Pastillas

La estrepitosa gira de Carrió por Santa Fe y Córdoba

 

Elisa Carrió anunció que luego de Pascuas se lanzaría de lleno a la campaña electoral, en la que no es candidata, en apoyo de Mario Negri en Córdoba y de José Corral en Santa Fe. Vaya si cumplió.

Esas dos provincias del centro del país fueron una de las bases de la victoria de Maurizio Macrì en 2015 y una de sus mayores preocupaciones ahora, ya que en ambas PRO no tiene un candidato propio fuerte y el socio radical se ha dividido.

Corral pasó un mal trago cuando debió huir de un timbreo, mientras la vecina que le abrió la puerta se cansó de gritarle mentiroso.

Ni siquiera es descartable que la escudería oficial quede relegada al tercer puesto en ambos distritos, frente al peronismo de Juan Schiaretti y el radicalismo rebelde de Ramón Mestre en Córdoba y contra el peronismo que dirimirá su candidatura en la interna entre Omar Perotti y María E. Bielsa, y el Frente Progresista que tratará de regresar a la gobernación con el socialista Antonio Bonfatti, apoyado por una fracción de la UCR, que no quiere romper el acuerdo que le permitió cogobernar con Hermes Binner, Bonfatti y el actual mandatario Miguel Lifschitz, quien además es uno de los principales promotores de la candidatura presidencial de Roberto Lavagna.

El paso de Carrió por Córdoba fue estrepitoso. Todas las furias cayeron sobre ella cuando dijo que gracias a Dios había muerto el ex gobernador José De la Sota. “Lo que todo Córdoba tiene que plantearse hoy, es quién maneja la droga a partir de ahora». Las hijas del ex gobernador estuvieron entre las primeras. Candelaria, periodista de Clarín, le reclamó a Macrì que le pida a su socia política que se disculpe. Natalia, dirigente política que encabeza la lista de candidatos a legisladores provinciales y promotora del acercamiento con la Unidad Ciudadana, dijo que “ante tanto odio, tanta bajeza y tanta infamia, no sirven las palabras”.

Sus explicaciones posteriores no mejoraron el cuadro. Dijo que sus palabras “sólo pueden ser entendidas desde lo espiritual” (sic) y que se disculpaba si ofendió a alguien. En otra parada dijo que tuvo que vender el auto para pagar el mínimo de la tarjeta de crédito. Sumadas ambas intervenciones, Macrì le pidió que volviera a Buenos Aires, donde volvió a disculparse durante una sesión legislativa.

Tanto o más interesante que sus declaraciones es la actividad que Carrió desarrolló en Córdoba mientras Mario Negri pronunciaba un discurso, en el estilo imitación de Raúl Alfonsín que tan bien le sale.

 

 

Un asistente le acercó un pastillero, del que fue eligiendo cuidadosamente. Primero tres y un sorbo de agua, luego otras 3 y otro sorbo, después una más, y devolución del pastillero al asistente.

Un espectador comentó:

—Se tomó hasta las pastillas de freno.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

14 Comentarios
  1. gorila gorila dice

    Ricardo, no hace falta Nelson Costra (que de medicina ya no se acuerda nada ¿era neurólogo, no?), lo de Lilita ¡es de manual!! (CIE10, DSMV).

  2. Lujan dice

    Jaja..! bien Joe ! vos hace un poco de promedio ante tanta basura. Gracias, como consecuentes y empedernidos lectores…;

  3. Ricardo dice

    Locos están los que la votan

  4. Pedro Siquieres dice

    Ester Noemí y Mario: Lilita Carrió no es nefasta ni busca ininputabilidad. Es una mujer inteligente y decente aunque haya metido la pata con el nombre de De la Sota (humanum sumus). No se ve que haga daño ni que mienta ni que se tire la gran vida. Uds. son unos simples K servidores. Vayan con Dios.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.