Por Lucía en todo el país

Contra la justicia patriarcal

 

“A Lucía la mataron dos veces, el 8/10/2016 y el 26/11/2018”, dice un pequeño cartel pegado con plasticola en una pared de Avenida de Mayo. Apenas conocido el fallo que absolvía a los imputados por el crimen de Lucía Pérez, de forma espontánea surgieron propuestas de acciones en todo el país. Había necesidad de compartir el dolor, por un lado, y de organizar una respuesta, por otro. Se realizaron asambleas en varias ciudades. El crimen de Lucía, hace un poco más de dos años, había dado lugar al primer paro nacional de mujeres. La fecha de la movilización la puso la asamblea de la Ciudad de Buenos Aires el 3 de diciembre y en sintonía las asambleas feministas y multisectoriales de otras ciudades se sumaron a la propuesta. También en Buenos Aires, en el local de la CTEP de Constitución, se definió que se haría un nuevo paro nacional. El eje de la jornada de lucha sería la Justicia patriarcal, las movilizaciones pasarían o partirían de las dependencias de justicia de cada ciudad. Y así fue, el 5 de diciembre la memoria feminista trazó otra efeméride: una acción nacional contra la justicia machista.

En Neuquén la bandera de la cabecera de la marcha decía “Justicia por Lucía y Delia. El Estado, los gobiernos y su justicia son responsables”, y estaba sostenida por referentas de la multisectorial que organizó la asamblea, podía verse allí a militantes del PTS, PO, MST, Izquierda unida. Delia es Delia Aguada, una mujer de 33 años que fue encontrada asesinada el último día de noviembre en un Balneario y que por su femicidio está acusado el Gendarme Diego Tolaba, ex pareja de Delia. Con media cuadra de diferencia, marcharon las organizaciones feministas, que no habían sido invitadas a la multisectorial. La bandera de este sector de la marcha fue confeccionada por La Revuelta y decía “A la Justicia Machista, Dinamita feminista”. Tan sólo dos días atrás, activistas de esa organización habían sido demoradas por realizar pintadas contra la justicia patriarcal. En esta ciudad, el paro tuvo adhesión de algunos gremios como Aten y un sector de Ate. «La de Lucía es una sentencia que intenta aleccionarnos», dice Cecilia Cavilla, militante feminista dentro del TEP y la Secretaría de formación de Aten Neuquén Capital, “en éste contexto neoliberal, opresor y discriminador sabemos que la respuesta es en unidad y solidaridad entre las mujeres, las trabajadoras y el pueblo que lucha”, agrega.

En Córdoba marcharon a las 6 de la tarde desde Colón y General Paz, un punto céntrico y muy neurálgico de la ciudad, hasta el Palacio de Justicia. La marcha fue organizada por una asamblea feminista donde confluyeron variadas pertenencias partidarias y políticas. Sil Bustos, de Ni Una Menos Córdoba, reconoce que “la idea de garantizar un paro con tan pocos días de anticipación era complicada”, y que la intersindical hace unos meses que ya no participa de las asambleas. La barredora o bandera de arrastre de la marcha cordobesa decía “Destitución de jueces y funcionarios que garantizan la impunidad machista”, y tenía dos hashtags: #JusticiaPorLucía #FueFemicidio. “La marcha fue masiva, éramos miles y nos sorprendió la convocatoria por el poco tiempo que tuvimos para difundir”, relata Bustos.

En Chaco, la movilización fue por la mañana. Desde hace más de un año, por impulso de Ni Una Menos Chaco, se armó una mesa multisectorial feminista donde participan Mumalá, Movimiento Evita, la CCC, La Dignidad, organizaciones estudiantiles, ATE. Esta vez también participó el Partido Obrero. La marcha fue hasta el Tribunal Superior de Justicia. Las consignas principal fue «Contra la justicia patriarcal, clasista, racista». «Estamos esperanzadas de mantener esta unidad», comenta Magdalena Corvalán, feminista chaqueña; para ella además de la centralidad del reclamo por justicia para Lucía, “cuando hablamos de violencia de género no nos limitamos al golpe, no podemos dejar de hablar de la responsabilidad del Estado, de las compañeras precarizadas, que no tienen trabajo, hablamos de educación sexual, con una mirada transversal que fuimos construyendo a lo largo de los años”.

“En San Juan pensamos que iba haber muy poca gente y fue muchísima”, cuenta Dolores Córdoba, parte de la asamblea organizadora. La marcha se hizo desde la Plaza 25 de mayo hasta Tribunales, ahí se hizo una intervención artística que representaba el descarte de cuerpos femeninos. “Se convocó como marcha nomás, porque no teníamos tiempo para articular con ningún sindicato”, agregó Córdoba. Las consignas fueron “Basta de justicia patriarcal”, “Justicia por Lucía” y “Justicia por Thalía”. Thalía Recabarren tenía 18 años cuando fue asesinada hace 2 años y medio en San Juan, el mismo día de la marcha la madre de Thalía se enteró de que el femicida de su hija había sido liberado. Las sanjuaninas marcharon también por justicia para Thalía.

“Lamentablemente, que el Paro haya sido llamado con tan poca anticipación y tan pegado a las convocatorias del 25 de noviembre y otras que hicimos en Tucumán por Lucía, hizo que haya un poco menos de gente de lo que hay siempre», cuenta Celina De Rosa y aclara que a pesar del poco tiempo de organización, la marcha fue transversal, multisectorial e incluyó a todas las fuerzas políticas.“No hubo paro, lo que hubo por parte de algunos gremios es la consigna de sumarse a la marcha”, agregó de Rosa, referente feminista local. Como en otras ciudades, en Tucumán también hubo reclamo por otra joven asesinada. Giselle Tatiana Barrionuevo fue asesinada en marzo y su cuerpo hallado pocos días después en una finca. El 27 de noviembre pasado, sus presuntos femicidas fueron liberados. La madre de Giselle estuvo en la marcha de la capital tucumana. 

En Rosario la marcha partió desde la Plaza San Martín y recorrió Tribunales provinciales y federales. “¡Estamos hartas! Por eso hoy paramos y movilizamos para decir: justicia por Lucía Pérez. Abajo el fallo de impunidad. Fue femicidio. Destitución de los jueces de la impunidad”, leyeron en la parada final. Las calles rosarinas se tiñeron de negro, el color consignado en las redes sociales como vestimenta para la protesta.En algunas dependencias estatales, las trabajadoras pudieron hacer asambleas y salir de las oficinas para participar de diversas acciones. Fue una movilización multitudinaria pero el paro fue difícil de materializar. «Había muchas pibas jóvenes, vestidas de negro, con sus propios carteles», relata Majo Geréz, feminista referente de Mala Junta, Ni Una Menos y el Frente Patria Grande. “Fue una gran movilización que da cuenta de la fuerza, fortaleza y potencia del movimiento”, agrega.

En la Ciudad de Buenos Aires la convocatoria fue masiva y transversal. Luego de dos asambleas en menos de una semana se organizó la movilización y se decidió el paro. La concentración fue frente a los Tribunales, para muchxs la acción de protesta fue pasar toda la tarde allí. Copar la plaza. La marcha se dirigió primero hacia el Obelisco, donde cientos de mujeres se recostaron en el piso como gesto de identificación con Lucía, para luego levantarse todas a la vez: «vivas nos queremos», gritaron. En la cabecera de la marcha, junto a referentas de variados espacios políticos, estaba Marta Montero, la madre de Lucía; Matías, el hermano; y Gustavo Melmann, padre de Natalia, violada y asesinada en 2001. La marcha fue vertebrada por dos grandes columnas pertenecientes a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y  a la Campaña Nacional Contras las Violencias. Al llegar a la Plaza de Mayo, Marta tomó la palabra. Desde abajo del camión que hacía de escenario, Nora Cortiñas la escuchaba. “Hay un momento en el que Marta se convierte en Norita”, dice la investigadora Mabel Bellucci. Las palabras de la madre de Lucía fueron crudas: «yo sé lo que es vestir un cuerpo, soy enfermera», dijo sostenida por la rabia y por su hijo, «mi hija fue violada post-mortem», aseguró y para terminar, entre el mar de aplausos dijo: «Los jueces la terminaron de violar con la condena que dieron».

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.