En el nombre del padre

Los Paulucci son alfiles de un Macri empeñado en sacar la reforma laboral a cualquier precio 

 

Mientras crujen las relaciones entre la Corte Suprema de Justicia, los jueces federales de Comodoro Py y el Gobierno —tironeos que acaparan la atención mediática—, el macrismo impulsa decisiones judiciales de fuerte impacto social que son silenciadas por la prensa hegemónica.

Entre tanto barullo judicial pasó desapercibido que el 15 de marzo el procurador general interino, Eduardo Casal, nombró a Juan Carlos Paulucci al frente de la Fiscalía ante la Cámara de Apelaciones del Trabajo. No es una designación más en tiempos en que sobrevuela por el ambiente una reforma laboral. Se trata de un paso clave para garantizar la política de ajuste que profundizará la Casa Rosada este año: desde su nueva función, este procurador —cuyo padre (foto principal) es funcionario del Ministerio de Trabajo— deberá dictaminar sobre los acuerdos salariales, despidos y accidentes del trabajo (por solo citar tres ejemplos) que sean judicializados.

 

¿Quién es Paulucci?

Juan Carlos Paulucci es el titular de la Fiscalía N°1 ante la Cámara de Apelaciones de la Seguridad Social, desde donde dictamina sobre cuestiones previsionales, de salud y de evasión de aportes entre otros temas, muchos de los cuales conciernen a su propio padre, Juan Carlos Paulucci Malvis, secretario de la Seguridad Social en el Ministerio de Trabajo.

Desde aquella dependencia conducida por el mayor de los Paulucci se ideó el primer cambio de fórmula para bajar los haberes de los jubilados en marzo del año pasado, según reveló el titular de la ANSES Emilio Basavilbaso a la diputada Mirta Tundis. “Le querían dar a los jubilados un 12,65% (de aumento) en lugar del 12,95% correspondiente. Fue el anticipo de lo que vino después”, recordó la legisladora nacional, especialista en el tema, sobre aquella medida que finalmente se retrotrajo. (Eran tiempos en los que el Correogate consumía todo el oxígeno de Cambiemos.) En diciembre pasado, finalmente el Gobierno logró aplicar la rebaja en los haberes jubilatorios. Y lo hizo de una forma salvaje: con la nueva ecuación, lo jubilados pierden, como mínimo, un 8% de sus haberes.

El nombramiento de Paulucci hijo como fiscal ante la Cámara de Apelaciones de la Seguridad Social ya había provocado uno de los tantos escándalos que generan el macrismo y sus aliados cuando realizan designaciones. Pero poco le importó al Gobierno. Y hace una semana fue por más con el impulso del nuevo nombramiento en la fiscalía que actúa ante la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, que dejó vacante Eduardo Álvarez, de un perfil radicalmente opuesto al de su sucesor.

Paulucci (h) se quedará con ambos cargos. Al segundo llega de forma interina y sin antecedentes en la materia. lo cual irritó a muchos procuradores del fuero.

Así las cosas, Juan Carlos (h) controlará a su padre por partida doble. Con él, ahora el poder corporativo tiene la totalidad del Ministerio Público Fiscal en materia de derechos sociales. Entrará en funciones el 1º de abril.

 

Un rol clave

La Cámara del Trabajo sigue mucho los criterios de la fiscalía general, que sienta las líneas directivas en todas las fiscalías de primera instancia. Desde ahí Paulucci (h) podrá lograr plena convergencia con las políticas del Ministro de Trabajo, Jorge Triaca, jefe de su padre (quien estuvo muy vinculado al ya difunto dirigente sindical Gerónimo “Momo” Venegas, titular de la Unión de Trabajadores Rurales).

El flamante nombramiento coincide sugestivamente con la voluntad del Gobierno de tratar la reforma laboral. Y con la insistente presión que realiza el presidente Mauricio Macri sobre los jueces laborales que fallan en contra de sus intereses (que son los de los empresarios).

Entre los temas sobre los que deberá dictaminar Paulucci a partir del 1° de abril, se destacan:

  • Despidos

Desde el fuero explicaron al Cohete que en una fiscalía de primera instancia se están recibiendo alrededor de 50 expedientes por día. En los últimos dos años, aumentaron exponencialmente los expedientes por despidos. Abundan cautelares de trabajadores que perdieron sus empleos. El empecinamiento patronal se multiplica contra aquellos que están afiliados a algún sindicato. Y sucede tanto en el ámbito público (como en el Hospital Posadas, por citar un ejemplo, donde una persona se afilió y al día siguiente lo echaron) como en el privado. Telefónica, por citar otro caso, despidió a tres trabajadores que hacía una semana se habían afiliado buscando protección. Ya es casi moneda corriente, también, que echen delegados cuando en realidad tienen inmunidad. Las apelaciones de esos casos llegarán a la única fiscalía general ante la cámara.

  • Accidentes de Trabajo

Se presentan en el fuero muchos casos que plantean la inconstitucionalidad de la reforma de la Ley de Riesgo de Trabajo.

  • Cuestiones paritarias

Todo lo concerniente al derecho colectivo tramita en el fuero: desde el despido de un representante sindical, que protesta por la defensa de sus representados, a paritarias y convenios laborales. Por ejemplo: actualmente está abierto un caso que impulsa La Bancaria, que conduce Sergio Palazzo, porque los bancos quieren reducir los aportes patronales. ¿Cómo respondería Paulucci llegado el caso a la Cámara?

Así las cosas, cualquier tema referido a la reforma laboral en ciernes recaerá en el fuero y por ende, cuando se produzca una apelación, en la fiscalía que conducirá el hijo del secretario de la Seguridad Social.

 

La gambeta

Entre los cuestionamientos a la nueva designación de Paulucci (h), se resalta el traslado. El hijo del funcionario ejerce en una fiscalía federal (Seguridad Social) y sumó tareas en una nacional (Laboral) cuando bien podría haberse ascendido a uno de los fiscales de primera instancia del fuero. O transferir a otro fiscal general del fuero nacional. El problema del oficialismo, que desnuda sus intenciones, es que gambeteó esas opciones porque ninguna le era funcional a sus intereses. (Por caso, la fiscal general del fuero ordinario que quedaba como opción para la subrogancia era Gabriela Boquin, la fiscal general que reveló el escándalo del Correo. En función de la especialidad tenía prioridad para la cobertura.)

A esto se suman las críticas en torno a la solvencia de Paulucci en la temática laboral. Ya cuando concursó para la fiscalía general de la Seguridad Social quedó en segundo lugar a más de 18 puntos de distancia del primero que fue el fiscal Gabriel De Vedia. En antecedentes obtuvo el peor puntaje de los cuatro primeros (34) y el tercero en el oral (38). El tercer puesto fue para Sandra Ruggeri, que quedó a tres puntos suyos. Ante este panorama, muchos se preguntan por sus credenciales para el nuevo cargo si es que para su especificidad mostró puntos débiles.

Es que la llegada de Paulucci a la fiscalía general de la cámara laboral es sintomática. Con el presidente Mauricio Macri pidiendo a los jueces laborales que fallen en favor del empleador y disciplinando con denuncias en el Consejo de la Magistratura a aquellos magistrados que se corran de esa línea, su designación en el fuero no hace más que indicar que la flexibilización laboral tardará poco en profundizarse.

1 comentario
  1. […] 6Mizrahi, Franco. En el nombre del padre, El Cohete a la Luna, 31.03.2018 – https://www.elcohetealaluna.com/nombre-del-padre/ […]

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.