Nunca más es Ya

Escándalo por llamar por su nombre a los campos de concentración de Trump y por su existencia

 

«Como pediatra, madre y ex jefa de Estado, estoy profundamente conmovida de que se obligue a los chicos a dormir en el piso de instalaciones sobrepobladas, sin acceso a comida y atención médica adecuada y en pobres condiciones sanitarias», dijo la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet. «Detener a un chico, aunque sea por cortos periodos y en buenas condiciones, puede tener serio impacto en su salud y desarrollo. Imaginen el daño que se les hace cada día permitiendo la continuación de esta alarmante situación».

Esas condiciones fueron puestas de manifiesto en una forma tan simple como impactante por el Museo Smithsonian de Historia de los Estados Unidos, que pidió a varios chicos de 10 y 11 años recién liberados de una de esas instalaciones, que dibujaran lo que habían vivido. También el Inspector General del Ministerio de Seguridad Interior, legisladores de la oposición, abogados, médicos y agentes fronterizos cuestionaron la situación en los centros de detención para migrantes de Texas.

Sin embargo, el gran escándalo político no se produjo por esta situación aberrante sino a raíz de la calificación de esas instalaciones como «campos de concentración» formulada luego de una visita  junto con otros 15 legisladores, que realizó la diputada demócrata Alexandria Ocasio-Cortez a tres de esas unidades penales en El Paso, Texas. A sus 29 años, la ex barwoman de origen portorriqueño se convirtió en la legisladora más joven de la historia de su país, representando al distrito más pobre de Nueva York, el Bronx, y al más diverso étnicamente, Queens. AOC, como la identifica la prensa, mantiene el estilo fresco y sincero que hizo de ella la principal figura política del país. Habla sin pelos en la lengua y pone siempre el eje en los problemas que afligen a su electorado. «Quiero hablarle a las personas tan preocupadas por la humanidad como para decir que Nunca Más significa algo», posteó en su Instagram, con 3,7 millones de seguidores. Durante su visita constató actos de «crueldad intencional».

Su referencia a los campos de concentración enfureció al Presidente Donald Trump y a las organizaciones judías oficiales, que no aceptan ninguna comparación de catástrofes humanitarias actuales con la persecución nazi al pueblo judío en el siglo pasado. Pero consiguió llamar la atención sobre una crisis que el gobierno había conseguido invisibilizar. Trabajadores de la empresa de venta de muebles por internet Wayfair se manifestaron contra la provisión de camas para esos campos, y el Bank of America anunció que dejaría de otorgar préstamos a las empresas que administran los campos, como CoreCivic y GEO Group. Además la organización periodística sin fines de lucro ProPublica reveló los comentarios sexistas y racistas contra la delegación visitante en un grupo secreto de Facebook de 9.500 empleados de la fuerza de control fronterizo, que incluía burlas a los inmigrantes y una meme brutal de AOC forzada por Trump a practicarle sexo oral.

 

 

El verdadero Trump está negociando un trato con Guatemala para enviar a ese pobre país centroamericano a todos los migrantes que ingresen en forma ilegal a los Estados Unidos, que podría anunciar la semana próxima.
En uno de los campos los legisladores constataron que las mujeres detenidas eran separadas de sus hijos, podían darse una ducha cada 15 días y debían beber agua del inodoro. En otro, manifestantes que apoyan a Trump y reclaman la deportación masiva de inmigrantes y el cierre de la frontera, hostilizaron a los legisladores y en particular a Rashida Tlaib, una estadounidense de origen palestino que como AOC cumple su primer mandato en el Congreso. Los guardias también fueron agresivos y burlones con lxs diputadxs y uno de ellos intentó sacarse una selfie riéndose, con AOC en la imagen. Aunque fue electa por el partido Demócrata, Ocasio-Cortez hizo explícito que ese trato deshumanizador no comenzó con Trump sino con Barack Obama, si bien el actual gobierno la empeoró. Ese carácter bipartidario se puso de manifiesto cuando en vez de intervenir en defensa de los inmigrantes maltratados, el Congreso aprobó un aumento de presupuesto para la administración de los campos, como si el problema fuera la falta de recursos.
Ocasio-Cortez recibió algunos apoyos inesperados. El diario Los Angeles Times informó de una manifestación de ancianos estadounidenses de origen japonés que durante la Segunda Guerra Mundial fueron encarcelados en campos de concentración, frente a una base militar en Oklahoma, para exigir que no se repitiera esa historia vergonzosa de encerrar chicos tras las rejas. «Debemos ser los aliados de las comunidades vulnerables de hoy, que nosotros no tuvimos en 1942″ dijo el historiador  Tom Ikeda. Cerca de 120.000 estadounidenses  de origen japonés fueron recluidos en esos campos.
No estaba bien entonces, no lo está ahora.

 

En New Jersey, dos centenares de activistas judíos del grupo Nunca Más es Ya bloquearon el camino de acceso a uno de los campos de concentración y exigieron la liberación de los detenidos. La policía arrestó a 36 de ellos. El grupo niega que el uso de la expresión campos de concentración sea ofensiva para las víctimas del Holocausto. AOC agradeció a Nunca Más es Ya «por su coraje, su compasión y generosidad en la búsqueda de justicia».

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Clara BS dice

    El mundo se está poniendo inmundo!!!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.