NOCHE Y FILOSOFÍA

La vigilia de las fogatas contra la vidriera del macrismo

El 24 de julio de 2007 León Rozitchner publicó sus razones para no concurrir al Congreso Internacional de Filosofía realizado en la Provincia de San Juan. “De la filosofía se dice que es una pasionaria: ama a la sabiduría. Pero de ese amor perdido muchos sólo se acuerdan en los congresos”. Como si en su profesionalización los filósofos académicos (¡tan parecidos a los teólogos!), que sólo “pescan ideas en los libros”, quedaran “exhaustos de pasiones”. Olvidando el coraje y la poesía, fondo desde el cual la palabra extiende y reanima la materialidad de los afectos y los imaginarios desde los que el pensamiento piensa “el misterio del mundo”. El cuerpo del filósofo, aquel por el que interpelaba la princesa Elizabeth al bueno de Descartes, está hecho de “filamentos y nervaduras” que conectan el concepto con una sensibilidad exacerbada por la naturaleza y las luchas sociales.

Once años después volvemos sobre estas justificaciones rozitchnereanas para reflexionar sobre la nueva edición de la “Noche de la filosofía”, organizada por el ministerio de medios del gobierno nacional en el CCK. Se trata del mismo sistema de medios públicos que bajo el mando del secretario Hernán Lombardi acaba de anunciar como si de una buena noticia se tratase más de trecientos despidos en la agencia pública de noticias, Telam (y otros tantos en Canal 7, la TV Pública). ¿Qué enlace sensible liga al pensamiento filosófico con el Estado, al punto de hacerlo olvidar de aquella “débil fuerza mesiánica” con la que cada generación, según Walter Benjamin, intenta transformar el presente? ¿Quién tomará la palabra para decir que el Estado organiza sus saberes en torno al crimen económico –la deuda, el ajuste, los negociados— y al asesinato selectivo, y que como pocas veces no hay espacio alguno para un lenguaje capaz de reflexionar mas allá de la posverdad sobre la íntima relación entre deuda, ajuste y crueldad sobre los cuerpos? María Pía López posteó estos días lo siguiente: “Varias veces me invitaron a participar de la Noche de la filosofía. Varias dije que no, por razones políticas. No quiero estar en la vidriera del macrismo. Sólo eso. Pero no me pareció objetable que muchas otras personas tomaran la decisión inversa, dándole más autonomía a las actividades culturales de un gobierno que repudiamos. La persona que me invitaba amablemente y discutía cada año mi decisión hoy es secretario de redacción de Telam. Allí donde este mismo gobierno que organiza la Noche de la filosofía despidió centenares de periodistas y fotógrafos. De un gobierno que, si se nos permite la metáfora iluminista y moreniana, busca oscurecer las escasas luces que nos quedan, para que la noche más oscura advenga. Contra eso, nuestras fogatas nocturnas, nuestra vigilia, la amistad renovada y la conjura incesante, pero no los salones donde nos invitan a brillar mientras gendarmería avanza contra lxs trabajadorxs de prensa”.

Y así y todo, más que subestimar a la “filosofía” sea desatender los poderes de la “noche”. Deleuze y Guattari escribieron que sólo el insomne capta su hechizo. El que piensa después de hora. La noche “de los proletarios”, maravillosa expresión de Jacques Rancière, indica el “después” de la disciplina laboral, tiempo de vida dedicado al patrón. En ese “después”, la noche es zona liberada para la desobediencia literaria, imaginaria. La noche en la que las personas piensan más allá de títulos, desafiando los destinos biográficos. No es aceptable la domesticación de la noche. Sus hijos (los Hijos de la noche) son, en los textos del filósofo catalán Santiago López Petit, quienes politizan el malestar. Una política nocturna busca y selecciona las palabras en las que vale la pena creer. ¿Seremos capaces el año que viene de organizar nuestra noche de la filosofía en las plazas, como lo hacían los griegos?

 

 

4 Comentarios
  1. osvaldo saidon dice

    Que bueno empezar el lunes de mañana habitando las pasiones que nos dejo Leon Rozitchner
    Gracias Diego

  2. osvaldo dice

    Que bueno empezar el lunes de mañana habitando las pasiones que nos dejo Leon Rozitchner
    Gracias Diego

  3. pancho zeta dice

    Supongo que no.

  4. Antonio Lafan dice

    Excelente la invitación de Diego a organizar una Noche de la Filosofía “alterantiva”. De lo contrario, quedarse en la queja por la fiesta ajena, suena a poco, sobre todo considerando el contexto.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.