Psique

Los organismos de derechos humanos repudian las palabras estigmatizantes y despectivas de Berni

 

Cometí el error de señalar que el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires tenía problemas psicológicos. El cirujano que quisiera ser militar Sergio Berni lo confirmó con una catarata de insultos a lo que llamó “el sector de los derechos humanos”, que es “es puro blabla. Le ofrecí a ese sector al que no pertenezco que pusieran en práctica todo lo que dicen sobre la Policía Bonaerense en Asuntos Internos. Ninguno aceptó, porque hay que trabajar. Cualquier persona que trabaja en organismos de derechos humanos cobra cinco o seis veces más, viaja por todos lados, empiezan a trabajar al mediodía, se van a las 4 de la tarde, whisky de por medio. Ninguno está acostumbrado a estar en la oficina a las 7 de la mañana trabajando».

La mesa de organismos de derechos humanos, con la firma de Abuelas, Madres, Hijos, Familiares, el CELS, la Asamblea, la Liga, el Movimiento Ecuménico, la Fundación Memoria Histórica y Social, los Familiares de los 12 de la Santa Cruz, la APDH de La Matanza y la Comisión Memoria Verdad y Justicia de Zona Norte repudió esas palabras “despectivas y estigmatizantes, que ofenden nuestra historia y nuestra lucha. Los Organismos abajo firmantes, que desde hace más de 40 años levantamos las banderas de la Memoria, la Verdad y la Justicia y trabajamos por la plena vigencia de los derechos humanos en la Argentina, debemos señalar que sus dichos no pueden tener lugar en un movimiento popular que ha asumido tales banderas como pilares fundamentales para el sostenimiento de la democracia. Llamamos al Ministro a ocuparse de los graves problemas que atraviesan la provincia y el país. Le recordamos, además, que la exposición mediática no reemplaza a la gestión, y que debería abocarse a atender las problemáticas de su cartera, entre ellas la forma inaceptable en la que la policía bonaerense –bajo su mando– reclamó frente a la Quinta de Olivos la semana pasada y los numerosos casos de violencia institucional que la involucran, incluido el de Facundo Castro”.

Por decisión del gobernador Axel Kicillof, Berni firmó dos twits rectificatorios. Pidió “disculpas si alguien se sintió ofendido o aludido por mis declaraciones” y declaró que no se refería “ni a la historia, ni a las luchas de los organismos de DDHH, a quienes respeto, reconozco y admiro, me refiero a quien aprovecha esos espacios para construir su propia trayectoria”, y mencionó mi nombre.

Hace años que no hablo con Berni. Revisé todos mis sistemas de comunicación, incluyendo la bandeja de spam, y no encontré ningún mensaje suyo con el ofrecimiento que dice haber expuesto. Sería imposible la colaboración con un ministro que

  • anunció que desmantelaría las auditorías patrimoniales de Asuntos Internos y las declaraciones juradas de los oficiales, pero debió mantenerlas por decisión del gobernador;
  • eliminó la Dirección General de Auditoría Interna, de la que dependían las Unidades de Auditoría Interna (UAI), que además de la policía permitían realizar el control administrativo de las áreas civiles del Ministerio de Seguridad (armamentos, vestimenta, parque automotor, servicios sociales, seguridad privada, registro para la comercialización de bebidas alcohólicas).
  • Cuestionó públicamente la tarea de ese organismo de control y no oculta su opinión peyorativa del movimiento de derechos humanos.
  • Dejó de desafectar policías denunciados y volvió a la vieja práctica de rotarlos de una dependencia a otra. En el caso de Facundo Astudillo Castro, el único policía separado fue por amenazar a un familiar. Los que intervinieron desde las comisarías y los procedimientos viales siguen en sus lugares y algunos fueron asignados a otra comisaría para evitar la condena social.
  • No volvió a tomar declaraciones testimoniales ni indagatorias.
  • Interrumpió la publicación del registro de exonerados.

Queda claro que no es necesario aludir a sus problemas psicológicos.

 

 

 

 

42 Comentarios
  1. Luis Adolfo Soler dice

    El segundo apellido de Berni debiera ser Bullrich. Inexplicable como se lo sostiene a un cirujano que por suerte no opera, un pseudo militar trucho y un figureti todoterreno. La derecha muda ante un actor que les roba el libreto! Ver para creer. La bonaerense chocha, el serpentario feliz. Y Axel se equivoca fiero.

  2. Luis Adolfo Soler dice

    Es una persona inadecuada para la funcion en que se lo designo. Es profundamente autoritario y desprecia a los organismos de DDHH. Una variante del macrismo prometiendo terminar con «el curro de los Derechos Humanos», se acuerdan? Un esperpento.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.