REEMPLAZOS BONAERENSES

Cómo queda el Conurbano luego de los cambios en el gabinete de Kicillof

 

Axel Kicillof abrevó en el Conurbano en pos del reordenamiento de su gobernación. Dos intendentes, de la Primera y la Tercera Sección, buscan dinamizar la gestión ministerial en pos de una mayor cercanía con el territorio. Hay quienes ven ese resultado como una imposición de los jefes de distritos que concentran la mayor densidad de población.

Los cambios van en línea con la acción del gobierno nacional. Así, en la provincia más rica, Carlos Bianco pasó a ser jefe de asesores de la gobernación para dejar su lugar a Martín Insaurralde. En el Ministerio de Infraestructura, Leonardo Nardini reemplazó a Agustín Simone, quien pasó al Instituto de la Vivienda. En el Ministerio de Gobierno, en reemplazo de Teresa García entró la diputada Cristina Álvarez Rodríguez. Días después, como vicejefe de Gabinete se sumó Juan Pablo de Jesús, ex intendente del Partido de la Costa. Y el jefe comunal de Punta Indio, Hernán Y Zurieta, irá a la Dirección de Vialidad.

Salvo el caso de la sobrina nieta de Evita, con experiencia como funcionaria bonaerense, todos los demás cuentan con varias elecciones ganadas para cargos ejecutivos.

 

 

El intendente más joven

Leonardo Javier Nardini, de 41 años, hijo de una familia de comerciantes, cursó la primaria en un Instituto Evangélico. A los 19 años ingresó por el PJ como asesor en el Concejo Deliberante de Malvinas Argentinas (un distrito creado cinco años antes en lo que había sido General Sarmiento y con parte de Pilar). Desde 2008 trabajó como asesor de Abordaje Territorial en el ministerio a cargo de Alicia Kirchner. Al año siguiente fue asesor de Claudio Morresi en Deportes de la Nación. Desde 2013 hasta 2015 fue director local en la ANSeS.

Ese año, cuando el duhaldista Jesús Cariglino –luego de dos décadas al mando del distrito– jugó con el peronismo disidente que había inaugurado Sergio Massa y se acercó a Mauricio Macri, Nardini se aferró al kirchnerismo. En la compulsa por la intendencia obtuvo 3.700 votos más que aquel barón, al que superó por menos de dos puntos porcentuales. Suficiente. Con 35 años de edad, Nardini era el intendente más joven del Gran Buenos Aires.​ Fue elegido secretario nacional de Juventud del Partido Justicialista, del que fue uno de sus cuatro vicepresidentes. En 2017 su lista para concejales se impuso a la de Maximiliano Cariglino (sobrino). En 2019, enfrentado otra vez a Jesús C., fue reelecto con un 68,16% contra el 24,33%.

Mientras el maduro Cariglino encabezaba sus nóminas con el sobrino Maxi o con su hijo Diego, el joven Nardini optó siempre por mujeres: Zulma Raquel Vela (2015), Norma Sol Jiménez Coronel (2017), Noelia Rocío Correa (2019) y otra vez Jiménez (2021).

Con ella, acaba de superar en casi veinte puntos a la lista de Lucas Aparicio, que iba con Diego Santilli y que ganó la interna amarilla, además de superar por más de diez puntos a la tira de Facundo Manes/Cariglino. La performance del Frente de Todos allí (47,86% vs 28,98%) fue la segunda mejor de la Primera Sección, sólo superada por Marcos Paz (49,34% contra 25,20% de Juntos).

 

Hernán Y Zurieta. Foto: Revista El Tranvía.

 

 

Bajo su área, en la Dirección de Vialidad, en reemplazo de Gerardo Tarchinale (designado en marzo) entra Hernán Y Zurieta. Nacido en 1974, fue concejal en 2007 y hacia 2011 le ganó la comuna a Héctor Equiza. Allí fue reelecto en 2015 y 2019. Este 2021 sufrió un revés en las PASO (58,52% a 41,47%). Deja la intendencia de Punta Indio a cargo del titular del Deliberante, David “Corcho” Angueira, entrenador del Club Verónica, donde se ganó un lugar social que le permitió ser concejal electo, en 2013, y en ejercicio desde 2015, por dos periodos, hasta este nuevo salto en su carrera.

 

David Angueira, nuevo intendente de Punta Indio.

 

 

 

El intendente que quería ser gobernador

Martín Insaurralde, de 51 años, empezó a los 16 a militar en el centro de estudiantes de su Escuela en Banfield. Hacia fin de siglo, con la caída del modelo que permitió a Eduardo Duhalde encaramarse en una transición que las urnas le habían negado, su municipio trocó en caras nuevas como la de Jorge Rossi, quien llevaría como concejal a Insaurralde.

Según Gabriel Muscillo, en el libro que escribió junto a Hugo Bento, Hitos y mitos de la historia de Lomas de Zamora (2010), Rossi era un ex vendedor de frutillas que regenteó una remisería hasta llegar a ser director de Tierras del intendente Duhalde en 1983, una década antes de ser titular del Instituto de Loterías. Desde ahí bajó a pelear la interna del PJ por la intendencia, que –en medio de denuncias cruzadas– le ganó a la esposa de Osvaldo Mércuri.

En ese equipo ganador estaba un joven de 33 años que habrá de protagonizar el advenimiento del kirchnerismo desde una banca de concejal en 2003: Martín Insaurralde, que se integró como secretario de un gobierno que debió compartir con otros líderes. Tal el caso del hiperduhaldista Hugo Toledo y del reciente evitero Fernando “Chino” Navarro.

Insaurralde vivió desde adentro los dos primeros años de la administración, cuando Rossi mandó no asistir a dos actos de gestión encabezados por el matrimonio Kirchner y el gobernador Felipe Solá. Pero luego de la victoria de Ella sobre la esposa de Duhalde (2005), el intendente llamó a negociar y le dio la presidencia del Deliberante a un K, militante de Navarro. Eso no acabó con las tensiones, que se prolongaron hasta la reelección de 2007, en la que Insaurralde fue otra vez como primer concejal, ya con el Frente para la Victoria. Desde ahí pudo reemplazar al intendente que renunció el 27 de octubre de 2009 por “motivos personales”.

Antes de postularse en 2011 anunció que tenía cáncer. Siguió con la campaña, superó el tratamiento y fue reelecto con el 66,16%, a 58 puntos del segundo. Así quedó posicionado para 2013, cuando fue ungido con la candidatura K a la primera diputación con la que debió enfrentar (es un modo de decir) a Sergio Massa y su flamante Frente. Insaurralde salía favorecido en la comparación de gestión con el tigrense, según un balance que hiciera Horacio Verbitsky, y así fue reconocido en su distrito y en la Tercera Sección, donde el Renovador no pudo vencer.

Insaurralde nunca mostró ánimo belicoso, incluso se fotografiaba distendido junto a su contrincante y sus parejas (ya estaba con Jesica Cirio). Para encabezar la lista de concejales apeló dos veces (2011 y 2019) a Santiago Carasatorre, quien había presidido el Concejo en tiempos de Rossi.

Asumió como diputado nacional por un año. Regresó a la intendencia en la que fue revalidado hacia 2015 (por 47,53% a 26,31% que obtuvo Gabriel Mércuri, de Cambiemos). Casi duplicó esa diferencia (59,16% a 30,13%) hacia 2019, otra vez ante el hijo de Mércuri.

La más notoria pelea que se le conoce fue con Guillermo Viñuales, su ex mano derecha y cabeza de su lista en dos oportunidades, que se fue con la oposición al tiempo que “Martín” se acercaba más a La Cámpora. Viñuales, a principios de este año, lo acusó por “el despido de 107 empleados municipales identificados conmigo, con sueldos bajos, que en algunos casos no habían hecho más que poner me gusta en Facebook”.

 

Viñuales se aleja del camporista Federico Otermín ante el impasible Insaurralde.

 

 

Insaurralde superó el contagio de coronavirus y en las PASO de 2021 eligió para encabezar la lista de concejales a Mariano Ortega Soler, su secretario de Salud (una señal en tiempos de pandemia que otros también implementaron). Con esa lista superó en diez puntos a sus contrincantes. Así llega a la Jefatura de Gabinete provincial, proveniente del segundo distrito más poblado (el que le sigue a La Matanza, de donde es la vicegobernadora Verónica Magario).

Su vicejefe de Gabinete viene del Partido de la Costa y es otro ex intendente: Juan Pablo de Jesús, quien supo acompañarlo en su intento de ser gobernador con el Grupo Esmeralda de Juan Zabaleta y Gabriel Katopodis, ex jefes comunales que actúan ya como ministros nacionales. (El Partido de la Costa es gobernado desde 2019 por Cristian Cardozo, del Frente de Todos).

 

Juan Pablo De Jesús, vicejefe de Gabinete.

 

 

Ahora, al asumir en la provincia de Buenos Aires, Insaurralde debió dejar la intendencia al orden sucesorio de la lista de concejales con la que asumió en 2019: Carasatorre (murió el año pasado), Marina Lesci (asumió), Viñuales (quien en noviembre de 2020 renunció a la banca para irse al PRO) y María Eva Limone (Cámpora).

Así, el sureño Insaurralde y el norteño Nardini coinciden en dejar sendas jefas comunales, Lesci y Noelia Correa. La provincia alcanza una cantidad histórica de ocho mujeres (el 5%) a cargo de distritos, con Mayra Mendoza (Quilmes), Marisa Fassi (Cañuelas), Mariel Fernández (Moreno), María Celia Giannini (Carlos Tejedor), Blanca Cantero (Presidente Perón) y Érica Revilla (General Arenales), la única de Juntos (vicepresidente del Comité de la UCR bonaerense), que se irá a fin de año para asumir como senadora en la Legislatura.

