Segunda ola: cómo se prepara el Conurbano

Evalúan medidas para atenuar el impacto de otra avanzada de Covid-19

 

Esta semana, Axel Kicillof oyó por videoconferencia a quienes están a cargo de las zonas más populosas del país: los municipios del conurbano bonaerense.

El gobernador aportó datos: “en la provincia de Buenos Aires los contagios se duplican cada diez días. Tenemos un nivel de positivos más alto y una velocidad mayor de crecimiento de la que vimos durante la primera ola y el rebrote de enero (…) algunas causas están vinculadas a la flexibilización de protocolos y al aumento de la movilidad en el transporte público. Puede verse potenciado por las nuevas cepas. Se necesita un esfuerzo para evitar la saturación del sistema sanitario”.

En Quilmes, la zona de mayor densidad poblacional entre las capitales provincial y federal, Mayra Mendoza ya se había adelantado a cerrar todo espacio populoso. Un caso paradigmático fue el del Teatro municipal, que mandó a cerrar a sólo una semana de haber asistido a su reinauguración. En su edificio sigue en funciones el espacio INCAA de cine para nada más que diez personas por función.

Después de Pascuas, la intendenta acortó el horario de bares y restaurantes que en general sobrevivieron con las ventas a domicilio o para llevar. Redujo el horario de 19 a 0; a medianoche deben cerrar. Prohibió cualquier otra actividad entre las 2 y las 6. Incluso, que los bares atiendan adentro. Sólo pueden hacerlo con mesas sobre la vereda o la calle, para lo cual desarrolló “corredores gastronómicos” peatonales y distribuyó agentes de control. No descartó multas o cierres temporales.

Lo que es más difícil de controlar son las fiestas clandestinas, que se dan con más frecuencia cuanto más se aleja de la zona ribereña, hacia los municipios de Brown o Varela, cuyos intendentes, Mariano Cascallares y Andrés Watson, compartieron preocupaciones a la vez que propuestas de soluciones junto a los de Hurlingham, Juan Zabaleta; Avellaneda, Alejo Chornobroff; y las jefas comunales de Cañuelas, Marisa Fassi; Moreno, Mariel Fernández, y Presidente Perón, Blanca Cantero, entre otros.

El oeste y norte del conurbano no zafan de lidiar contra algunas rebeldías.

En Pilar, la Intendencia acaba de desbaratar otra fiesta clandestina, con casi dos centenares de personas sin tapabocas. Con asistencia de la Policía Bonaerense, secuestraron equipos de música, luces y bebidas alcohólicas; identificaron a los organizadores, al dueño del lugar y a los asistentes. Federico Achaval, como jefe comunal, pidió al Poder Judicial las sanciones, que prevén multas de hasta 3,5 millones de pesos.

 

El decomiso de una fiesta clandestina en Pilar.

 

Mientras un brazo reprime, otro previene. Es el caso de la vacunación.

En Tigre, por caso, el intendente Julio Zamora supervisa el dispositivo provincial por el cual más de 300 vecinos por día son inoculados en un distrito que ya vacunó a 28.000 personas. Dispuso vacunatorios de lunes a lunes entre las 8 y las 18, con un sector de pre-inoculación donde son relevados los datos de cada persona, a la que se le explica las características de la vacuna y sus posibles efectos colaterales así como su tratamiento. Luego del pinchazo, las cuidan media hora bajo techo, para descartar complicaciones.

 

Así como hay que lidiar contra los desaprensivos, tampoco la oposición ayuda con el ejemplo.

En Quilmes, el mediático cocinero Martiniano Molina, en su condición de ex intendente, está aislado luego de haber asistido a una reunión con el ex presidente Mauricio Macrì en que uno de los presentes, el legislador bonaerense Alex Campbell, diera positivo. Todos esos dirigentes habían estado apretujados y sin barbijo, como se aprecia en la imagen.

 

El diputado con Covid-19, sentado a la derecha de Macri.

 

Martiniano lo informó en sus redes, lo que motivó una irónica respuesta del ex senador Alberto De Fazio, a cargo de la comunicación de la jefa comunal.

 

 

 

En Tigre, hicieron circular datos falsos:

 

 

Las Universidades

En ámbitos más serios, como las casas de altos estudios, dispusieron medidas puertas adentro y hacia afuera.

En la zona norte, la Universidad de General Sarmiento (UNGS) funciona desde hace un mes como centro de vacunación en sus sedes de Malvinas Argentinas y de San Miguel. En el primer día, medio millar de personas recibieron su primera dosis. Los turnos se solicitan a través de vacunatepba.gba.gob.ar o de la aplicación VacunatePBA. Se asiste de lunes a domingos de 8 a 20 (los turnos están programados de 9 a 18), y se prevé que para la UNGS se den hasta agosto.

 

 

Puertas adentro, se preparan clases virtuales con presencias puntuales. Tal el caso de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) en la zona sur. Allí, el ciclo lectivo 2021 en modalidad virtual incorporará actividades académicas bimodales para materias prácticas que no pudieron desarrollarse el año pasado.

El inicio de clases virtuales está previsto hacia el 15 de abril. Este año inicia de manera virtual el Curso de Preparación Universitaria para el curso de ingreso (obligatorio, pero no eliminatorio), un primer trayecto universitario para 10.253 ingresantes. El rector Ernesto Villanueva estimó que a medida que avance la vacunación dispuesta por el gobierno “en el segundo cuatrimestre deberíamos incrementar la presencialidad”.

 

 

Violencia de género durante la cuarentena

El aumento de las tensiones intra familiares, que incluso incrementó los femicidios, es otro aspecto sobre cuyo cuidado se avanza.

El Observatorio de Violencia de Género de la Secretaría de Género, Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo bonaerense que conduce Guido Lorenzino elaboró un instructivo para víctimas o testigos.

Sugieren pedir información a un referente territorial, organización social o a la salita de salud del barrio. Acercarse al Área de Género municipal. Otras opciones son internet o el teléfono. Escribir a [email protected] o ingresar a www.gba.gob.ar/linea144

Llamar durante las 24 horas a la línea 144 para información, asesoramiento y contención. Descargar la APP de la línea 144 en el Play Store. O enviar WhatsApp al 1127716463 / 1127759047 / 1127759048 ó 2213530500.

Llamar al 911. Las fuerzas de seguridad están obligadas a permitirte circular si vas a hacer una denuncia por violencia de género. Ir a la Comisaría del barrio o a la de la Mujer; o al Juzgado de Paz o al de Familia.

Si además hay abuso sexual, violación, amenazas, lesiones, tentativa de femicidio, privación ilegítima de la libertad, desobediencia a las medidas de protección u otros, es posible ir a las Fiscalías especializadas y/o fiscalías de turno.

También se puede denunciar en www.mpba.gov.ar/denuncia, donde se consulta el correo de la dependencia judicial que corresponda. Hay una app del Ministerio de Seguridad. Después hay que ratificar la denuncia en persona ante la Fiscalía antes de los cinco días.

En cuanto a salud sexual y reproductiva, consultar al 0800-222-3444 o ir a la salita del barrio. Si necesitan acompañamiento en salud mental, llamar al 0800-222-5462, de lunes a viernes las 24 horas; o sábados y feriados de 9 a 22.

 

 

A un año de la pandemia, esta nueva etapa encuentra al país con casi el doble de víctimas de las que dejó la dictadura. Quienes discuten las cifras de entonces y las de ahora, variaron sus discursos. Ahora, al menos, algunos opositores empiezan a postear fotos con su turno de vacunación, lejos de la postura inicial “anti vacuna”. Con una velocidad proporcional a los ritmos de contagio, evolucionan algunas consciencias. Algo es algo.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí