Salvataje para la cultura

Se suman las protestas contra el presupuesto de ciencia ficción

 

El próximo martes 16 de octubre desde las 16, referentes, trabajadores y organizaciones de la cultura realizarán una asamblea en el Centro Cultural Paco Urondo*. La reunión prevista para la organización de una jornada de protesta en vísperas del debate por la Ley de Presupuesto, incluye la entrega de un documento a la Cámara de Diputados de la Nación en donde solicitarán la convocatoria a una mesa de diálogo.

“El gobierno de Mauricio Macri está llevando a cabo un proyecto de ajuste y vaciamiento a la actividad cultural”, afirmaron en un comunicado distintos sectores de la cultura. El texto que busca aprobar el gobierno nacional admite una drástica reducción en las partidas destinadas a la cultura. Se estima que el presupuesto destinado para el año próximo caerá un 18% a valores reales.

En este contexto peligran actividades culturales en todo el país. Entre las áreas más afectadas: elimina el programa de fomento de fiestas, ferias, festivales nacionales; suprime el presupuesto destinado al mantenimiento y reparación de museos y edificios históricos; y desaparece el programa “Puntos de Cultura” por el que cientos de espacios culturales de todo el país sostenían sus actividades. Además recorta en un 88% el sostenimiento a la Orquesta Sinfónica Nacional; se reduce en un 82% el presupuesto para el Impulso a la Economía Creativa: MICA, MICSUR, MATRA, Programa Festejar y cae en un 79% el presupuesto para la promoción y apoyo a Orquestas Infantiles y Juveniles. También disminuye en un 67% el sostenimiento de la Banda Sinfónica Nacional de Ciegos y aminora en un 25% el apoyo a las Bibliotecas Populares.

El Ministerio de Cultura, degradado en Secretaría, contempla un vaciamiento que se replica en la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires. El desfinanciamiento de programas de fomento e instituciones educativas de formación artística alerta a los sectores. Asimismo, la emergencia que atraviesan las librerías, los centros culturales, las salas de teatro y las galerías de arte del sector privado y autogestivo, afectadas por el aumento de las tarifas y la caída del consumo.

“La cultura nos une y nos identifica. Representa nuestra pluralidad. Promueve el desarrollo nacional y sostiene a miles de familias que producen y difunden nuestros bienes culturales. La máxima expresión de este atentado a la cultura es el enorme recorte que propone el gobierno en la Ley de Presupuesto, redactada de acuerdo a las exigencias del FMI.”

 

* Centro Cultural Paco Urondo, 25 de Mayo 201, CABA.

 

 

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.