lugares menos en la Argentina. Trabajar menos para trabajar todos es la vieja consigna que se actualiza. Con las 48 horas semanales como lastre encuentra a nuestro sindicalismo sin estrategia para un programa capaz de reordenar el mundo del trabajo. No se trata tanto de proteger la economía social como de regularizar las relaciones del trabajo. Al tiempo, resulta indispensable poner en caja a las grandes patronales que imponen sus condiciones al resto de la sociedad.

Sindicatos que se hagan cargo de las luchas con propia mirada y una justicia independiente que ponga límites al poder mafioso son los otros componentes necesarios para recomponer este mundo desigual. Se pueden ganar todas las elecciones que vengan, pero sin una estrategia colectiva de las mayorías las injustas relaciones de poder no serán modificadas.

 

 

 

 

2 Comentarios
  1. Guillermo Varela dice

    Es imprescindible un movimiento obrero con autonomía. Que se siente a la mesa de los patrones y del gobierno con acciones y pensamientos propios. Que surjan de lo que expresan las bases y no de un puñado de dirigentes anquilosados.

  2. gerardo sendero dice

    “Los compañeros se enteraron que venían funcionarios nacionales y la gente se largó a esperarlos en Perico a decirles que la película no es como la cuenta el gobernador, es otra. La triste realidad, es que la gente se está muriendo de hambre, que no hay trabajo, que avanza el narco con Morales”.
    telefono sr presidente

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.