Patricia, su espía, la DEA y los narcos

El gobierno de Macri, Bullrich, D'Alessio y Montoto en acción en Rosario

 

El 27 de febrero de 2018 el Ministerio Público Fiscal (MPF) celebró un acuerdo con el Ministerio Fiscal de la Acusación de Santa Fe para perseguir a dos clanes narco del sur de Rosario, un territorio que el gobierno local entendía prioritario tras una serie de asesinatos que volvían a disparar el ciclo de violencia con esquema de venganzas parentales.

Por Nación, firmaron el convenio dos hombres alineados con la agenda de la llamada guerra contra el narcotráfico de la DEA: el secretario de Coordinación Institucional del MPF, Juan Manuel Olima Espel, y el fiscal de la Procuraduría contra el Narcotráfico (Procunar), Diego Iglesias. Por la provincia, además de otros funcionarios, el fiscal general Jorge Baclini.

 

Los integrantes del Convenio.

 

El convenio actualizaba un trabajo iniciado dos años antes por Alejandra Gils Carbó como procuradora general. Pero ni el Ministerio Público Fiscal era el mismo, ni eran iguales las relaciones políticas entre el gobierno socialista de Santa Fe y la administración de Cambiemos. La relación de coordinación simbiótica que habían mantenido las dos administraciones comenzaba a mostrar cimbronazos. El Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, se topaba con las primeras trabas para el ingreso en el territorio tras la designación de Marcelo Saín como asesor de la cartera de Seguridad santafesina, una experiencia que culminó con su nombramiento como director del Organismo de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación. A la luz de esas circunstancias, aquel convenio del MPF alineado con la Embajada de Estados Unidos puede verse ahora como un torniquete que garantizaba la entrada por la ventana de la languideciente intervención nacional.

Ese es el contexto en el que apareció el espía Marcelo D’Alessio en Rosario. De cuyas andanzas y objetivos da cuenta esta nota.

Hasta ahora se habían tejido distintas hipótesis sobre la presencia de D’Alessio en Rosario. Se dijo que había ido a reclutar para la campaña al clan Cantero, conocido por la prensa con la advocación animalizada de Los Monos. O que le había dado a la banda datos de integrantes del Poder Judicial para realizar los atentados de fines de 2018, en los que, finalmente se supo, Los Monos no estuvieron implicados. Sin embargo, la revisión del material contenido en la computadora del espía cambia a la luz de aquel convenio.

Hoy funcionarios del MPA de Santa Fe están convencidos de que el espía se alimentó de una filtración de aquel convenio a través de la Procunar. Tenía información muy detallada que sólo se manejaba en las investigaciones que dieron lugar al acuerdo. Contaba relaciones de parentesco y nombres que no se conocían  fuera de la provincia. Con esa información, el espía hacía una investigación paralela en la que buscaba los datos que estaban ubicados detrás de las bandas: nombres de policías, de fiscales y modos de protección.

Sólo así se entienden sus informes. Entre ellos, una cámara oculta realizada a la viuda del Pájaro Cantero, el jefe de Los Monos asesinado en mayo de 2013. La entrevista se realizó en un bar el 28 de enero de 2018. Estaba Lorena Verdún, su abogada y un varón en compañía del espía. Durante el diálogo el espía cosechó una colección de nombres de comisarios y de fiscales en torno a uno de los clanes investigados por el MPA/MPF.

 

 

Un dron colocado en Puerto Roldan.

 

 

El barrio privado de Puerto Roldán es uno de los lugares investigados en la provincia. Allí vivían tres comisarios aparentemente en casas cedidas por uno de los hombres que estaba al final de esas pesquisas incipientes: el empresario criminal Esteban Lindor Alvarado, detenido en noviembre del año pasado como autor ideológico del secuestro, las torturas y el asesinato del prestamista Javier Maldonado.

Alvarado es la persona más importante en el esquema de negocios y protecciones de la comercialización de estupefacientes en Rosario, un esquema que se mantuvo intacto durante años. Su nombre también aparece rastreado por el espía. Y el diálogo con la viuda de Cantero y su abogada aparece el interés por mostrar esos espacios.

D’Alessio: ¿Adónde gastan la plata los policías? Es mucha plata de la que estamos hablando.

Lorena: Mirá, tienen propiedades, se compran caballos caros.

Varón: Caballos de carrera… ¿Dónde los hacen correr, los caballos? Esas cosas hay que averiguar. ¿Dónde se compran casas?

Y finalmente, también así se entiende el último mensaje de esa serie que se había iniciado en el mes de octubre. El diálogo con la ministra Patricia Bullrich del 20 de febrero sobre el barrio privado y la estructura de protección a los Funes.

 

Reporte D’Alessio.

 

 

Como se sabe, D’Alessio envió el mensaje a un contacto agendado como Bullrich S6, un contacto que hoy está confirmado que se trata del número de la ministra. El mensaje era una síntesis de datos que también había obtenido en la charla con la viuda del Pájaro Cantero. Aquí, un extracto que arroja luz sobre el rol de los policías como soldaditos.

D’Alessio: No, a ver, la pregunta es adónde va a terminar esto… Si agarramos dos autos blindados y si querés vamos a resolver lo que se te cante… ¿Cuántos pibes tenés? ¿Cuántos soldaditos tenés hoy manejados por los Funes?

Abogada: No tienen gente.

D’Alessio: Ah, ¿no? ¿Y cómo maneja territorio?

Abogada: No tiene mucha gente.

D’Alessio: Entonces tiene que tener policías si no tiene territorio, ¡hermana! No soy boludo, a ver vos qué te crees, ¿que nací ayer?

Abogada: Esa es la parte que nadie (inaudible) nos haga nada, listo.

D’Alessio: A ver, ¿vos me entendés? Si vos no tenés soldados, ¿cómo manejas el territorio?

Lorena: Con la policía.

D’Alessio: Pero, por eso te estoy diciendo.

Abogada: O con un fiscal. Yo el lunes cuando voy a la fiscalía…

Varón: Con la policía garpada.

 

 

Pinchados

En febrero de 2018, los Cantero estaban detenidos, en juicio oral y perseguidos por la Justicia. En ese contexto, el sur de la ciudad de Rosario comenzaba a ser disputado por dos clanes: los Funes-Ungaro y los Caminos. El lugar era objeto de múltiples crónicas de homicidios y gran cantidad de heridos de armas de fuego. En ese escenario se celebró el acuerdo entre Provincia y Nación. Incluía un diagnóstico que ya circulaba informalmente entre los dos ministerios: un mapa de la zona que estructuraba datos a partir del número de muertos, ubicaciones de los cuerpos y relaciones de parentesco.

El Cohete accedió a uno de los informes volcado un año más tarde en otro expediente. Los datos ahora son importantes para entender los nombres de los que hablaba D’Alessio.

 

Mapa del territorio.

 

Rápidamente, el informe describía a las familias.

El clan Caminos. Tuvo como referente a Roberto Pimpi Caminos, relacionado a la hinchada de Newells. Pimpi murió en 2010 en un ataque a balazos de los Ungaro. Su homicidio marcó el comienzo de una serie enfrentamientos con armas, disputas territoriales y venganzas. Tras su muerte, los liderazgos pasaron a sus hermanos y a su hijo Alexis Caminos. Para febrero de 2018, el clan estaba localizado en un barrio de viviendas sociales de los ’80, en la intersección de las avenidas Grandoli y Gutiérrez, conocido como Barrio Municipal.

Los Funes. Crecieron como brazo armado de una organización sostenida económicamente por René Chapita Ungaro, de la hinchada de Newells. En febrero de 2018 sus jefes eran Alan Funes, el hombre que más le interesaba a D’Alessio. Y su hermano Lautaro Funes.

El clan Ungaro. La ubicación era el barrio de Tablada, la zona del cordón Ayacucho. Según aquel documento, gestionan varios bunkers y sostienen el negocio de la droga bajo la modalidad de usurpación de casas, robo de autos y motos, escruches, balaceras contra domicilios y personas, amenazas contra vecinos, uso de armas. Estos hechos generan un alto impacto de violencia en la zona con grandes repercusiones mediáticas.

El comienzo de 2018 había sido especialmente sangriento para los Funes.

  • El 1° de enero hubo un atentado a la casa del padre del clan, Jorge Funes, también herido con arma de fuego.
  • El 7 de enero mataron a Ulises Funes.
  • El 5 de febrero fue atacado a balazos Jonathan Funes.

El 23 de febrero Alan Funes quedó detenido por el homicidio de Marcela Díaz, hermana de Ariel Tubi Segovia, socio de los Caminos. Durante sus charlas, D’Alessio toma ese tema. No termina de entender lo que por esos días salía en la prensa. Alan Funes estaba técnicamente detenido cuando murió Marcela Díaz. Y estaba detenido por otro homicidio —aún así tenía prisión domiciliaria. Y el caso había sido conocido porque se lo había visto disparando al aire para celebrar el año nuevo.