 

 

Noelia Correa

La nueva jefa comunal de Malvinas Argentinas vive desde los cuatro años allí, con su marido y su hijo de 20 años. Durante la adolescencia acompañó a Nardini: “Con Leo empecé a militar a los 14 años. Hacíamos mucho trabajo social, me encantaba ayudar a la gente”. A los 18 fue asesora en el Deliberante; trabajó en la Secretaría de Vivienda; fue funcionaria de Deporte en Desarrollo Social de la Nación, donde estuvo Nardini. En 2016, cuando se agravó la diabetes de Gerardo Quinteros, ella lo reemplazó como secretaria de Servicios (Unidades Locales de Gestión, poda, bacheo y limpieza).

 

Noelia Correa, jefa comunal de Malvinas Argentinas.

 

 

Electa concejal en 2019, pasa a ser la tercera persona en asumir la intendencia del joven municipio, aunque en forma interina. La licencia de Nardini fue aprobada con la sola oposición de dos ediles que responden a Cariglino.

Correa asumió el miércoles ante la mirada del jefe político de su sector, el senador Luis Vivona, quien al término de los discursos saltó de su silla para fundirse en un abrazo con ella, con Nardini y con la secretaria de Gobierno Luján Salgado, como una suerte de improvisado scrum, según describió Luis Melillo, de El Tiempo de Tortuguitas.

 

 

El scrum de Malvinas Argentinas.

 

 

Su lugar en el área de Servicios municipales será ocupado por el ex concejal José Luis Benítez, uno de los primeros que acompañó a Vivona cuando se alejó de Cariglino y armó por su cuenta. Tiene experiencia de gestión en Bromatología y, desde 2019, en Desarrollo Urbano, Control y Administración del partido de General Rodríguez.

La jefa comunal debutó con un acto al que asistió Massa, en tanto titular de Diputados, para inaugurar el Centro Industrial Panamericana 36, con una inversión de 10 millones de dólares, en predios que cuentan más de 20 hectáreas y 100.000 metros cuadrados de naves industriales.

 

Foto: QuePasaWeb.

 

 

 

Marina Lesci

En su infancia, su padre la llevó a Defensores de Banfield, club del que fue electa presidente cuando tenía 23 años, puesto que aún retiene a los 37. Como abogada, y para evitar la quiebra, en 2009 conformó una comisión que le permitió ascender a la presidencia de la Unión Nacional de Clubes de Barrio, fundada en pos de obtener una ley que los protegiera, lo que lograron en 2015. Por esa militancia fue elegida para suceder a Claudio Rial en marzo de 2020, cuando incorporó su club a la Liga Nacional de Vóley.

Por esa trayectoria, Insaurralde la convocó a la Municipalidad de Lomas como directora de Relaciones Institucionales.

Su actividad solidaria la llevó a actuar de payamédica en el Hospital Gandulfo y, hacia 2008, fue una de las fundadoras de Sur Solidario, una organización sin fines de lucro que busca ayuda para más de 850 chicos del Conurbano.

En 2019 relegó a Viñuales en la lista de ediles y, luego del triunfo, quedó a cargo de la flamante Secretaría de la Mujer, Género y Diversidad. Tras la muerte de “Beto” Carasatorre en mayo de 2020, lo reemplazó al frente del Concejo Deliberante. Desde allí pasó a insistir en ser llamada “presidenta”, en lugar del participio presidente con el que insiste Jorge Villalba, de la Coalición Cívica.

Con su nuevo destino, deja en el Concejo al vice Miguel Font. Su banca, por ahora le fue habilitada a Claudio Morell, sin consideración aun por la paridad de género.

 

Marina Lesci: «Dígame intendenta».

 

 

Otro impedimento legal con el que algunos especulan es el de la reelección limitada de los barones del Conurbano: la ley 14.836 –sancionada durante la gobernación de Eugenia Vidal– no habilita más de dos mandatos consecutivos. La oposición sospecha que en 2023 argumentarían que el segundo mandato no se cumplió en un 50%, por lo que no sería computado entero.

Lejos de ese horizonte lejano, el nuevo Jefe de Gabinete provincial se reunió con su par nacional, Juan Manzur, para coordinar acciones urgentes a implementarlas antes de fin de año. También el intendente Fernando Espinoza, de La Matanza, visitó a Manzur, quien al día siguiente le devolvió el gesto allí donde ambos habían sido secretarios del Gobierno durante la gestión de Alberto Balestrini, antes de que fuera vicegobernador.

A ese Conurbano profundo fue el Presidente de la Nación para inaugurar la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPaz), donde dejó una definición que no puede ni quiere estar exenta de lo electoral, ya que reúne todos los tópicos de este tiempo: la pandemia, la confrontación discursiva a toda costa y el doble discurso: “Nos acusan de libertinos los mismos que nos decían encerradores”.

Así transcurrirá hasta noviembre una de las campañas de resultado más incierto en los últimos años.

 

El Presidente, esta semana, en el Conurbano.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí