Para restituir la memoria

Homenajes y jornadas culturales ante la devolución de los restos del cacique mapuche Juan Calfucurá

 

Ciento cuarenta años después de que los generales que comandaron la llamada conquista del desierto profanaran su tumba, los restos del más grande líder indígena del siglo XIX, Juan Calfucurá, están prontos a ser restituidos. Como parte de este proceso, el pueblo mapuche –a través de sus organizaciones– está convocando a una serie de actos para repensar la figura del cacique. El mes próximo se hará una jornada cultural en el Teatro General San Martín para visibilizar la problemática de los pueblos originarios desde la Ciudad de Buenos Aires.

El reclamo

Calfucurá —que significa piedra azul— nació entre 1760 y 1780 en Llaima, en la zona de la Araucanía chilena. Era hijo de Huentecurá (piedra de arriba), un cacique que había ayudado a José de San Martín en el cruce de Los Andes. Para 1830, Calfucurá cruzó él mismo la cordillera y después de imponerse sobre otros grupos indígenas se proclamó cacique general de las pampas. En 1855, organizó la Gran Confederación de las Salinas Grandes, en la que confluyeron tribus pampas, ranqueles y araucanas. Calfucurá, cuyo poderío tuvo en vilo a los distintos gobiernos, murió en junio de 1873, rondando los 100 años.

En 1879, durante la llamada Conquista del Desierto, la tumba de Calfucurá fue profanada por los soldados que habían sido enviados por Julio Argentino Roca y que estaban a las órdenes de Nicolás Levalle, en venganza por los muertos que habían dejado los ataques del cacique. Su calavera terminó luego en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata, inventariada bajo el número 241.

Después de años de reclamos, en 2006, el Museo fijó una nueva política sobre los restos humanos que se encuentran en la institución. Allí se determinó el retiro de exhibición de todos los restos humanos de origen americano, el análisis de los pedidos de restitución y el permanente ordenamiento de los restos humanos a cargo de la División Antropología.

El primer reclamo informal para la restitución de los restos de Calfucurá llegó al Museo en 1973, relata en un artículo la directora de la institución, Silvia Ametrano. Los pedidos –motorizados por distintos grupos de la comunidad mapuche— se multiplicaron después de que se reglamentara recién en 2010 la ley de restitución de restos humanos (25517), que había sido aprobada nueve años antes.

 

Las actividades

Ante la inminencia de la recuperación de los restos de Calfucurá, las organizaciones del pueblo mapuche planificaron una serie de actos para repensar la figura y el legado del cacique. Estas actividades involucran, por un lado, el debate sobre el destino de los restos del líder mapuche, que probablemente sean vueltos a enterrar en La Pampa. Por otro lado, se definió instalar una serie de hitos en lo que se denomina la “ruta de Calfucurá” en el Wallmapu (territorio mapuche) para mostrar la influencia que logró el cacique entre 1830 y 1873.

En la Ciudad de Buenos Aires, se realizará el próximo 17 de septiembre una jornada cultural en homenaje a Calfucurá en el hall del Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530). Habrá un panel en el que participarán el curador y escritor Guillermo David, la historiadora Graciela Hernández, el historiador Felipe Pigna y Jorge Nahuel, de la Confederación Mapuche del Neuquén. La mesa, que se centrará en la significación de la figura de Calfucurá, será coordinada por la socióloga Maristella Svampa.

También se presentará un fragmento de la obra teatral Luna Kakana, de Patricia Casalvieri, sobre el desplazamiento de Los Quilmes. Un grupo de reconocidos artistas discutirán sobre las obras que aluden a la figura del líder indígena y, también, habrá canciones para amenizar la jornada que se extenderá desde las 19 hasta las 22.

 

 

La declaración

El cierre del evento, cuya conducción estará a cargo de la periodista Liliana Daunes, será la lectura de una declaración que impulsa la Comisión Intercultural Piedra Azul.  El documento, que reivindica la figura de Calfucurá, llama a revisar retrospectivamente la construcción del Estado argentino, a la luz de una historia nunca terminada de contar: la de aquellos que lucharon, resistieron y se convirtieron en emblemas políticos y espirituales.

Si en Argentina el Estado se conformó a través de un “genocidio constituyente”, hubo quienes se resistieron a esos procesos de aniquilamiento o de asimilación por parte de las autoridades centrales. Recuperar la figura de Calfucurá en los debates históricos, sostienen, implica ver a los indígenas no como víctimas sino como actores centrales de la historia argentina. “Sujetos colectivos soberanos, con modalidades propias de habitar la nación, de constituir su política, de articular alianzas y de resolver conflictos”, explican.

“En épocas de avance sobre los territorios indígenas, de recrudecimiento de la explotación de los bienes naturales, de profundización de las disputas por autonomía y libre determinación, debemos volver a revisar figuras como las de Juan Calfucurá, para reconocer a los pueblos indígenas como actores sociales, políticos y culturales plenos, para superar el colonialismo imperante, para construir y sostener paradigmas interculturales y plurinacionales, sin atisbos de sometimiento ni discriminación”, remarcan desde la Comisión.

La Comisión Piedra Azul está integrada por Roberto Aramayo (referente diaguita, Parlamento Plurinacional), Nilo Cayuqueo (referente mapuche de la provincia de Buenos Aires), Miriam Liempe (representante de los pueblos originarios en la CTA Autónoma), la abogada Silvina Ramírez, el curador Guillermo David y Maristella Svampa.

Entre los convocantes a las jornadas e impulsores del documento están el Premio Nóbel Adolfo Pérez Esquivel, dirigente del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), junto con las artistas Diana Dowek y Maggie de Koenigsberg, los artistas Daniel Santoro y Diulio Pierri, así como Felipe Pigna y su colega Graciela Hernández.

Quienes quieran conocer y adherir al texto de la convocatoria pueden ponerse en contacto al correo: comisió[email protected]

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Claudio A. Rapoport dice

    A quien le interese conocer que el pueblo mapuche ya estaba asentado en nuestro país hace unos 900 años:
    https://www.rionegro.com.ar/una-doncella-mapuche-de-900-anos-MA424439/

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.