 

Alan Funes, izquierda.

 

En el bar, las dos mujeres que no sabían que el espía las estaba grabando dieron cuenta de las amenazas que había recibido Marcela Díaz antes de esa muerte. Explicaron que la habían acompañado a presentar un hábeas corpus a la comisaría de la zona. E incluso a la Dirección de Asuntos Internos. Y que la Policía no sólo no escuchó, sino que les pidió plata. Esto es importante. No sólo por la desesperación de las mujeres. Es importante, porque a partir de entonces D’Alessio comienza a preguntar por las articulaciones de los clanes con la policía en busca de vulnerabilidades de una provincia en un contexto de tensiones con la Nación.

Abogada: Les traje para que vean la denuncia que se hizo el 3 de enero, donde Marcela avisa que está amenazada de muerte… Estaba embarazada de dos meses y medio.

D’Alessio: ¿Me estás jodiendo?

Lorena: No, nos enteramos ayer.

Y luego:

Abogada: El día 8 de enero. Sale en todos los medios (la amenaza), y yo hago la presentación espontánea. Marcela va a mi casa, la estaban buscando. La estaban siguiendo, sacándole fotos cuando estaba conmigo y con Norma. Nosotros presentamos denuncias, el 4 en Asuntos Internos por perturbar nuestro trabajo. El 10, Marcela se presentó en Asuntos Internos porque la policía quería plata, quería plata, quería plata.

Y entonces, D’Alessio responde interesado:

D’Alessio: ¿Vos lo tenés filmado eso?

Abogada: Está la denuncia en Asuntos Internos. Está todo.

D’Alessio: Bueno, ves. Ahí sí que te puedo ayudar.

La grabación de la conversación con las dos mujeres quedó subdividida en seis videos archivados en la computadora de D’Alessio. La grabación tiene una marca de agua con fecha de 2013 pero, como se dijo, se realizó el 28 de enero de 2018.

D’Alessio: Pero la pregunta del millón es la siguiente: hoy tenés a (inaudible: ¿Alan?) que está totalmente descontrolado. Pesos más, pesos menos, yo no voy a ir con mucha vuelta y si me están microfoneando, me chupa tres huevos. Vamos a hablar bien clarito. Está totalmente descontrolado, quiere el manejo del negocio. Mi hipótesis es que él no le pasa unos mangos a la policía judicial de Rosario, yo creo que él labura con la policía judicial de Rosario.

Abogada: Lo que vos estás diciendo, me lo dijo otro periodista.

D’Alessio: Yo no soy periodista.

Lorena: Sí, supuestamente trabajan con la 15a.

(…)

D’Alessio: ¿Eso no depende de la policía Judicial?

Abogada: La Judicial no está más.

D’Alessio: Está bien, está desbancada. ¿Puede ser Quevedo, o un apellido así? Que fue a declarar también… ¿Cuál fue el que vos agarraste en el juicio y vos le fuiste a la yugular?

 

 

Tengo que avisarle a Macri

Mientras D’Alessio intenta recordar un nombre, la abogada vuelve al amparo y a la comisaría 15. El espía les dice que necesita más datos si quieren que él haga algo. Anticipa que puede pedir una intervención de la Policía de Santa Fe, pero advierte que para eso necesita datos importantes porque es la antesala de una intervención de la provincia. Tal vez ese es el punto más sugestivo de una charla en la que les dice que ese reporte debe enviárselo al Presidente Mauricio Macri.

D’Alessio: ¿Pero con qué basamento? Porque yo puedo intervenir esto. Pero necesito que me ayudes.

(…)

Lorena: ¿Qué querés vos? ¿Que te averigüemos qué?

D’Alessio: Propiedades de la policía, comisarios, jueces, la fiscal, la fiscal esta… Si está saliendo con un narco. Quién es el narco.

Lorena: Ya te dijimos…

Abogada: El Chapita Ungaro.

D’Alessio: Hay que buscar una foto, hay que buscar algo… Escuchá, si vos necesitas guita para pagarle a alguien para que haga la guardia, me la pedís. Yo saco gastos reservados. ¿Me entendiste bien lo que te estoy diciendo? ¿Me entendiste bien? Porque quizás le pagamos dos, tres lucas a un guachito, que no llame la atención. No quiero un 007, no quiero joda. Quiero un boludito con un celular, nada más. Le compras un celular, que filme, que coso, y haga eso. Ya está, porque vamos a poner las cosas en orden.

Y dice:

Varón: Acá lo que hay que hacer es una intervención y reestructuración.

D’Alessio: Consigamos un dato concreto porque intervenir una policía de una provincia no es una broma. Es la antesala de intervenir una provincia. ¿Ustedes saben de lo que están hablando?

(…)

D’Alessio: Es decir, está desmadrado por todos lados esto. La pregunta del millón es la siguiente, volvemos a lo mismo, es: yo necesito cocaína grande, yo te doy mi protección federal. Vos, en manos de protección de la provincia… Es una cuestión de tiempo.

(…)

D’Alessio: ¿A los Funes están cocinando?

Abogada: Desconozco.

D’Alessio: (A Lorena) ¿Cuál es tu olfato?

Lorena: No, yo no lo conozco.

D’Alessio: No, no, pero tu olfato… ¿Los Funes están cocinando o no?

 

 

Glock

D’Alessio pregunta a Lorena y a su abogada si están con custodia. Si se sienten seguras. Insiste. Quiere saber dónde vive la abogada. Quién la protege. Cómo llegó a la causa. Eso que parece un interés por su protección, en realidad es una amenaza. Cuando el diálogo avanza, les muestra algo que presumiblemente son dos armas de fuegos. La imagen queda fuera del lente de la cámara oculta. La abogada mira con sorpresa.

—Mira esto —dice el espía— yo vivo (así).

—Y sí —dice ella.

—¿Qué tiene? —pregunta Lorena.— ¿Tiene laser?

—El tema es así —responde el espía—, nosotros usamos o Glock 45 o Glock calibre 10, que tiene un calibre especial. Si querés después te la presto, pero vamo y vamo. Con esto cosés, ya no es una joda. No es una Bersa 9 que sale, no sale, se encasilla o no se encasilla.

Antes de despedirse, les obsequia una de las armas.

 

 

El caso Alvarado

La génesis de la violencia en Rosario parece tener un punto de origen en 2008, con la administración de Hermes Binner y un repliegue del Estado en el control del mercado ilegal de estupefacientes. El corrimiento del Estado descontroló los territorios con el ingreso de reguladores de oficio, como la Policía. A diferencia de la Bonaerense, con estructura verticalizada en comandos, la policía de Santa Fe estaba horizontalizada. Cada repartición, cada comisaría, atomizó el control del territorio primero con cobro de peajes a las bandas y en los últimos años con la co-administración del negocio. Por encima de las comisarías, las Departamentales tejieron contactos con el sistema de Justicia Federal, el ámbito con competencia en narcotráfico que de esa manera quedaba inactiva.

En paralelo, los territorios también se feudalizaron. Pero hasta 2011 había grupos diferenciados y fronteras claras en el norte y en el sur, que luego comenzaron a correrse por ajustes de cuentas y colaboración entre las bandas. Cuando esas fronteras se corrieron, el descalabro se transformó en anarquía con imparables hechos de violencia que continúan hasta ahora.

El último 2 de febrero, esa trama sufrió un golpe importante con la detención del empresario Esteban Lindor Alvarado.

 

Alvarado.

 

Su caída arrastró a varios integrantes de la cúpula de la Policía Provincial y comenzó a mostrar el sistema de alianzas con la Federal y la inacción de la Justicia con su nombre incorporado a diversas causas desde 2010 que jamás fueron investigadas.

En junio fueron detenidos como colaboradores dos comisarios, los hermanos Martín y Mariano Rey. Intervenían en las causas más importantes del Ministerio Público de la Acusación. Martín Rey era Jefe operativo de la Policía de Investigaciones (PDI) y su hermano era su principal colaborador. También fue detenido el Jefe de Inteligencia de Drogas de la PDI, Javier Makha, que vivía en un departamento cuyas expensas estaban en la casa de Alvarado y donde había sido secuestrado el prestamista Javier Maldonado.

Su nombre también reveló la protección de la Policía Federal y de la Justicia federal. En 2011, Nación nombró a un nuevo jefe de la División Antinarcóticos de Rosario, Gustavo Serna. Al llegar decomisó 14 kilos de cocaína. Un año más tarde, la fiscalía federal, entonces a cargo de Juan Murray, recibió un anónimo. Decía que la droga no era cocaína sino bicarbonato de sodio, y que había sido provista por el empresario Alvarado como obsequio para que el nuevo comisario se ganara el respeto de la prensa. Murray analizó la droga. Efectivamente era falsa. Pese al impulso fiscal, la Justicia Federal no avanzó ni un sólo paso en la investigación. El periodista Hernán Lascano recuerda ese episodio para explicar la ausencia de la persecución criminal de las agencias federales en la escena de tráfico de drogas en Santa Fe. En esa misma línea, otros dos expedientes instruidos entre 2013 y 2016 avanzaron en la descripción de su organización, pero el juez federal Marcelo Bailaque no instruyó la causa y la Procunar no recurrió.

 

Bailaque.

 

Hoy Alvarado está detenido por un homicidio, es decir una investigación que comenzó por afuera de la competencia federal porque no estaba ligada a los estupefacientes sino a la muerte de un prestamista. La investigación la instruyeron los fiscales del MPA Matías Edery y Luis Schiappa Pietra y acaban de requerir un viejo expediente archivado para investigar la conexión de Alvarado en el homicidio de su antiguo socio, Luis Medina, asesinado el 29 de diciembre de 2013 con su novia Justina Pérez Castelli.

Schiappa Pietra fue el fiscal de la causa Los Monos, también en juicio por asociación ilícita, homicidio y encubrimiento. Pese a que la mitad de las 200 horas de escuchas los integrantes hablaban de microtráfico de estupefacientes, la Justicia Federal nunca había tomado la causa. Hoy es Schiappa Pietra quien pidió a Dolores la investigación sobre D’Alessio, puso a disposición la documentación de la provincia y envió a Saín a buscar los elementos de prueba para entender la actuación del espía.

 

Fiscal Lujis Schiappa Pietra.

 

Esa serie de antecedentes originó hace unos días un cruce entre Marcelo Saín y el Ministerio Público de la Nación. Luego de leer una nota del Cohete sobre la intervención de la Procunar en la provincia de Corrientes con el despliegue de un mecanismo de succión de causas judiciales derivadas a Buenos Aires, Saín aseguró que en Santa Fe se mueven actores desconocidos para los locales, como la DEA y su testaferro la Procunar. Eso explica por qué numerosos fiscales federales de Rosario no mueven las manos.

 

Olima Espel, al fondo. Casal en el medio. A su derecha, Conte Grand. Diego Iglesias a la derecha de la foto.

 

Poco después, la corporación de fiscales le respondió con un comunicado. Con la firma del segundo fiscal de la causa de los cuadernos, Carlos Rívolo como presidente de la Asociación de Fiscales, la entidad «manifestó su profundo malestar con las declaraciones efectuadas por el Director de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación, Dr. Marcelo Saín, responsabilizando a los Jueces y Fiscales Federales por el estado de violencia acaecido en los últimos años en la Ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe».

 

 

Una interpretación un poco extraña

D’Alessio es un dispositivo más del mismo esquema. Es interesante entender su rol en Santa Fe. Porque mientras las herramientas legales miran para otro lado, esas mismas instituciones ponen en funcionamiento un mecanismo clandestino e ilegal. Basta para ello, repasar otro de los tramos locuaces de su diálogo en el bar con la viuda del líder de Los Monos.

—Ahora, la pregunta del millón es la siguiente —dijo—: si nosotros tenemos una prueba contundente que, quienes hicieron la instrucción, o ayudaron a armar la instrucción, eran en realidad los que estaban en la joda, vos mejoras la situación procesal de todos. Yo beneficio a todos ustedes. Ustedes me benefician a mí (inaudible) Este es el negocio, bien clarito. Acá no hay tema de plata, ni yo te voy a dar plata ni vos me vas a dar plata. ¿Me seguís lo que te quiero decir?

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

8 Comentarios
  1. Luis Juan dice

    Estimada Alejandra:
    Muy buena crónica.
    Una digresión, si me permite.
    La nueva investigación de Carlos del Frade, “Los monos, narcomenudeo y control social. Geografía narco 3”.
    “Cabe recordar que Carlos del Frade quien vienen periodísticamente investigando sobre el negocio del narcotráfico desde hace más de 30 años, cuestiona la Ley de Narcomenudeo, sosteniendo que solo sirve para llenar las cárceles de pibas y pibes empobrecidos, mientras los narcotraficantes siguen creciendo con su negocio a la sombra de las bandas narco policiales.”

    “En 2017 hubo 15 toneladas de cocaína circulando por Argentina, se triplicó la cantidad de metanfetaminas con lo cual claramente la ley de narcomenudeo favorece el narcotráfico y las cajas de las principales policías provinciales que son los verdaderos carteles de cada provincia”, advirtió.

    Acusó que las policías provinciales “son los principales nichos de corrupción y las bandas son siempre narcopoliciales” y analizó que “tirarle a esa policía corrupta que padecemos en Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires, la idea de perseguir a sus socios –que son los narcos- es una falta de respeto a nuestro pueblo”.

    En ese marco, definió que con la ley de narcomenudeo “crece el narcotráfico, se llenan las cárceles de pobres, hay un gran negocio del Estado porque tienen que construir más cárceles, y estamos más cerca del control social que de darle tranquilidad a nuestros pueblos”.

    En declaraciones realizadas al programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) Del Frade mencionó que “13 años tiene de vigencia la Ley N° 26.052 en provincia de Buenos Aires, hay 70.000 detenidos en todas las provincias donde se aprobó la ley de narcomenudeo, el 90 por ciento de ellos chicos y chicas menores de 30 años, que en realidad venden droga porque no tienen otra cosa para trabajar, y solamente el 2 por ciento condenados por venta de estupefacientes y el 75 por ciento consumidores”.

    Puntualizó que en Santa Fe “hay siete Juzgados Federales” y ante la posible respuesta que la ley de narcomenudeo le da a los pequeños pueblos de la provincia, analizó que “ahí se ve la corrupción policial porque ninguna banda nace como banda narco, sino que tienen todo un desarrollo y un crecimiento en otros palos delictivos y después se encuentran con el negocio narco, que además no es presentado en los barrios sino que aparece desde el centro porque alguien les abre la posibilidad del negocio y es allí donde nadie quiere investigar”. “Con esto, se quedan muy tranquilos y cada vez más felices los inversores que además son los que suministran esos celulares que funcionan tanto en las cárceles de Entre Ríos como las de Santa Fe, desde donde se sigue manejando la matriz de los grandes negocios narcos”, agregó.

    Fuente: Análisis Digital, citado por regionalisimoenlinea.blogspot.com
    “El periodista Felipe Cobián Rosales, director de la revista Proceso Jalisco, confiesa a BBC Mundo que se sorprendió al enterarse del asesinato de Camarena Salazar, y no sólo por el crimen sino porque hasta ese momento la presencia de agentes de la DEA en Guadalajara era desconocida.”
    “Pero la agencia tenía tiempo de mantener especial atención en esa ciudad, a la que desde fines de la década de los años 70 emigraron líderes de narcotráfico que huían de Sinaloa.”
    “Fue un «efecto cucaracha», recuerda el periodista, pues en el estado se aplicaba la Operación Cóndor que mediante un amplio despliegue militar pretendía erradicar cultivos de marihuana y amapola.”
    “La capital de Jalisco, entonces, se convirtió en el centro del tráfico de drogas en México. Y se notaba, dice Cobián Rosales.”
    “»Llegó a Guadalajara un boom de inversiones incluso a través de grandes empresarios que empezaron a lavar mucho dinero, sobre todo en construcciones inmobiliarias, agencias de automóviles, comercios, bancos», cuenta.”
    “De hecho, Miguel Ángel Félix Gallardo, El Jefe de Jefes y uno de los principales líderes del Cartel de Guadalajara formó parte del consejo de administración de un banco que operaba sobre todo en el occidente y el noroeste del país.”
    Fuente: bbc.com
    “Y es que los tres exagentes Phil Jordan, exdirector del Centro de Inteligencia de El Paso y jefe de la DEA; Héctor Berrelles, exagente de la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA); y Tosh Plumlee, expiloto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), revelaron al semanario Proceso y a la cadena estadounidense FOX que tienen pruebas de que Enrique Camarena no habría sido asesinado por Rafael Caro Quintero -capo que purgó una sentencia de 28 años por este crimen y que fue liberado por un tecnicismo legal-, sino por un agente de la misma CIA.”.
    “La razón del asesinato, de acuerdo con lo dicho por las fuentes a Proceso y también a la cadena estadounidense Fox, habría sido que el integrante de la DEA descubrió que su gobierno colaboraba con el narco mexicano en su negocio ilícito de tráfico de drogas.”
    ““La CIA mandó levantar y torturar a Kiki Camarena, y cuando lo mataron nos hicieron creer que fue Caro Quintero para así tapar todas las cosas ilegales que estaban haciendo (con el narcotráfico) en México”, subraya Jordan, según lo publicado por el semanario mexicano.”
    Fuente: animalpolitico.com
    En su tiempo, luego ver la película “El caso Camarena”, se me esclareció el tema. Por entonces ya pensaba: ¿Cómo es posible que el poder que ostentan los que dicen querer combatir la droga, no alcance?, ¿Cómo es posible que aquellos que controlan países enteros y los someten a su antojo, no puedan con un cártel que dicen regenteado casi siempre por alguna persona emblemática… una persona?; ¿Cómo es posible que los señores de la Guerra no puedan contra la droga?; ¿Es posible que quienes controlan absolutamente todos los negocios, justo se les escape uno de los más grandes y sin impuestos?. Ya, por entonces, me había dado cuenta que me estaban tomando de boludo, como diría Roberto Navarro.
    A propósito, hablando de guerras, en la película “Amigos de armas” se narra:
    ¿Qué sabes acerca de la guerra? Te dirán que se trata de patriotismo, democracia… o algo así sobre que el otro tipo odia nuestra libertad. Pero… ¿quieres saber qué es en realidad? ¿Que ves? ¿Un chico de Arkansas cumpliendo con su deber patriótico de defender a su país? Veo un casco, guantes ignífugos, chalecos antibalas y un M16. Veo U$17.500. Eso es lo que cuesta equipar a un soldado estadounidense. Más de dos millones de soldados combatieron en Irak y Afganistán. Le costó al contribuyente estadounidense U$4.500 millones cada año sólo para pagar las cuentas del aire acondicionado para las guerras. Y eso es lo que la guerra es realmente. La Guerra es un sector de la economía. Cualquiera que le diga lo contrario es o bien un mentiroso o un estúpido.
    Gustave Flauber decía: “No le demos al mundo armas contra nosotros, porque las utilizará.”

  2. diego covnatsky dice

    no puedo ver el video, me tira error , espere y crgue de nuevo.

  3. Guille Benso dice

    Vivo en Vdo Tto bien sur de SF. Hace años que «caen» presos los teoricos lideres de la distribucion. En realidad lo que veo es que van siendo reemplazados. Porque los consumidores siguen. Sencillito el razonamiento.
    En otro orden y lo que plantea la nota,estos tipos (dea,etc) solo tratan de hacer pie en estas zonas de consumo a los efectos de tener un control sobre el negocio. Nada mas que eso.
    Y en funcion d ese tipo de desmanejos es que despues crecen a su alrededor distintos personajes que quieren quedarse con el negocio y asi sucesivamente.
    Sldos

  4. Enzo dice

    La salida es muy fácil. Legalizas la droga, le das el monopolio del comercio y producción de las drogas duras al Estado, para las drogas blandas como marihuana habilitas el monocultivo, pero solo el Estado puede proveerla. Pones centros de distribución, y endureces las penas para el tráfico ilegal. Con eso terminas con el negocio narco, porque no podrían competir contra el Estado, que vendería la droga legalmente, garantizando la calidad del producto. Desaparece el narcotráfico, algo así ya se puso en práctica con la marihuana en varios estados de USA, con recaudación record que va a las arcas del Estado para ser invertida en escuelas y hospitales. Algo parecido también hizo Uruguay. El dinero que entra al Estado a la vez lo podes invertir para tratar las problemáticas de drogas, como la drogadicción. A su vez, el Estado puede seguir los casos de consumo problemático, y tratarlos en el marco adecuado. Con el enorme negocio que representan las drogas, todo esto dejaría ganancias enormes al Estado, y brindaría un marco para atacar la problemática de la drogadicción en el ámbito al que corresponde, que es el de la salud pública.

    Si no se hace es porque justamente hay complicidad de jueces, fiscales, policías, y de una buena parte del poder político. No es que el problema no tenga solución, los que están en el poder no quiere que se solucione, porque se les termina el negocio. Ni hablar de todas las otras formas de delincuencia que se nutren del negocio narco, como la trata de personas, y el tráfico de armas. La guerra contra las drogas no es mas que una herramienta de intervención de las potencias centrales sobre los países perifericos. Con la excusa de la guerra contra las drogas se ponen bases militares en todo américa latina, y vemos la infiltración de los servicios que vienen por todos lados a «combatir el narcotráfico» el terrorismo y no se cuanta otra sarasa. A la par, los problemas que surgen en torno a la ilegalidad de la droga debilitan el tejido social, y las democracias en los países periféricos, lo que facilita su intervención y el giro de nuestros recursos hacía las potencias centrales.

    Mientras no se tomen iniciativas propias y se sigan las directivas que nos mandan desde otros países que poco tienen que ver con el interés nacional, la cosa no va a solucionarse y solo va a empeorar.

    1. Ricardo Scagliola Martínez dice

      Todo movimiento para atacar al narcotráfico tiene su contrapartida. En Montevideo, sólo 4 farmacias venden marihuana, sin problemas. A pesar de eso, que es muy poco, se le quitó al narcotráfíco el 40% del consumo total del país. El aceite de cannabis sí se vende hasta en los expendios de alimentos. Yo mismo tomo para calmar los dolores de la artrosis. Con el tiempo, esto empezó a funcionar muy bien. Pero resulta que en las calles de los barrios periféricos se desató una guerra despiadada por el 60% de mercado restante. El Ministerio del Interior tuvo una intervención exitosa contra las grandes bandas, demoliéndole incluso sus casas que en un barrio estaban todas interconectadas, pero rápidamente se forman nuevas bandas, que si bien no tienen la infraestructura de las grandes, son muchas y tratan de crecer. Estamos en plena lucha. Los «soldados» de las bandas son cada vez más jóvenes y despiadados. No sé qué pasará cuando se llegue a un 70 u 80% de la venta legal. Además se corre el riesgo de que el Frente Amplio pierda las elecciones (son el mismo día que las argentinas) e, inmediatamente, las fuerzas de derecha tiran abajo todo lo que se ha hecho en este asunto.

  5. Helida López dice

    Yo creo -desde mi ignorancia en el tema- que si se puede salir de todas y cada una de estas ramificaciones envenenadas. Lo primero ver, después que todos vean. Ver para mirar, al fin, el rey está desnudo.

  6. Ignacio dice

    Verbitzky. MIA BULRRICH Y GATAZO SON TODIS DE LA MAFIA DE SOROS. Y LO SABES. ACA LA DEA.
    NO LE PERMITE A LA PATO. HACER L Q QUOERA PERO LO HACE. YO MEJOR ME PRWGINTARIA. CUANTOS AVIONES LE DERRIBARON EN SALTA?? A LOS NARCOS ARG. SACANDO DROGA. 2 TENGO FOTOS DE TOSOS LA OPEN AOCIETY COMPLETA. 3 LLEVO 97E CAUSAS BCLASIFICADAS PARA MI PRESIDENTE DONALD TRUMP EN DEA Y N.S.A DONDE NO ZAFA NADIE. CON DIACONO SONANTE VOLAMOS EL VATICAMNO. POR ESO FUE POMPEI. 4 PREGUNTATE POR QUE EN ENTRE RIOS URIBARRI Y OTROS MARIO FEDERICO AZCURRAIN ANDAN VIVIENDO EN C DEL URUGUAY IGUAL VIUDA ESCOBAR. 5 QUIEN LOS PROTEGE Y QUIEN SE ROBA Y TRAFICA LA COCAINA SE LOS PROCESIMIE TOS Q.NU CA SALEN A LA LUZ MAS Q.MARUHUANA. 6 LOW COST LOS.LOCALES SON DE SCIOLI POR AHI VIAJA MERKA. 7 CFK NO ESTA AJENA. ZABEXA. MARIU PARTES . ELZTAOIN BERAJAISMO Y GRUMBLAT MAS JABAD. TODOS EN 973 . TODO COMODORO PY DE LA A A LA Z. ESTO SALTA EN PEDAZOS EN DIAS. ANTES DEL 14 O POR AHI. 9 LA PMATA NO VIENE 10 AL ERTITO LO CAGO A PEDOA EL.EMBAJADOR X.VACA MUERTA. QUERES MAS HAY. VAMOS A UNA GUERRA CIVIL O MACRI GANADOR XON GABINETE Y MINISTROS DIRIGIDO A CONTROL REMOTO DEDW EE.UU. LA TIENWN TODOS ADENTEO. RAFA DI ZEO X Q NO LO TOCAN ANGELICI LQRRETA. LA POLI DE RONCAGLIA PSA PREFECTURA GEMNDAARMERIA Y POL CIUDAD. HAY MAS TRUMP TIENW TODO SALTA HIPERBAYTES CARRIO/ADUANA ESCONDIDA EN MEIROVICH. AYER SE LA PASE A MUSSA PARA ALBERTO. ARGENTI A VA A ESTADO DE SITIIO U BAKA.OS LAS U.S.A AND ALIR FORCE. PATO YUANCO MOTOTO Y OTROS EN KANA. CAPUTAN N

  7. Oscar dice

    Cuanta podredumbre en todos lados.Como se podrá salir de todo esta,que ya echo raíces con tantas ramificaciones y dinero en los estamentos del Estado Nacional. Será posible?

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.