Conectate con nosotros

Poemas

Pobre, mi América pobre (II)

Julio Maier

Publicado

en

 

 

Ya no eres más mi canto

mi bella Canción con Todos

los “dueños” te redujeron

a alfiler y a su tamaño

no importaron ya los sueños

de San Martín y Bolívar

ni la prédica de Artigas

ni Martí y sus bellos versos

no importó así la ilusión

de sentir la Patria Grande

ni tampoco la obsesión

de volverse independiente

no importó ya la unidad

pergeñada en previos años

a una burla reducida

hecha añicos por cipayos

tampoco la democracia

que tanto nos ha costado

ni la paz que habían logrado

un puñado de demócratas

No importó nuestra Bolivia,

ni Ecuador ni Venezuela

ni Uruguay vecina nuestra

ni nuestra soberanía.

No opinaron nuestros pueblos

ni aquellos originarios

los dueños de nuestros suelos

de la decisión excluidos.

Se habló en cambio de exclusión

de escisión de los distintos

de aquellos que piensan sólo

en solidarios e incluidos.

De patriotas ni la sombra

eso ya ni interesa

basta el acumular riqueza

aunque sea de prestada.

Otros ya la pagarán

“sin comerla ni beberla”

como lo expresa el refrán

para eso allí estarán

Despilfarro soberano

historia que no se lee

bajo el ala de un sombrero

que es otro quien lo posee.

Destrucción por destrucción

no es eso lo que nos pasa

el ala que los cobija

cobra caro la inclusión.

 

 

El poema, mal escrito por quien no es escritor y menos aún poeta, intenta describir la creencia del autor de que nadie destruye por destruir, por odio hacia su vecino o su conciudadano, porque “se robaron todo”, sino que voltea pedestales y héroes porque le conviene, porque otro lo obliga, porque tiene alma y corazón de cipayo, porque no conoce, ni le importa, ni por ello siente la tierra en la que nació, su cultura y sus costumbres, sus leyendas, su historia, su lengua y su música. Prefiere al extranjero porque, según su idea, tiene un “mérito” mayor, ya que logró imponerse, y lo extraño, extranjero, porque no valora ni comprende lo suyo ni lo de otros que con él conviven, es incapaz de amarlo, egoísta por naturaleza. Su norte vital es muy simple: la comparación entre costo y beneficio.

 

Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Poemas

La tetera

Roberto Jacoby

Publicado

en

(más…)

Continúa leyendo

Poemas

La gente es así

Roberto Jacoby

Publicado

en

(más…)

Continúa leyendo

Trending