primum vivere deinde filosofare

¿Por qué no van a estar en La Noche de la Filosofía 2019?

 

Bajo el título ¿Por qué no vamos a estar en La Noche de la Filosofía 2019?, un grupo de 
conferencistas invitados/as explicaron por qué no asistirán:

 

 

Hemos tomado la decisión conjunta de declinar nuestra participación en este evento organizado por el Sistema Federal de Medios Públicos, dependiente de la Presidencia de la Nación.

Durante la edición del año pasado, apoyamos y visibilizamos los reclamos de los y las trabajadores/as despedidos de Telam y fuimos censurados al intentar leer unas palabras en una actividad colectiva organizada junto a los delegados despedidos.

Entendemos que nuestro rol como conferencistas no puede realizarse separado de la realidad política, cultural y económica en la que estamos inmersos. Somos trabajadores/as, investigadores/as, docentes universitarios y sufrimos, en nuestras actividades y en el entramado social del que formamos parte, las consecuencias cada vez más graves de las políticas económicas de ajuste y endeudamiento que lleva adelante este gobierno.

Creemos que no se respeta la libertad de pensamiento cuando se instauran límites a la enunciación apenas esos pensamientos toman formas concretas que incomodan el orden del discurso oficial. Reivindicamos a la filosofía y a la producción de conocimiento en ciencias humanas y sociales como actividades críticas y creadoras, con un compromiso ineludible para problematizar aquello que se pretende silenciar.

Vemos con mucha preocupación que la producción intelectual no solamente padece por las condiciones económicas imperantes y por el vaciamiento de las políticas de Estado, sino a la vez por la progresiva banalización que reduce la creación al marketing y el pensamiento a la conformidad.

Ezequiel Adamovsky, Pablo Alabarces, Alejandro BoverioMaría Carman, Mariana Gardella Hueso, Gabriel Kessler, Gustavo Romero, Diego SingerMaristella Svampa, Pablo Wright

 

 

 

 

 

1 comentario
  1. Juan Carlos dice

    Espero que esa falsa filosofía que pregona y difunde el gobierno se convierta en un fracaso. El pensamiento dirigido no puede ser un pensamiento progresista, profundo y democrático.
    Por ello los pensadores que allí participan deberían todos hacer un renunciamento para mostrar la forma de operar del gobierno. Felicito a aquellos que han temido la decisión de hacerlo hasta ahora, y mientras más silenciosos aparezcan los claustros oficiales más reflejarán la realidad del país.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.