Sin malas noticias de los amigos

La lista negra de Víctor Santa María

 

La lista circula desde hace tiempo en mensajes de WhatsApp. Contiene 17 nombres a los que dicen que Victor Santa María no quiere ver escritos en su cada vez más creciente grupo de medios. Nombres que circulan como recomendaciones entre editores y coordinadores pero nunca quedan formalmente inscriptos en ningún lado. La lista que circula contiene hasta categorías. Nombres no publicables de manera permanente, otros ocasionales y uno sólo con la cláusula sin mencionar. Es una vieja amiga que se formó políticamente en el PJ Capital, la ex señora Ocho, subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia, Silvia Majdalani.

Majdalani no está borrada del todo de las páginas de Página/12 ni de la web de la 750. Aparece ocasionalmente en los textos, pero sólo episódicamente en títulos o fotografías del diario. Cuando existe alguna noticia judicial con ella en el centro de la escena, está su nombre. Pero si la noticia incluye a Gustavo Arribas o al resto de los agentes imputados desde hace varios meses en causas por el espionaje prohibido más importante de la historia democrática de este país, la tapa del diario prefiere mencionar sólo a Arribas, acompañado por el firulete esquivo de “y otros implicados”. Al interior de los textos los y las trabajadoras escriben, eso sí, el nombre completo.

La censura no es nueva. Horacio Verbitsky denunció este método hace tres años, con su salida del diario. Para entonces, la lista se iniciaba con las razones por las que el director de El Cohete dejó el diario: no lo dejaron escribir sobre el blanqueo de capitales de la familia Macri. Pero tampoco se publicaban fotos de CFK. Y a Claudio Bonadio se lo podía publicar pero sin fotos y sin su nombre en los titulares, según explicó el propio director de El Cohete entrevistado por el diario Perfil. En ese panorama lo nuevo es en todo caso la multiplicación de nombres y los caprichos, rencillas y trasfondos de negocios que parecen la única explicación del cuidado de la figura de Majdalani.

Otro nombre de la lista da una pista. Es el abogado Ignacio Sáenz Valiente. La lista lo menciona como abogado de Clarín, pero su nombre remite al mismo universo de la AFI. Majdalani tiene una hija llamada Agustina Olivero Majdalani. Ella es socia de Ximena Vallarino Alfaro Díaz Alberdi, media hermana de Horacio Rodríguez Larreta. En abril de 2020 con el comienzo de la pandemia sus nombres junto al abogado de Clarín, como lo llama la lista, formaron parte de un escándalo.

Como parte del paquete de compras para hacer frente al coronavirus, el gobierno de la Ciudad había hecho una contratación directa por $5,4 millones en favor de Midas Hotel Management donde ambas compartían la sociedad, publicó el diario La Nación durante aquellos días. La resolución leída en el Boletín Oficial indicaba que se contratan los servicios de BA Central Hotel –administrado por Midas– para albergar a pacientes con síntomas de Covid-19 por 1.210 pesos la noche. Las crónicas señalaban la relación de Santa María con las dos emprendedoras: el Sindicato Único de Encargados de Edificios (Suterh), que dirige Santa María, había firmado un contrato con Midas Hotel Management para administrar por cinco años el hotel o2 Iguazú, inaugurado en abril de 2018, en Puerto Iguazú, un hallazgo de El Disenso. El sitio también confirmó la relación de empleadoras de la hija de Santa María.

La saga dejó al descubierto al mismo tiempo la compra de barbijos ordenada por el gobierno porteño por 3.000 pesos cada uno, a una empresa cuyo punto de contacto con las mujeres era Ignacio Sáenz Valiente. Sáenz Valiente aparecía como director de Midas, en cuya dirección legal aparecían una serie de empresas entre las que se encontraba la proveedora de barbijos. Finalmente, la Nación también recordó que Sáenz Valiente fue designado en abril de 2017 como el beneficiario final de la firma VICA TRUST, que operó movimientos financieros por U$S 1,9 millones para que la madre del gremialista Víctor Santa María ingresara al blanqueo de capitales promovido por el gobierno de Mauricio Macri.

Otro de los nombres vetados también tiene aparentemente aquel origen: Leandro Santoro. La razón: fue uno de los legisladores porteños que se hizo eco de la denuncia. El resto de los casos tiene tonos parecidos.

Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes. Motivo: la campaña porteña 2019. Victor Santa María le pedía que muestre a Gisella Marziotta en todas las publicaciones y eventos, afiches, actos y presentaciones a la prensa. Marziotta abría la boca y metía la pata. Lammens lo evitó. Ahora Santa María pasa factura.

Otro nombre es Gabriela Cerruti. Motivo: quienes la consultaron dicen que ella se lleva bien con Santa María, pero tiene fisuras políticas con Marziotta dentro del bloque de diputados. Conclusión: el veto no vendría directamente de parte de él. Otros son:

  • Claudio Ferreño, jefe del bloque del PJ e íntimo amigo de Alberto Fernández. Motivo: caja y recursos en el bloque porteño.
  • Manuel Socias, legislador porteño y hombre de Lammens. Motivo: víctima de ese mismo vector.
  • Valdés padre e hijo. Eduardo desde que aparentemente empezó a denunciar a Silvia Majdalani en el espacio de radio que tenía en la 750, y luego abandonó. Juan Manuel, porque es su hijo.
  • Luis D’Elia nadie sabe por qué pero en todo caso se ganó el fuera de escena permanente cuando él mismo vociferó esta lista negra a los cuatro vientos vía Twitter.

Luego está Juan Sasturain, un histórico del diario. El nombre del director de la Biblioteca Nacional volvió a publicarse luego de que la asamblea de trabajadores y trabajadoras junto con la Comisión Interna del SiPreBA denunciaran la censura de la noticia de su designación. Nacho Levy de la Garganta Poderosa, aparentemente tras las críticas que osó dedicarle al ministro de la DesEducación, Nicolas Trotta, por los dramáticos problemas de acceso a la conectividad con la escuela de los pibes de las villas. Luego está el director del Cohete a la Luna, por razones obvias. “Para justificar la censura a mis notas me dijo que su mamá lloraba porque lo iban a meter preso”, contó cuando le preguntaron los motivos de su retiro del diario. “Le dije que si ese era el problema lo que tenía que hacer es consultar con un psicólogo”. Clarín, La Nación y el programa Animales Sueltos anunciaban para entonces que Santa María podía quedar detenido pero el problema no era él sino las notas del entonces columnista del diario sobre el blanqueo de capitales de la familia del ex Presidente.

Criado a la sombra de una caldera, esos fantasmas todavía lo siguen acechando.

Acá la lista que circula, con equívocos incluídos.

 

 

PERMANENTE
MATIAS LAMMENS – MINISTRO DE TURISMO Y DEPORTES
GABRIELA CERRUTTI (SIC) – DIPUTADA NACIONAL
CLAUDIO FERREÑO – LEGISLATURA CABA
MANUEL SOSIAS (SIC) – LEGISLATURA CABA
JUAN MANUEL VALDEZ (SIC)– LEGISLATURA CABA
EDUARDO VALDEZ (SIC) – DIPUTADO NACIONAL
LUIS D’ELIA – DIRIGENTE SOCIAL
GUILLERMO MONTENEGRO – DIRIGENTE POLÍTICO
LEANDRO SANTORO – LEGISLATURA CABA
HORACIO VERBITSKY – EL COHETE A LA LUNA
JUAN SASTURAIN – BIBLIOTECA NACIONAL
NACHO LEVY – GARGANTA PODEROSA
IGNACIO SÁENZ VALIENTE – ABOGADO DE CLARÍN

OPCIONAL
BLANCA OSUNA – DIPUTADA NACIONAL
JORGE FERRARESI – INTENDENTE DE AVELLANEDA
FELIPE SOLA – CANCILLER

SIN MENCIÓN
SILVIA MAJDALANI – EX AFI

Nadie se sorprenda si después de esta nota comienzan las excepciones, según una vieja doctrina : «¿Antisemita yo? Si tengo un amigo judío».

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí