Prensa está de pie

Paran el martes las redacciones del interior. En los medios porteños exigen “SiPreBA en paritarias”

 

Dirigentes de sindicatos de todo el país nucleados en la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) se manifestaron el viernes frente a la sede de la Asociación de Diarios del Interior (ADIRA), en el microcentro porteño, para reclamar salarios dignos y anunciar un paro nacional para el próximo martes. La medida se da en paralelo con ceses de tareas en redacciones de la Ciudad de Buenos Aires, donde trabajadores de Clarín, Infobae, La Nación, Perfil y Página/12 coinciden en su exigencia de que el Sindicato de Prensa porteño (SiPreBA) se siente a la mesa de negociación con la cámara que conducen Magnetto, Saguier & Cía., que impone año tras año los aumentos que le plazca ante la ausencia de una contraparte con representación en las bases.

 

“Queremos al SiPreBA en paritarias porque sabemos que si discutimos en la Ciudad de Buenos Aires, si discutimos en Córdoba, si discutimos en Santa Fe, si discutimos en todo el país y con una organización nacional vamos a tener más fuerza. Por eso estamos construyendo esta Federación, por eso apostamos a la organización nacional y por eso le vamos a decir (a ADIRA) que no vamos a aceptar una miseria”, expresó Carla Gaudensi, secretaria general de FATPREN.

La primera mujer en conducir la Federación agradeció “a los medios autogestivos, comunitarios y populares que están siempre presentes para dar visibilidad y voz a los reclamos de trabajadores y trabajadoras de prensa”, que “no se escuchan en los medios” privados –que al margen de sus líneas editoriales coinciden en silenciar las luchas de sus trabajadores– y sí tienen eco “en los medios públicos”. Destacó que no organizarse en las redacciones implica no sólo precarización y salarios de pobreza sino también “el riesgo de no garantizarle a la sociedad el derecho a la información”.

 

Carla Gaudensi, secretaria general de FATPREN. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi, SiPreBA.

 

Frente a dirigentes de sindicatos que van desde la Patagonia hasta Salta y a integrantes de comisiones internas de medios de la Ciudad, Gaudensi anunció un paro para el martes en los diarios y portales que padecen la paritaria de ADIRA, y advirtió que si la intransigencia patronal continúa “nos van a encontrar en un mundial (de fútbol) sin noticias”. “No pueden jugar más con nuestros salarios. Es vergonzante que nos digan que ellos se cagan de hambre cuando los que nos estamos cagando de hambre somos nosotros, que tenemos que tener tres o cuatro laburos”, planteó. “Ellos tienen unidades de negocios en todo el país y usan a la prensa con fines políticos”, recordó la dirigente, que además es delegada en la agencia Télam. Llamó a combatir las estrategias patronales “de estar dividiéndonos todo el tiempo, de hacer que nos desmovilicemos, de criminalizarnos por hacer sindicalismo”, y enfatizó que “la única salida es colectiva”.

“El martes vamos a un nuevo paro nacional porque la situación salarial es insostenible”, coincidió el secretario gremial de FATPREN y titular del sindicato de Neuquén (SPN), Flavio Ramírez. “Hace un mes que estamos negociando y cada día que pasa nos van ofreciendo menos”, informó, y añadió que los salarios de prensa están cada días más lejos de la canasta básica del INDEC. “Los dueños de los diarios saben que pagan sueldos miserables, nos lo dicen en la cara y sin embargo no quieren dar un centavo más”, explicó.

 

Flavio Ramírez, titular del Sindicato de Prensa de Neuquén (SPN).

 

“Las patronales siempre están poniendo excusas y dilatando para desgastar”, expresó a su turno Pablo Jiménez, adjunto de FATPREN, titular de la Asociación de Prensa de Santa Fe (APSF) y miembro de la CTA de los Trabajadores, quien advirtió que “vienen tiempos cada vez más complicados para los que queremos dar peleas por nuestras condiciones de trabajo”. “No respetan estatutos y convenios pero además quieren destruir la Ley de Asociaciones Sindicales, la Ley de Contrato de Trabajo y seguramente van a venir por el Estatuto del Periodista”, alertó.

Guido Dreizik, del CISPREN de Córdoba (por estos días en conciliación obligatoria en el marco de un plan de lucha para mejorar su propia paritaria) y de la CTA Autónoma, expresó su alegría “porque estamos retomando un camino de construcción de una subjetividad que apunta a sentir que somos un gremio nacional”. “Los trabajadores de prensa tenemos un sindicato nacional y eso lo construimos con las expresiones de lucha en cada rincón del país”, destacó.

 

Un sello vacío

Los principales medios comerciales del país, radicados en Capital Federal, están nucleados en la Asociación de Editores de Diarios de Buenos Aires (AEDBA), que en los hechos conducen La Nación & Clarín y que impone sistemáticamente paritarias a la baja. El SiPreBA repudió días atrás “la última firma ilegítima de la paritaria del Convenio Colectivo 301/75, pactada por las empresas con un sello sindical vacío de representación –en referencia a la fenecida UTPBA, que conserva la personería gremial pese a carecer de la más mínima representación en las bases–, que nos deja con una pérdida de más del 40% del poder adquisitivo de los sueldos”.

 

“La ausencia del SiPreBA en paritarias deriva en que, a diferencia de lo que ocurre en Telefé, Télam, Canal 7 o América TV, donde discutimos nosotros, hoy haya conflictos extendidos en redacciones como Clarín, Olé, Infobae, La Nación o Página/12”, explica Agustín Lecchi, secretario general del SiPreBA. “FATPREN no acepta la imposición de ADIRA, cámara que pretende firmar lo mismo que AEDBA le impuso a la Utpba, que no contempla la inflación acumulada y no recompone el salario perdido”, destaca.

La última “revisión” de la paritaria que padecen los trabajadores de prensa de la Ciudad no modificó el aumento anual del 60%, a un abismo de la inflación, y sólo implicó adelantar para noviembre y diciembre las cuotas previstas para 2023. El salario básico para la categoría redactor establecido por el tándem AEDBA-Utpba se ubicó en septiembre casi 40 puntos porcentuales por debajo de la canasta básica total del INDEC: 77.135 pesos contra 128.214 del indicador que marca la línea de pobreza. Ese es el lejano piso salarial que exigen las comisiones internas que conforman el SiPreBA y que explica el clima reinante en las redacciones.

 

* El autor es delegado de la Comisión Interna del SiPreBA en Página/12, que igual que todos los medios que integran AEDBA no permite informar sobre los reclamos de sus trabajadores y trabajadoras.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí